Publicado el

Ránking | La nostalgia era otra cosa

10 grandes películas ochenteras olvidadas

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: CineOchentas
No todos son hits de los '80s, también están estos "clásicos" olvidados que marcaron su momento.

No son las más “populares”, ni las más referenciadas. Estás películas ochenteras dejaron su marca, tal vez en un público más selecto, pero merecen ser desempolvadas y recordadas como hitos de su momento. Por suerte estamos nosotros para reivindicarlas. Acá están, estos son, diez clásicos olvidaos de la década del ochenta al que todavía no refritaron de ninguna manera. Crucemos los dedos.

  • 10
    Atmósfera Cero (Outland, Peter Hyams, 1981)
    Sean Connery, Peter Boyle y Frances Sternhagen protagonizan este thriller de ciencia ficción ambientado en Io, una de las lunas de Júpiter. Muy al estilo de “A la Hora Señalada” (High Noon, 1952), el marshal W.T. O’Niel (Connery) es asignado a una colonia minera en el quinto planeta tras la muerte de varios obreros de forma violenta. O’Niel empieza a investigar y descubre que todas las muertes tienen algo en común: una poderosísima droga letal que les permite a los mineros trabajar durante días sin descansar hasta que caen exhaustos. Las pistas lo llevan derechito al hombre que supervisa la colonia, pero deberá cuidarse la espalda ya que a esta gente no le gusta que metan las narices en sus negocios, y podrían convertirlo en su próxima víctima.
  • 9
    El Último Guerrero Estelar (The Last Starfighter, Nick Castle, 1984)
    Toda una pionera de las imágenes generadas por computadora, y un éxito de la ciencia ficción aunque la hayamos borrado de nuestra mente, “El Último Guerrero Estelar” cuenta la historia de Alex Rogan, un jovencito humilde que sueña con una vida mejor, pero sus aspiraciones terminan en el tacho de basura junto con su rechazada solicitud para entrar a la universidad. Pero sus días como jugador del videogame “Starfighter” dan frutos cuando recibe la visita de un extraño personaje llamado Centauri. Resulta que el fichín era una prueba para encontrar a los mejores pilotos y así poder defender a la galaxia del autoproclamado emperador Kodan. Alex tiene la oportunidad de unirse a la Liga Estelar y convertirse en un guerrero para ayudar a salvar al planeta Rylos y, por qué no, al resto del universo.
  • 8
    Fuerza Siniestra (Lifeforce, Tobe Hooper, 1985)
    Tobe Hooper (“Poltergeist”) mezcla su amado terror con la ciencia ficción y se despacha con esta historia de misterio y acción basada, en parte, en la novela “Vampiros del Espacio” de Colin Wilson, aunque mucho más bizarra y con bastante contenido erótico. Durante una expedición espacial al cometa Halley, los tripulantes de la Churchill descubren una antigua nave comandada por tres humanoides. Los astronautas no tienen mejor idea que llevarlos consigo, pero pronto pierden contacto con la Tierra. Una nueva misión logra rescatar lo que queda de la Churchill, incluyendo a estas extrañas formas de vida que resultan ser una suerte de vampiros del espacio que drenan la “energía vital” de sus víctimas transformándolas en muertos vivos.
  • 7
    Starman: El Hombre de las Estrellas (Starman, John Carpenter, 1984)
    John Carpenter se aleja por un rato de las historias terroríficas a las que nos tiene acostumbrados y se mete con el drama romántico y las alegorías religiosas en esta aventura de ciencia ficción sobre un extraterrestre (Jeff Bridges) que cae en nuestro planeta “invitado” por un mensaje enviado al espacio por el Voyager I. Para facilitar el contacto con los humanos, no tiene mejor idea que tomar la apariencia del difunto esposo de una joven viuda (Karen Allen) que, a pesar de estar bastante confundida, no puede evitar enamorarse de este ser “renacido” cual Jesucristo intergaláctico.
  • 6
    El Abismo (The Abyss, James Cameron, 1989)
    James Cameron empieza su travesía submarina con esta fábula sobre la paranoia y el miedo ante lo desconocido y diferente. Una vez más los aliens son los buenos y los humanos los seres despreciables que deciden atacar ante la menor amenaza. Tal vez, una de las películas más subestimadas y olvidadas del director (y uno de sus pocos fracasos de taquilla) que, acá, ya muestra muchas de sus grandes características: además de la atención a los detalles y la revolución tecnológica aplicada a los efectos especiales, vuelve a hacer uso de una de sus mejores armas, una fuerte protagonista femenina. Todo comienza cuando un submarino nuclear se cruza con algo inesperado y va a parar derechito al fondo del océano. La marina norteamericana necesita encontrar las causas de este desastre y solicita la colaboración de los miembros de una plataforma petrolera submarina para llegar al lugar donde descansa la nave… y todos sus misiles. Militares y civiles empiezan a tener sus diferencias, pero también descubren que no están tan solos allá en la oscuridad de las profundidades.
  • 5
    En Compañía de Lobos (The Company of Wolves, Neil Jordan, 1984)
    En sus comienzos, el irlandés Neil Jordan (“El Juego de las Lágrimas”) se despachó con esta fantasía que mezcla varias historias de terror protagonizadas por hombres lobo, que forman parte de “La Cámara Sangrienta” de Angela Carter, y el clásico Caperucita Roja de Charles Perrault y los hermanos Grimm. Acá, la joven Rosaleen (Sarah Patterson) se queda dormida y comienza a soñar con una manada de mamíferos que asesina a su hermana mayor en un bosque cercano que puede vislumbrar desde la ventana de su habitación. Pronto se ve transportada a una época lejana, donde vive con sus padres en una humilde aldea. Su abuela (Angela Lansbury) tiene por costumbre contarle historias sobre hombres que recorren los caminos más oscuros del bosque y, por las noches, se convierten en fieras sanguinarias.
  • 4
    Runaway (Michael Crichton, 1984)
    Michael Crichton tiene varios exitazos en su haber y otros tantos “clásicos de culto” olvidados por ahí. Entre ellos, este policial de ciencia ficción, ambientado en un futuro donde un grupo especial de oficiales se dedica a cazar (bah, destruir) a los robots que puedan causar algún daño a la población (que manía con los robots, ¿no?). El sargento Jack Ramsey (Tom Selleck) es el líder de esta brigada y, junto a su nueva compañera Karen Thompson (Cynthia Rhodes), tiene que lidiar con una oleada de agresiones y asesinatos causados por un grupo de androides programados para matar. Las pistas los llevan derechito hacia un maquiavélico científico que quiere usar a las criaturas como armas y hacer un gran negoción acosta de ello.
  • 3
    Cortocircuito (Short Circuit, John Badham, 1986)
    El Prototipo S-A-I-N-T (Strategic Artificially Intelligent Nuclear Transport) Número 5 H-429, más conocido como Johnny 5 (Tim Blaney) entre los amigos, fue diseñado por el profesor Newton Crosby (Steve Guttenberg) y su compañero Benjamin Jahrvi ( Fisher Stevens) en los laboratorios de NOVA con un propósito estrictamente militar. Tras ser alcanzado por un rayo, el robotito adquiere conciencia y se considera un ser vivo plagado de emociones, curiosidad y una sed insaciable de información y datos de todo tipo. Ingenioso, inteligente y bastante ingenuo, se resiste a lastimar a otros y teme que lo reprogramen. Por eso, con la ayuda de Stephanie (Ally Sheedy), tratará de evadir la captura y convencer a su creador de que está realmente vivo. Johnny 5 es todo un emblema de los ochenta aunque no haya alcanzado la popularidad de otros personajes. Nos quedamos con esta primera aventura, ya que su secuela es totalmente olvidable.
  • 2
    El Verdugo de Dragones (Dragonslayer, Matthew Robbins, 1981)
    El reino de Urland es azotado por un viejo y pérfido dragón de más de 400 años de edad que gusta destrozar las cosechas, entre otras cosas. Para mantener la paz y saciar las ansias de la bestia, el rey Casiodorus Rex (Peter Eyre) decreta que, regularmente, se sortee entre las doncellas del pueblo y que ésta sea entregada a Vermithrax Pejorative como sacrificio para calmar su furia. El herrero Simon no quiere poner en riesgo a su joven hija y la hace pasar por un muchachito llamado Valerian, pero ella no quiere quedarse de brazos cruzados y hará lo que sea para ponerle fin a las drásticas políticas del rey. Así, sale en busca del mago Ulrich de Craggenmoor (Ralph Richardson), supuestamente, el único capaz de aniquilar al dragón y traer la paz a Urland. La película pasó sin penas ni gloria por la taquilla pero, una vez más, los efectos especiales se quedaron grabados en varias retinas.
  • 1
    Willow (Ron Howard, 1988)
    Inspirado por otros éxitos fantásticos como “La Historia Sin Fin” (Die unendliche Geschichte, 1984) y “Laberinto” (Labyrinth, 1986), George Lucas intentó llevar ala pantalla la adaptación de “El Hobbit” (The Hobbit), pero al no conseguir los derechos de la novela de J.R.R. Tolkien, se despachó con esta historia que, admitámoslo, comparte unas cuantas similitudes con la odisea del mediano. La aventura se centra en Willow (Warwick Davis), un enano granjero y mago que, a regañadientes, debe proteger a una bebé muy especial de las garras de una bruja malvada. Para ello tiene que hacer equipo con el guerrero Madmartigan (Val Kilmer), la hechicera Fin Raziel (Patricia Hayes) y los Brownies (bah, duendes) Franjean (Rick Overton) y Rool (Kevin Pollak), atravesando todo tipo de peligros para poner a la pequeña a salvo. A pesar de que fue un fracaso rotundo en la taquilla, la película se convirtió en todo un clásico de culto de los videoclubes. Pionera al emplear más enanos actores que cualquier otra producción, y en ser uno de los primeros largometrajes en utilizar detallados gráficos por computadora.

1. Atmósfera Cero (Outland, Peter Hyams, 1981)

Sean Connery, Peter Boyle y Frances Sternhagen protagonizan este thriller de ciencia ficción ambientado en Io, una de las lunas de Júpiter. Muy al estilo de “A la Hora Señalada” (High Noon, 1952), el marshal W.T. O’Niel (Connery) es asignado a una colonia minera en el quinto planeta tras la muerte de varios obreros de forma violenta. O’Niel empieza a investigar y descubre que todas las muertes tienen algo en común: una poderosísima droga letal que les permite a los mineros trabajar durante días sin descansar hasta que caen exhaustos. Las pistas lo llevan derechito al hombre que supervisa la colonia, pero deberá cuidarse la espalda ya que a esta gente no le gusta que metan las narices en sus negocios, y podrían convertirlo en su próxima víctima.
Anterior Siguiente < >