Publicado el

Ránking | Imperdibles

Más cine de culto: 10 OTRAS joyas perdidas en Netflix

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: NetflixCulto
Más joyitas de culto para ver una y otra vez

Si ya te agotaste los 10 clásicos que recomendamos en esta nota, te cuento que con las últimas actualizaciones de Netflix, llegaron al catálogo otras 10 películas imperdibles, de culto, que tenés que ver antes de morir. Si todavía no las viste, podés expiar tu herejía, gracias al servicio de streaming, en cualquier momento. Y si ya las viste, ¿por qué no volverías a hacerlo? De estas 10, los Malditos Nerds nunca nos cansamos. 

  • 10
    Leon: The Professional (1994)
    Luc Besson se consagró en América con este film, que también significo el debut cinematográfico de Natalie Portman en el rol de una niña que debe vengarse del asesino de sus padres. Para ellos, necesitará la ayuda de Leon (Jean Reno), un asesino a sueldo que la adoptará y le enseñará el arte de matar. En esta película, Besson imita muchas de las prácticas que hicieron de Nikita un excelente film noir, pero Leon es una producción mucho más cálida y humana; incluso Reno cumple un papel igual de oscuro, pero más creíble a nivel emocional.
  • 9
    From Dusk Till Dawn (1995)
    Robert Rodriguez es un director muy casero, que se carga al hombro sus producciones, funcionando como editor, productor y director de fotografía, además de como director general. Cuando se une con su amigo Tarantino, las cosas se vuelven más singulares y personalizadas aun. Tal así sucede en From Dusk Till Dawn, una road movie típica en su comienzo, que da un giro interesante cuando dos bandidos que escapan hacia México se topan con un grupo de vampiros. Parodia del género de acción con buena violencia y elementos insólitos como solo a estos dos realizadores se les pueden ocurrir.
  • 8
    Serie Torrente (1998 – 2014)
    La comedia negra española tiene varios exponentes bien marcados, pero pocos gozan de la popularidad de Torrente. Vamos que hasta el propio Alex de la Iglesia tiene envidia del éxito de esta pentalogía. En Netflix están disponibles las cuatro primeras películas solamente, pero verlas es más que suficiente para adentrarnos en las peripecias y turbiedades de la vida de José Luis Torrente, un policial madrileño violento, soez, sucio, machista y sin escrúpulos que parodia el costado más negro de la sociedad española.
  • 7
    Scarface (1983)
    Además de El Padrino, ¿cuál es la otra gran película de mafia que nos viene a la mente a la primera? Scarface no es solo una película de culto, es parte de la cultura pop e influyó extensivamente no solo en cine, sino también en videojuegos, comics y música. Es una película de visionado obligatorio, como todas las de esta lista, en especial por la interpretación de Al Pacino en el rol de Tony Montana, gánster emblemático como pocos.
  • 6
    Starship Troopers (1997)
    Ciencia ficción cómica con acción a raudales y personajes muy carismáticos. En un futuro en el que todos los estudiantes se alistan en el ejército, el joven Johnny Rico se alista junto a su novia, pero acaba combatiendo a unos insectos mutantes comegente que despiden sangre de colores cuando los revientan. ¡Y claro, en esta película acribillan a muchos! Los insectos son peligros, pero la cosa se torna personal para Rico cuando estos envían un meteoro que acaba con su familia. Cine de clase B en guion y situaciones, pero con efectos visuales de calidad. Imperdible.
  • 5
    Reservoir Dogs (1994)
    Opera primera de Tarantino. Sorprendió a las audiencias de su momento y sembró las bases de ese amor y fanatismo que muchos tenemos por el cine de Taranta. Reservoir Dogs es una revisión bien pulp y violenta del cine clásico de gánsteres. Es una película que no para nunca y que nos introduce a los tropos que, de ahí en más, trabajaría el director, con diálogos ingeniosos y dislocados, personajes apasionados y banda sonora destacada. La trama en sí no dice mucho, básicamente nos cuenta qué sucede después de que a una banda de criminales un robo les sale mal, pero el guion que la ejecuta es brillante.
  • 4
    Drive (2011)
    Cuando hablamos de neo-noir, hablamos de tópicos como el crimen organizado, la violencia, los asesinatos brutales y el bajomundo, pero también hablamos de estética y un cuidado artístico peculiar, y justamente en esto último es en lo que brilla Drive. Ryan Gosling se pone en el rol de un doble de cine experto en conducir que por las noches trabaja siendo chofer de fuga de prestigiosos criminales. Poco a poco, nuestro protagonista se va metiendo en la dura vida del crimen y todo se vuelve más sensible cuando conoce a Irene, una joven con bastantes problemas y un hijo al que cuidar.
  • 3
    Natural Born Killers (1994)
    Basada en una historia de Tarantino, Natural Born Killers fue una película súper controvertida en su momento, no solo por su tratamiento grafico de la violencia, sino por ser acusada de inspirar la Masacre de Columbine, uno de los tiroteos escolares más trágicos de la historia de USA. Natural Born Killers es una película errática, de ritmo llevadero, con excelentes dosis de romance, humor crudo y violencia a raudales. Roza la sátira social con su premisa: Micky y Mallory son una pareja de asesinos que se convierte en héroes televisivos. Crimen naturalizado y violencia social a la orden del día.
  • 2
    The Rocky Horror Picture Show (1975)
    Esta llegó hace poco al catálogo de Netflix y apuesto que más de uno ya la habrá visto un par de veces. Rocky Horror es ese musical al que vuelves como cuando te dan ganas de volver a escuchar un álbum clásico de tus favoritos. El motor de este musical es Tim Curry en el rol de Frank, un singular travesti, parodia de Dr. Frankenstein, obsesionado con crear un monstruo perfecto. Así es como nace Rocky, un rubio de cuerpo escultural. Como testigos de estas bizarreadas están Brad (Barry Bostwick) Y Jannet (Susan Sarandon), dos recién casados que llegan de casualidad y se dejarán seducir por la atmosfera de desenfreno y desentendimiento que existe en la mansión de Frank.
  • 1
    Trainspotting (1996)
    Trainspotting impactó fuertemente en la cultura popular, la hemos visto varias veces y sigue traumándonos, pero también genera de las mejores risas. Esta película se consagró como un emblema de la rebeldía adolescente de los 90, tal como lo fue La Naranja Mecánica en los 70. Este retrato de las vidas de cinco adolescentes británicos que se pierden en el mundo de las drogas, el sexo y la violencia es un viaje a la realidad muy personal de cada uno con un foco artístico como ninguno y un ritmo y banda sonoras que quedaron en nuestra memoria por siempre.

1. Leon: The Professional (1994)

Luc Besson se consagró en América con este film, que también significo el debut cinematográfico de Natalie Portman en el rol de una niña que debe vengarse del asesino de sus padres. Para ellos, necesitará la ayuda de Leon (Jean Reno), un asesino a sueldo que la adoptará y le enseñará el arte de matar. En esta película, Besson imita muchas de las prácticas que hicieron de Nikita un excelente film noir, pero Leon es una producción mucho más cálida y humana; incluso Reno cumple un papel igual de oscuro, pero más creíble a nivel emocional.
Anterior Siguiente < >