Publicado el

Ránking | Dulce, dulce...

Ojo por ojo: 10 grandes películas de venganza

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: Acción
Alguien tiene que pagar los platos rotos

La venganza es tan vieja como el concepto de justicia y el cine se ha encargado de retratarla de multitud de formas. Una buena película de venganza es siempre una buena catarsis y la excusa perfecta para ver acción, drama y violencia bruta, aunque también es cierto que algunos justicieros son más bien discretos.

Embarcate junto a estos justicieros en 10 películas que nos llevan por un viaje reparador, con protagonistas que solo necesitan sacarse la bronca. Por que sí, alguien tiene que pagar.

  • 10
    John Wick (David Leitch, Chad Stahelski, 2014)
    John Wick (Keanu Reeves) fue alguna vez un groso de la mafia rusa, pero su vida se apagó cuando su esposa murió de cáncer. La cosa no termina ahí porque termina siendo traicionado por los suyos. Unos matones rusos entran a su casa y le roban todo. A Wick no le hace falta más excusa para desquitarse con ellos y, de paso, quitarse el dolor del corazón. Directa, audaz y salvaje, Reeves vuelve a demostrar que es de los mejores actores que tiene el género de acción.
  • 9
    Memento (Christopher Nolan, 2000)
    De desarrollo laberíntico, la narrativa de Memento es un puzle tanto para el protagonista como para el espectador. Leonard (Guy Pearce) tiene una memoria fragmentada desde que sufrió un golpe al intentar evitar el asesinato de su mujer. Desde ese entonces, no retiene muchos detalles de los hechos reciente, solo sabe que debe investigar y vengar el crimen. Para ayudarse, usa fotografías y notas que tatúa en su propia piel.
  • 8
    Gladiador (Ridley Scott, 2000)
    La épica y el drama se sienten muy vivos en Gladiador, film histórico que retrata la lucha de Máximo (Rusell Crowe) por vengarse de Cómodo (Joaquin Phoenix), hijo del emperador que esclavizó a Máximo y asesinó a su padre para asegurarse el poder. Gladiador resultó ser un espectáculo que va más allá de la comercialidad de las espadas y la lucha encarnizada en las arenas, para dar lugar a una historia fuerte y madura. Revivió el interés por la épica grecolatina en cine y se convirtió en un clásico instantáneo.
  • 7
    Munich (Steven Spielberg, 2005)
    Acá tenemos al Spielberg controvertido, como lo vimos en films como La Lista de Schindler (1993) y El Color Púrpura (1985). Este thriller político está basado en hechos reales: en la matanza de atletas durante los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972. Eric Bana encarna a Avner Kaufman, al líder de un grupo de asesinos a quien le encomendaron la misión de matar a los responsables de la masacre. Avner sabe bien cómo actúan los terroristas palestinos.
  • 6
    Hard Candy (David Slade, 2006)
    Psicológica y desesperante como pocas, la película se centra en la tortura de un presunto psicópata sexual de 32 años de mano de una adolescente menor de edad, justiciera, que solo quiere vengarse en nombre de las demás víctimas. Jeff (Patrick Wilson) y Hayley (Ellen Page) se conocen por internet y terminan tomando un café. Cuando Jeff cree haberse salido con la suya tras invitar a la joven a su casa, los roles de gato y ratón se invierten y el sadismo comienza.
  • 5
    Hombre en Llamas (Tony Scott, 2004)
    Denzel Washington se convierte en el guardaespaldas de la pequeña Dakota Fanning en este thriller de acción con algunos toques de drama. El actor interpreta a John, un ex agente de la CIA, alcohólico y perdido, que dedica su vida a ser escolta y mercenario. Nada parece tener sentido en su vida hasta que se encariña con Lupita (Fanning), una niña a quien debe proteger y que termina secuestrada. Desde ese momento, John hace todo por recuperarla.
  • 4
    Perros de Paja (Sam Peckinpah, 1971)
    Un thriller que hiela la sangre, la película es un estudio de la violencia humana y terminó levantando controversia por una escena de violación muy fuerte. David (Dustin Hoffman) es un intelectual sin muchas vueltas que se traslada a vivir al pueblo de su mujer Amy, en Gran Bretaña. El lugar es conservador y tradicional hasta la médula. No les gustan los extranjeros, mucho menos que uno de ellos se haya casado con una lugareña. El principal problema es el exnovio de Amy y sus amigotes, que reaccionan con violencia extrema. David no se queda con los brazos cruzados.
  • 3
    Vengar la Sangre (The Limey, Steven Soderbergh, 1999)
    Muy en la línea del cine negro de la década del 50 y del 60, The Limey sigue a un expresidiario inglés que acaba de salir de prisión solo para volver a meterse en el mundo del crimen. Tiene una buena razón para hacerlo: su hija murió en extrañas circunstancias y debe vengar su muerte. Para ello termina viajando a Los Ángeles y aunque recibe una paliza de bienvenida, pronto se encarga de que toda la mafia del lugar sepa de su llega y prepara un contrataque brutal.
  • 2
    Oldboy (Park Chan-wook, 2003)
    Oldboy es la más conocida de las películas que componen la Trilogía de la Venganza de Chan-wook, que incluye además Sympathy for Mr. Vengeance (2002) y Sympathy for Lady Vengeance (2005). Si bien todas tratan la venganza desde un lado sensible y humano, Oldboy es quizás la más desgarradora y oscura de las tres, terrorífica por las intenciones que retrata. Nos presenta a un ejecutivo coreano que vive secuestrado durante 15 años, sin conocer a sus captores y sin saber sus intenciones. Cuando finalmente sale libre, termina envuelto en una red conspiratoria que es más peligrosa que su vida en confinamiento.
  • 1
    Kill Bill (Quentin Tarantino, 2003 – 2004)
    La historia de venganza de una novia (Uma Thurman) que solo quiere ver muerto a su terrible novio Bill (David Carradine). Sí, el título es bien explícito, como la violencia y la sangre de las espectaculares escenas de acción, coreografiadas a gusto de Tarantino, director confesado fanático del cine oriental de artes marciales. Llega dividida en dos partes. Kill Bill Vol. 1 es más salvaje y más pochoclera; la antesala violenta para la más contemplativa (aunque no menos cómica y satírica) Kill Bill Vol. 2. Tarantino dio la pista sobre una tercera parte, esperemos que algún día llegue.

1. John Wick (David Leitch, Chad Stahelski, 2014)

John Wick (Keanu Reeves) fue alguna vez un groso de la mafia rusa, pero su vida se apagó cuando su esposa murió de cáncer. La cosa no termina ahí porque termina siendo traicionado por los suyos. Unos matones rusos entran a su casa y le roban todo. A Wick no le hace falta más excusa para desquitarse con ellos y, de paso, quitarse el dolor del corazón. Directa, audaz y salvaje, Reeves vuelve a demostrar que es de los mejores actores que tiene el género de acción.
Anterior Siguiente < >