Publicado el

Noticias | La mexicanidad al palo

Mirá el tráiler de Coco la peli "mexicana" de Pixar

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: PixarCoco
Pixar se mete con la cultura latina y no podemos evitar algunas comparaciones.

Pixar tiene una nueva aventura original y, de entrada, esto les gana un par de puntos extra. Lee Unkrich, director de “Toy Story 3” (2010) y Adrian Molina se ponen latinos para contar esta historia que, admitámoslo, en seguida nos recuerda a “El Libro de la Vida” (The Book of Life, 2014), el maravilloso debut de Jorge R. Gutiérrez -con el aval de Guillermo del Toro-, otro relato animado centrado en el Día de los Muertos.

Pero no vamos a caer en comparaciones odiosas, ya que creemos firmemente en la atención a los detalles por arte del estudio de la lamparita. Además de las voces originales de Gael García Bernal, Benjamin Bratt y Renee Victor, entre otros, el equipo contó con una ayuda inusual a la hora de delinear este cuentito fantástico que celebra las tradiciones mexicanas. Se trata del dibujante Lalo Alcaraz, creador de “La Cucaracha” entre otras genialidades, un acérrimo detractor y crítico de los productos del tío Walt, y del tratamiento que recibe la cultura latina a través de ellos.

En más de una ocasión, Alcaraz ha expresando su descontento con el bastardeo que sufren los latinos, ya sea desde sus tiras o sus editoriales más políticas como “Migra Mouse” o “Muerto Mouse”. Suponemos que por ello aceptó la tarea de convertirse en consultor de “Coco” (2017), y así evitar que la compañía meta la pata a la hora de representar las riquísimas tradiciones culturales del país vecino.    

 

Visualmente, la película se ve divina y sólo podemos esperar que amplíe ese hermoso panorama que nos dejó la historia de Gutiérrez (que, por cierto, se tomó la deferencia de felicitar a Unkrich en las redes sociales), una festividad que celebra la muerte como parte de la vida y a aquellos que ya no están entre nosotros; un tema bastante complicado de retratar cuando se trata de pequeñines y, si miramos en retrospectiva, no suele tener tanto éxito en materia de recaudaciones.  

“Coco” se centra en Miguel Rivera, un nene de 12 años con muchas aspiraciones musicales, a pesar de formar parte de una familia de zapateros que odian las cancioncitas y las han prohibido dentro de su hogar por varias generaciones, culpando a la música por todos los males que han sufrido. Al parecer, el bisabuelo de Miguel abandonó a su esposa Imelda para seguir sus sueños, pero el nene no puede ocultar los propios, inspirado por el fallecido Ernesto de la Cruz, su cantante favorito de todos los tiempos.

Miguel y Ernesto tienen varias cosas en común y esto desata una serie de eventos que envían al muchachito a la Tierra de los Muertos, una hermosa y colorida visión del Inframundo, donde cruzará caminos con las almas de sus seres queridos.    

¿Será este el primer musical de Pixar? Lo dudamos, pero lo bueno de “Coco” es que viene a celebrar la mexicanidad en pleno gobierno de Donald Trump y sus extremas políticas migratorias, expandiendo un poco más los horizontes hacia otras culturas de forma respetuosa como ya lo hizo Disney con “Moana” (2016).