Publicado el

Analisis | Análisis de cómics

Análisis: Injustice Ground Zero #1

Volver a la home

Por: Germán Perrotta

Basta de Harley Quinn en todos los cómics, por favor.

La franquicia más exitosa de DC en los últimos años vuelve de la mano de la Reina del Crimen para contarnos una nueva (#not) historia hasta que salga la secuela correspondiente. Ya se podrán imaginar lo que pienso de estas movidas marketineras y vendedoras de humo.


En la compañía hay que seguir facturando con el cómic y el video juego de Injustice. Es por eso que había que hacer algo sin empezar a contar una historia completamente nueva, al menos hasta que salga la secuela. Y si no les alcanzó con 5 años de historias que sirvieron como introducción y continuación del juego, la editorial decidió publicar un cómic que vuelve a contar lo que ya vimos y leímos anteriormente…pero desde el punto de vista de Harley Quinn. Si ustedes creen que esto es un choreo, no se preocupen porque yo también. A no ser que sean súper fanáticos del personaje y les encante leer cualquier cosa que tenga a ella como protagonista.

El cómic, que recopila los primeros capítulos de las ediciones digitales que se publican antes que la versión en papel, está dividido en dos partes. La primera y la menos creativa de todas, se encarga de recapitular los orígenes de la historia de Superman después de haber matado al Joker hasta su ascenso al poder como emperador del planeta Tierra y su caída como héroe. La perspectiva de Harley ayuda para darle pequeños giros al relato pero no termina de alcanzar como para que digamos que se trata de una historia original. Lo peor del cómic, sin dudas. La historieta levanta un poco más a partir de la segunda parte, cuando aparece Batman para desmantelar la producción de las súper píldoras para el Régimen. Acá se puede ver cómo el guionista Christopher Sebela puede jugar un poco más con Harley y comenzarla a establecer como una heroína, de acuerdo a lo que ella cree, por supuesto. Y es más cercano al trabajo realizado de Brian Buccellato en la franquicia que al de Tom Taylor. Pero se siente que le falta desarrollo y no entiendo por qué no le dedicaron más tiempo a esta historia y no tantas páginas a la otra.

Otro de los grandes problemas en el cómic son los dibujantes. Pop Mhan y Tom Derenick se dividen los relatos y ninguno de los dos pareciera poder lograr el mismo tono que los artistas anteriores, Bruno Redondo y Mike S. Miller, le habían dado al título. Lo peor de todo es que Mhan lo deben haber obligado a reproducir acontecimientos clásicos y la verdad es que no tiene ningún tipo de gracia ver a un artista dibujando escenas de la misma manera que sus colegas en el pasado. Evidentemente, Redondo y Miller ya deben estar laburando en Injustice 2 y por eso no regresaron aquí.

Lo único que podría llegar a encontrarle de positivo es que Ground Zero es ideal para aquellos que no leyeron nada de los cinco años de historias de Injustice y sirve como para engancharse si quieren meterse dentro de este mundo. Pero si están al día, no hay mucho más. Es leer un producto sacado a la venta con el único objetivo de mantener calientes a los fanáticos del cómic o del juego hasta que sus respectivas secuelas sean publicadas y de paso seguir explotando a Harley Quinn, quien no para de rendirle a la editorial y es la nueva gallina de los huevos de oro. Todos sabemos que la van a meter en todos los lugares que puedan hasta que nos pudramos de verla. O quizás eso nunca suceda y termine siendo la nueva figura icónica de DC.

Veredicto 4 de 10.