Publicado el

Analisis | En la variedad está el busto

ANÁLISIS: Sherlock S04E01 ("The Six Thatchers")

Volver a la home

Por: Tatiana Mon Avalle

Tags: Sherlock
La espera terminó. ¡Sherlock está de regreso!

Año nuevo trajo consigo el primer capítulo de la cuarta temporada de “Sherlock”, una serie que nos tiene acostumbrados a esperar para ver nuevo material. Luego de 2 años, (sin contar el especial “The Abominable Bride”), la serie creada por Mark Gatiss y Steven Moffat está de vuelta con un episodio titulado “The Six Thatchers” (una referencia modernizada al cuento del Holmes original “La Aventura de los Seis Napoleones”) que si bien satisface las ganas de volver a ver una aventura del personaje, no estoy segura de que cumpla con las expectativas generadas.

Para empezar, viendo a Benedict Cumberbatch, no puedo sacarme de la cabeza a Doctor Strange. Mucho antes de ser el Hechicero Supremo Cumberbatch era Sherlock, sí, pero hay algo en la manera en la que lleva al personaje que deja entrever que el Universo Marvel dejó en él una huella definitiva. No creo que esto sea necesariamente inherente a la dudosa calidad del episodio pero sí refleja lo inevitable: Sherlock ya no es lo mismo. Al menos, en este nuevo capítulo.

Sherlock como personaje ya venía cambiando en la tercera temporada, perdiendo el miedo a tener sentimientos y amigándose con su lado más humano, Holmes había demostrado que, si quería, podía dejar de ser “un sociópata altamente funcional” para intentar ser… una persona. Sin embargo, en “The Six Thatchers” esta ambigüedad se deja de lado. El detective todavía es funcional, pero su lado sociópata parece haber sido otra de las víctimas de 2016.

Por otra parte, “Sherlock”, como serie, tampoco se mantiene igual. Mientras espera la próxima movida de Moriarty, el detective se enfrenta a todos los casos que se le presentan ya que además de Lestrade y Mycroft, ahora Holmes también brinda servicios (junto a los Watson, ahora padres) a la Interpol. Este caso en particular gira alrededor de seis bustos de Margaret Thatcher y su relación con la muerte de varias personas. Pero esto - y acá el diferencial del capítulo - no es más que una excusa para contar algo más: el pasado oculto de Mary.

En “The Six Thatchers”, la presentación del caso, las increíbles deducciones y los pequeños giros narrativos en el misterio a resolver son reemplazados por una historia dramática que, a pesar de una premisa interesante, se vuelve tan aburrida que es probable que a mitad de capítulo quieras agarrar el celular para chequear Twitter… algo decepcionante considerando que se estrenan solo 3 capítulos cada 2 años. Créanme, no estoy deseando que "Sherlock" se vuelva un episodio de CSI, y menos en una época en la que las series policiales se alejan cada vez más de ese estilo del “caso de la semana”, pero que el capítulo se centre en avanzar una poco atrapante historia macro hace extrañar a la vieja "Sherlock".

Dicho esto, volver a ver la dinámica de Sherlock y Watson en acción es un placer. El nivel actoral de Cumberbatch y Martin Freeman es un lujo, la puesta en escena es maravillosa, y la incorporación de Rachel Talalay (“The Flash”, “Supergirl”, “Supernatural”) en la dirección le aporta a la serie un aire oscuro pero fresco. Que quede claro, "Sherlock" sigue siendo una serie excelente, aún cuando su nivel parezca apagarse un poco. 

De momento, aprovecho que el champagne sigue abierto y todavía tengo sobras de turrón, y celebro que Sherlock esté de regreso.

PUNTAJE: 7/10