Publicado el

Ránking | No toca botón

10 buenas pelis que se convirtieron en malas series de TV

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: remakesTV
No todo lo que toca Hollywood se convierte en oro, a veces se transforma en horrendas series de TV.

Vivimos una época de remakes cinematográficas y televisivas que parece no tener fin. Hoy, es moneda corriente ver nuestros shows favoritos cobrar vida en la TV y viceversa, aunque en la mayoría de los casos, los resultados no son tan satisfactorios. Siempre hay excepciones, pero no es el caso de estas grandes películas que terminaron convertidas en verdaderos bodrios catódicos. 

  • 10
    Mortal Kombat: Conquest (Disney, 1998-1999)
    Veintidós episodios duró esta serie, ambientada previamente a las películas, que narra las aventuras de Kung Lao (antepasado de Liu Kang), gran guerrero triunfador del torneo Mortal Kombat, que logró vencer a Shang Tsung y salvar a la Tierra. Ahora, debe entrenar a una nueva generación de combatientes para el próximo enfrentamiento, pero Shang, exiliado en la Minas De Cobalto, ha jurado venganza y, con la ayuda de otros guerreros como Scorpion y Sub-Zero, intentará frustrar sus planes. La serie pegó fuerte entre los fanáticos de Mortal Kombat, pero fue cancelada tras su primera temporada porque, admitámoslo, era extremadamente ridícula.
  • 9
    Damien (A&E, 2016)
    Tal vez nunca se enteraron de este mamarracho que, por suerte, pasó bastante desapercibido. La serie de A&E quiso subirse al tren de la moda de las remakes basadas en películas exitosas y se estampó feo contra las negativas de la crítica y el público. Eso es lo que pasa cuando te metés con un clásico de clásicos del cine de terror como lo es “La Profecía” (The Omen, 1976), y te despachás con una suerte de secuela que retoma la vida de Damien Thorn, más conocido como el Anticristo. Bradley James (Homeland) le pone el cuerpo al heredero del Diablo que, acá, debe hacerle frente a su pasado y lidiar con su “condición” tras pasar muchos años ignorando el poder que conlleva. Barbara Hershey, Omid Abtahi y Megalyn Echikunwoke, entre otros, también formaron parte de este drama terrorífico que ya pasó a mejor vida.
  • 8
    Dirty Dancing (CBS, 1988-1989)
    No contentos con romper todo, en 1988 CBS continuó con la historia de amor entre la tímida Frances "Baby" Houseman y el instructor de baile Johnny Castle. Claro que ya no tenemos a Jennifer Grey y Patrick Swayze haciendo su gracia, sino a dos don nadie (Melora Hardin y Patrick Cassidy) tratando de ocupar estos zapatos garndotes. “Dirty Dancing” (1987) fue todo un éxito de finales de los ochenta que no necesitaba esta puñalada por la espalda (ni una secuela aún más horrenda, “Baile Caliente: Noches de la Habana” -Dirty Dancing: Havana Nights, 2004-), pero lo ejecutivos querían mantener vivo el espíritu romántico musical de las caderas bamboleantes de Patrick y la naricita sin retocar de Jennifer bailando al ritmo de “The Time of My Life”. Shame on you.
  • 7
    Bagdad Café (CBS, 1990-1991)
    La comedia alemana “Bagdad Café” (1987) fue todo un éxito de crítica y público en su momento y hasta recibió una nominación al Oscar por la canción “Calling You”. Por aquel entonces no estaba esta moda de adaptar películas a la TV, así que podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que la gente de CBS fue bastante pionera en este asunto. En 1990 Whoopi Goldberg se puso en la piel de Brenda (originalmente interpretada por CCH Pounder), la dueña de este hotelucho y restaurante en medio del desierto de Mojave; pero a pesar de su gran elenco (James Gammon, Cleavon Little, Jean Stapleton) no logró captar el espíritu del film, el público no acompañó la iniciativa y la sitcom fue cancelada tras dos temporadas en 1991.
  • 6
    Scarlett (CBS, 1994)
    Joanne Whalley-Kilmer (Scarlett O'Hara) y Timothy Dalton (Rhett Butler) protagonizan esta miniserie de cuatro episodios basada, muy libremente, en la novela homónima escrita por Alexandra Ripley en 1991, una secuela directa de “Lo que el Viento se Llevó” (Gone with the Wind, 1936) de Margaret Mitchell. Un presupuesto enorme, 53 locaciones en los Estados Unidos y otros países, un gran elenco compuesto por Sean Bean, Annabeth Gish, Ann-Margret y Jean Smart y un bodriazo que retoma la trama en la ciudad de Atlanta, en el año 1873. Todo comienza con Scarlett asistiendo al funeral de Melanie Wilkes, tratando de recuperar el afecto de su marido tras haber sido abandonada. Como diría el bueno de Rhett: “Francamente, querida, me importa un bledo”.
  • 5
    Lethal Weapon (Fox, 2016- )
    Nada se pierde, todo se transforma y “Lethal Weapon” se convirtió en uno de los tantos reboots/remakes que invadió la temporada televisiva 2016-2017. La serie policial de Fox, obviamente, se basa en la saga de películas dirigidas por Richard Donner. En esta oportunidad, la historia se centra en el ex Navy SEAL y policía de Texas, Martin Riggs (Clayne Crawford) que, después de la muerte de su esposa y su bebé, se muda a Los Ángeles para empezar de nuevo. Allí, le toca hacer equipo con el veterano detective Murtaugh (Damon Wayans Sr.) que, habiendo sufrido recientemente un pequeño problema cardíaco, debe evitar a toda costa cualquier tipo de stress adicional. La clásica ‘buddy cop’ llegó a la pantalla chica cortesía de Matthew Miller -responsable de “Forever” (2014-2015) y “Chuck” (2007-2012), entre otras cosas- y, a pesar de la mezcla de acción y humor, no convenció a nadie.
  • 4
    Robocop: The Series (CTV, 1994)
    ¿Se imaginan una versión de Robocop con menos violencia y orientada específicamente para niños y adolescentes? Esto existió, y después de dos películas protagonizadas por Alex Murphy, los canadienses se despacharon con esta serie llena de acción, humor y sano entretenimiento familiar que poco y nada tenía que ver con el personaje cyberpunk de Paul Verhoeven. Richard Eden se pone en la “piel” del policía robótico en esta historia que se ubica entre los acontecimientos de la primera y la segunda película. Claro que sigue siendo un agente de la ley que combate el crimen y alguna que otra conspiración corporativa en la futurística Old Detroit, salvo que ahora tiene a su disposición métodos menos letales para atrapar a los malos y asegurar su regreso en los siguientes episodios.
  • 3
    Star Wars: Ewoks (ABC, 1985-1986)
    Lo crean o no, la serie animada producida por Nelvana y Lucasfilm llegó a tener dos temporadas, un total de 35 episodios protagonizados por los bichitos peludos más simpáticos de la galaxia. La historia retoma las aventuras de los ewoks tras su paso por “El Regreso de Jedi” (Return of the Jedi, 1983) y antes de los acontecimientos de “Ewoks: The Battle for Endor” (1985). Acá, Wicket W. Warrick es un joven ewok tratando de alcanzar cierta notoriedad dentro de su comunidad y, junto a sus amigos –la princesa Kneessa, Latara y Teebo-, ayudará a los adultos a defender la aldea de sus más acérrimos enemigos, los Duloks y la malvada bruja Morag. Después nos quejamos de las precuelas de Lucas.
  • 2
    Minority Report (Fox, 2015-2016)
    Primero vinieron por la historia corta de Philip K. Dick y después, el thriller neo noir de ciencia ficción dirigido por Steven Spielberg dio un nuevo saltito, esta vez, a la pantalla chica en forma de secuela. Pasaron diez años desde la cancelación del programa Precrime aplicado en Washington D.C. y uno de los Precogs, Dash (Stark Sands), todavía intenta llevar una vida como ser humano normal. Acosado por visiones del futuro, decide hacer equipo con la detective Lara Vega (Meagan Good) que acarrea sus propios fantasmas, pero puede ayudarlo a darle un propósito a semejantes “dones”. Juntos trabajaran para prevenir delitos y, al mismo tiempo, buscar al hermano gemelo de Dash, tratando de pasar desapercibidos. La apuesta de Fox apenas duró una primera temporada de diez episodios, reafirmando (una vez más) que el sci-fi no garpa del todo en la TV.
  • 1
    Clueless (ABC, 1996-1999)
    Todos tenemos grandes recuerdos de “Ni Idea” (Clueless” (1995), la remozada versión de la “Emma” de Jane Austen, convertida en una satírica películas adolescente de los años ochenta centrada en la estrafalaria vida en Beverly Hills y las chicas más populares del colegio, encabezadas por Cher (Alicia Silverstone). En 1996 saltó a la pantalla chica, esta vez protagonizada por Rachel Blanchard y repitiendo con la mayoría de los actores originales, un grupete cuya única preocupación es estar siempre a la moda. Ah, sí, había algunos problemitas sociales, pero el chiste se quedó en los noventa y, a pesar de sus tres temporadas, no repitió (ni de cerca) el éxito de su predecesora.

1. Mortal Kombat: Conquest (Disney, 1998-1999)

Veintidós episodios duró esta serie, ambientada previamente a las películas, que narra las aventuras de Kung Lao (antepasado de Liu Kang), gran guerrero triunfador del torneo Mortal Kombat, que logró vencer a Shang Tsung y salvar a la Tierra. Ahora, debe entrenar a una nueva generación de combatientes para el próximo enfrentamiento, pero Shang, exiliado en la Minas De Cobalto, ha jurado venganza y, con la ayuda de otros guerreros como Scorpion y Sub-Zero, intentará frustrar sus planes. La serie pegó fuerte entre los fanáticos de Mortal Kombat, pero fue cancelada tras su primera temporada porque, admitámoslo, era extremadamente ridícula.
Anterior Siguiente < >