Publicado el

Analisis | Mi vieja mula ya no es lo que era

ANÁLISIS: The Walking Dead S07E15: Something They Need (Spoilers)

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Se acerca el final de la séptima temporada y esto no va para ningún lado.

Un nuevo episodio de “The Walking Dead” y un nuevo rant, sí, porque a sólo una semana de finalizar la séptima temporada, los responsables del show no lograron encauzar el camino y crear el clima apropiado para llegar a ese momento que, suponemos, será “épico”. No es que sea estrictamente necesario, pero con una midseason tan flojita, lo menos que podrían hacer es ponerse un poco las pilas.

Desde aquel primer (y lejano) capítulo donde Negan (Jeffrey Dean Morgan) demostró su poderío, logró quebrar anímicamente a Rick y poner a los sobrevivientes de Alexandria en jaque, nada tuvo demasiado sentido. Salvo un par de entregas y relaciones interesantes, la serie apocalíptica nunca llegó a demostrar lo que se proponía para esta temporada: exponer un cambio en la dinámica del grupo, ahora más sumiso bajo el pulgar implacable de este villano.

Lo que recibimos a cambio fue un montón de episodios inconexos que abrieron el juego hacia otras comunidades (punto a favor), pero no supieron qué hacer con toda esa información (punto en contra). El show perdió la coherencia de ese hilo conductor que lo mantenía, más o menos unido, y abrió tanto el juego que ahora se le dificulta volver a juntar los pedazos.

A lo largo de estos siete episodios (después del parate de las fiestas) vimos como Rick y los suyos decidieron dejar de ser víctimas para convertirse en vengadores. Así, salieron a buscar la ayuda de otras comunidades dispuestas (o no) a hacerles frente a los Saviors, sus enemigos en común, con mayores y menores resultados.

Si lo analizamos bien, en realidad, no hay ningún resultado concreto. La gente de Hilltop sigue siendo un grupo de “granjeros” debiluchos que apenas saben manejar un arma blanca; The Kingdom sigue en la suya tras la muerte de Benjamin y Richard, aunque entendemos, harán su entrada triunfal a último momento. Están estos muchachos medio emo que prometieron unirse a cambio de armas, pero quien puede confiar en ellos; y las mujeres de la costa que, así de la nada, volvieron al juego porque Tara decidió que era tiempo de traicionarlas (¿?).

“Something They Need” se sintió como un capítulo al que le faltan partes. Nos enteramos que pasó con Sasha tras su fallido intento de asesinato, y con Rosita, que logró escapar del lugar, aunque un par de episodios atrás estaba dispuesta a llegar hasta las últimas consecuencias. De la nada, Tara decidió contarles a todos su secreto (claro, hay un par de frases en off que lo arreglan todo) y, tras una incursión bastante explosiva, los alexandrianos se quedaron con todas las armas y dejaron a este grupo de mujeres totalmente indefensas.

¿Se acuerdan cuando los sobrevivientes decidieron dejar de utilizar las armas de fuego para no atraer la atención de una horda de zombies, y sólo atenerse a atacar a los caminantes “cuerpo a cuerpo” con armas blancas y esas cosas? Bueno, sigan sumando ítems a las incoherencias de esta temporada, plagada de disparos y estallidos (aunque están faltos de municiones) que ya deberían haber puesto en alerta a todos los muertos vivos de Washington DC y sus alrededores.

Mejor dejemos estos “detalles” de lado y concentrémonos en lo que se viene. Una traición, sin duda alguna, aunque falta decidir de que lado. En Hilltop tenemos a Gregory, un líder de cuarta bastante cobarde que podría entregar a su propia madre si con eso se salva el upite. El tipo viene perdiendo respeto ante los suyos desde el arribo de Maggie y, tal vez se le haya cruzado por la cabeza deshacerse de la chica, pero ya demostró la inutilidad que tienen para matar cualquier cosa que camine en dos patas.

Por más que quieran buscar paralelismos, Sasha es un personaje creado exclusivamente para la serie. Su destino podría venir de cualquier lado, pero entendemos que está dispuesta a morir antes de doblegarse ante Negan. Cuesta comprometerse con su causa y empatizar con su desdicha ya que, como dijimos en otras oportunidades, nunca logramos conectar con este personaje que viene dando giros de 180 grados, temporada tras temporada. Sasha no es Maggie, Michonne, Carol, ni siquiera Andrea, es una de esas tantas protagonistas femeninas que terminan siendo un estorbo para la trama y es lo que más molesta, ya que se trata de un personaje corajudo que, como bien dice Negan, podría comandar a todos sus hombres en un futuro no muy lejano.

Sus escenas son una prueba más de cómo se estira la narración de esta temporada que va a desembocar en un último capítulo que debe atar demasiados cabos y, de paso, mantener el interés para el próximo año televisivo. “Something They Need” termina siendo un mal episodio de transición que, a último momento, rescata a un jugador perdido en este mar de incongruencias.

Tras la partida de su esposa, Dwight decidió cambiar de bando, algo que se veía venir a lo lejos pero, una vez más, el desarrollo de su personaje fue tan pobre y la trama tan fragmentada, que fue perdiendo fuerza para que realmente nos importe. Igual, podría hacer toda la diferencia, para bien o para mal, en un enfrentamiento donde Negan todavía tiene la ventaja.

Un capítulo olvidable, como tantos otros de esta temporada, que pretende dejar el terreno preparado para el gran final de la próxima semana. Esta vez, ese entusiasmo y tensión no se notan en el aire, pero seguramente los responsables de “The Walking Dead” lograrán vendernos esos espejitos de colores que nos hará volver con la cabeza gacha para el octavo año de este apocalipsis zombie.

CALIFICACIÓN: 6/10