Publicado el

Ránking | Nada de súperheroes

10 grandes series basadas en comics alternativos

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Más allá de lo clásico de DC y Marvel

Cada vez son más los cómics y novelas gráficas que pegan el salto a la pantalla. Basta prestar un poco de atención para ver la cantidad de súperheroes que debutaron en series en los últimos dos años. ¡Ah, pero claro! Comic no es sinónimo de eso y hoy queremos recomendarte 10 series de otros géneros, basadas en cómics publicados por Image, IDW, Vertigo y otros sellos independientes. Una nota que ningún comiquero debe perderse. 

ACTUALIZADO: 02/03/2018

  • 10
    Harsh Realm (Miniserie, 9 capítulos, 1999)
    Harsh Realm es una creación de Chris Carter (X-Files), inspirada en el comic del mismo nombre escrito por James D. Hudnall y publicado por Harris Publications (Vampirella). Es curioso que la serie se emitió hasta la mitad sin darle crédito a Hudnall, quien demandó a Fox para que Carter asuma que la idea no es de él, sino que estaba claramente adaptada de su comic. Tanto en la serie como en la obra original, el setting es Harsh Realm, una realidad virtual creada con alta tecnología, la diferencia es que en el comic dicho lugar es de ambientación fantasiosa con toques tecnológicos y en la serie de Fox el mundo virtual es militar, en plena distopía.
  • 9
    MPD Psycho (Miniserie, 6 capítulos, 2000)
    No todos los manga terminan adaptados al anime, como es el caso de Multiple Personality Detective Psycho, de 24 tankobou que terminó de publicarse en marzo de este año, creado en 1997 por Eiji Ōtsuka e ilustrado por Shou Tajima (conocido en occidente por ser el responsable de la parte animada de Kill Bill). La serie en cuestión es una producción de 6 episodios con el prolífico y reputado Takashi Miike (Audition, Ichi the Killer) en la dirección. La trama sigue a Kazuhiko Amemiya, un policial retirado que se presenta como el único capaz de capturar a un asesino serial que está causando estragos. ¿Por qué? Pues porque Ameniya también sufre del trastorno de personalidad múltiple.
  • 8
    Cuentos de la Cripta (Tales from the Crypt, 7 temporadas, 1989 – 1996)
    Lo positivo de las series de canales Premium es que no suelen tener tapujos ni vergüenzas en relación a sus contenidos. Tal es así que a Cuentos de la Cripta le sentó muy bien emitirse por HBO. Algunos fanáticos del terror estarán familiarizados con EC Comics, editorial responsable de series antológicas de comics como The Haunt of Fear y The Vault of Horror, además de Cuentos de la Cripta, claro. Las historias que llenaron esas páginas, muchas de ellas inspiradas o directamente basadas en relatos de Lovecraft, Bloch, Poe y Bradbury, entre otros, fueron adaptadas en una genial serie de 7 temporadas que no escatima en violencia, humor escabroso, sexo y sustos. Sigue muy vigente y es más que recomendada para quienes gustan de lo bizarro y clase B.
  • 7
    Wynonna Earp (2 temporada, 2016 - ¿?)
    Wynonna Earp es un western moderno con tintes fantasiosos y de horror que sigue a Wynonna, descendiente del famoso pistolero y cowboy Wyatt Earp. Wynonna es una chica súper ruda y muy hábil para la balacera que lidia con bicharracos sobrenaturales (vampiros, demonios, zombis, momias) que se amuchan en un paisaje desértico y desolado. Los 13 episodios que componen la primera temporada son una creación de Emily Andras, creadora de Lost Girl. Sí, en Wynonna Earp también hay bisexuales sexys y chicas que matan a diestra y siniestra. La serie es muy fiel a la esencia del comic, creado por Beau Smith en 1996 y publicado por Image Comics y IDW, que ya sea de paso, volvió a materializarse este año en una nueva serie limitada que acompaña a la serie de TV
  • 6
    Happy! (1 temporada, 2017)
    Happy! Es una comedia de fantasía, producida por Syfy, que está basada en la novela gráfica del mismo nombre, escrita por Grant Morrison (The Invisibles, Arkham Asylum) y dibujada por Darick Robertson (The Boys). De hecho, el propio Morrison es co-creador de la serie. Happy! Nos cuenta la historia de Nick Sax (Christopher Meloni), un ex policía que lleva una mala vida de alcohol, sexo, asesinatos y traición, hasta que comienza a hablar con un caballo alado de color. Happy es un producto de su imaginación y es todo lo opuesto a él, risueño y optimista, y por ello, cambiará su vida para siempre.
  • 5
    The End of the Fucking World (1 temporada, 2017)
    Esta comedia negrísima está basada en la serie de mini comics homónimos de Charles Forsman, recopilados en una única colección en 2013. La historia sigue al dúo de James (Alex Lawther en la serie) y Alyssa (Jessica Barden en la serie), dos jóvenes desencontrados con la vida que no tienen nada en común más que el odio a todo. Hay que aclarar que si bien comparten el tipo de humor, la serie británica es mucho más nihilista y más cruda en relación a la violencia. No escatima en sangre.
  • 4
    Riverdale (2 temporadas, 2017)
    La serie adolescente más oscura de CW está basada en las clásicas aventuras de Archie, comic de John L. Goldwater. El pelirrojo (KJ Apa en la serie) se renueva, con un relato más oscuro que nunca, protagonizado por todos los personajes del comic Betty (Lili Reinhart), Veronica (Camila Mendes) y Jughead (Cole Sprouse). Asesinos seriales, triángulos amorosos, corrupción, tráfico de drogas y otros dramas infaltables en cualquier drama adolescente de suspenso, aunque en este caso, Riverdale bebe mucho de Twin Peaks, así que tenemos un poco de surrealismo también.
  • 3
    Preacher (2 temporada, 2016 - ¿?)
    ¡Y hasta que el clásico de Vertigo llegó a la TV! Lo mejor de todo es que lo hizo con una adaptación súper competente. Dominic Cooper se pone los ropajes de cura y encarna a Jesse Custer, un reverendo que no puede escapar de su pasado pecaminoso y que, para colmo, es perseguido por un ser sobrenatural que es casi el mismo anticristo. Junto a su mejor amigo, un vampiro irlandés, y su examante, Jesse emprenderá una travesía al más puro western turbio en busca del propio Dios. AMC ya confirmó segunda temporada para 2017. Vayan poniéndose al día con Preacher, hay pocas series tan comiqueras en la pantalla actual.
  • 2
    iZombie (3 temporadas, 2015 - ¿?)
    El comic homónimo de Vertigo y la serie de CW parten de la misma idea: una joven bastante rebelde termina convertida en zombi y asume un trabajo en el que puede conseguir cerebros fácilmente. Además, de vez en cuando resuelve crímenes. Claro que la serie surge de la mente de Rob Thomas y Diane Ruggiero, a quienes le debemos la genial Veronica Mars, así que la cosa termina resultando más entretenida y más estirable –el comic es corto, también porque se gota rápido. La serie sigue a Liv Moore, una forense policial que termina hecha zombi luego de asistir a una fiesta en la costa. En su trabajo, come cerebros de víctimas de homicidio y ayuda a un detective a encontrar a los responsables. En el comic, la protagonista es sepulturera y comparte su realidad con vampiros y hombres lobo, ausente en la serie. Dos enfoques distintos, pero igual de interesantes. No dejen de pispiar ambas.
  • 1
    The Walking Dead (8 temporadas, 2010 - ¿? )
    Una cara conocidísima, con The Walking Dead estamos hablando de la serie estadounidense con más televidentes de la historia, pero el comic original no se queda atrás. Creado y escrito por Robert Kirkman y serializado por Image Comics desde 2003, la historia sigue al oficial Rick Grimes, quien despierta de un coma para enterarse que el mundo sucumbió a un apocalipsis zombi. La serie retoma el argumento base y es muy fiel en relación a varios arcos argumentales, pero tiene un foco claramente más melodramático y personajes originales que le dan su propia esencia, como Daryl Dixon (Norman Reedus). AMC ya habla de 12 temporadas para la adaptación a TV y Kirkman no piensa cerrar el comic por un largo rato, así que parece que vamos a tener The Walking Dead por varios años más.

1. Harsh Realm (Miniserie, 9 capítulos, 1999)

Harsh Realm es una creación de Chris Carter (X-Files), inspirada en el comic del mismo nombre escrito por James D. Hudnall y publicado por Harris Publications (Vampirella). Es curioso que la serie se emitió hasta la mitad sin darle crédito a Hudnall, quien demandó a Fox para que Carter asuma que la idea no es de él, sino que estaba claramente adaptada de su comic. Tanto en la serie como en la obra original, el setting es Harsh Realm, una realidad virtual creada con alta tecnología, la diferencia es que en el comic dicho lugar es de ambientación fantasiosa con toques tecnológicos y en la serie de Fox el mundo virtual es militar, en plena distopía.
Anterior Siguiente < >