Publicado el

Ránking | Ni muy muy, ni tan tan

Cine 2016: Las 10 decepciones del año

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Las esperamos con ansias, nos desilusionaron de lo lindo.

Esperábamos grandes cosas de estas películas y ninguna terminó de colmar nuestras expectativas. Ok, no son la cura de una enfermedad mortal, pero duele cuando nos estrujan así las ilusiones (¿?).  Mientras nos secamos las lágrimas y reclamamos nuestro dinero, listamos las diez decepciones fílmicas que nos dejó el 2016.

  • 10
    Batman Vs Superman: El Origen de la Justicia (Batman v Superman: Daw of Justice, Zack Snyder, 2016)
    Hay escenas épicas, imágenes calcadas del cómic y un nuevo Batman que no apesta tanto como el George Clooney; ni hablar que la aparición de Wonder Woman es uno de los mejores momentos del cine de superhéroes. Pero a pesar del disfrute y los gustos personales, la película de Snyder defraudó a la mayoría. Estamos hablando del enfrentamiento superheroico del milenio, acá, perdido entre demasiados conflictos personales, políticos y religiosos. Queríamos piñas y cosha golda Zack, y nos diste Marthas y a la Liga de la Justicia en PowerPoint. Las intensiones fueron buenas, pero menos solemnidad y más acción para la próxima porque te quemamos el rancho.
  • 9
    Los 8 más Odiados (The Hateful Eight, Quentin Tarantino, 2015)
    Estamos en Wyoming, unos años después de la Guerra Civil. Una diligencia atraviesa las llanuras de camino a Red Rock y entre los pasajeros se encuentran el cazarrecompensas John Ruth y su cautiva Daisy Domergue. En el viaje se van sumando Marquis Warren, ex soldado de la unión y Chris Mannix, el flamante Sheriff del pueblo. Una tormenta los obliga a refugiarse en la Mercería de Minnie donde ya están guarecidos otros cuatro individuos bastante sospechosos. Conforme pasan las horas la situación entre los personajes se vuelve cada vez más tensa y es probable que la mayoría de ellos no llegue a completar su travesía. La última película de Quentin Tarantino prometía ser todo lo que nos gusta y mucho más. Están los diálogos afiladísimos, los baños de sangres y la violencia excesiva, y los grandes personajes, pero también una cantidad de metraje extra que no ayuda a conectarnos con la trama. A Taranta se le subió el western a la cabeza y no podemos hacer nada para evitarlo.
  • 8
    La Leyenda de Tarzán (The Legend of Tarzan, David yates, 2016)
    David Yates, conocido por dirigir varias de las películas de Harry Potter, se mete con este clásico de la literatura para darle una nueva vuelta de tuerca e intentar sorprendernos. Margot Robbie, Alexander Skarsgård, Samuel L. Jackson y Christoph Waltz protagonizan el más famoso relato de Edgar Rice Burroughs, que vuelve a cobrar vida con mucha acción y aventura… “políticamente correcta”. Esta vez Tarzan (Skarsgard), ya aclimatado a la vida mundana de Londres, decide volver a su verdadero hogar en la jungla para investigar las actividades de un campamento minero. Ni lo lindos que son Margot y Alexander logran despejar nuestras sospechas iniciales: “La Leyenda de Tarzán” es difícil de encasillar en un género y un público determinado y por eso desbarranca fácilmente.
  • 7
    Miedo Profundo (The Shallows, Jaume Collet-Serra, 2016)
    El español Jaume Collet-Serra, acostumbrado a trabajar con Liam Neeson en sus incontables películas de súper acción, se sumerge en las profundidades del océano donde habitan las más temidas criaturas. Bah, en realidad no es tan así. La historia transcurre a apenas 200 metros de la playa donde Nancy (Blake Lively), joven surfista, es atacada por un gran tiburón blanco y ahora, a merced del animalito con ganas de almorzarla, deberá poner a prueba todo su instinto de supervivencia para llegar lo más sana posible hasta la costa. Este “unipersonal” protagonizado por Lively, y su victimario al acecho, pretendía ser la nueva “Tiburón” (Jaws, 1975), pero no es más que un aventura bien filmada, donde el antagonista es un escualo asesino.
  • 6
    La Vida Secreta de tus Mascotas (The Secret Life of Pets, Chris Renaud y Yarrow Cheney, 2016)
    Los primeros avances de esta aventura plagada de animalitos auguraban una gran historia, original, sobre el extraño comportamiento de un grupo de mascotas cuando sus dueños abandonan el hogar. Qué chasco descubrir que esto sólo ocurre en los primeros minutos de la trama y después todo se convierte en una copia mal llevada de “Toy Story” (1995) y otras tantas historias. Los creadores de “Mi Villano Favorito” (Despicable Me) tenían una gran oportunidad para contarnos algo genial que no tenga nada que ver con los Minions, pero más allá de lo visual y algunos personajes simpáticos, “La Vida Secreta de tus Mascotas” no aporta nada a un género lleno de maravillas.
  • 5
    Los Siete Magníficos (The Magnificent Seven, Antoine Fuqua, 2016)
    Todo se recicla y eso no debería sorprender a nadie. Lo que da pena es tener semejante elenco y no poder entregar un western digno en pleno siglo XXI. La historia de Antoine Fuqua toma como punto de partida la película homónima dirigida por John Sturges en 1960, basada a su vez en “Los Siete Samuráis” de Akira Kurosawa. Siete pistoleros deciden hacer yunta para ayudar a los habitantes de un pueblito a deshacerse de una salvaje banda de ladrones. Demasiados lugares comunes y estereotipos para una película que quería quedar bien con todos, pero no enamoró a ningún público.
  • 4
    Miss Peregrine y los Niños Peculiares (Miss Peregrine's home for peculiar children, Tim Burton, 2016)
    Tim Burton trató de recuperar el terreno perdido y volver a las historias que lo llevaron a la fama: fábulas cargadas de fantasía y extraños personajes. Basada en la novela homónima de Ransom Riggs, la película cuanta la historia de Jake (Asa Butterfield), un adolescente acosado por pesadillas tras una tragedia familiar que, por recomendación médica, decide emprender un viaje y encontrar un viejo orfanato donde supo vivir su fallecido abuelo. Claro que el lugar no tiene nada de corriente y resulta ser un refugio para chicos con poderes peculiares, al cuidado de la señora Peregrine (Eva Green), una “cambiaformas” capaz de convertirse en pájaro, muy protectora de sus chicuelos. La intención es lo que cuenta, pero debemos aceptar que el Burton de “Ed Wood” (1994) se nos fue para siempre.
  • 3
    El Renacido (The Revenant, Alejandro González Iñárritu, 2015)
    Leonardo DiCaprio quería un Oscar e hizo todo lo posible por conseguirlo de la mano del mexicano Alejandro González Iñárritu (“Birdman”). La dupla se despachó con esta aventura dramática adaptada de la novela homónima de Michael Punke e inspirada por hechos reales; una historia de casi tres horas que grita “premios” por todos lados, pero no conmueve ni a la familia del oso caído en desgracia. Estamos a finales del siglo XIX y el fronterizo Hugh Glass (DiCaprio) decide emprender una cruenta venganza contra sus compañeros de expedición que lo dieron por muerto y lo abandonaron en mitad de la nada. Leo sufre hasta más no poder, mientras Iñárritu sueña que es el nuevo Terrence Malick.
  • 2
    Jason Bourne (Paul Greengrass, 2016)
    La última vez que Matt Damon se puso en la piel de este agente desmemoriado fue en el año 2007 de la mano de “Bourne: El Ultimátum” (The Bourne Ultimatum). Los años se le notaron en esta nueva entrega, aunque no en el aspecto físico, sino en el aburrimiento de una trama que cae en todos los lugares comunes y apenas entretiene. Paul Greengrass y su cámara prodigiosa supieron marcar esta nueva generación de películas de espías, pero con “Jason Bourne” no logró encontrar el tono justo y simplemente rellena la pantalla con persecuciones y artificio. Acá, Jason ya recuerda quien es, pero sigue teniendo problemas con ciertos aspectos de su pasado. Mejor que se vuelva a olvidar porque era mucho más copado.
  • 1
    Escuadrón Suicida (Suicide Squad, Ayer, 2016)
    El equipo de antihéroes de David Ayer tenía todas las chances de revertir el curso del Universo Extendido de DC en la pantalla grande después de que “Batman v Superman” dividiera las aguas entre críticos y fans. La película resultó ser todo un éxito de taquilla, pero dejó un mal sabor de boca debido a sus inconsistencias, un guión sin patas ni cabeza, un Joker que da miedo (en el peor de los sentidos) y cierta glamorización de violencia, si tenemos en cuenta el suceso de un personaje como Harley Quinn, nada más alejado de un modelo a seguir, que fue imitado hasta el hartazgo por toda una nueva camada de seguidoras. A pesar de algunos puntos a su favor, la decepción fue demasiado grande y se ganó los más altos honores de este ranking.

1. Batman Vs Superman: El Origen de la Justicia (Batman v Superman: Daw of Justice, Zack Snyder, 2016)

Hay escenas épicas, imágenes calcadas del cómic y un nuevo Batman que no apesta tanto como el George Clooney; ni hablar que la aparición de Wonder Woman es uno de los mejores momentos del cine de superhéroes. Pero a pesar del disfrute y los gustos personales, la película de Snyder defraudó a la mayoría. Estamos hablando del enfrentamiento superheroico del milenio, acá, perdido entre demasiados conflictos personales, políticos y religiosos. Queríamos piñas y cosha golda Zack, y nos diste Marthas y a la Liga de la Justicia en PowerPoint. Las intensiones fueron buenas, pero menos solemnidad y más acción para la próxima porque te quemamos el rancho.
Anterior Siguiente < >