Publicado el

Ránking | Es preferible reír que llorar

Cine 2016: Las 10 mejores comedias

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Las risas de 2016 vinieron acompañadas de acción, música, un poco de drama y mucha nostalgia.

Es más difícil hacer reír que llorar, por eso resulta tan complicado rescatar buenas comedias sin caer en las simples historias pasatistas o una seguidilla de chistes escatológicos. El 2016 nos trajo buenos ejemplos, pero tenemos que bucear más allá de los estrenos locales, algunos lanzamientos tardíos de 2015 y, como siempre, la mezcla de géneros cinematográficos, ya que es casi imposible encontrar una comedia 100% pura por estos días. ¿Dónde está Mel Brooks o los Zucker cuando se lo necesita?

Risas, un poquito de drama, acción, música y mucha nostalgia marcaron el ritmo del humor en esta temporada. 

  • 10
    Amigos de Armas (War Dogs, Todd Phillips, 2016)
    El director de “¿Qué Pasó Ayer?” (The Hangover) lleva sus locuras a la mitad del desierto. Jonah Hill y Miles Teller protagonizan la historia real de Efraim Diveroli y David Packouz –detallada en un articulo de la revista Rolling Stone escrito por Guy Lawson, que más tarde se despachó con e libro “Arms and the Dudes”-, dos jóvenes que se adjudican un contrato del Pentágono por la obscena cifra de 300 millones de dólares para suministrar con armas a los aliados de los Estados Unidos en Afganistán. Una agradable sorpresa que, bajo su fachada de descontrol y excesos, su acción y momentos tensos, deja entrever unas cuantas críticas sobre la sociedad norteamericana y el implacable negocio de la guerra.
  • 9
    El Club de las Madres Rebeldes (Bad Moms, Jon Lucas, Scott Moore, 2016)
    Mila Kunis, Kristen Bell y Kathryn Hahn rompen convencionalismos y demuestran que las “chicas” también pueden divertirse y juerguear como los hombres. Amy (Kunis) es una madre y esposa ejemplar, una profesional de carrera que, en apariencia, tiene una vida perfecta; pero tanta corrección le quemó la cabeza y está a punto de tocar fondo. Totalmente exhausta, decide unir fuerzas con otras dos mamás en su misma situación y salir de parranda para celebrar (al menos por una noche) su libertad de las ataduras y las responsabilidades del hogar, el trabajo y los niñitos. Esta actitud tan relajada y liberal las enfrenta con Gwendolyn (Christina Applegate), presidenta de la junta de padres del colegio, y su círculo de madres devotas y perfectas. Una comedia bastante subvalorada, que engaña desde las apariencias.
  • 8
    Capitán Fantástico (Captain Fantastic, Matt Ross, 2016)
    Esta dramedia familiar viene con varios premios festivaleros encima y sigue acumulando nominaciones para nuestro querido Guido. Viggo Mortensen es Ben, un padre que decidió criar a sus seis hijos de una forma poco convencional, alejados de la sociedad y en medio de los bosques del noroeste americano. Bah, todo un hippie. Cuando una tragedia golpea a la familia, deben abandonar su pequeño paraíso y empezar una nueva travesía en el mundo exterior con todos los retos que esto conlleva. Steve Zahn, Missi Pyle, Kathryn Hahn, George MacKay, Erin Moriarty y Frank Langella completan el elenco de esta pequeña película independiente dirigida por Matt Ross, actor que está dando sus primeros pasos tras las cámaras y ya nos enamora con sus historias y personajes entrañables.
  • 7
    The Lobster (Yorgos Lanthimos, 2015)
    David (Colin Farrell) tiene un problemón. Vive en una sociedad distópica donde la soltería está penada por la ley. Tras ser arrestado, el muchacho tiene 45 días para conseguir pareja o será convertido en un animalito a su elección. Ese es el planteo de esta oscura comedia de ciencia ficción protagonizada por Farrell, Rachel Weisz, Léa Seydoux, John C. Reilly, Ben Whishaw y Michael Smiley, entre otros. Los convencionalismos impuestos por la sociedad, acá toman un nuevo significado cuando la búsqueda de una pareja romántica es una cuestión de vida o muerte. Excéntrica y elegante, un bicho raro dentro del género que puede no gustar a todos.
  • 6
    Everybody Wants Some (Richard Linklater , 2016)
    Richard Linklater ya nos paseó por la estudiantina setentosa con “Rebeldes y Confundidos” (Dazed and Confused, 1993). Tras “Boyhood: Momentos de una Vida” (Boyhood, 2014), el director y guionista vuelve a rodearse de adolescentes desenfrenados, esta vez, en la gloriosa década del ochenta tan de moda por estos días. Blake Jenner, Ryan Guzman, Tyler Hoechlin, Wyatt Russell, Glen Powell, Will Brittain y Zoey Deutch protagonizan esta comedia llena de nostalgia y una gran banda sonora (cuando no), que sigue las aventuras de un grupo de colegiales texanos que tratan de echar mano a las libertades (y huir de las responsabilidades) que trae aparejadas la adultez.
  • 5
    Tangerine (Sean Baker, 2015)
    Sin-Dee Rella (Kitana Kiki Rodriguez) es una “trabajadora” transexual que acaba de cumplir una sentencia de 28 días en prisión. Lo primero que hace al salir es reunirse con su amiga Alexandra -otra prostituta transgénero- en una tienda de donas durante la víspera de Navidad. Sin querer, Alex le revela que su novio y proxeneta Chester la estuvo engañando con una mujer cisgénero, lo que provoca un sinfín de situaciones que llevan a Sin-Dee a recorrer cada rincón de este barrio hollywoodense para encontrar a la parejita en infracción y pedir explicaciones. Bastante desapercibida pasó esta comedia dramática protagonizada por verdaderas actrices trans, que le agregan su cuota de “autenticidad” y mucho humor a una gran película independiente.
  • 4
    Sing Street: Reviviendo los 80’s (Sing Street, John Carney, 2016)
    Un pecado mortal que esta pequeña maravilla irlandesa no haya pasado (todavía) por los cines locales. Piensen en un rejunte entre “The Commitments” (1991), “Casi Famosos” (Almost Famous, 2000) y “Escuela de Rock” (School of Rock, 2003), y súmenle una historia de amor adolescente en plena crisis económica en la Dublín de 1985. Conor (Ferdia Walsh-Peelo) es un quinceañero que ama componer canciones, en parte, para escapar de los gritos de sus padres, el cambio de escuela y los constantes abusos de sus compañeros. Determinado a conquistar el corazón de una chica, el adolescente decide formar una banda junto a otros marginados escolares, influenciado por bandas como Duran Duran, The Cure y A-ha, entre otras. El director y guionista John Carney, responsable de “Once” (2007), rinde culto al rock y pop de los ochenta a través de esta “coming of age” que habla de la amistad, el primer amor, la rebeldía teen y todos los problemas y dudas que trae consigo la adultez.
  • 3
    Dos Tipos Peligrosos (The Nice Guys, Shane Black, 2016)
    Shane Black, director de “Irom Man 3” (2013) entre otras cosas, es un experto en esto de las duplas de acción/aventura/comedia detectivescas gracias a su colaboración en la saga de “Arma Mortal” (Lethal Weapon). De ahí, podríamos decir, se desprende esta hermosa bizarreada protagonizada por Ryan Goslin y Russell Crowe, un detective privado y un “ajustador” de cuentas que unen fuerzas para investigar el supuesto accidente de una estrella porno y, de paso, desenmascarar una peligrosa conspiración ligada a la industria automotriz. Kim Basinger, Matt Bomer y Margaret Qualley completan el elenco de esta locura muy retro y súper violenta ambientada en la frívola ciudad de Los Ángeles.
  • 2
    ¡Salve, César! (Hail, Caesar!, Joel y Ethan Coen, 2016)
    Los hermanos Coen volvieron a su mejor forma con esta comedia plagada de estrellas que se mete tras bambalinas de la Era Dorada de Hollywood allá por la década del cincuenta. Josh Brolin es Eddie Mannix, ejecutivo de un estudio cinematográfico, encargado de resolver diferentes problemas que se suceden bajo su “techo”, y ahora debe buscar la manera de pagar el rescate de Baird Whitlock (George Clooney), su actor estrella que fue secuestrado en medio de la producción más importante del año. Scarlett Johansson, Channing Tatum, Tilda Swinton, Ralph Fiennes, Jonah Hill y Frances McDormand, entre muchos otros, completan un elenco variopinto y genial que se carga de nostalgia para emular a las grandes figuras de la época en medio de los momentos más bizarros, hilarantes y políticos que se puedan imaginar.
  • 1
    La Gran Apuesta (The Big Short, Adam McKay, 2015)
    Entre las rezagadas del año pasado, que fueron fuertes candidatas en la temporada de premios, se encuentra esta comedia dramática basada en hechos reales. Adam McKay, guionista y director egresado de “Saturday Night Live”, y uno de los realizadores más emblemáticos de “la nueva comedia americana”, juntó a un gran elenco encabezado por Christian Bale, Brad Pitt, Ryan Gosling y Steve Carell para llevar a la gran pantalla la novela homónima de Michael Lewis –el mismo de “Moneyball” y” The Blind Side” -, una historia que se toma con muchísimo humor (y algunas lágrimas) las causas y consecuencias de la crisis financiara que sufrió Estados Unidos entre 2005 y 2010. Un grupo de inversionistas que vieron venir el colapso y decidieron “apostar” a su favor. Una genialidad que se atreve a rompe la cuarta pared y se agarra de diferentes recursos narrativos para explicarnos un tema complicado que, al final, resulta muy divertido.

1. Amigos de Armas (War Dogs, Todd Phillips, 2016)

El director de “¿Qué Pasó Ayer?” (The Hangover) lleva sus locuras a la mitad del desierto. Jonah Hill y Miles Teller protagonizan la historia real de Efraim Diveroli y David Packouz –detallada en un articulo de la revista Rolling Stone escrito por Guy Lawson, que más tarde se despachó con e libro “Arms and the Dudes”-, dos jóvenes que se adjudican un contrato del Pentágono por la obscena cifra de 300 millones de dólares para suministrar con armas a los aliados de los Estados Unidos en Afganistán. Una agradable sorpresa que, bajo su fachada de descontrol y excesos, su acción y momentos tensos, deja entrever unas cuantas críticas sobre la sociedad norteamericana y el implacable negocio de la guerra.
Anterior Siguiente < >