Publicado el

Ránking | Terror serial argentino

La Caja Asesina: 10 series argentinas de terror

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Crónicas de un terror olvidado

La TV argentina y el terror no se mezclan... o casi. La realidad es que hubo una época dorada para la ficción de terror en el país, tanto en cine como en TV, que estuvo encabezada por Narciso Ibáñez Menta, heredero local de las proezas de Vincent Price y Bela Lugosi. Menta instauró el terror en el cine, en los años 50 y 60 especialmente, y popularizó ciclos más que atractivos en la TV, hasta la década del 70. Es una pena que muchos de ellos ya no pueden verse en la actualidad porque se perdieron las cintas originales; claro que los recuerdos prevalecen, y hoy nos toca a los Malditos Nerds recordar muchas de estas producciones. 

Pasando a la modernidad, no son muchas las producciones del género, mucho menos las sobrenaturales, ya que es un hecho que el terror latinoamericano suele ahondar más realidad criminalísticas y psicológicas. Pero destacan algunas que vas a conocer en este artículo. 

  • 10
    Obras Maestras del Terror (2 temporadas, 1959 – 1960)
    La primera producción de terror competente de la TV argentina estuvo a cargo de Narciso Ibáñez Serrador con el gran Ibáñez Menta como protagonista. La serie en cuestión, que llegó a cines en 1960 con una película memorable que adapta tres relatos de Edgar A. Poe, abre con un episodio que adapta la espeluznante y psicológica “El Corazón Delator”, una historia de Poe también, plasmada con los mejores maquillajes y claroscuros de la época. El programa se convirtió en un éxito luego de semejante debut, que se tradujo en dos temporadas completas, la primera sobre historias de Poe y la segunda de Robert Louis Stevenson, con la adaptación de Dr. Jekyll y Mr. Hyde.
  • 9
    Bajamar, la Costa del Silencio (Miniserie, 4 capítulos, 1995)
    Esta miniserie que dura poco más de 3 horas nos traslada a una pequeña ciudad de la costa –fue filmada en Villa Gesell–, en pleno invierno, escenario ideal para que surjan de debajo de las piedras todos los secretos y traumas que guarda el pueblo. Al mejor estilo “pueblo chico, infierno grande”, el protagonista es el Dr. Soria, que, cuando estaba caminando por el balneario de Bajamar, se topa con un cadáver que resulta ser el colega que debía reemplazar. Obviamente, termina metido en un embrollo muy oscuro.
  • 8
    El Fantasma de la Ópera (1952 / 1994)
    La primera producción de terror para la TV argentina fue una adaptación del clásico de Gaston Leroux, El Fantasma de la Ópera. Fue una adaptación de Miguel de Calazans, pilar fundamental de la TV argentina. Por ese entonces, faltaba la figura de Narciso Ibáñez Menta, quien dio el impulso al género en el país, pero siempre se recuerdan los primeros intentos, a pesar de que ya no contemos con el material original y que las opiniones de la gente de la época afirmen que más que terrorífica, esta adaptación de la obra era una excusa para darle prominencia a su protagonista, la cantante lírica Raissa Bignardi. Es curioso que en 1994, Telefé encargó una nueva adaptación que quedó en la nada. Sí, nunca se estrenó. Lo que sabemos de esta versión “maldita” es que iba a contar con Narciso como el narrador que abre y cierra los episodios y con Arturo Puig en el rol del fantasma. Por su parte, Cristine iba a ser encarnada por Cecilia Dopazo.
  • 7
    Historias de Terror (1 temporada, 2004)
    La TV Pública y el INCAA patrocinaron un ciclo de películas para TV titulado “Historias de Terror” que contó con 12 episodios, todos ellos adaptados de relatos clásicos y conocidas leyendas del género. El ciclo debutó con “Drácula” de Alexis Puig, el episodio más conocido del ciclo, que recrea el clima ominoso de la novela de Stoker, con Gerardo Romano en el rol del imponente vampiro. El resto de los episodios incluyen una extraña adaptación de El Matadero de Esteban Echeverría y del conocidísimo cuento La pata de Mono de W.W. Jacobs.
  • 6
    Mujeres Asesinas (4 temporadas, 2005 – 2008)
    “Malo, malo, malo eres, no se daña a quien se quiere, no…” ¿Quién no escuchó hablar de Mujeres Asesinas? Claramente, fue una de las series de thriller y horror más vistas de la TV argentina y sumamente exitosa en todo Latinoamérica. El formato fue vendido a Colombia, México, Ecuador e Italia y tuvo su singular éxito en Estados Unidos, donde la emitió Investigation Discovery. Mujeres Asesinas retrata el lado oscuro de la realidad. Los casos que presentan los episodios no son ficticios, son historias de mujeres que viven situaciones extremas a nivel emocional y que terminan por liberar a la asesina que llevan dentro. Una serie perversa, muy psicológica, pero que también tiene su atisbo de empatía.
  • 5
    El Hombre que Volvió de la Muerte (1969 / 2007)
    Los más veteranos recordarán a Narciso Ibáñez Menta por su espeluznante máscara y su capacidad multifacética en “El hombre que volvió de la muerte”, su ciclo de terror más popular y siniestro, cuya trama tiene sus raíces en El Conde de Montecristo y Frankenstein. El legendario actor interpreta a Elmer, un hombre que muere luego de ser condenado, de manera injusta, a pena de muerte. Su cadáver es tomado por un científico quien lo convierte en un androide indestructible de máxima tecnología, indestructible, pero con una mente humana sintiente y vengativa, que no descansará hasta ponerle fin a quienes lo condenaron. Las cintas originales de esta serie esplendorosa se perdieron, solo se conserva un tráiler. Fue recién en 2007 que Pol-ka emitió una remake, con el mismo nombre, protagonizada por Diego Peretti como Elmer y Nancy Dupláa como su eterna enamorada. No se puede decir mucho de esta remake nefasta, los televidentes le dieron la espalda a los pocos episodios y solo duró una temporada.
  • 4
    Fantasmagorías (2 temporadas, 2015)
    Esta serie animada fue producida por HBO Latinoamérica, con una animación a cargo del estudio argentino FREAK y la argentina Mercedes Moreira en la dirección. Cada temporada cuenta con 4 episodios y se trata de una serie antológica que nos presenta una historia de terror única por capítulo, pero que todas ellas siguen la misma premisa: están basadas en leyendas urbanas de distintos países de Latinoamérica. Entonces, los episodios que la componen destacan leyendas como La Llorona (México), La Cena Maldita (Argentina), El Chupacabras (Brasil) y La Sayona (Venezuela), entre otros.
  • 3
    Sangre Fría (Miniserie, 12 capítulos, 2004)
    Sangre Fría fue una miniserie bastante tapada, aunque puede que alguno la recuerde. No era brillante, claro, pero todo aquel que haya estado pasando la adolescencia por ese entonces puede que la recuerde con cariño. Sangre Fría es terror adolescente de manual, muy comparable con los slashers clásicos, que basa su trama en una serie de asesinatos que parecen estar relacionados con una leyenda de una joven desaparecida. El escenario elegido es una sede universitaria de la Patagonia, retirada en el bosque andino, y el motor de la historia es la sangre y las muertes.
  • 2
    El Pulpo Negro (Miniseries, 13 capítulos, 1985)
    El Pulpo Negro fue la última aparición de Narciso Ibáñez Menta en la TV argentina. Para ese entonces, el legendario actor ya se había consagrado como una figura talentosa en el país con series del género como El hombre que volvió de la muerte (1969) y El sátiro (1969). En El Pulpo Negro, Menta interpreta a un siniestro escritor de novelas policiales que reúne a personas supuestamente respetables, pero con antecedentes criminales, y los obliga a cometer asesinatos. Luego de matar a las víctimas, los asesinos deben dejar un pequeño pulpo negro en la escena del crimen a modo de pista.
  • 1
    El Garante (Miniserie, 8 capítulos, 1997)
    Dirigida por Sebastián Borensztein (Un Cuento Chino), nos presenta a Leonardo Sbaraglia en el papel de Martín, un joven psicólogo que entabla relación con un misterioso hombre llamado José (Lito Cruz). El tipo afirma que el abuelo de Martín dejó una cuenta pendiente antes de morir y reclama que sea saldada. Claro que la deuda no es poca cosa: el abuelo no hizo otra cosa que venderle el alma al Diablo y Martín, como su descendiente, debe cumplir el trato. Con todas las ideas y vueltas que conlleva que Martín piense que José es un loco que necesita atención psiquiátrica, llega un poco que lo sobrenatural se hace evidente y Martín tiene que luchar por su alma.

1. Obras Maestras del Terror (2 temporadas, 1959 – 1960)

La primera producción de terror competente de la TV argentina estuvo a cargo de Narciso Ibáñez Serrador con el gran Ibáñez Menta como protagonista. La serie en cuestión, que llegó a cines en 1960 con una película memorable que adapta tres relatos de Edgar A. Poe, abre con un episodio que adapta la espeluznante y psicológica “El Corazón Delator”, una historia de Poe también, plasmada con los mejores maquillajes y claroscuros de la época. El programa se convirtió en un éxito luego de semejante debut, que se tradujo en dos temporadas completas, la primera sobre historias de Poe y la segunda de Robert Louis Stevenson, con la adaptación de Dr. Jekyll y Mr. Hyde.
Anterior Siguiente < >