Publicado el

Editoriales | Un shmup... no como cualquier otro

FichineAR | Super Intergalactic Gang

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

La diversión está acá, a la vuelta de la esquina: en la Vía Lactea

De alguna forma, hice un pequeño balance de la industria argentina de vídeojuegos a comienzos de esta semana, así que fichineAR va a cerrar el año con un juego súper divertido. Ya les había comentado que el shoot em up fue de los géneros predilectos de los desarrolladores argentinos en 2016 y hoy, entonces, quiero recomendarles el más bizarro y hardcore de todos.

Super Intergalactic Gang es una creación muy personal que llega de la mano de Martín Cerdeira. Se trata de un shooter espacial, bien bullet hell, de ritmo muy vertiginoso, que se trae un reto de gran dificultad amortizado con la posibilidad de detener el tiempo, y por ende, la balacera incontenible, por unos segundos.

Desarrollado para PC, la apuesta fuerte del título es su multijugador local, que es, de hecho, la forma en que su creador recomienda que juguemos. Con un estilo gráfico pixelado y diseños bastante disruptivos e inquietantes para los enemigos, en Super Intergalactic Gang tomamos el rol de un soldado quien, con cohete propulsor en la espalda, se abre camino por el híper espacio masacrando todo lo que se cruza en su camino. Los diseños para los personajes jugables son adorables y también muy divertidos, ya que esconden referencias a otros títulos indies conocidos o incluso a películas muy presentes en la cultura nerd.

Super Intergalactic Gang resulta adictivo y dinámico no solo por el  característico ritmo que manejan las partidas en este género sino también porque, al apostar por contenido generado proceduralmente, las partidas resultan lo suficientemente variadas entre ellas. Esto último es crucial: al jugar, morimos mucho y, al estilo roguelike, el juego no maneja save games, sino que nos castiga a comenzar el viaje de nuevo si llegamos a un game over. Hay contenidos que no cambian al reiniciar el nivel –los jefes están seteados, por ejemplo–, pero las armas y mejoras que vamos encontrando nos llegan al azar. Lo mismo sucede con las recompensas que obtenemos al aniquilar al jefe de turno. La suerte es crucial, claramente, como en todos los títulos del estilo, pero lo realmente vital para salir airoso en este fichin son los reflejos. Recomiendo jugar con gamepad, ya de por sí se agradece el soporte para el control de Microsoft. Pero la última palabra siempre la tiene el jugador. Considerando que el control es simple (hay dos teclas de acción además de las de desplazamiento), desplazarse con teclado puede ser cómodo también para los PC gamers más arraigados a lo tradicional.

Y como suele pasar con el entretenimiento que se vuelve vicio, al poco tiempo, ya comenzarás a tararear las melodías chiptuneras que conforman la banda sonora. Al recoger un arma, el narrador anunciará el nombre con un sonido robótico y al activar la habilidad especial de ralentizar el tiempo, terminarás gritando al compás “TIME DISTORT!”. Más allá de que soy asidua al género, porque me remite a la infancia, lo que terminó por comprarme de este fichín es su estética y el conjunto total de banda sonora, aspecto gráfico y presentación. Es sencillamente bizarro. Puede que las capturas de pantalla no sean lo más seductoras, pero esperá a ver esos fondos simples y esos enemigos rústicos en movimiento, danzando junto a decenas de disparos, al compás de música pegadiza. Super Intergalactic Gang es divertidísimo. Punto.

Con su dificultad, este jueguito nos asegura muchas horas de diversión que se disfrutan mucho más acompañado de un segundo jugador. ¡Ah! Todavía no les conté su precio en Steam: entretenimiento y disparos a mansalva por menos de $5 dólares. Y en itch.io directamente se vende a un precio de risa. ¿Realmente te lo vas a pensar? No seas tan quedado, ¡los alienígenos tienen buenos reflejos!