Publicado el

Ránking | Aquello que fuimos

10 programas argentinos inspirados en éxitos del pasado

Volver a la home

Por: Cecilia Bona

Tags: TV Argentina
No sólo de recuerdos vive el hombre, aunque los creativos un poquito sí.

Tomar una idea para refrescarla puede ser un buen plan para encarar un nuevo show televisivo. Sin embargo, esta premisa avanza en la delgada línea trazada entre la inspiración y el plagio.

La historia de la pantalla nacional puede dar fe de ello ya que desde sus incios se dio de comer a sí misma con reediciones y sentidos "homenajes" con mucho olor a imitación. 

Aquí rescatamos a 10 "rescatadores" de éxitos del pasado, quienes supieron revivir (a veces con buen tino y otras directamente para el olvido) producciones que habían resultado y las transformaron en nuevos ciclos y formatos. 

Antes de desearles que disfruten el top, les proponemos dejarnos en los comentarios aquellas emisiones que pudieron habérsenos pasado por alto. Y si les hicimos dar cuenta de alguna imitación que no sabían, cuéntennos también. 

  • 10
    Ritmo de la Tarde (Ritmo de la Noche)
    Si alguien se acuerda de que existió “Ritmo de la tarde” es porque alguna vez hubo un “Ritmo de la noche”. Lo que por ahí no todos tienen en sus memorias es que ambos ciclos convivieron en la pantalla de Telefe en el verano de 1991. La edición nocturna era un show dominical para ver durante la cena con la conducción del ya consagrado Marcelo Tinelli y su troup. En cambio, el vespertino estaba en manos de Ricky Maravilla y, aunque intentaba parecerse a su hermano mayor con juegos y premios, no tuvo chances. Con el final del verano, el show fue levantado.
  • 9
    Atrapando Ilusiones (Atrévase a Soñar)
    Canal 9 venía flojo de figuras en 1987. Sus competidores habían logrado llevarse a sus estrellas y la solución de Alejandro Romay fue contratar a Heber Hugo “Berugo” Carámbula para conducir “Atrévase a soñar”. El ciclo era principalmente un concurso para mujeres con premios simples como aspiradoras y juegos fáciles como el de la memoria. El éxito le dio vida hasta 1991, cuando se despidió Martín Fierro incluido. La anécdota que nos compete es el show casi calcado que en 1988 produjo Telefe. Con la conducción de Chico Novarro, “Atrapando ilusiones” quiso pelearle una porción de audiencia a Berugo, pero no le fue nada bien. El programa terminó pocas semanas después de ser lanzado y no queda de él ni una foto en Google. Así que, salió Berugo, muchachos.
  • 8
    Dueños de la Cocina (Masterchef)
    No es lo mismo tener la llave de la cocina que ser el que salpimenta el pollo. Digamos que así de sutil fue la diferencia entre los ciclos de Telefe emitidos entre 2014 y 2016. El primero en aparecer en pantalla fue “Masterchef”, un concurso tipo reality en el que los participantes debían demostrar sus habilidades culinarias. Después de darle todas las formas posibles (hubo un certamen con niños y una edición 2 para adultos), en 2016 surgió la necesidad de hacer el refurbished definitivo, por lo que nació “Dueños de la cocina”. En este caso, el objetivo era gestionar un restaurante bajo la exigente mirada de famosos chefs e insaciables comensales. Muy rico (y parecido) todo.
  • 7
    Arriba las Gomas (Videomatch)
    La aparición en pantalla del talentoso Marcelo Tinelli fue un antes y un después en la TV argentina. En 1991, Telefe no paraba de ver crecer su audiencia gracias a los alocados sketchs de “Videomatch” y los sagaces remates de su conductor. Sin embargo, en las puertas del verano de 1992, Tinelli resolvió que era hora de tomarse unas vacaciones por lo que el espacio de la medianoche quedaba huérfano. Entonces a alguien se le prendió la lamparita: hacer lo mismo, pero con un equipo femenino. Así fue que convocaron a Adriana Salgueiro y la pusieron al frente del naciente “Arriba las gomas”. Con el fin del verano, todo volvió a la normalidad y “Videomatch” retomó su lugar en la pantalla.
  • 6
    TVR (PNP)
    Hay dos tipos de inspiraciones: las que funcionan como homenajes y las que son un delito. Muy a pesar de lo que a nosotros nos parezca, la que resuelve estas últimas situaciones es la Justicia y fue en sus manos que quedó el conflicto judicial entre Raúl y Gastón Portal y Diego Gvirtz. En 2005, padre e hijo iniciaron acciones legales contra el productor del ciclo “TVR” por sus similitudes con “PNP”, un programa de errores televisivos con inicio a mediados de los 90. “(Gvirtz) Ha desarrollado la idea del mismo modo que lo hiciera el programa antecesor (…), con idénticos recursos técnicos, los mismos gags para la presentación del copete que antecede a cada nota y casi idénticos comentarios", decía el fallo que embargaba al hombre en 100 mil pesos. Sin embargo, dos meses después la Cámara del Crímen revocó el procesamiento al entender que “TVR” apuntaba a ser una especie de “noticiero televisivo” por lo que lo sustancial del material editado difería notablemente.
  • 5
    Laten Argentinos (La Movida del Verano)
    Músicos en vivo con fanáticos eufóricos de pie bajo el escenario. De eso se trataba el programa conducido por Juan Alberto “El Muñeco” Mateyko, “La movida del verano”. En 1996, Telefe dio comienzo al show por el que desfilaron cantantes nacionales e internacionales y que logró adherirse a la memoria del público. El éxito quiso ser revivido a principios de 2016, aunque con la conducción de Mariano Iúdica. En realidad, la productora quería que Mateyko entregara simbólicamente el cetro de poder y bendijera así el programa naciente. Nada de eso ocurrió. Telefe puso al aire “Laten Argentinos” y “El Muñeco” manifestó su bronca a cuanto periodista le puso un micrófono adelante. “Hubo un llamado posterior de su productora, quien me invitó al programa para entregarle la posta. ¿La posta de qué? ¿Qué le iba a dar el cetro a Mister Dale?", reveló con acidez Mateyko. Mal ahí.
  • 4
    Buenos Vecinos (Gasoleros)
    Se sabe que las novelas costumbristas pegan en la TV argentina. Lo probaron “Los Campanelli” hace casi 50 años y lo supo reproducir muy bien Pol-ka en sus tiras emitidas en el horario de la cena. En 1998, por ejemplo, cuando la situación económica apremiaba, la productora de Adrián Suar puso al aire “Gasoleros”, serie que buscaba ser una especie de ventana a la vida de un mecánico de colectivos (Juan Leyrado), una mujer taxista (Mercedes Morán) y el elenco de familiares y amigos que los rodeaban. A “Gasoleros” le fue tan bien, que todos quisieron usar su fórmula. En 2000, Telefe creó “Buenos vecinos”, un compilado de anécdotas entre personajes separados por una medianera y encarnados por –entre otros- Moria Casán, Hugo Arana, Facundo Arana y Malena Solda. Más allá de la propia impronta de este ciclo (la chabacanería, la aparente desprolijidad y las cortinas musicales circenses) fue imposible no encontrarle el parecido con su antecesora del Trece.
  • 3
    Nini (Floricienta)
    Hete aquí el altercado que mantuvo en vilo a dos ex compañeras de trabajo. Vamos por partes. En 2004, la exitosa productora Cris Morena llevó a la pantalla de Canal 13 la tira infantil “Floricienta” protagonizada por Florencia Bertotti y Juan Gil Navarro. La chica hacía las veces de niñera en una casa llena de niños mientras se enfrentaba a las malvadas de turno: las arpías Malala y Delfina. Con cambio de “príncipe”, la serie siguió en 2005 y luego dijo adiós dejando una estela de canciones inolvidables. En septiembre de 2009, Bertotti vio la oportunidad de repetir el éxito que la había llevado a la cima, pero eligió producirlo por sí misma, lavarle la cara y llamarlo “Nini”. 128 episodios después, el ciclo finalizó, escándalo mediante: la Justicia le dio la razón a RGB Entertainment y a Cris Morena Group y determinó que la serie era un plagio de “Floricienta”.
  • 2
    Buena pata (Amigos son los amigos)
    "Una historia para hacerle pata a la amistad y a la vida", vendían en 1994 en las tandas de Telefe. La promo le correspondía a la nueva buddy comedy "Buena pata" que se lanzaría con los papeles protagónicos en manos de un cincuentón Hugo Arana y un joven Leonardo Sbaraglia. La historia transcurría en la veterinaria de Arana, donde ambos personajes se enredaban en una amistad desopilante, más allá de la diferencia de edad. Si en tu mente aparecieron recuerdos de "Amigos son los amigos", tenés razón. Es que "Buena pata" nació para reemplazar el agujero que quedó en Telefe tras la mudanza de Carlín Calvo y Pablo Rago a Canal 9, aunque no consiguió generar la empatía suficiente con el público.
  • 1
    Dale, Loly! (¡Grande, Pa!)
    ¿Cómo ser parte a del éxito "¡Grande, Pá!" a principios de los '90 sin trabajar en Telefe ni tener a Arturo Puig? La pregunta, que se escuchaba en los pasillos de Canal 9, la respondieron los creativos: producir un ¡Grande, Má! Claro que no era tan sencillo hacer el programa sin ser acusados de plagio rotundo. Así surgió "Dale, má" que derivó en "Dale, Loly!" y empezó a emitirse en 1993 los jueves a las 21. La protagonista de la tira fue Lolita Torres quien, junto al Negro Álvarez, Gabriel Goity y Santiago Bal, no logró terminar de convencer al público. Al final, la gente siguió eligiendo Telefe y "Dale, Loly!" fue levantada.

1. Ritmo de la Tarde (Ritmo de la Noche)

Si alguien se acuerda de que existió “Ritmo de la tarde” es porque alguna vez hubo un “Ritmo de la noche”. Lo que por ahí no todos tienen en sus memorias es que ambos ciclos convivieron en la pantalla de Telefe en el verano de 1991. La edición nocturna era un show dominical para ver durante la cena con la conducción del ya consagrado Marcelo Tinelli y su troup. En cambio, el vespertino estaba en manos de Ricky Maravilla y, aunque intentaba parecerse a su hermano mayor con juegos y premios, no tuvo chances. Con el final del verano, el show fue levantado.
Anterior Siguiente < >