Publicado el

Ránking | Del papel a la pantalla

10 cómics argentinos que fueron adaptados a cine y TV

Volver a la home

Por: Cecilia Bona

Instalados en la cultura popular, estos personajes tuvieron sus versiones en movimiento.

Dibujantes talentosos y guionistas sagaces aliementaron el capítulo de la historieta nacional. Más cerca de las costumbres que de los superhéroes (aunque también tuvimos de esos), las tiras argentinas lograron posicionarse entre las más elegidas por los lectores de este y otros países.

Tanto argumentos, como personalidades y dibujos llamaron notablemente la atención de directores de cine o productores de TV que los tomaron para llevarlos a sus pantallas. Podemos analizar si el resultado fue malo o bueno (en general, las versiones en papel son recordadas con más amor que las otras), pero lo que no podemos negar es que despertaron la curiosidad de los comiqueros y los volcaron a ver cómo habían quedado sus personajes ahora en movimiento. 

En este top les dimos un orden (algo caprichoso, lo sabemos) con el fin de traer del oscuro cajón de los recuerdos esas series o pelis que llevaron a actuar a nuestros personajes favoritos.

Bonus track: una que no podía estar en el top pero que no queríamos dejar de mencionar es la serie "Germán, últimas viñetas", producida en 2013 y protagonizada por Miguel Ángel Solá. Germán era Oesterheld, el cerebro detrás de "El eternauta" y el ciclo contaba su vida. Aplaudimos de pie.   

  • 10
    El hipnotizador (2015, HBO)
    Para muchos lectores de historietas “El hipnotizador” fue un gran ejemplo de lo que está bien: un relato sostenido con personajes sólidos con episodios autoconclusivos y a la vez encadenados. El cómic –escrito por Pablo de Santis e ilustrado por Juan Sáenz Valiente- relataba la vida de Arenas, un hipnotizador que era capaz de adormecer a las personas para socavar sus memorias. HBO se llevó en 2015 la trama a la TV donde la protagonizaron Leonardo Sbaraglia (en el papel de Arenas) y el uruguayo César Troncoso (en la piel de Salinero).
  • 9
    Mafalda: La película (1982, Daniel Mallo Producciones)
    El mundo de Mafalda creado por Joaquín Lavado (“Quino”, para todos los que quisimos ser sus amigos alguna vez) nos hizo emocionar, reflexionar, cuestionar y divertir desde el papel de diario y más tarde en las revistas que publicaban la tira. Claro que sus enseñanzas perduran en el tiempo, pero siempre desde el dibujo inanimado, aunque hubo varios intentos de transformarla en una caricatura. De hecho, en 1982 el productor Daniel Mallo unió la serie de cortos del personaje que emitía por Telefe y los llevó a la pantalla grande. El resultado no fue lo que se esperaba: las voces no resultaron creíbles y el argumento resultaba inconexo. Así y todo fue estrenada en España y doblada al francés para su distribución en Francia, Bélgica, Luxemburgo y Canadá.
  • 8
    Beto Nervio contra las fuerzas del mal (1978, Miguel Bejo)
    Algunos tienen a Sherlock, otros a Poirot y nosotros a Vito Nervio, un gran detective que hacía investigaciones desde las páginas de la revista Patoruzito a partir de 1945. La historieta era seria, policial, pero no dejaba de lado el humor y proponía acertijos que volvían locos a sus lectores. El personaje (rebautizado como Beto) fue protagonista de una película de 1978 dirigida por Miguel Bejo y jamás estrenada comercialmente. El argumento colocaba a Nervio en el lugar de investigador de una serie de crímenes.
  • 7
    Cybersix (1995, Telefe)
    Una exuberante criatura con forma de mujer escapa de la dominación de su hacedor, un ex militar nazi que quiere invadir el territorio de Meridiana. Como punto de partida para una trama, la historia de Cybersix (artificio, mujer y varón) fue un producto atractivo para seguir de cerca. El cómic -ideado por los argentinos Carlos Trillo y Carlos Meglia y publicado por primera vez en 1991 en la revista italiana Skorpio- atrajo la atención de Telefe. Así fue como en 1995 sus productores abrieron la billetera para invertir 300 mil dólares por cada capítulo en los que Cybersix (interpretada por Carolina Peleritti) se dedicaba a ir en contra de las maldades de su creador. Al ciclo no le fue nada bien y el canal decidió levantarlo.
  • 6
    Cybersix (1999, NOA/TMS)
    Mismo punto de partida que la serie de Telefe para esta serie animada japonesa que aprovechó el cómic homónimo y lo convirtió en un suceso sin fronteras. Lo más interesante de esta producción es la excelente fusión entre los dibujos originales de la historieta y el manga. Además de Japón, Cybersix fue distribuida en Francia, Malasia, Polonia, España, Tailandia y Sudamérica.
  • 5
    Las puertitas del Sr. López (1988, Argentina Sono Film)
    El camino entre la mediocridad y la fantasía era, para el Sr. López la puerta de su baño. Mientras que en el mundo real no cortaba ni pinchaba (tenía un trabajo y una vida social tan acotados que agobiaban hasta a los lectores), al abrir el portal se convertía en un atrevido y desafiante personaje. La tira creada en 1979 por Carlos Trillo y Horacio Altuna era una metáfora del gobierno de facto que hacía pie en la Argentina de por entonces. En 1988 fue llevada al cine por Alberto Fischerman quien ideó junto a Trillo una trama central en la que se insertaban diversos argumentos desarrollados en la historieta.
  • 4
    La clínica del Dr Cureta (1987, Víctor Bó Producciones)
    Jorge “Meiji” Meijide es un médico pediatra que en los ’70 decidió denunciar el abandono de la salud pública y el gran negocio que se escondía en los sanatorios privados. Así fue como inventó “La clínica del Dr Cureta”, irónica manera de mostrar su visión del mundo medicinal a través de una tira en la revista Humor. En 1987 su cómic llegó al cine protagonizado por Gianni Lunadei y con la dirección de Alberto Fischerman. El film estaba dedicado a “todos los médicos que día a día luchan por dignificar la profesión”.
  • 3
    Isidoro (2007, Indiecito Studios)
    Como padrino del indio Patoruzú a Isidoro Cañones le iba bien en el universo de la historieta. Pero él no había nacido del lápiz de Dante Quinterno en 1935 para ser segundo sino más bien para ser campeón. Enseguida, este porteño sobrino del Coronel Cañones, amigo del dinero, pretendiente de Cachorra y mujeriego como pocos tuvo su propia tira. El cine nacional lo eligió en 2007 para hacer su película animada, de la mano del director José Luis Massa. Una obra digna (con las voces de Dady Brieva y Luli Salazar), pero no muy reconocida.
  • 2
    Lindor Covas, el Cimarrón (1963, Lumiton)
    El errante Lindor Covas (que recuerda mucho a Don Quijote de la Mancha) era un gaucho libre, dominado por sus propios impulsos y andador de pampas de papel. Creada por el arquitecto Walter Ciocca, la historieta que en 1954 se vio por primera vez en el diario La Razón contaba las aventuras de Covas, un tipo buenazo que siempre estaba dispuesto a ayudar a los demás. En 1963 Carlos Cores llevó la trama al cine en modo “live action”. Desde aquí, un besito para Disney.
  • 1
    Boogie, el aceitoso (2009, Illusion Studios)
    El genial Roberto Fontanarrosa (hacedor de personajes inolvidables como Inodoro Pereyra) plasmó en el papel a una especie de James Bond argentino: era el año 1972 y nacía Boogie, el aceitoso en la revista Hortensia. Boogie era un mercenario despreciable, políticamente incorrectísimo que disfrutaba de dispararles a los peatones desde la ventana de su departamento sin razón alguna. Tanta oscuridad tuvo su réplica cinematográfica. En 2009 apareció la peli homónima dirigida por Gustavo Cova que potenció el costado más negro del humor de Boogie. "La única justicia en la que creo es en mi 44 Magnum", decía el despiadado personaje al que siempre es mejor recordar por sus tiras.

1. El hipnotizador (2015, HBO)

Para muchos lectores de historietas “El hipnotizador” fue un gran ejemplo de lo que está bien: un relato sostenido con personajes sólidos con episodios autoconclusivos y a la vez encadenados. El cómic –escrito por Pablo de Santis e ilustrado por Juan Sáenz Valiente- relataba la vida de Arenas, un hipnotizador que era capaz de adormecer a las personas para socavar sus memorias. HBO se llevó en 2015 la trama a la TV donde la protagonizaron Leonardo Sbaraglia (en el papel de Arenas) y el uruguayo César Troncoso (en la piel de Salinero).
Anterior Siguiente < >