Publicado el

Ránking | Muerte en pantalla chica

10 historias trágicas de la televisión argentina

Volver a la home

Por: Cecilia Bona

Sangre de utilería y verdadera se mezclan en estas tristes narraciones de personajes que perdimos.

Aunque nos encanta pensar que las maldiciones y los malos ratos les suceden sólo a otros, lo cierto es que el espectáculo nacional tiene varias historias horrorosas en su haber. 

No es que se trate de escenas macabras en todos los casos, pero la angustia, el enojo y la depresión han conducido por malas sendas a nuestras estrellas. Como los disparos no siempre son hechos con balas de salva y no existe hada madrina ni colchón que aguante si un actriz o actor se tira por la ventana, las muertes suceden y aquí van por decena. 

  • 10
    Alberto Olmedo
    Si uno dice “capo cómico rosarino”, no podría estar hablando de otro que del gran Alberto Olmedo. El negro, como lo conocían sus amigos, cultivó una extensa carrera en el humor, tanto en TV, como en cine y teatro. El 5 de marzo de 1988, dos días después de la presentación en sociedad de su película “Atracción peculiar” (en la que compartía protagónico con su amigo y socio Jorge Porcel), el Negro cayó desde el balcón de su departamento en el edificio Maral 39 de Mar del Plata, en medio de una situación algo confusa. Sin más precisiones que el trágico resultado, desde ese momento nació el mito que condecora al ya consagrado intérprete del Mano Santa, el Capitán Piluso, y el Mago Ucraniano.
  • 9
    Cristina Lemercier
    De la telenovela "Señorita Maestra" tendremos mucha tela que cortar. Es que Cristina Lemercier tuvo su primer rol en TV en dicho ciclo, personificando a una maestra a la que los niños le hacían las mil y una. Por aquellos años, Cristina conoció a su futuro esposo, Raúl Ortega, hermano de Palito. Su carrera siguió con un alto perfil telenovelesco y hasta fue asesora de programas para chicos en ATC durante el menemismo. Pero su vida personal no iba tan viento en popa. El domingo 22 de diciembre de 1996, entró al sanatorio General Sarmiento con un disparo en la cabeza. A los pocos días fallecería por las heridas producidas. Ortega, por entonces ex esposo de la actriz, declaró ante la ley que ella misma se había disparado tras una discusión pensando que el arma estaba descargada. Comenzó así un sinfín de conjeturas que remarcaron la hipótesis del asesinato.
  • 8
    César Pierry
    Todo comenzó cuando César Pierry, un actor y comediante argentino en ascenso debido a su participación en ciclos televisivos, filmaba en julio de 1992 un capitulo de “Mi socio imposible”, la continuación de la exitosa tira “Detective de mujeres”. En la escena, el artista debía sostener una granada de humo en la mano. Sorpresivamente, la granada estalló, mutilando parcialmente la mano de Pierry. Durante la cuarta intervención quirúrgica, el cuerpo del actor no resistió más y sufrió un paro cardiorrespiratorio. La tragedia dejaría una estela de conjeturas, que cuestionaron no sólo a la compañía a cargo de los efectos especiales, sino el rol de los médicos y su correcto accionar.
  • 7
    Daniel Mendoza
    Daniel Mendoza comenzó su carrera en los medios en Europa, donde ofició primero como asistente de dirección en una treintena de largometrajes y luego se formó como periodista. Mendoza, quien ejercería como cronista en varios noticieros del país, fue, por ejemplo, el corresponsal de guerra que envió Canal 13 al conflicto con Gran Bretaña en las Islas Malvinas. También ofició como conductor en el ciclo “Despertar al País”, informativo mañanero en que compartía participación con una joven Andrea Frigerio. El 17 de agosto de 1992 decidió terminar con su vida mediante un disparo al corazón. Su accionar siempre fue relacionado al deterioro que había sufrido su relación extramatrimonial con Frigerio, quien lo había dejado y se había marchado del país con su nuevo novio
  • 6
    Graciela Cimer
    Este es otro caso que confirma la maldición que cayó sobre la película “Jacinta Pichimahuida”. Hablamos de Graciela Cimer, quien –con sólo 11 años- interpretó en la tira juvenil a Etelvina Baldaserre, la alumna rica y odiosa del curso. Cimer participó luego de varias tiras, en las que conoció a quien sería su última pareja, el galán Marco Estell. Tras formar parte de la campaña presidencial de Carlos Saúl Menem de 1989 se quedó sin trabajo y entró en una fuerte depresión. Embarazada de 3 meses, intentó suicidarse tomando barbitúricos, pero el efecto de las drogas fue contrarestado a tiempo. Finalmente, el 2 de julio de ese año, puso fin al tormento que estaba viviendo arrojándose por el balcón de la casa que habitaba junto a su pareja en la localidad de Sarandí.
  • 5
    Osvaldo Guidi
    Un actor consagrado a quien los medios le dieron la espalda. Ese fue Osvaldo Guidi, el chico que desde su infancia se aventuró a las tablas. Con el tiempo, su trabajo en teatro fue ampliamente reconocido y llegó a la TV. Guidi participó a principios de los ’90 de telenovelas que gozaron de mucho éxito y lo llevaron a ganar el Martín Fierro como “Mejor actor de reparto”. Quizás algunos lo recuerden personificando a Bernardo, el mayordomo que siempre se ponía del lado de Natalia Oreiro en la exitosísima “Muñeca Brava”. Pero desde ese proyecto hasta su trágico fin en 2011, nadie le abrió las puertas. Se dedicó al teatro y a la docencia, hasta que lo ganó la angustia por esa realidad injusta y decidió quitarse la vida colgándose en su escuela de teatro en donde también vivía.
  • 4
    Juan Castro
    Un periodista polémico siempre al borde del abismo, un paso más allá del límite. La descripción le cabe perfecto a Juan Castro, el joven comunicador que supo brillar contando historias de alto impacto. Desde chico estuvo en los medios, primero como productor de radio y luego como conductor de TV y supo llevar su impronta sincera y descarnada a cada proyecto en el que participó. Aunque con la exposición surgieron las grietas... El periodista puso sobre la mesa familiar conversaciones tabú, como las elecciones sexuales y el abuso de drogas, por ser los temas que atravesaban su vida. Sus programas lo llevaron a ser nombrado director creativo de Endemol, productora para la que generaba contenidos, poco antes del fatídico desenlace. El 2 de marzo de 2004 Juan Castro cayó por el balcón de su departamento en el barrio de Palermo y falleció. El misterio, los excesos y las opiniones políticas del momento envuelven desde entonces la incógnita sobre sus últimas horas, y el por qué de su caída.
  • 3
    Gianni Lunadei
    Un histriónico italiano bajado de los barcos de la amarga posguerra europea es el protagonista de este puesto. Gianni Lunadei llegó al país a los 12 años, y desde chico mostró interés por el teatro, tanto en apariciones dramáticas como cómicas. Luego de una vasta carrera en las tablas, en los ’80 consiguió la masividad que da la televisión gracias a su participación en “Mesa de noticias” junto a grandes del medio como Juan Carlos Mesa y Fernando Bravo. Además, fue “el flaco” en “El gordo y el flaco”, la dupla que completaba Mesa. Preso de una recurrente depresión, se suicidó en 1998 en la casona de su pareja, Perla Caron, de un disparo en la boca. Tenía 60 años.
  • 2
    Fabián Marcelo Rodríguez y Julio Silva
    La serie "Señorita Maestra" arrastró algunas de las maldiciones otorgadas a los participantes del film “Jacinta Pichimahuida”. Sólo teniendo en cuenta eso se podrían entender los destinos de los dos starboys errantes Fabián Marcelo Rodríguez y Julio Silva, quienes se volvieron famosos de chicos cuando participaron de la tira en los '80, interpretando a Cirilo y a Siracusa respectivamente. Desde ya, crecer siendo famoso puede llegar a ser algo descolocante y más cuando se apagan las luces y cae el telón. Por eso, con el paso de los años los actores buscaron volver al mundo artístico con un grupo de cumbia que no funcionó, se convirtieron en policías y luego en ladrones. En eso estaban en 2004 cuando entraron a robar a un kiosco y se produjo un tiroteo con un uniformado de verdad. ¿El resultado? Tragedia: Julio Silva resultó muerto y Fabián Marcelo Rodríguez detenido y condenado a 4 años de prisión.
  • 1
    Leonardo Simons
    Hubo una época de la televisión argentina en que los presentadores no eran patiños que dormían en los pasillos de los canales para picar en punta si se desocupaba un horario o se caía un invitado. Todo lo contrario. Eran señores, instruidos, buenos-mozos, que dejaban tras de sí un halo de éxito: el propio. Un gran ejemplo de esta raza de animadores era Leonardo Simmons, quien había comenzado su carrera en el mundo del espectáculo en 1968, y luego de 20 años asociado a Canal 9, firmó contrato con Telefe para hacer “Ta-te-show”. Luego de tres años al aire, y por motivos sobre los que todavía se conjetura, Leonardo se quitó la vida, arrojándose por la ventana de la oficina de su productora, dejando en shock a la opinión pública y a sus secretarias, que presenciaron el hecho.

1. Alberto Olmedo

Si uno dice “capo cómico rosarino”, no podría estar hablando de otro que del gran Alberto Olmedo. El negro, como lo conocían sus amigos, cultivó una extensa carrera en el humor, tanto en TV, como en cine y teatro. El 5 de marzo de 1988, dos días después de la presentación en sociedad de su película “Atracción peculiar” (en la que compartía protagónico con su amigo y socio Jorge Porcel), el Negro cayó desde el balcón de su departamento en el edificio Maral 39 de Mar del Plata, en medio de una situación algo confusa. Sin más precisiones que el trágico resultado, desde ese momento nació el mito que condecora al ya consagrado intérprete del Mano Santa, el Capitán Piluso, y el Mago Ucraniano.
Anterior Siguiente < >