Publicado el

Ránking | De carne somos

Desanimadas: 10 películas de Disney con gente

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Disney está transformando sus clásicos animados en éxitos de carne y hueso, y acá los repasamos.

Echémosle la culpa a Tim Burton y su lisérgica versión de “Alicia en el País de las Maravillas” (Alice in Wonderland, 2010). Si la adaptación live-action de Disney no hubiera tenido tanto éxito, tal vez, sólo tal vez, hoy no estaríamos inundados de reimaginaciones de cuentos de hadas con ese tonito más oscuro y adulto.

Pensemos en lo que vino después: “La Chica de la Capa Roja (Red Riding Hood, 2011), “Espejito Espejito” (Mirror Mirror, 2012), “Blancanieves y el Cazador” (Snow White and the Huntsman, 2012), “Oz: El Poderoso” (Oz the Great and Powerful, 2013)… y no nos olvidemos de la pantalla chica que también probó suerte con series dramáticas como “Grimm” y “Once Upon a Time”.

El estudio del ratón se copó con esta idea y, desde entonces, no deja de transformar sus clásicos animados en historias con personajes de carne y hueso, canciones y muchos efectos especiales. Así está el panorama pasado, presente y futuro para las princesas y los animalitos parlanchines que supo regalarnos el tío Walt y que no paran de volver a la pantalla. 

  • 10
    Maléfica (Maleficent, Robert Stromberg, 2014)
    La compañía del ratón decidió (por un rato, nomás) dejar de lado a los príncipes y princesas, y concentrarse en el “lado B” de las historias que tanto nos impresionaron de chicos. Maléfica (Angelina Jolie) es un hada que vive contenta y feliz en su mundo, hasta que conoce a un humano, se enamora, este le rompe el corazón y se vuelve una loca despechada y vengativa. La película del debutante Robert Stromberg nos demuestra que los villanos no nacen, se hacen a fuerza de malas experiencias que los marcan para toda la vida, pero siempre hay lugar para la redención. Olvídense de la versión animada porque esta es otra historia. Básicamente, la otra cara de la moneda, así podemos entender que esa “bruja malvada” que terminaba convirtiéndose en un tremendo dragón es, en realidad, una criatura incomprendida y resentida que sólo quiere un poquito de cariño.
  • 9
    La Cenicienta (Cinderella, Kenneth Branagh, 2015)
    Tras pegarla con “Maléfica” (2014), Disney insiste con las adaptaciones literarias y, más que nada, con reimaginaciones más “adultas” de los clásicos cuentos infantiles que tanto éxito tuvieron en sus versiones animadas. Kenneth Branagh se hace cargo del relato de Charles Perrault y los hermanos Grimm, y lleva a la gran pantalla la misma historia que ya nos contó el tío Walt, pero con actores de carne y hueso. Lily James (“Downton Abbey”), Cate Blanchett, Richard “Robb Stark” Madden, Helena Bonham Carter y tantos otros le dan vida a este conocidísimo cuento de hadas para toda la familia con príncipes azules, madrastras malvadas, hadas madrinas y calabazas gigantes casi calcado, cuadro por cuadro, aunque esta vez zafamos de los numeritos musicales.
  • 8
    El Libro de la Selva (The Jungle Book, Jon Favreau, 2016)
    La dramática odisea del pequeño Mowgli (Neel Sethi) y su familia de animalitos se convirtió en una de las mejores películas de 2016, ganadora del Oscar por sus impresionantes efectos especiales. Jon Favreau, director de “Iron Man: El Hombre de Hierro” (Iron Man, 2008), le da vida a este relato a través de la técnica de captura de movimientos, y el exitazo que logró le dio vía libre para la realización de una secuela y la adaptación live-action de “El Rey León”. El drama aventurero de Rudyard Kipling regresa a la pantalla grande y nos emociona (desde lo visual y lo narrativo) gracias a la historia de este huerfanito que fue criado en medio de la selva con la ayuda de una manada de lobos, un oso y una pantera negra. Bill Murray, Ben Kingsley, Idris Elba, Scarlett Johansson, Lupita Nyong'o, Christopher Walken y Giancarlo Esposito fueron los encargados de prestar sus voces para la ocasión, incluyendo algún que otro numerito musical, escueto, pero que no podía faltar.
  • 7
    La Bella y la Bestia (Beauty and the Beast, Bill Condon, 2017)
    El cuentito ya lo conocemos de memoria, los personajes también, pero esta vez Disney nos los trae en carne y hueso. Bill Condon ya posee la experiencia necesaria en musicales como “Dreamgirls” (2006) y ahora tiene la tarea de recrear este clásico animado de la década del noventa, el primer film en su especie en ser nominado al Oscar como Mejor Película. Emma Watson se pone en la piel de Belle, una de las “princesas” más independientes del estudio del ratón. La chica, más preocupada por los libros que por el amor, es la última esperanza para un príncipe hechizado y convertido en una bestia con mucho pelo y pocos modales. El elenco es impresionante (Dan Stevens, Luke Evans, Ewan McGregor, Gugu Mbatha-Raw, Emma Thompson, Ian McKellen, Stanley Tucci, Josh Gad, Kevin Kline) y las imágenes casi calcadas de su original. Veremos cómo les va a todos cantando y bailando en esta apuesta live-action que promete arrasar con la nostalgia y presentarnos al primer personaje abiertamente gay en la historia del estudio.
  • 6
    Mulan (2018)
    Sin palabra oficial por parte del estudio, todavía, parece que Niki Caro (“Jinete de Ballenas”) será la encarga de llevar a la pantalla la versión de carne y hueso de la joven china que decide disfrazarse de chico y transformarse en guerrero para salvar a su padre de una muerte segura. Se barajaron muchos nombres para la protagonista, pero lo único seguro es que Disney no quiere meter la pata y desatar el escándalo con el posible “whitewashing” de su elenco. Un primer borrador de la historia de Elizabeth Martin y Lauren Hynek, mostraba a la heroína enamorándose de un comerciante caucásico que, eventualmente, la termina metiendo en medio del conflicto con los hunos. Esto parece haber dado un giro de 180° de la mano de los nuevos guionistas Rick Jaffa y Amanda Silver, pero poco y nada se sabe del argumento de esta película que llegará a los cines el 2 de noviembre de 2018.
  • 5
    El Rey León (The Lion King, Jon Favreau, ¿2019?)
    El suceso de crítica y de público (casi mil millones de dólares recaudados en todo el mundo) de “El Libro de la Selva” (The Jungle Book, 2016) le aseguró al director Jon Favreau la realización de otro de los clásicos más queridos del estudio del ratón en su versión live-action: “El Rey León”. La historia de Kimba, perdón Simba, ya pasó exitosamente por los escenarios de Broadway y más allá, y era cuestión de tiempo que llegara a la pantalla, una vez más, en forma de musical con actores de carne y hueso, o sus respectivas capturas de movimiento. Jeff Nathanson (“Atrápame si Puedes”) tiene a su cargo la escritura del guión, mientras que el genial Donald Glover (“Atlanta”) le pondrá el cuerpo y la voz al joven león protagonista, y James Earl Jones vuelve por más para repetir su papel como Mufasa, el sacrificado padre del heredero de la sabana.
  • 4
    La Sirenita (The Little Mermaid, ¿2020?)
    A no confundirse con la versión que prepara Universal Pictures, en un principio, dirigida por Sofia Coppola (hasta que esta se alejó del proyecto), y protagonizada por Chloë Grace Moretz. Disney tiene sus propios planes para la princesa que le devolvió el prestigio animado allá por 1989. Alan Menken volverá a hacerse cargo de la banda sonorosa de esta aventura en acción viva junto a Lin-Manuel Miranda (“Moana”), también coproductor del film. No hay más novedades al respecto, pero hace poco Lindsay Lohan confesó que le encantaría ponerse en la piel de Ariel. ¿Le darán una chance a su joven actriz caída en desgracia o se buscarán una pelirroja con mejor reputación en los medios?
  • 3
    Cruella de Vil (¿2021?)
    Esta viene con trampita ya que, anteriormente, la villana de Disney tuvo dos aventuras live-action de la mano de la siempre genial Glenn Close en “101 Dálmatas” (101 Dalmatians, 1996) y su secuela del año 2000. El estudio del ratón quiere repetir el éxito de “Maléfica” (Maleficent, 2014) contando los orígenes de esta antagonista, ahora devenida en estrella de su propio film, protagonizado por la reciente ganadora del Oscar Emma Stone. El guión de esta aventura estará a cargo de Aline Brosh McKenna, responsable de la adaptación de “El Diablo Viste a la Moda” (The Devil Wears Prada, 2006) -¿pueden ver los paralelismos?-; mientras que la dirección le corresponde a Alex Timbers, un tipo sin experiencia tras las cámaras, pero conocido por ser uno de los creadores de “Mozart in the Jungle”.
  • 2
    Winnie the Pooh (¿2022?)
    Winnie-the-Pooh es, sin dudas, uno de los ositos más reconocidos de la cultura popular. La creación literaria de A. A. Milne tiene un sinfín de adaptaciones, incluyendo varias películas animadas de Walt Disney que llegaron a estrenarse en la pantalla grande. Ahora, Pooh anda con ganas de tomar forma en acción viva y el director Marc Forster será el encargado de esta tarea, para nada sencilla. El responsable de “Guerra Mundial Z” (World War Z, 2013) ya visitó el mundo de la fantasía gracias a “Descubriendo el País de Nunca Jamás” (Finding Neverland, 2004), pero hay que ver como se lleva con los ositos antropomórficos. La idea del guionista Alex Ross Perry se enfoca en un adulto Christopher Robin que decide regresar al Bosque de los Cien Acres (Hundred Acre Wood), supuestamente, con la esperanza de reencontrarse con sus peludos amiguitos.
  • 1
    Dumbo (¿2023?)
    “Dumbo” (1941) es una de las películas más bellas y emotivas dentro de los clásicos animados de Walt Disney; la historia más referencial para los jóvenes animadores y una patada en las partes bajas cuando se trata de dramas con animalitos. Claro que no podía escapar a esta ola de “reimaginaciones” en live-action y, a mediados de 2014, empezaron las tratativas para hacer realidad esta aventura. Parece que Tim Burton volverá a probar suerte detrás de las cámaras tras el exitazo de “Alicia en el País de las Maravillas” (Alice in Wonderland, 2010), en parte, la película que inició esta tendencia cinematográfica. Will Smith fue uno de los primeros nombres que surgieron para el protagónico –como el padre de un nene que entabla amistad con el elefantito-, pero se hizo a un costado por “diferencias creativas” (pocos ceros en el cheque) y por problemas de agenda con “Bad Boys for Life” (2018). Otro que suena fuerte es Tom Hanks como villano, pero nada de esto esta confirmado hasta la fecha.

1. Maléfica (Maleficent, Robert Stromberg, 2014)

La compañía del ratón decidió (por un rato, nomás) dejar de lado a los príncipes y princesas, y concentrarse en el “lado B” de las historias que tanto nos impresionaron de chicos. Maléfica (Angelina Jolie) es un hada que vive contenta y feliz en su mundo, hasta que conoce a un humano, se enamora, este le rompe el corazón y se vuelve una loca despechada y vengativa. La película del debutante Robert Stromberg nos demuestra que los villanos no nacen, se hacen a fuerza de malas experiencias que los marcan para toda la vida, pero siempre hay lugar para la redención. Olvídense de la versión animada porque esta es otra historia. Básicamente, la otra cara de la moneda, así podemos entender que esa “bruja malvada” que terminaba convirtiéndose en un tremendo dragón es, en realidad, una criatura incomprendida y resentida que sólo quiere un poquito de cariño.
Anterior Siguiente < >