Publicado el

Ránking | Fantasías animadas

La historia de 10 estudios de animación clásicos

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Damos un repaso por la historia de diez estudios de animación. Ponete cómodo y entrá a conocerlas

Como meros espectadores que somos, no solemos prestar demasiada atención a quienes son los responsable de algunas de nuestras series animadas favoritas o por qué lodazales debieron pasar para entregarnos los productos que hoy recordamos con tanto cariño. Desde los orígenes de las caricaturas animadas hasta nuestros días hay incontables estudios y grupos de individuos que le pusieron sudor y lágrimas a sus producciones, lo que no quiere decir que el éxito los acompañó a cada paso. No, fueron luchas y conflictos de interés esperando en cada esquina, muchas veces con finales más deprimentes de lo que nos gustaría admitir.

Hoy venimos a darle un pantallazo a diez estudios de animación que se ganaron su lugar en la industria gracias a sus múltiples aportes y a la repercusión de sus producciones, desde los primeros años de los cortos animados del cine hasta las tecnologías modernas. Pasen y disfruten de este viaje animado, sin un orden en particular.

  • 10
    Klasky Csupo (1982-presente)
    La relevancia de Klasky Csupo en la animación para televisión va mucho más allá de los traviesos Rugrats o los simpáticos monstruos estudiantes. Mucho antes de su éxito con Nickelodeon, en 1982, en una habitación sin uso del departamento de la pareja formada por Arlene Klasky y Gabor Csupo, surgía el estudio que unía sus apellidos bajo un mismo objetivo. Sus primeros trabajos consistieron en títulos para series de televisión y diseño de logos, pero quizá no sospechen cuál fue el primer gran éxito del estudio.

    En 1987 Klasky Csupo fue contactado por James Brook, de Gracie Films. Brooks le pidió al estudio la producción de los títulos animados de una nueva serie, The Tracey Ullman Show. No sólo eso, también les dio la oportunidad de producir una serie de cortos de un minutos de duración que trataban sobre las vivencias de una típica familia estadounidense. ¿Cómo se llamaba...? Los Sinfónicos; no, los Thomson; ¡No, no, "Los Simpsons", eso! Sí, Klasky Csupo fue el estudio que animó los cortos que fueron el puntapié inicial del fenómeno amarillo; y el éxito continuó cuando Fox convirtió a Los Simpsons en serie semanal, con Klasky Csupo produciendo todos los episodios de las tres primeras temporadas hasta que Fox los reemplazó por Film Roman en 1992.

    Antes de eso, sin embargo, Klasky Csupo ya había comenzado su relación con Nickelodeon, lanzando Rugrats en 1991. Luego lanzaría otro éxito con el nombre de Duckman en 1994 (esta vez para USA Network), que seguiría hasta 1997. En ese período Klasky Csupo lanza su segunda serie para Nick, "Aaahh!!! Real Monsters". También en esta época se da fin a la producción de Rugrats, pues pensaron que serían cancelados luego de los 65 episodios obligatorios que se pide para la redifusión; pero Nick vio potencial en el producto y pidió al estudio realizar algunos especiales. Estos resultaron tan buenos, que Nickelodeon renovó la serie para una nueva temporada que saldría al aire en 1997.

    Tras la cancelación de Duckman, Klasky Csupo comienza a producir The Wild Thornberrys en Nickelodeon, que se estrena en 1998. Con el paso de los años Klasky Csupo lanzaría otros favoritos de los jóvenes espectadores, como Rocket Power y As Told By Ginger.

    Llega el Décimo Aniversario de Rugrats y Klasky Csupo decide celebrarlo produciendo un especial de dos partes titulado "All Growed Up", mostrando a los personajes clásicos ahora crecidos en pre-adolescentes. La recepción del público fue lo suficientemente grande como para que Nick encargue una serie con los nuevos personajes, que se produjo entre 2003 y 2008.

    Pese a los éxitos, Nick corta relación con Klasky Csupo a mediados de 2006, alegando estar ya cansados del estilo visual característico del estudio. Ese mismo año Klasky Csupo anuncia el desarrollo de 28 pilotos animados que intentaría vender a diferentes sectores de Nick, mostrando una considerable diversidad en el estilo de cada uno.

    Ya en el 2012 Arlene Klasky y Gabor Csupo vuelven a producir, esta vez con Ollie Mongo, un comic digital; y actualmente están trabajando en RoboSplaat!, una serie basada en el personaje del logo de Klasky Csupo de 1998. Lo último que se sabe del estudio es que se estaría considerando una remake de Rugrats. ¿Volverán los bebés simpáticos y la terrible Angélica? Sólo el tiempo lo dirá.
  • 9
    Sunbow Entertainment (1980-2004)
    Quizá no les suene Sunbow Entertainment sólo de nombre, pero seguramente recordarán sus producciones. Este estudio comenzó su carrera desarrollando publicidades animadas para la línea de figuras de acción de G.I. Joe, y el éxito de estos segmentos fue tal, que el estudio se ganó el derecho de producir la serie animada hecha y derecha.

    Con animaciones aportadas por Toei Animation y AKOM, Sunbow es responsable de muchos clásicos de los '80, empezando por el ya mencionado G.I. Joe y siguiendo con Transformers, Jem and the Holograms, Inhumanoids, My Little Pony, y muchos otros. Pero Sunbow también aspiraba a realizar proyectos propios, de los que surgen Conan el Aventurero y uno que quizá recuerden más: La Garrapata.

    En 1998 el estudio es adquirido por Sony Wonder, una división de Sony Music. Luego es vendida a TV-Loonland en el año 2000. Técnicamente hablando, Sunbow Entertainment continuó produciendo series animadas hasta 2004, cuando cerró sus puertas tras hacer las primeras dos temporadas de The Cramp Twins.

    Más allá de los grándes éxitos de los '80 y algún éxito aislado de los '90 en adelante, no mucho más se puede decir de Sunbow Entertainment.
  • 8
    Walter Lantz Productions (1929-1972)
    Cuando uno piensa en Walter Lantz, piensa en Woody Woodpecker o, como lo conocemos por aquí, el Pájaro Loco, canónicamente el dibujo animado favorito de la Mafalda de Quino. Pero la historia de Walter Lantz Productions comienza mucho antes de la aparición del ave demente.

    En 1929 Universal distribuía caricaturas animadas del conejo Oswald (el que creara Walt Disney), pero la popularidad de la serie iba en declive y sus responsables actuales, Mintz y Winkler, fueron despedidos. Carl Laemmle, dueño de Universal, le cedió a Walter Lantz la responsabilidad de Oswald tras una apuesta en el póker (estas cosas solamente podían ocurrir en la década del '30, ¿okay?). Así comienza la era de Walter Lantz Productions, que se mantendría dibujando al "conejo de la suerte" hasta que la suerte lo empezara a abandonar en 1931, cuando los problemas financieros empezaban a saltar de cada baldosa que pisaba. La situación llamaba para crear nuevos personajes. Así nace Pooch the Pup, un simpático perrito que, a la par de Oswald, reflejaba en la pantalla grande las realidades de la depresión económica que se le venía encima al país.

    A mediados de la década del '30 y con las deudas apretándole el cuello, Universal le da una patada a Laemmle y pone en su lugar a John Cheever Cowdin, lo que impulsa a Lantz a pedir que su estudio se vuelva independiente; petición que Universal acepta. Es entonces que Walter se ve en la necesidad de crear nuevos personajes, ya que la popularidad de Oswald se va a pique. Varios intentos fallidos más tarde, Andy Panda hace su debut en 1939 con el corto Life Begins for Andy Panda, que resulta ser un éxito.

    Entonces llega el tumultuoso año 1940, con Universal mirando con malos ojos al estudio de Lantz por su aplicación de Technicolor en sus cortos animados, que le daban mayor calidad que sus propias producciones. Así, Universal le quita su apoyo al estudio independiente de Walter, que se ve en una dificultad financiera de la que consigue salir del problema con el lanzamiento de Crazy House, su primer corto totalmente independiente. Esto calma las aguas en su relación con Universal, y justo a tiempo, porque 1940 también es el año de la primera aparición de Woody, el Pájaro Loco. El éxito de Woody es inmediato y en 1941 se gana su propia serie de cortos animados.

    Todo parece ir relativamente bien durante los años siguientes, hasta que llega 1947 y Lantz se encuentra con un problema al renegociar su contrato con Universal: la nueva gerencia le exige derechos de merchandizing de los personajes de Lantz, a lo que Walter se niega y abandona el estudio. Durante los dos años siguientes lanzará doce cortos mediante United Artists, en los que se destaca una mejora en las animaciones, aunque también se destaca el final de la era de Andy Panda, cuya popularidad estaba en las últimas.

    Debido a un nuevo revés financiero a causa de las políticas de United Artists, Lantz se ve en la necesidad de cerrar temporalmente su estudio a fines de 1948 hasta poder saldar unas deudas. En este período buscó fortuna en los estudios de Europa, pero la situación post-guerra no lo favoreció, debiendo regresar a Norteamérica, abriendo nuevamente las puertas de su estudio en 1950, enfocándose una vez más en Woody.

    Lantz y Universal sabían que la industria del cine le estaba dando cada vez menos interés a las producciones animadas, así que el esfuerzo debía enfocarse en la industria televisiva, aunque Lantz no estaba totalmente convencido del nuevo medio. Así llegamos a 1957 con el lanzamiento de The Woody Woodpecker Show, que además de las secuencias animadas incluía segmentos live-action en los que se mostraba el proceso de animación, lo que fue un toque original que gustó mucho al público. Pese a todo, Walter Lantz cerró su estudio en 1972, alegando que en la situación económica de aquel entonces era imposible producir caricaturas y mantenerse en el negocio. Es lo que hay.
  • 7
    Sullivan Bluth Studios (1985-1995)
    Técnicamente Don Bluth, reconocido animador, creó su primer estudio tras abandonar Disney junto a un puñado de compañeros, allá por 1979. En aquel entonces el estudio se llamaba Don Bluth Productions y consiguieron hacer varios productos de interés, como su primera producción para cines, Banjo the Woodpile Cat, un corto animado para una secuencia del musical Xanadu, y la aclamada película de culto, The Secret of NIMH. El problema es que las películas no recaudaban lo suficiente y la huelga de animadores de 1982 le afectó directamente, así que aquel primer estudio se fue a la lona por bancarrota.

    Ahora bajo el nombre de Bluth Group, el estudio probó suerte con animación para un videojuegos, lo que resultó en las aventuras animadas interactivas de Dragon's Lair y Space Ace. Por desgracia, el declive de la industria de los videojuegos de 1983/1984 le cayó justo cuando estaba preparando las animaciones de Dragon's Lair II: Time Warp, así que el estudio volvió a irse a la bancarrota otra vez. Es entonces que aparece en escena Morris Sullivan, ejecutivo y entusiasta de la animación tradicional, quien vio el enorme potencial de Bluth y compañía y decidió aportar a la causa con su conocimiento del mundo de los negocios. El nuevo estudio se llama Sullivan Bluth y abren sus puertas en 1985, en la ciudad de Van Nuys, California. Ya de entrada se encuentran con un interesantísimo proyecto de parte de Steven Spielberg, y así nace el concepto de lo que terminaría siendo An American Tail (el del ratoncito Fievel), que resultó ser un exitazo de taquilla.

    Durante la producción de An American Tail Sullivan hizo planes para mudar el estudio a Irlanda y así aprovechar los beneficios económicos de producir en aquel país. Tras esta mudanza el estudio puso manos a la obra en su nuevo proyecto: The Land Before Time, otra vez con el apoyo de Spielberg y ahora además con algunas sugerencias de parte de George Lucas. Debido a varios inconvenientes y contratiempos, la aventura del dinosaurio Piecito no llegó a las pantallas de cine hasta 1988, ganándose las buenas críticas del público y convirtiéndose en la película que más recaudó... si no fuera porque la compañía del Ratón los superó en la taquilla con su película Oliver & Company.

    Entre 1987 y 1989 Sullivan Bluth Studios hacen planes de expansión e intentan aumentar su diversificación a otros géneros, como las producciones live-action, pero una propuesta de Goldcrest Films para producir tres nuevas películas pone esos planes en espera. Hacia finales de 1988 el estudio entra en producción de All Dogs Go To Heaven (Todos Los Perros Van Al Cielo), que es completada un año más tarde... y una vez más, el Ratón les jugó en contra, porque tuvo la simpática idea de estrenar "La Sirenita" ese mismo año. Al menos Bluth puede jactarse de que "Todos los Perros..." fue una de las películas más vendidas en cuanto salió su versión en video.

    Durante la producción de su siguiente película, Rock-a-Doodle, Sullivan Bluth Studios se encontraron con nuevas dificultades económicas, empeoradas por el hecho de que Goldcrest Films retirara su apoyo financiero en vista de las recaudaciones del film previo. Rock-a-Doodle se estrenó en 1992 con pésimas recaudaciones. El estudio queda con tres películas animadas a media producción: Thumbelina, A Troll in Central Park, y The Pebble and the Penguin. Consiguen inversores para terminar las tres producciones, pero lamentablemente las tres películas fueron un fracaso. Tras el triple de desgracias, Don Bluth y equipo cierran Sullivan Bluth Studios (en aquel entonces Don Bluth Entertainment) 1n 1995 y pasan a trabajar para Fox Animation Studio, donde aportarán sus talentos a películas como Anastasia y Titan A.E.

    Ah, y Fox Animation Studio cerró sus puertas tras el lanzamiento de Titan A.E.. Ya saben, por si querían otra cucharada amarga.
  • 6
    DePatie-Freleng Enterprises (1963-1981)
    DePatie-Freleng Enterprises, también conocida como "DFE Films", era un estudio de cortos para cine, diseño de títulos para películas, series animadas y comerciales televisivos, entre otros. Es fundada en 1963 por dos ex-empleados de Warner Bros. Cartoons, Friz Freleng (director, compositor, productor) y David DePatie (ejecutivo) luego de que Warner cerrara su estudio de animación.

    Blake Edwards, director, contactó a DFE para encomendarles el diseño de una pantera caricaturizada para su nueva película, "La Pantera Rosa". El diseño que todos conocemos y amamos también gustó muchísimo a Edwards, quien pidió a DFE realizar una introducción de títulos animada para la película. El interés del público fue definitivo, al punto que DFE sacó provecho de la situación y se puso en campaña para producir la serie animada del personaje que incluiría un centenar de episodios para pasar por cine y la televisión.

    En 1964 Warner Bros. se contacta con DePatie y Freleng para producir nuevas caricaturas de Looney Tunes y Merrie Melodies para la televisión. Ese mismo año DFE recibe su primer y único premio Oscar de manos del primer episodio de la Pantera Rosa, "The Pink Phink". Recibirían otra nominación en 1967 por "The Pink Blueprint". Muchos otros personajes vendrían a formar parte del catálogo de DFE. Cercanos a la Pantera Rosa tuvimos, en 1965, al Inspector, un émulo del Clouseau de las películas que dieron origen al felino rosado; y la Hormiga y el Oso Hormiguero, la clásica historia de persecución entre Presa y Cazador.

    Algunas de las más notables producciones del estudio fueron los especiales animados de clásicos del Doctor Seuss, con The Cat in the Hat (1971) y The Lorax (1972) como sus mejores exponentes. DFE realizó otros especiales con personajes del Doctor Seuss, pero ya sin tanto éxito. En la segunda mitad de la década del '70 DFE comienza a sufrir problemas financieros a causa de los costos de producción y animación por la inflación. Debido a esto, Freleng y DePatie le venden el estudio a Marvel Comics, que le cambia el nombre a Marvel Productions.

    Resumiendo: la Pantera Rosa podría aparecer en los Avengers. Total, ya tienen una Pantera Negra. ¿Qué les cuesta?
  • 5
    Spümcø (1988-2005)
    Si el nombre les hace pensar que este es un estudio de animación perdido en algún recóndito rincón de Europa, se equivocaron. Spümcø surge en Los Angeles, California, del grupo formado por Bob Camp, Jim Smith, Lynne Naylor y el mismísimo John Kricfalusi, así que ya se imaginan por dónde viene la mano. Agobiados por la posición de las productoras en lo que respecta a "dibujos animados de autor" (en lugar de dibujos animados creador por ejecutivos para vender productos) en la década de los '80, estos cuatro individuos se unen para formar el estudio en 1988. Para su inmensa fortuna, a los pocos meses el canal de programación infantil, Nickelodeon, anuncia que está buscando nuevos dibujos animados, y Spümcø salta a la primera oportunidad con un puñado de ideas para ofrecer a Nick. Una de ellas, Ren & Stimpy.

    Las irreverentes aventuras del perro chihuahua y su compañero felino aparecen en la pantalla de Nickelodeon en 1991, volviéndose un clásico de culto pero empezando a rozar con Nick por el contenido y temática de los episodios, por lo que eventualmente comienzan a censurarlos. Los roces se vuelven mayores contra el propio John Kricfalusi, que no parece querer respetar los límites de tiempo establecidos para la entrega de nuevo material. Termina siendo despedido en 1992 y las culpas vuelan de aquí para alá, con Kricfalusi alegando que Nickelodeon siempre estaba cambiando las reglas de lo que se podía y no se podía hacer.

    En 1997 Kricfalusi se pone a cargo de un video musical para el tema "I Miss You", de Björk. La intérprete gustaba del estilo de John y le había sugerido la idea del video en un concierto, a lo que Kricfalusi aceptó. El video musical resultante fue un éxito que le valió a Spümcø un Premio Annie por Mejor Corto Animado. Ese mismo año Spümcø lanza si sitio web destinado a ofrecer animación a pedido, sin censuras de parte de las productoras. Así nace la primera serie web animada: The Goddamn George Liquor Program, protagonizada por el homónimo George, que ya habíamos conocido en episodios de Ren & Stimpy. Esta serie le valió otro Annie por Logro en Producción Animada interactiva.

    En 1999 llega la segunda serie animada web de Spümcø, Weekend Pussy Hunt, aunque solamente dura doce episodios, menos cuatro que no llegan a terminarse por problemas de presupuesto. También es en 1999 cuando Spümcø comienza a producir algunos especiales para Adult Swim en Cartoon Network. El primero de ellos, Boo Boo Runs Wild, toma los personajes clásicos de Yogi y Bubu y los pasa por el filtro de Kricfalusi. El resultado es... muy Ren & Stimpy y no necesariamente apto para estómagos delicados.

    Algunos años y varias producciones menores más tarde, en el 2003, se estrena el regreso de Ren & Stimpy bajo el subtítulo Adult Party Cartoon. Básicamente, es Ren & Stimpy pero sin restricciones creativas, y aquí estuvo más claro que el agua que al simpático de John K. había que meterle trabas cada dos metros, porque de los seis episodios planeados para esta etapa de Ren & Stimpy solamente llegan a estrenarse tres de ellos. Ren & Stimpy: Adult Party Cartoon es cancelado ese mismo año, aunque luego se lanzaría un DVD con todos los episodios sin censura (incluyendo los tres que no se transmitieron). Todavía en el tumultuoso 2003, Spümcø co-produce un videojuego, "Go! Go! Hypergrind", que luego sería publicado por Atlus.

    A mediados de 2005 John Kricfalusi cierra Spümcø tras problemas legales en el sistema de justicia de Canadá. Y parece que ahí quedó la cosa...

    ...Ah, no, en 2016 John anunció que iba a reabrir el estudio, ahora llamado Spümtwø, y que planea hacer un corto de Ren & Stimpy para mostrar previo a la tercera película de Bob Esponja. Perseverante, el tipo.
  • 4
    Ruby-Spears (1977-1996)
    Comenzando como editores de sonido para Hanna-Barbera, Joe Ruby y Ken Spears pasaron luego a escribir para algunas de las series del estudio, como Space Ghost. Se destaca que en 1969 se les pide desarrollar una serie de misterio animada, y el resultado es... Scooby-Doo. Sí, estos dos son los responsables de una de las series más icónicas de la televisión animada. Esto es muy interesante al ver la lista de lo que Ruby-Spears, el estudio fundado por la dupla en 1977, fue haciendo a lo largo de su carrera.

    Entre sus diversas producciones encontramos la serie animada de Plastic Man, una serie protagonizada por Mister T. (sí, ESE Mister T.) y la versión de 1983 de Alvin y las Ardillitas. Uno de los más interesantes para nosotros, malditos nerds, es "Saturday Supercade", un show de segmentos animados que presentan episodios basados en personajes clásicos de videojuegos, como Frogger, Donkey Kong, Donkey Kong Junior, Pitfall Harry, Space Ace y hasta Q*bert. Pero entonces llega el año 1986 y aparecen Los Centuriones (¡Sorpresa!), las series animadas de Rambo y Chuck Norris (¡Doble sorpresa!) y hasta una co-producción con Ashi Productions: Mega Man (¡Sorpresa Plus Infinito!).

    En 1981 Ruby-Spears es vendido a Taft Broadcasting, para luego pasar a manos de Turner Broadcasting, y finalmente es absorbido por Time Warner en 1996, cuando Ruby-Spears cierra sus puertas.
  • 3
    Fleischer Studios (1929-1942)
    Uno de los pioneros de la animación, el estudio de los hermanos Max y Dave Fleischer técnicamente cobró vida en 1921 como Inkwell Studios. El estilo de Fleischer, gracias a los aportes del animador Dick Huemer, se definió como una animación fluida, usualmente con elementos y conceptos abstractos. Fleischer Studios comenzó en la época del cine mudo con pequeños cortos animados que eran la contraparte de Disney en conceptos de temática, ya que solían utilizar surrealismo, humor negro y hasta temas adultos.

    La llegada del cine sonoro le dio a Fleischer Studios la oportunidad de adentrarse en la nueva tecnología, y gracias a algunas innovaciones del propio Max Fleischer se consiguieron resultados interesantes. De aquí surgen las primeras animaciones con audio del estudio, lo que termina con la presentación de cierto personaje icónico en el corto animado "Dizzy Dishes" de 1930: Betty Boop. El personaje causó furor entre el público y Paramount alentó a Fleischer a producir más cortos con el personaje, que pronto se ganaría su nombre y, eventualmente, su propia serie.

    En 1933 aparece otro éxito con la primera aparición animada de Popeye el Marino. Fleischer consigue la licencia para desarrollar cortos con el personaje y el éxito es inmediato, volviéndose la serie más popular del estudio al punto que supera los trabajos de Disney. De aquí surgen tres episodios clásicos, cada uno con un promedio de 17 minutos: Popeye the Sailor Meets Sindbad the Sailor (1936), Popeye the Sailor Meets Ali Baba and His Forty Thieves (1937) y Popeye the Sailor Meets Aladdin's Wonderful Lamp (1939); todos ellos recibiendo buenas críticas, pero también sufriendo un poco ante los trabajos de Disney, entre los que se incluían la primera película animada a todo color, Blanca Nieves y los Siete Enanos.

    Hacia 1936 Fleischer Studios estaba en su mejor momento, con cuatro series y más de cincuenta producciones anuales. El fenómeno de Popeye hace que Paramount exija más, lo que hace que Fleischer se ve obligado a expandirse más. El problema es que esto acarreó inconvenientes de trabajo, lo que culmina con una huelga en 1937, la primera ocurrida en el ambiente cinematográfico.

    Justo cuando el estudio se estaba preparando para mudarse a Miami (Florida), Paramount les exige una película animada para la Navidad de 1939. Dicho film resultó ser "Los Viajes de Gulliver" y, pese a haberse excedido en el presupuesto y ser proyectado en una cantidad limitada de cines, se llevó más de 3 millones de dólares de taquilla. Pese a todo esto, había problemas internos en el estudio. Los hermanos Fleischer se estaban peleando, en parte debido a la presión de la realización de esta nueva película y, por otro lado, cuestiones íntimas. Los hermanos Fleischer dejaron de hablarse a principios de 1940, con Dave tomando el control de la producción y con Max delegado a negociar e investigar. El estudio necesitaba un nuevo éxito, pero no tenía suerte, siendo Popeye el único que los mantenía a flote.

    Finalmente, el estudio consigue los derechos para realizar la primera serie animada de Superman. La primera producción tuvo el presupuesto más alto para un trabajo del estudio (U$50.000) y fue nominado a un premio Oscar luego de una exitosísima repercusión... que llegó demasiado tarde, porque los problemas financieros de Fleischer Studios se habían incrementado. Hacia mediados de 1941, Paramount demanda a Fleischer las deudas de producción, y termina absorbiendo el estudio luego de que la nueva película, Mr. Bug Goes to Town, fuera recibida con buenas críticas pero rechazada por los cines.

    En 1942 Paramount forma una nueva compañía, Famous Studios, como sucesora de Fleischer Studios. Fin.
  • 2
    Filmation (1963-1989)
    Norm Prescott, Hal Sutherland y Lou Scheimer la tuvieron que remar en dulce de leche durante casi toda la vida útil de Filmation, e incluso desde antes de la fundación del estudio. Scheimer y Sutherland habían trabajado juntos en algunas producciones de Larry Harmon Pictures hasta que ese estudio cerró, por lo que luego pasaron por True Line, donde conocieron al tercer miembro del equipo, Norm Prescott. Eventualmente abandonaron True Line y realizaron algunos trabajos de publicidad, dando inicio a Filmation, nombre elegido porque "hacíamos films y animación".

    Técnicamente los primeros productos de Filmation fueron las series de Rod Rocket y La Vida de Cristo (sí, una caricatura religiosa), pero el primer proyecto "posta" iba a ser una secuela animada de El Mago de Oz, titulada "Viaje de Regreso a Oz". Pese a que ya tenían casi todo listo para la película, algunas dificultades financieras forzaron a Filmation a posponer el proyecto por ocho añitos. Mientras tanto, el estudio se enfocó en la producción para televisión, aunque más allá de trabajos de publicidad, ninguno de los proyectos para series parecían gustare a los ejecutivos... hasta que llegó DC Comics y les sugirió hacer una serie con Superman. "Las Nuevas Aventuras de Superman" se estrenó en 1966 y fue uno de los primeros hitos del estudio, quienes siguieron la racha con otros superhéroes (Superboy, Aquaman). Dos años más tarde, en 1968, les llega un nuevo éxito bajo el nombre de "El Show de Archie", basado en el comic homónimo.

    A partir de los años '70 Filmation expande su catálogo con una variada cantidad de shown animados y series live-action. De esta década se destaca "Fat Albert and the Cosby Kids", una serie animada desarrollada junto a Bill Cosby, quien le daría voz a algunos de sus personajes. La serie animada de Star Trek surge de este período, agraciada por los aportes de escritores de la serie live-action. Más interesante aún es la primera aparición de "Los Cazafantasmas", una serie live-action de 1975 en el que dos investigadores paranormales y su compañero gorila (un tipo disfrazado de mono, vamos) resuelven misterios fantasmales.

    Pero es en los '80 que Filmation consigue sus series más memorables e, irónicamente, su deceso como estudio. En este período tenemos la llegada de He-Man y los Amos del Universo y She-Ra: La Princesa del Poder, que no necesitan ningún tipo de presentación; pero también está el interesantísimo caso de la serie animada de "Los Cazafantasmas", que se hizo basada en la serie live-action de 1975 y específicamente para aprovechar el éxito de la película de Los Cazafantasmas que todos conocemos y amamos. Finalmente, la última serie de Filmation viene con el nombre de BraveStarr en 1987.

    Los estudios Filmation fueron siendo vendidos un par de veces entre 1969 y 1989. En 1969 fueron adquiridos por la Corporación TelePrompTer, para luego pasar a manos de Westinghouse Electric en 1981. En 1989 Westinghouse cerró el estudio, un día antes de que entrara en práctica una nueva ley que exigía que las compañías le den a sus empleados dos meses de aviso previo a una terminación masiva. La verdad, un estudio que anduvo a las patadas.
  • 1
    Hanna-Barbera (1957-2001)
    Agárrense fuerte, que de Hanna-Barbera tenemos mucho que decir, así que vamos a tratar de resumir un poco. El estudio de animación es fundado en 1957 por Joseph Hanna y William Barbera luego de haberse conocido y trabajado para Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) desde 1939 y teniendo en su historial la creación de Tom y Jerry y algunos otros cortometrajes clásicos. Previo a su salida de MGM y ya pensando en su futuro como estudio de animación, William y Joseph desarrollaron el concepto de "The Ruff and Reddy Show", una serie de cortometrajes animados apuntados a la televisión (recordemos que en aquellos tiempos los cortometrajes animados eran para el cine). La serie es finalmente producida gracias al apoyo de un compañero de trabajo de Joseph y William, y así nace H-B Enterprises.

    En 1958 Hanna-Barbera lanza su segundo producto, el Show de Huckeberry Hound, del que surgen varios personajes clásicos, especialmente el mencionado Huckleberry Hound y el Oso Yogi. El éxito del nuevo programa es indiscutible, al punto que el estudio gana el primer Emmy en la categoría de Grandes Logros en Programación Infantil. De aquí en adelante Hanna-Barbera comienza una rápida expansión, captando la atención de prometedores escritores, animadores y dibujantes, volviéndose un líder en la producción de animación para televisión. Pero lo mejor estaba por venir, porque en 1960 aparece por primera vez un dibujo animado en el tan codiciado horario central de la grilla de programación. ¿El título del programa? "Los Picapiedras", que causaron un inusitado furor que le valió seis temporadas a la serie y toneladas de prestigio para el estudio.

    Durante la década del '60 Hanna-Barbera ve una impresionante expansión en todos sus frentes. Las series animadas y personajes clásicos se multiplican con la aparición de Don Gato, Magilla Gorila, Jonny Quest, la Hormiga Atómica, el Fantasma del Espacio, Birdman, los Autos Locos y, finalmente, las aventuras de Scooby-Doo. Además, en este período surge la serie de los 4 Fantásticos. Ya para comienzos de la década del '70 Hanna-Barbera prácticamente controla la grilla de programación infantil, y continúa lanzando munición pesada con nuevos productos: Josie y las Gatimelódicas, el show de Pebbles y Bam-Bam, el show de los Superamigos y hasta la serie animada de Godzilla.

    Pero algunas grietas empezaban a aparecer en la producción de Hanna-Barbera. El presupuesto de producción de los cortos animados para televisión era poco menos del 10% de lo que se otorgaba para un corto cinematográfico, por lo que el estudio tenía que improvisar como pudiera. Así nacieron algunas técnicas y trucos para ahorrar billetes por aquí y recortar esquinas por allá, entre los que se destacan la "animación limitada" (cuando la mayor parte del personaje se mantiene estática mientras solamente una parte del cuerpo es animada; usualmente la cabeza) y la reutilización de animación para ganar tiempo y ahorrar platita, por ejemplo, la animación de personajes corriendo con un escenario infinito de fondo.

    Entre 1980 y 1990 Hanna-Barbera empezó a perder impulso, pese a un prometedor inicio de la década con el lanzamiento de Los Pitufos, la serie animada basada en los populares personajes del comic de Peyo. Esta serie fue un verdadero éxito y se ganó los laureles a lo largo de nueve temporadas. Sin embargo, hacia finales de la década H-B se vio afectada por problemas financieros, y hacia 1990 tenían varias deudas a saldar. Fue en 1991 que H-B fue comprada en iguales proporciones por Turner Broadcasting y el Fondo de Inversión Apollo con el objetivo de crear una emisora de televisión específicamente apuntada a los niños. Entraron nuevos animadores al estudio, entre los que se destacan Genndy Tartakovsky, Craig McCracken, Seth MacFarlane y Butch Hartman, entre otros.

    El estudio cambia de nombre a Hanna-Barbera Cartoons en 1992, al tiempo que Turner comienza a transmitir un nuevo canal de televisión: Cartoon Network, que aprovecha para re-transmitir toda la librería de Hanna-Barbera. Además, Turner enfoca la atención de H-B en producir contenido exclusivo para Cartoon Network, lo que termina por generar What A Cartoon! en 1995, una iniciativa de animación original de la que nacen verdaderos clásicos modernos (Las Chicas Superpoderosas, El Laboratorio de Dexter, etc).

    Luego de una mudanza en 1998, Hanna-Barbera produce su último dibujo animado ("The Mansion Cat", con Tom & Jerry) en el año 2001, tras lo cual Hanna-Barbera es absorbido por Warner ese mismo año. De aquí en más el nombre Hanna-Barbera es reemplazado por el logo de Cartoon Network en los nuevos trabajos. Hanna-Barbera se mantiene sólo de nombre como una unidad del departamento de animación de Warner, aunque dicen por ahí que se está planeando un Universo Compartido al estilo de Marvel, pero con personajes de H-B. ¿Será?

    Ah, y Joseph y William fallecieron en el 2001 y 2006 respectivamente, por si querían algo más bajón.

1. Klasky Csupo (1982-presente)

La relevancia de Klasky Csupo en la animación para televisión va mucho más allá de los traviesos Rugrats o los simpáticos monstruos estudiantes. Mucho antes de su éxito con Nickelodeon, en 1982, en una habitación sin uso del departamento de la pareja formada por Arlene Klasky y Gabor Csupo, surgía el estudio que unía sus apellidos bajo un mismo objetivo. Sus primeros trabajos consistieron en títulos para series de televisión y diseño de logos, pero quizá no sospechen cuál fue el primer gran éxito del estudio. En 1987 Klasky Csupo fue contactado por James Brook, de Gracie Films. Brooks le pidió al estudio la producción de los títulos animados de una nueva serie, The Tracey Ullman Show. No sólo eso, también les dio la oportunidad de producir una serie de cortos de un minutos de duración que trataban sobre las vivencias de una típica familia estadounidense. ¿Cómo se llamaba...? Los Sinfónicos; no, los Thomson; ¡No, no, "Los Simpsons", eso! Sí, Klasky Csupo fue el estudio que animó los cortos que fueron el puntapié inicial del fenómeno amarillo; y el éxito continuó cuando Fox convirtió a Los Simpsons en serie semanal, con Klasky Csupo produciendo todos los episodios de las tres primeras temporadas hasta que Fox los reemplazó por Film Roman en 1992. Antes de eso, sin embargo, Klasky Csupo ya había comenzado su relación con Nickelodeon, lanzando Rugrats en 1991. Luego lanzaría otro éxito con el nombre de Duckman en 1994 (esta vez para USA Network), que seguiría hasta 1997. En ese período Klasky Csupo lanza su segunda serie para Nick, "Aaahh!!! Real Monsters". También en esta época se da fin a la producción de Rugrats, pues pensaron que serían cancelados luego de los 65 episodios obligatorios que se pide para la redifusión; pero Nick vio potencial en el producto y pidió al estudio realizar algunos especiales. Estos resultaron tan buenos, que Nickelodeon renovó la serie para una nueva temporada que saldría al aire en 1997. Tras la cancelación de Duckman, Klasky Csupo comienza a producir The Wild Thornberrys en Nickelodeon, que se estrena en 1998. Con el paso de los años Klasky Csupo lanzaría otros favoritos de los jóvenes espectadores, como Rocket Power y As Told By Ginger. Llega el Décimo Aniversario de Rugrats y Klasky Csupo decide celebrarlo produciendo un especial de dos partes titulado "All Growed Up", mostrando a los personajes clásicos ahora crecidos en pre-adolescentes. La recepción del público fue lo suficientemente grande como para que Nick encargue una serie con los nuevos personajes, que se produjo entre 2003 y 2008. Pese a los éxitos, Nick corta relación con Klasky Csupo a mediados de 2006, alegando estar ya cansados del estilo visual característico del estudio. Ese mismo año Klasky Csupo anuncia el desarrollo de 28 pilotos animados que intentaría vender a diferentes sectores de Nick, mostrando una considerable diversidad en el estilo de cada uno. Ya en el 2012 Arlene Klasky y Gabor Csupo vuelven a producir, esta vez con Ollie Mongo, un comic digital; y actualmente están trabajando en RoboSplaat!, una serie basada en el personaje del logo de Klasky Csupo de 1998. Lo último que se sabe del estudio es que se estaría considerando una remake de Rugrats. ¿Volverán los bebés simpáticos y la terrible Angélica? Sólo el tiempo lo dirá.
Anterior Siguiente < >