Publicado el

Ránking | Cine exprés

Cortitas y al Pie: 10 pelis de menos de 90 minutos en Netflix

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: NetflixCine
Si lo que buscás es cine que aprovecha bien el tiempo, acá tenés algunas joyitas

"¿Dos horas dura esto?" A veces el ritmo de la vida diaria o simplemente el desgano no nos permiten sentarnos un par de horas o más a mirar una película. Si estás cenando o almorzando, el metraje te puede quedar largo si se excede de los 90 minutos. Por fortuna, nosotros, como buenos fanáticos de Netflix, nos metimos a revolver el catálogo y sacamos estas 10 películas que duran menos de una hora y media. Ojo, algunas duran justo 90 minutos, pero ese tiempo incluye los créditos que nadie mira. 

ACTUALIZADO: 14/02/2018

  • 10
    Con Locura (Like Crazy, 2011)
    Es muy fácil empatizar con esta comedia porque retrata al primer amor desde el ángulo más cálido y esperanzador. Anna (Felicity Jones) y Jacob (Anton Yelchin) son una pareja muy joven que se ve forzada a seguir con el amor a distancia luego de que a ella, británica, no le renueven la visa para quedarse en Estados Unidos, donde reside él. La película, con una ejecución estética propia del cine arte, le sirvió a Jones para consolidar su carrera.
  • 9
    Locke (2013)
    Ivan Locke (Tom Hardy) es un tipo que lleva una buena vida hasta que una llamada pone en juego su familia, su trabajo y su reputación. La magia de Locke reside en que ocurre en un único espacio, el autómovil del protagonista. Los 82 minutos de metraje son puro guion: lo único que vemos es a nuestro querido Tom Hardy conduciendo hacia un destino mientras atiende y cuelga llamadas. La trama se va hilando y complicando con nosotros como testigos, mientras acompañamos al solitario conductor en esa noche tan complicada.
  • 8
    Cloverfield (2008)
    Tal vez no haya mejor momento que ahora para mirar la primera Cloverfield en Netflix, es decir, después de la recientemente estrenada y terrible tercera entrega (The Cloverfield Paradox), necesitamos algo para enjuagar el buen gusto.
    Cloverfield es un found footage muy original, un acercamiento del cine de "cámara en mano" con el de los monstruos gigantes. Ciencia ficción y terror se unen cuando Rob (Michael Stahl-David) llega a una fiesta como cualquier otra, creyendo que grabaría los mejores momentos. El pobre termina documentando una odisea de supervivencia y astucia.
  • 7
    Frances Ha (2012)
    Una historia chiquita, pero que nos llega por ser tan sincera y estar cargada de optimismo, Frances (Greta Gerwig), es una chica de 27 años que se decidió por ser bailarina. Sí, a pesar de su edad, está dispuesta a romper todas las barreras para cumplir el sueño de su vida. Su deseo la lleva de Nueva York a Chicago y de ahí a Europa. Frances no tiene mucho dinero y su relación con su amiga y compañera de cuarto Sophie (Mickey Sumner) no está del todo bien, pero no por eso va a darse por vencida.
  • 6
    Fruitvale Station (2013)
    Mucho antes de que el director Ryan Coogler trabajase junto a Michael B. Jordan en Black Panther, el último gran éxito de Marvel, ambos se unieron en este drama biográfico bastante duro que cuenta el caso real de Oscar Grant (Jordan), afroamericano de 22 años, víctima de violencia policial, que murió tras un arresto en la madrugada de Año Nuevo del año 2008. El joven se había involucrado en una riña y los oficiales de policía de California que acudieron a arrestarlo le pegaron un tiro en la espalda. El suceso, que conmovió e indignó a un país, fue filmado por diversas cámaras de seguridad y smartphones.
  • 5
    Ghost in the Shell (1995)
    El catálogo de Netflix suma cada vez más animación japonesa y celebramos especialmente la inclusión de joyas como Ghost in the Shell, película que trasciende géneros y naciones, que inspiró a Las Wachowski, a James Cameron y a otros grandes cineastas de la ciencia ficción moderna.
    Dirigida por Mamoru Oshii, la película es tan melancólica y bella como brutal. La historia sigue a la oficial Motoko Kusanagi, quien va tras un peligroso hacker que está infectando las redes de información. La acción espectacular no falta, así como las preguntas filosóficas que nos vuelan el marote. Lo mejor de todo es que la animación envejeció muy bien.
  • 4
    Drinking Buddies (Joe Swanberg, 2003)
    A Joe Swanberg se le da muy bien eso de retratar las nimiedades de las relaciones amorosas: las miradas, las sonrisas, los momentos compartidos. Drinking Buddies es una comedia muy adorable de dos amigos que se gustan: Luke y Kate son compañeros de trabajo, muy apegados e inseparables a la hora de compartir una birra, especialmente porque trabajan en una cervecería. Son tal para cual, el problema es que ambos tienen pareja. Ouch.
  • 3
    Tierra de Zombies (Zombieland, 2009)
    El debut cinematográfico de Ruben Fleischer –quien recientemente volvió a los zombis con Santa Clarita Diet y ahora está dirigiendo Venom– es una parodia al género Z de estilo road movie que nos presenta a un cuarteto de personajes que no saben si confiarse mutuamente. La desconfianza, la cobardía y las apariencias engañosas son el disparador de todo tipo de situaciones ridículas en el marco de la destrucción de un outbreak zombi. De las comedias de terror más inteligentes y divertidas de la última década.
  • 2
    El Extraño Mundo de Jack (The Nightmare Before Christmas, 1993)
    Cantamos, nos reímos y nos emocionamos junto a Jack Skellington en una de las producciones para niños más arriesgadas de Disney. El Extraño Mundo de Jack nos lleva por una tierra macabra e imaginativa en la que todos aman Halloween, incluso Jack, el gran señor del lugar. Al menos es así hasta que descubre la Navidad. Ahí es cuando Jack quiere celebrarla, pero se da cuenta que quizás tiene el corazón demasiado oscuro para ello.
  • 1
    Casa Vampiro (What We Do in the Shadows, 2014)
    Comedia de vampiros que maneja los cambios de humor como pocas comedias negras: pasa de un satírico humor negro a uno alegre e inocentón. Es la cálida historia de amistad de un grupo de cuatro vampiros que comparten los milenios en un piso de Nueva Zelanda. A modo de falso documental, la película nos adentra en la vida diaria del peculiar grupo. Todo parece idílico hasta que uno de ellos convierte en vampiro a un humano. Ahí es cuando Nick se suma al grupo y, como novato, comienza a sembrar el caos en sus vidas.

1. Con Locura (Like Crazy, 2011)

Es muy fácil empatizar con esta comedia porque retrata al primer amor desde el ángulo más cálido y esperanzador. Anna (Felicity Jones) y Jacob (Anton Yelchin) son una pareja muy joven que se ve forzada a seguir con el amor a distancia luego de que a ella, británica, no le renueven la visa para quedarse en Estados Unidos, donde reside él. La película, con una ejecución estética propia del cine arte, le sirvió a Jones para consolidar su carrera.
Anterior Siguiente < >