Publicado el

Ránking | No es televisión es Netflix

Las 10 series originales de Netflix que hay que ver

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: Netflix
Netflix sacudió la forma de ver y hacer televisión, y acá están las series que forjaron el camino.

No son las mejores series que el sistema de streaming tiene para ofrecer, aunque la mayoría podrían entrar en esa categoría. Son las indispensables, las que “hay que ver” porque representan los pilares de producción de la compañía, y esta nueva forma de concebir la tele.

Hace tres años Netflix se la jugó con sus primeros productos originales y desde entonces no paró, sumando calidad desde las historias, la puesta en escena y los involucrados que están cambiando la forma de ver y hacer televisión. 

  • 10
    Narcos (2015- )
    La vida (y el final) de Pablo Escobar es bastante conocida, pero Netflix igual se la juega con este drama criminal biográfico que, además, suma artistas internacionales, tanto delante como detrás de las cámaras. El brasileño Wagner Moura se pone en la piel del capo de la droga colombiano, desde sus humildes comienzos, hasta los esfuerzos de las fuerzas de seguridad –lideradas por el agente Steve Murphy (Boyd Holbrook) de la DE- para detener su accionar en todo el mundo. El sistema de streaming amplia sus fronteras y abre el espectro de su producción con la intención de captar cada vez más mercados a lo largo y ancho del planeta.
  • 9
    Unbreakable Kimmy Schmidt (2015- )
    La historia de Robert Carlock y Tina Fey ya había sido rechazada por varias cadenas. Ahí fue cuando entró al rescate la gente de Netflix y le dieron su oportunidad a Kimmy Schmidt (Ellie Kemper), una jovencita que pasó los últimos 15 años escondida bajo tierra en un bunker, donde formaba parte de una secta que esperaba en cualquier momento el apocalipsis. Tras ser rescatada de semejante martirio, Kimmy se muda a la ciudad de Nueva York para intentar llevar adelante una vida normal, mientras se adapta al nuevo mundo que la rodea. Simpática y certera, esta dramedia no es uno de los éxitos más grande del sistema de streaming, pero todo suma cuando se trata de ideas originales.
  • 8
    Black Mirror Season 3 (2016)
    Breve, concisa y sin continuidad argumental, la creación de Charlie Brooker logró una tercera temporada (y una cuarta a futuro) gracias a la gente de Netflix, y así la serie salió del nicho de culto para convertirse en un producto más “popular”. Sus historias autoconclusivas siguen cargadas de sátira, tensión, angustia, dudas, miedo y unas cuantas reflexiones sobre los medios de comunicación, el conformismo social o los peligros tecnológicos; y ni hablar de su magnifica puesta en escena que la separa del resto. A lo largo de seis nuevos episodios, “Black Mirror” nos volvió a mostrar el lado más oscuro de la vida y la tecnología. Acá, los avances son el villano de turno y el ser humano su torpe víctima. Gugu Mbatha-Raw, Mackenzie Davis, Bryce Dallas Howard, Alice Eve, Malachi Kirby, Michaela Coel y Kelly Macdonald se convirtieron en las nuevas estrellas de Netflix, mientras que directores como Joe Wright, Jakob Verbruggen, James Hawes y Dan Trachtenberg pudieron lucirse detrás de las cámaras.
  • 7
    The Crown (2016- )
    Creado y escrito por Peter Morgan (“La Reina”), este drama biográfico se centra en la familia real de Gran Bretaña, más precisamente en la joven Elizabeth II que, a sus 25 años, debe lidiar con la tremenda tarea de liderar la monarquía más famosa del mundo, al mismo tiempo que enfrenta una tensa relación con el primer ministro Sir Winston Churchill. La primera temporada de diez episodios ya se convirtió en el drama más costoso producido por Netflix (o cualquier sistema de streaming de USA), un ataque directo a las ostentosas producciones de la BBC; y se espera que llegue a la suma de unos 60 capítulos (a lo largo de seis temporadas) para narrar la historia de la monarca, desde su boda en 1947, hasta la actualidad. Claire Foy (Wolf Hall) es la Reina en esta primera etapa de su mandato.
  • 6
    Gilmore Girls: A Year in the Life (2016)
    Netflix se une a esta ola creciente de “revivals” (y rescates catódicos) y suma su propio evento televisivo, un especial de cuatro capítulos de 90 minutos de duración, cada uno centrado en una estación -Invierno, Primavera, Verano y Otoño-, para contar (como su título bien lo indica) un nuevo año en la vida de las chicas Gilmore. Lauren Graham y Alexis Bledel están de regreso, junto a casi todo el elenco original (incluyendo a Scott Patterson, Keiko Agena, Melissa McCarthy y Milo Ventimiglia), para seguir con las peripecias y entuertos amorosos de esta madre soltera, su hija ya crecidita, amigos y parentela en el apacible pueblito de Stars Hollow, Connecticut. El sistema de streaming triunfa donde otros productos como “X-Files” hicieron un poco de agua.
  • 5
    Making a Murderer (2015- )
    La realidad siempre supera a la ficción y la gente de Netflix lo entendió enseguida. A lo largo de una década, Moira Demos y Laura Ricciardi documentaron el caso de Steven Avery que, tras ser exonerado por un crimen que no cometió y que lo envió a prisión por 18 años, volvió a ser acusado de homicidio, esta vez, sin posibilidad de evadir la sentencia. La corrupción policial, la discriminación, los conflictos de intereses y otras tantas cuestiones se conjugan para crear un producto que excede la calificación de documental y entra en terreno del thriller tomando como eje central uno de los casos policiales más resonados (y que todavía resuenan) en los Estados Unidos. La realidad se nos presenta (y se nos vende) en formato de serie, donde el documental se mezcla con el drama legal en “Making a Murderer”.
  • 4
    Daredevil (2015- )
    Lo mejor que le pudo pasar a Marvel/Disney para rematar su afianzado éxito fílmico y televisivo, era unir fuerzas con Netflix y arriesgarse a contar historias comiqueras un poquito más “adultas” y violentas como las aventuras nocturnas de Matthew Murdock y su alter ego justiciero. Drew Goddard -guionista de “Buffy, la Cazavampiros” y director de “La Cabaña del Terror”- le pone su impronta a un producto mucho más cuidado y cinematográfico, anclado en una buena historia que va y viene del pasado para contarnos los orígenes del héroe, unos personajes bien elaborados y mucha acción por el camino. “Daredevil” fue el puntapié inicial del “Marvel Defenders”, cuatro series exclusivas (sumemos a Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist) que culminarán en una miniserie que reúne a este grupete urbano de marginados antihéroes con sede en Hell’s Kitchen, uno de los barrios más jodidos de Nueva York.
  • 3
    Stranger Things (2016- )
    Los hermanos Matt y Ross Duffer (dos perfectos desconocidos) revuelven en el arcón de los recuerdos y se despachan con una historia cargada de nostalgia y muchos guiños al mejor cine familiar de la década del ochenta. Terror, fantasía, drama y niñitos en problemas se conjugan para crear este nuevo fenómeno de la TV que cuenta el infortunio de un pequeño pueblito cuya tranquilidad se ve azotada por la desaparición de Will Byers, un nene que, sin querer, se topa con una extraña criatura desatando una serie de eventos que sobrepasan el raciocinio de cualquiera. Experimentos del gobierno, una nena con poderes psíquicos, la amistad ante todas las cosas y muchos clichés ochenteros redefinidos en esta aventura que se convirtió en un clásico de culto de la noche a la mañana, gracias al boca en boca y a su apabullante presencia en las redes sociales.
  • 2
    Orange is the new Black (2013- )
    Jenji Kohan (“Weeds”) se la juega y nos cuenta la historia de Piper Chapman (Taylor Schilling), una treintañera que lleva una vida bastante apacible hasta que es sentenciada a quince meses de prisión por un crimen relacionado con drogas ocurrido una década atrás. Esta es la excusa perfecta para tratar con dramatismo y un poco de humor las vivencias en una cárcel de mujeres, y abarcar todo el abanico de personalidades, razas, credos y estilos de vida que pocas veces se ven en otros productos televisivos de forma sincera y directa. “Orange is the new Black” tiene sus altibajos, pero siempre cae bien entre la critica y el público gracias a sus personajes tan bien desarrollados en un entorno poco conocido.
  • 1
    House of Cards (2013- )
    El drama producido por Beau Willimon –adaptado de la miniserie homónima inglesa, y a su vez basado en la novela de Michael Dobbs- fue una de las primeras apuestas originales desarrolladas por un sistema de streaming que cambió, en gran medida, la forma de producción televisiva de los últimos años. La recompensa por semejante jugada se vio reflejada en la temporada de premios y en la acogida de la crítica y el público que abrió su mente ante esta nueva forma de ver tele, cuando y donde ellos quisieran. El congresista yanqui Francis Underwood (Kevin Spacey), y su igualmente manipuladora esposa Claire (Robin Wright), echaran mano de todos los ardides políticos (y de otra naturaleza) para lograr sus objetivos y cobrar venganza contra aquellos que los traicionaron. Un contundente “reflejo” del poderoso mundo de la política plagado de avaricia, corrupción y un poquito de sexo. “House of Cards” marcó el camino y abrió el mercado internacional para todo lo que vino después.

1. Narcos (2015- )

La vida (y el final) de Pablo Escobar es bastante conocida, pero Netflix igual se la juega con este drama criminal biográfico que, además, suma artistas internacionales, tanto delante como detrás de las cámaras. El brasileño Wagner Moura se pone en la piel del capo de la droga colombiano, desde sus humildes comienzos, hasta los esfuerzos de las fuerzas de seguridad –lideradas por el agente Steve Murphy (Boyd Holbrook) de la DE- para detener su accionar en todo el mundo. El sistema de streaming amplia sus fronteras y abre el espectro de su producción con la intención de captar cada vez más mercados a lo largo y ancho del planeta.
Anterior Siguiente < >