Publicado el

Analisis | Análisis de cómics

ANÁLISIS: “Inhumans Prime #1”

Volver a la home

Por: Germán Perrotta

Marvel intenta darle chapa a estos oscuros personajes…una vez más.

Desde hace unos cuantos años la editorial está tratando de que los inhumanos cobren un papel central dentro de sus cómics y no porque los amen, sino porque Fox tiene los derechos de los mutantes.


Varios guionistas pasaron por sus títulos, entre ellos Charles Soule, quien trató de crear nuevos personajes más allá de los que aparecieron allá por los años sesenta dentro de las historias de Jack Kirby y Stan Lee. Para la desgracia de Marvel, los protagonistas nunca terminaron de enganchar y fue por ese motivo que a fines del año pasado nos brindaron el enfrentamiento con los X-Men en un intento de hacer que los lectores se preocupasen un poco más por ellos.

En esta ocasión, el guionista Al Ewing, junto a los dibujantes Ryan Sook y Chris Allen, tienen la difícil tarea de sacar a los inhumanos de la sombra de los mutantes después del último evento que sacudió su statu quo. Aquí, los autores (en especial Ewing) sufren el mismo problema que tuvieron todos los anteriores, deben presentar a los protagonistas por enésima vez porque no tienen chapa. Imaginen que la más popular es Kamala Khan, quien fue creada lejos de la mitología clásica de los personajes que debutaron en las historias de Fantastic Four. Es por eso que el escritor decide tomar una fórmula parecida a la que aplicaron en House of M, reducir la cantidad de inhumanos. No lo hace a través del exterminio como en ese evento, sino que decide focalizarse en los que ya existen y el evento Inhumans vs X-Men lo ayuda en ese propósito, ya que la especie no va a florecer tan fácilmente sin la existencia de las Nubes Terrigen.

El número arranca con Noh-Varr a.k.a. Marvel Boy, un kree (la raza responsable de la creación de los inhumanos) que viene de un universo paralelo y se da cuenta de que los de esta Tierra no tienen idea cómo es que funciona ni qué es el Terrigen, un misterio muy bien planteado por Ewing porque creo que tampoco fue explicado en el pasado de los personajes. De ese momento, pasamos al protagonizado por Triton, Lineage, The Unspoken y Maximus, quienes se encuentran exiliados y caminan por el desierto. Y una vez más, Maximus Boltagon, el hermano de Black Bolt vuelve a demostrar por qué es el más interesante de todos ellos. Al ser una mezcla de Loki y el Joker, cuando un buen escritor pone las manos en él, nunca se sabe con qué idea podemos llegar a encontrarnos. En esa travesía, aparece Karnak para llevarlos con los demás para ser juzgados. En esos momentos hay buenas escenas de acción y una gran splash page para encuadrar a cargo de Ryan Sook.

A partir de ahí, EL BODRIO ETERNO y el arte que no se condice con el que habíamos visto al principio. Lo que sucede a continuación tiene como fin establecer diferentes plots que se irán resolviendo en los futuros números y lo único importante es la disolución de la monarquía y la conversión de su gobierno en una democracia. No es entretenido y no porque esté mal planteado, sino porque no tenemos una conexión de añares con los personajes como para que nos interese. Además los dibujos de Chris Allen no acompañan para nada porque desentonan muchísimo con los de Ryan Sook.

Para resumir, Inhumans Prime no funciona como un gran #1 porque si no están al día con los hechos sucedidos en los últimos años con los personajes no van a entender nada. Es un armado de tablero para el futuro en sus distintos cómics, unos que no sé cuánto pueden llegar a durar.

Veredicto 5 de 10.