Publicado el

Ránking | ¡Volvieron!, en forma de serie

10 series que valió la pena resucitar

Volver a la home

Por: Jessica Blady

A estas grandes series les dieron una nueva oportunidad y todos salimos ganando.

Por estás páginas ya pasaron una infinidad de series canceladas, incluso muchas que ni siquiera llegaron al aire. Muchos grandes shows llegaron a su fin, pero tuvieron una nueva oportunidad (o varias) gracias al apoyo de los fans, los buenos ratings o alguna que otra cadena salvadora que se hizo cargo de resucitar al muerto.

No hablamos de remakes con nuevas caras e historias, nos referimos a su concepto y personajes originales que volvieron a mostrar la cara después de pasar por la oficina de desempleo. 

  • 10
    El Superagente 86 (Get Smart, NBC/Fox, 1965-1970)
    El clásico de clásicos del recontraespionaje, creado por Mel Brooks y Buck Henry, llegó a su fin tras cinco temporadas y 138 episodios, satirizando al género de agentes secretos. En 1995, Fox se despachó con este revival/secuela que volvía a tener como protagonistas a Maxwell Smart (Don Adams) -convertido en el jefe de CONTROL- y la Agente 99 (Barbara Feldon), y sumaba a Andy Dick como Zack, uno de sus gemelos y espía estrella de la organización. La nostalgia y el “rescate emotivo” no estaban tan de moda por aquel entonces, y está “sexta temporada”, apenas duró unos siete episodios al aire. ¿¡Cómo se atreven!?
  • 9
    El Crítico (The Critic, ABC, 1994-1995)
    La mejor serie animada de todos los tiempos tuvo, apenas, dos temporadas al aire. El show creado por Al Jean y Mike Reiss se burlaba de Hollywood y sus estrellas, de la mano del crítico más sarcástico y corrosivo de Nueva York: Jay Sherman (Jon Lovitz). A pesar de los buenos ratings, “The Critic” llegó a su fin en 1995, repitiendo sus episodios en Comedy Central y Locomotion. El nuevo milenio trajo una nueva alternativa, y sus productores decidieron continuar la serie a lo largo de diez webisodios (incluidos en la colección de DVDs) donde se mofan de clásicos más modernos como “El Patriota”, “Harry Potter”, “Misión Imposible 2” y “Náufrago”. Volvé Jay, te perdonamos.
  • 8
    Southland (NBC/TNT, 2009-2013)
    El drama criminal creado por Ann Biderman venía mal parido desde su primera temporada. La serie se estrenó con buenas críticas y, en seguida, consiguió la renovación, aunque cuando llegó el momento del estreno, la NBC empezó a patear las fechas con excusas bastante tontas. De la nada fue cancelada, pero TNT tomó la posta, los episodios que ya habían sido filmados, y en 2010 transmitió el segundo año de la serie. Esta renovación y cambio de cadena incluyó recortes presupuestarios en la producción y en los salarios de sus actores. A pesar de todo, siguió por cuatro temporadas más, hasta que dijo chau en 2013. Menos mal que Ben McKenzie logró un nuevo laburito policial en “Gotham”.
  • 7
    Martillo Hammer (Sledge Hammer!, ABC, 1986-1988)
    ¿Cómo olvidar al irreverente y ultraviolento Sledge Hammer (David Rasche)? Aquel oficial de los ochenta que satirizada al arquetípico “héroe policial” cargado de testosterona, aunque bastante falto de neuronas. Martillo gozaba de buenas críticas y su buena base de fans, pero le tocó competir con pesos pesados de la época como “Dallas” y “Miami Vice”, lo que dañó altamente los ratings. Tras varios cambios de horario, la cadena tenía la firme intención de cancelar la serie. El último episodio de la primera temporada terminaba con Hammer destruyendo toda la ciudad accidentalmente mientras intenta desarmar una ojiva nuclear, pero como el capítulo fue todo un suceso, ABC se arrepintió, la panquequeó y les renovó contrato… aunque no por mucho tiempo.
  • 6
    Padre de Familia (Family Guy, Fox, 1999-)
    En muchos aspectos, “Padre de Familia” (Family Guy) sufrió las mismas desventuras televisivas que “Futurama”. La otra prole animada y disfuncional de la TV, creada por Seth MacFarlane, tuvo que enfrentarse a cambios en la directiva de la cadena, boicots por parte de las asociaciones que defienden “el buen gusto” (o algo así) y la incertidumbre de si volvería al aire tras su tercera temporada en 2002, cuando fue cancelada. En 2003, la serie logró la sindicalización y un lugarcito en el Adult Swim de Cartoon Network. Esto disparó las ventas de los especiales de los Griffin en DVD y un gran aumento en la base de fans que hicieron oír sus reclamos. La sitcom volvió con nuevos episodios a la pantalla de Fox en mayo de 2005, obviamente, mofándose de sus peripecias. Desde entonces, y a pesar de las huelgas y un sinfín de demandas, los Griffin siguen en pie, hasta ahora, con su décimo quinta temporada.
  • 5
    The Comeback (HBO, 2005-)
    La muchachada de “Friends” no tuvo el mejor de los éxitos tras la finalización de la clásica sitcom. Entre muchos productos, en el año 2005, Lisa Kudrow debutó con “The Comeback”, la historia de una actriz noventosa que quiere reavivar su carrera (¿a qué les suena?). Kudrow, además, es la creadora, productora y guionista de varios episodios de esta comedia junto a Michael Patrick King (“Sex and the City”), una mirada bastante satírica sobre la fama, la industria del entretenimiento y, seguramente, sobre sí misma. La serie fue cancelada tras una primera temporada de 13 episodios, pero resurgió nueve años después, en 2014, para una nueva camada de ocho capítulos. Nada está escrito en piedra, y tanto Lisa, como King y HBO, están interesados en producir una tercera temporada a futuro.
  • 4
    Gilmore Girls (The WB/Netflix, 2000-)
    La dramedia creada por Amy Sherman-Palladino sufrió su mayor revés cuando The WB se fusionó con UPN y dio como resultado la nueva cadena The CW. Los ejecutivos no pudieron llegar a un acuerdo (económico) con Amy y su esposo Daniel, y decidieron dejarlos marchar tras la finalización de su contrato junto con la séptima temporada del show, en el año 2007. Por suerte, una vez más Netflix salió al rescate y, uniéndose a la nueva ola de “revivals” televisivos, sumó su propio evento de la mano de “Gilmore Girls: A Year in the Life” (2016), un especial de cuatro capítulos, cada uno centrado en una estación -Invierno, Primavera, Verano y Otoño-, que cuentan (como su título bien lo indica) un nuevo año en la vida de las chicas Gilmore. El recte emotivo funcionó y nadie descarta que volvamos a verlas en el futuro.
  • 3
    Futurama (Fox/Comedy Central, 1999-2013)
    “Futurama” no es “Los Simpson” y, a pesar de la mente maestra de Matt Groening, la comedia futurista no logró impactar de la misma manera en el público adulto como la familia amarilla. Las aventuras de Fry y compañía empezaron a tener abruptos cambios de horario que molestaron a los creadores y terminaron poniéndole fin a la serie en 2003, tras cinco temporadas al aire. En los papeles, nunca fue cancelada y tuvo un segundo aire de la mano de Adult Swim en Cartoon Network y sus historias derechito a DVD. En 2009 Comedy Central tomó la posta y empezó a producir nuevos episodios que salieron al aire en enero de 2010. A pesar de sumar un montón de espectadores, “Futurama” llegó a su fin en 2013. Claro que la puerta quedó entreabierta, como el crossover en Springfield (“Simpsorama”) en el año 2014.
  • 2
    Arrested Development (Fox/Netflix, 2003-)
    Convertida en toda una comedia de culto, la serie creada por Mitchel Hurwitz (“The Ellen Show”) se resiste a desaparecer del mapa y planea una nueva temporada tras el “rescate” de Netflix en el año 2013. Los Bluth son una familia poco convencional y bastante disfuncional que, tras perder su fortuna –papá George terminó en la cárcel por desfalco- debe aprender a “sobrevivir” sin los lujos a los que están acostumbrados. Esta historia, centrada en la prole más materialista, egoísta y manipuladora que se puedan imaginar, tiene en Michael Bluth (Jason Bateman) a uno de sus miembros más honorables, pero a pesar de los premios y las buenas críticas, en 2006 la cadena decidió cancelarla debido a lo bajísimos índices de audiencia. El 26 de mayo de 2013, Netflix estrenó en simultaneó los quince episodios de la cuarta temporada, prometiendo nuevas aventuras para el futuro y, según dicen, también una película.
  • 1
    Doctor Who (BBC, 1963-)
    “Doctor Who” ostenta más de un récord de permanencia en la TV desde su estreno en 1963, aunque tiene un bache de más de quince años en el medio. Tras 26 temporadas, y siete Doctores, el éxito comenzó a mermar, las cifras de audiencia cayeron en picada y el director de la BBC One decidió que era hora de ponerle un alto al gallifreyano. Lo que se conoce como la “serie clásica” llegó a su fin en 1989, pero todos los involucrados sabían que regresaría, tarde o temprano. Los productos derivados mantuvieron al fandom entretenido hasta que en 2005 vino la “regeneración” y la primera entrega de la etapa moderna de la mano del noveno Doctor (Christopher Eccleston) y su companion Rose Tyler (Billie Piper). El relanzamiento fue todo un suceso que ya lleva casi diez temporadas rejuntando nuevos fanáticos alrededor del globo.

1. El Superagente 86 (Get Smart, NBC/Fox, 1965-1970)

El clásico de clásicos del recontraespionaje, creado por Mel Brooks y Buck Henry, llegó a su fin tras cinco temporadas y 138 episodios, satirizando al género de agentes secretos. En 1995, Fox se despachó con este revival/secuela que volvía a tener como protagonistas a Maxwell Smart (Don Adams) -convertido en el jefe de CONTROL- y la Agente 99 (Barbara Feldon), y sumaba a Andy Dick como Zack, uno de sus gemelos y espía estrella de la organización. La nostalgia y el “rescate emotivo” no estaban tan de moda por aquel entonces, y está “sexta temporada”, apenas duró unos siete episodios al aire. ¿¡Cómo se atreven!?
Anterior Siguiente < >