Publicado el

Ránking | Los Indiespensables

Videojuegos 2016: Los 15 mejores juegos indie

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Qué gran año fue este para la industria Indie. Pasen y conozcan los mejores del 2016

Uno ya sospechaba que el 2016 fue un excelente año para la industria Indie, pero sólo al intentar reducir la lista a meros 15 títulos comprendí la magnitud de juegos fantásticos que salieron este año. Componer este listado fue una tarea ardua, primero y principal porque tuve que dejar afuera a muchos otros grandes títulos, y segundo porque incluso ordenar de forma más o menos coherente los quince juegos seleccionados fue un desafío todavía mayor. Ocurre que este año tuvimos toda clase de géneros y opciones a la hora de elegir qué jugar, desde frenéticas aventuras de acción hasta emotivas experiencias personales.

A los fines de la lista decidí enfocar mis decisiones en lo que cada uno de estos juegos representa, tanto para su género como para la industria Indie en general. También intenté que haya la mayor diversidad posible, de modo que existan grandes posibilidades de que todos gusten de al menos uno de estos títulos, aunque sospecho que eso no será ningún problema. Así pues, aquí están, estos son los 15 mejores Indies de este fructífero 2016.

  • 15
    Reigns
    Admiro la jugabilidad de Reigns por sus escasas opciones; apenas una "carta" al medio de la pantalla, que narra una situación, y dos opciones a elegir: una hacia la izquierda, otra hacia la derecha. Como el nuevo Rey del Reino estamos obligados a tomar decisiones cuando las personas se acercan a consultarnos, y cada decisión influirá en una o más de nuestras cuatro barras de nivel: Religión, Pueblo, Milicia y Tesoro. Nuestra misión: gobernar manteniendo nuestras barras hacia la mitad, pues si cualquiera de ellas se llena o vacía por completo, nuestro Rey pasará a mejor vida. Pero no se preocupen, que la muerte es apenas una puerta a más posibilidades; nuestro sucesor continuará la historia del Reino en una historia de fondo que se va mostrando de a migajas, y poco a poco habilitaremos nuevos naipes para agregar a nuestro Reinado, los que aparecerán al momento de tomar nuevas decisiones en nuevas situaciones.

    En resumen, un juego barato y minimalista, pero con un concepto y ejecución magistrales que nos mantendrán siguiendo la sucesión de Reyes por muchas generaciones.
  • 14
    Overcooked
    El concepto de Overcooked es bastante sencillo: hay que preparar platillos en una carrera contrarreloj, lo que implica agarrar los ingredientes correctos, procesarlos de la forma indicada, preparar el plato en cuestión y entregarlo por la mesada principal. Fácil, ¿no? Pero la cosa se complica cuando nuestro restaurante está en plena calle y la gente intenta cruzar por el medio, o cuando estamos en un barco que menea las mesadas de aquí para allá, o cuando un terremoto divide en dos el terreno de juego, o cuando estamos cocinando en dos camiones en movimiento y tenemos que aprovechar los momentos en que ambos vehículos están juntos para pasar a una u otra sección de la cocina. Todo esto y más encontraremos en este divertidísimo juego que resulta mil veces más fantástico con la inclusión de modos multijugador, pues es en este lugar donde el verdadero caos de cocina puede comenzar, forzando a dos o más jugadores a cooperar para administrar ingredientes al vuelo o para decidir quién lava los platos mientras la sopa se quema. En resumen: una comida para compartir con amigos, tan rica que todos van a querer repetirla.
  • 13
    Okhlos
    Es una verdadera alegría ver a un producto Argentino en esta lista, pero Okhlos se lo ganó de buena ley gracias a un concepto original y una ejecución eficiente. Tomando de base las leyendas de los héroes de la Grecia Antigua el equipo de Coffee Powered Machine causa un levantamiento de los Filósofos de la época, hartos de los malos tratos de los Dioses. Ahora es cuestión de juntar seguidores y romper todo a nuestro paso, aumentando el frenetismo de nuestra turba iracunda hasta que ganen impulso y empiecen a romper todo pero ahora en serio. El nivel de caos que puede generarse en pantalla no deja de ser divertido.

    El juego se nutre de varios elementos Roguelike, de modo que tanto los terrenos de juego como los héroes que iremos consiguiendo en el camino serán aleatorios. Estas unidades especiales brindan poderes y desventajas a nuestra muchedumbre, y destrabarlos a todos nos llevará varias sesiones de juego; pero eso está perfecto porque siempre hay una buena excusa para volver a causar un levantamiento en la población. Felicidades a Coffee Powered Machine, y ojalá vayan a por más.
  • 12
    Headlander
    Double Fine nos hace perder la cabeza en esta aventura de plataformas con aire setentoso y espacial; pero no se preocupen, que podemos acoplar nuestro cráneo con casco en los cuerpos cibernéticos de cualquier otro artilugio electrónico que encontremos a mano. Y será muy necesario ya que no sólo debemos estar en el cuerpo correcto para pasar por tal o cuál puerta, también notaremos que no todos los elementos de los que podemos apropiarnos son totalmente aptos para sobrevivir a un combate (aunque sí son excelente motivo de risa y/o sorpresa). Una vez más el poder de Double Fine de crear mundos fantásticos vuelve a brillar con un concepto original e interesante, y, aunque en esta oportunidad el humor no es el punto principal del juego, Headlander también tiene sus buenos momentos de picardía. Solamente esperemos que no se les suba el éxito a la cabez--Bueno, no, perdón...
  • 11
    Oxenfree
    Una noche de diversión que termina en lo paranormal; más o menos así se podría resumir Oxenfree, pero también sería un despropósito no mencionar todo lo bueno que hace a esta aventura 2D a merecer este puesto. Buena parte de su carisma reside en su historia, que se narra con diálogos fluidos y muy bien interpretados, lo que vuelve a sus personajes interesantes y creíbles. El otro motivo de interés es la mecánica principal del juego, que utiliza la sintonización de frecuencias de la radio de Alex, protagonista principal, como medio para activar los extraños fenómenos que tienen lugar en la isla en la que sólo planeábamos tener una simple noche de juerga juvenil. Una historia bien llevada que nos incita constantemente a querer saber qué sorpresa nos depara a continuación.
  • 10
    That Dragon, Cancer
    Qué feo se siente tener que comparar That Dragon, Cancer con los demás juegos de este listado en base a su fuerte temática y tristísima historia, ya que esta no es una experiencia diseñada para ser disfrutada, sino para ser vivida. La historia del joven Joel Green, hijo de Ryan y Amy, desarrolladores principales de este emotivo viaje lleno de altibajos en el que ya sabemos el triste final del trayecto, lo que no deja de mostrar algunas facetas de esperanza. No es un juego divertido. De hecho, casi no me atrevería a llamarlo "juego". Es una narración interactiva con decisiones difíciles y situaciones peores. Pero es una historia que vale la pena conocer, y puede llegar a abrir los ojos de muchos de los que la experimenten.
  • 9
    Owlboy
    Nueve años le llevó a D-Pad Studio desarrollar este título y el resultado se luce en cada pixel que aparece en pantalla, porque Owlboy es una belleza de pixelart en movimiento y una delicia para los oídos gracias a una banda sonora que puede llegar a hacerle saltar un lagrimón a los más nostálgicos (¡El tema de Vellie!). Controlando a Otus, el Niño-Lechuza titular, veremos su vida en el pacífico pueblito flotante de Vellie hasta que la aparición de unos piratas aéreos pone en marcha el argumento principal que, pese a dejar algunos cabos sueltos, nos lleva por una montaña rusa de emociones y uno de esos finales que nos dejan mirando la pantalla, recordando todo lo que vivimos durante esta hermosa experiencia. Es difícil no apreciar toda la pasión que el estudio puso detrás de este título, y cómo casi una década de esfuerzo dio resultados.
  • 8
    Salt and Sanctuary
    Muchos juegos se han jactado de ser "el nuevo Dark Souls", pero pocos lo han logrado con la eficacia de Salt and Sanctuary. Aún siendo un juego en 2D, tanto su apartado artístico como su tono evocan notablemente a la saga de juegos de acción en tercera persona; pero si hay un punto en común más relevante, ese es el sistema de combate. Nuestro protagonista tendrá a su alcance una generosa variedad de armamento, asistido por cientos de ítems a nuestra disposición. En combinación con algunos elementos de rol, las posibilidades del juego son tan altas como su dificultad, porque si hablamos de comparaciones con la saga Souls, es en la dificultad del combate donde hayamos el mayor punto de convergencia. Prepárense a morir, señoras y señores.
  • 7
    Superhot
    SUPER. HOT. SUPER. HOT. SUPER. HOT.

    Otro concepto simple que es explotado de forma magnífica. Superhot nos pone en el siguiente predicamento: es un juego de acción en primera persona en el que el tiempo solamente avanza a velocidad normal cuando nosotros mismos nos movemos. Eso es todo. Con esta idea básica y algunos movimientos específicos, nuestro protagonista debe sobrevivir a cada nivel con movimientos calculados al milímetro y mil y un momentos en los que veremos las balas del adversario pasar rozándonos la oreja.

    Superhot cuenta con una campaña breve, pero esa no es la principal gracia del juego. No, su componente más activo se encuentra en la tonelada de contenido extra, que incluye desafíos de velocidad, restricciones en el armamento y muchos otros modificadores para poner a prueba nuestra destreza en este espacio de tiempo congelado. Y cada victoria se siente sublime.

    SUPER. HOT. SUPER. HOT. SUPER. HOT.
  • 6
    Starbound
    Tomando la idea general de Terraria, pero expandiendo todos los horizontes, Starbound nos lleva a recorrer la galaxia con el fin de hallar la forma de derrotar a una poderosa entidad que amenaza con destruir el universo. Para ello habrá que viajar de planeta en planeta, explorando sus superficies y obteniendo recursos para fabricar nuevo y mejor equipo. La campaña principal de Starbound se basa en una serie de misiones bastante escueta, pero funcional a los fines de ir a visitar nuevos lugares. Lo bueno es que, incluso si terminamos la campaña principal, todavía tenemos todo el cosmos para explorar y mil cosas más para hacer. Y cuando te aburras de todo eso, date una vuelta por la colección de MODs creados por usuarios y volvé a redescubrir este fantástico juego.
  • 5
    Hyper Light Drifter
    Con grandes dosis de acción y una dirección de arte bellísima, Hyper Light Drifter nos hizo combatir contra docenas de enemigos en batallas donde nuestra velocidad de reacción es crucial para la victoria, todo gracias a un sistema de lucha de respuesta rápida en el que las barridas para esquivar daños se combinaban con ataques cuerpo-a-cuerpo y disparos a distancia. El resultado final es uno de los juegos más satisfactorios del año, en el que la historia se narra con imágenes y cada encontronazo con el enemigo es un derroche de adrenalina. Y si algo podía mejorar la experiencia era largar un parche para jugar a 60 cuadros por segundo. Sí, gracias.
  • 4
    Stardew Valley
    Siempre me da una linda sensación ver que un producto como Stardew Valley consigue niveles de calidad tan altos, dadas las circunstancias. Y las circunstancias fueron que este proyecto de pura devoción es el trabajo de una sola persona a lo largo de cuatro años en los que jamás lo subió a Early Access y nunca aceptó pagos para comercializar el juego hasta que éste no estuviese terminado. Esa es la actitud de una persona que tiene plena confianza en lo que está haciendo, y es ese tipo de personas las que merecen toda nuestra atención... en especial cuando el producto final es tan hermoso.

    Stardew Valley es, lisa y llanamente, Harvest Moon, pero más completo y para PC. Nuestra llegada a la granjita que nos legó nuestro abuelo es el inicio de una aventura que moldearemos a nuestro gusto. ¿Queremos ir con calma y cosechar un poco? Dale. ¿Querés olvidarte de la granja y ser un campeón de la pesca? Sí, podés. ¿Preferís cuidar animales? Bueno. ¿Preferís socializar con el pueblito vecino? Sí, adelante. Todo eso y más lo encontraremos en este juego de objetivos vagos y paz en el aire, donde podemos avanzar a nuestro ritmo, ya sea en la rutina de cosechar nuestra siembra y cuidar a los animales como también de salir a explorar y descubrir los secretos del Valle. Felicitaciones a Eric Barone, y ojalá sigan los éxitos.
  • 3
    Firewatch
    La gente de Campo Santo estrenó su primer juego causando un revuelo en las redes, ya que todo el mundo debatía si el final de Firewatch era bueno o no. Personalmente, el desenlace de la historia protagonizada por Henry y Delilah; él un nuevo guardabosques que busca escapar un poco de sus problemas, ella una veterana que oficia de supervisora para el novato; es perfecta. Toda la trama que se va desenvolviendo a lo largo de esta aventura de exploración está perfectamente explicada y cierra por todos lados. El hecho de que esté arraigada tan dolorosamente en la realidad no significa que sea un final malo. Al contrario, el juego dejó pensando a más de uno, y eso siempre es bueno. El hecho de que el juego cuente con dos excelentes personajes, tanto en sus personalidades como en el impecable trabajo de voces, no hace otra cosa que sumarle puntos al producto final.
  • 2
    Darkest Dungeon
    Uno de los mejores juegos del año salió prácticamente al comienzo del mismo tras un buen período de Early Access, y el resultado final es digno de colocar casi-casi en lo más alto del listado. Se trata de un Dungeon Crawler con elementos de Rol y Roguelike en el que debemos guiar a grupos de pobres infelices a explorar y conquistar los terrenos de una vieja mansión. ¿El problema? Todo el lugar está plagado de criminales y criaturas de pesadillas.

    Contando con un sólido sistema de combate por turnos en el que el posicionamiento de cada personaje es clave para la victoria, el juego gana puntos extra por su enorme nivel de desafío y un apartado gráfico tétrico y desesperanzado, encajando perfectamente en la ambientación. Ah, y el narrador es un bonus indicutible. Agárrense fuerte, que el Calabozo Más Oscuro no le da tregua a nadie.
  • 1
    Inside
    Hablar mucho sobre Inside es medio espoilear Inside. Lo mejor que se puede decir es: vayan y juéguenlo, y perdón por las potenciales pesadillas. La nueva aventura de plataformas e ingenio de Playdead toma varios elementos de su primer juego, Limbo: cero explicaciones y un joven protagonista que debe avanzar por escenarios mucho más aterradores e inquietantes que los que vivimos en aquella primera aventura, en buena parte gracias a un diseño de animación soberbio y una dirección de arte que evoca nervios y paranoias. Sí, es un juego que se puede ganar de una sola sentada, ya que su duración no es particularmente larga... pero los recuerdos de la experiencia, ah, esos te van a quedar de por vida.

1. Reigns

Admiro la jugabilidad de Reigns por sus escasas opciones; apenas una "carta" al medio de la pantalla, que narra una situación, y dos opciones a elegir: una hacia la izquierda, otra hacia la derecha. Como el nuevo Rey del Reino estamos obligados a tomar decisiones cuando las personas se acercan a consultarnos, y cada decisión influirá en una o más de nuestras cuatro barras de nivel: Religión, Pueblo, Milicia y Tesoro. Nuestra misión: gobernar manteniendo nuestras barras hacia la mitad, pues si cualquiera de ellas se llena o vacía por completo, nuestro Rey pasará a mejor vida. Pero no se preocupen, que la muerte es apenas una puerta a más posibilidades; nuestro sucesor continuará la historia del Reino en una historia de fondo que se va mostrando de a migajas, y poco a poco habilitaremos nuevos naipes para agregar a nuestro Reinado, los que aparecerán al momento de tomar nuevas decisiones en nuevas situaciones. En resumen, un juego barato y minimalista, pero con un concepto y ejecución magistrales que nos mantendrán siguiendo la sucesión de Reyes por muchas generaciones.
Anterior Siguiente < >