Publicado el

Ránking | El optimista del gaming

10 Razones por las que una PS4 Pro vale la pena

Volver a la home

Por: Jeremias Curci

La versión más potente de PlayStation está entre nosotros. Diez razones que justifican tenerla.

PlayStation 4 Pro ya está en las bateas de casi todo el mundo y esto significa que las reglas del juego cambiaron para siempre: lo que antes hubiera sido un ciclo de vida útil de seis años, parece bandear hacia ciclos más cortos con actualizaciones de hardware sobre una base determinada.

Tanto con la consola de Sony como la futura Scorpio, debemos tener en cuenta que, más allá de los nombres y el pregón de la experiencia “profesional o premium”, estas consolas no lograrán equiparar ni mucho menos suplir el rendimiento de una PC “high end” capaz de correr todo a 4K nativo y a 60 cuadros por segundos.

Son, como decíamos al principio, actualizaciones intermedias: mejoras en el rendimiento, aptas para la nueva gama de pantallas 4K y que definitivamente van a ofrecer una experiencia de juego más rica, pero que están dedicadas a un público que busca acceder a este nivel de gaming a un costo menor y evitando ciertas complicaciones.

Dicho esto, vamos con las diez razones por las que considero que vale la pena subirse al vagón de PlayStation 4 Pro.

  • 10
    Actualizando: el valor de lo usado

    PlayStation 4 Pro es la elección obvia para aquellos que no hayan saltado todavía al mundo PlayStation, ya que por un costo sensiblemente superior obtienen un sistema de última generación dotado de muchas mejoras de hardware. Pero, ¿Qué queda para el resto?

    Aquellos que quieran dar el salto y ya tengan una PlayStation 4 siempre pueden recurrir al mercado del usado. En nuestro país, a diferencia de muchos otros en el mundo, estos productos suelen perder muy poco de su valor. En algunos conocidos sitios de compra venta, una PlayStation 4 usada con un joystick arranca en unos 7000 pesos. Lo cual ayuda a cubrir bastante el bache para dar el salto.

  • 9
    Nadie se queda atrás

    Una de las críticas que se le hace a la consola es la falta de software y juegos dedicados o exclusivos pero… ¿No es ese el punto de la cuestión? PlayStation 4 Pro es una consola dedicada a aquellos que quieran más potencia y un rendimiento mayor a nivel general, pero el mensaje de Sony hacia los desarrolladores es claro: deben garantizar que los juegos funcionen en ambos sistemas.

    Después de todo, se trata de tener opciones. La idea de tener software exclusivo para nuevos modelos no resulta atractiva, sino pregúntenle a los poseedores de 3DS que no pueden jugar Xenoblade, Hyper Light o la mayoría de juegos de SNES. O por ejemplo, la preocupación que genera el hecho que los juegos de Scorpio podrían ser exclusivos de ese sistema si los desarrolladores lo deciden.

  • 8
    Es 4K gaming en consola

    Más allá de los detalles técnicos que tienen que ver con la naturaleza nativa de las texturas (que no está presente en todos los juegos) y del hecho de que la consola hace upscaling para llegar a 4K, sigue siendo una experiencia de alta fidelidad que supera con creces lo que vimos hasta el momento.

    Incluso ya hay videos comparativos de, por ejemplo Rise of the Tomb Raider corriendo a 4K en PS4 Pro y PC, y las diferencias son mínimas. Es todo un logro, especialmente si consideramos el coste de entrada, que detallaremos a continuación.

  • 7
    Incluso en nuestro país, es 4K accesible

    Sí, es muy posible que los precios en Argentina no reflejen el hecho de que la consola es cien dólares superior a la versión estándar y se vayan un tanto más arriba de lo esperado, al menos en los primeros momentos. Pero así y todo, acceder a una PS4 Pro en nuestro país será mucho más accesible que, por ejemplo, una PC que pueda brindarnos las mismas o mejores prestaciones.

    De hecho, gaming a 4K en PC es posible con tarjetas de video poderosas que parten en el orden de los 600 a 800 dólares (o más incluso) en los Estados Unidos, mientras que acá son directamente imposibles de comprar. Eso si es que contamos con una PC que tenga el músculo para mover los juegos más allá de la tarjeta de video, sino la inversión es considerablemente mayor.

  • 6
    4K nativo o no: no es un problema

    Al principio del ranking hablábamos de los juegos en 4K nativos. ¿Qué significa esto? Que los juegos son capaces de correr en una resolución de 3840 x 2160 pixeles en pantalla. Teniendo en cuenta el hardware que posee la consola (más potente que PS4, pero no a la altura de una PC high end) son más bien pocos los juegos, de momento, que soportan esta resolución y pueden correr a 30 cuadros por segundo o más.

    Para alcanzar estar resolución, PS4 Pro realiza un escalado con una tecnología nueva llamada “checkerboarding” que extrapola los pixeles al doble de su resolución original, llegando a resultados muy similares al 4K nativo. De nuevo, Rise of the Tomb Raider es el mejor ejemplo de esto, que parte de una resolución de 1440p (2560 x 1440 pixeles) entregando resultados que están a la par de su contraparte en PC, corriendo a 4K nativo.

  • 5
    Ser o no ser: cuestión del panel

    La tecnología 4K y HDR en las pantallas es algo que está empezando a tomar forma. Es completamente cierto. Con la llegada de estas consolas (Pro y la futura Scorpio) más las cualidades de las nuevas familias de tarjetas gráficas de ATI como Nvidia, ahora podemos empezar a tener la conversación sobre jugar a altísimas resoluciones. (La imagen muestra SDR vs HDR, en ese orden).

    Qué monitor / TV conseguir en este momento es uno de los temas a atender si es que queremos vivir esta nueva experiencia de gaming, pero lo cierto es que no es un problema que atañe exclusivamente a PlayStation 4 Pro. Este es un dilema que afecta a cualquier que quiera sumarse a la movida 4K ya sea a través de sus computadoras o consolas.

    Es tentador decir que sin una pantalla 4K esto no vale la pena, pero quédense conmigo en los siguientes puestos.

  • 4
    Vale la pena incluso sin una pantalla 4K

    ¿Por qué? A nivel hardware, la consola es una excelente actualización sobre el viejo modelo de PlayStation 4. Tenes un GPU que es un poco más del doble de rápido que el anterior, el CPU es más rápido, potente y eficiente para manejar la energía. Más puertos USB (dos delanteros y uno trasero para PSVR), y la ventaja de tener 1 terabyte de almacenamiento de base, el doble que el modelo estándar de PS4.

    De cara a futuro, ya te quedas con una consola que será compatible con las teles en 4K con HDR para cuando quieras dar el salto, y aunque no tenga soporte para blurays en UHD, vas a tener Netflix, Hulu, Amazon Video (entre otros servicios de streaming) además de YouTube en 4K como para empezar. Pero además…

  • 3
    Hay mejoras sin 4K

    Es cierto que las mejoras gráficas dependen exclusivamente de los desarrolladores. Pero hay casos concretos que nos demuestran que PS4 Pro puede ser beneficiosa tanto para quienes tienen teles de última generación como para quienes siguen con sus pantallas full HD.

    Hay muchas maneras en la que los juegos pueden beneficiarse si no están en 4K. El caso más notorio es el de Shadow of Mordor: que puede correr con texturas mejoradas a 4K y 30 cuadros por segundo, pero que en 1080 aumenta la cantidad de cuadros además de aplicar un antialiasing superior y texturas de mayor calidad.

    Otros casos donde también vemos mejoras en 1080p son los de Rise of the Tomb Raider, Uncharted 4, Titanfall 2 y Call of Duty Infinite Warfare, donde la consola hace “super sampling” que para decirlo de una manera sencilla, adapta una imagen mucho más grande a un área más chica, puliendo al extremo todos los detalles de modelos y texturas.

  • 2
    Pro y Scorpio: una tendencia

    Lo que más dudas genera respecto a la explosión de PS4 Pro es la condición opcional de las mejoras para los juegos, como también la forma en la que los creadores decidan explotar el hardware disponible, o en el peor de los casos, no explotarlo en lo absoluto (como por ejemplo, The Witcher 3). Es un punto válido, pero no hay que olvidar que el paradigma del ciclo de las consolas ha cambiado: hoy con PS4 Pro y el año que viene, Microsoft hará lo propio con Scorpio.

    Aunque el desarrollo “en múltiples niveles” suena complejo, lo cierto es que por primera vez estamos en una industria que tiene a PC y consolas compartiendo una misma arquitectura, lo cual se traduce en una manera más uniforme, más lineal, con resultados presumiblemente superiores a futuro.

    ¿Qué quiere decir esto? Que si bien el lanzamiento de PS4 Pro en cuanto a soporte de desarrolladores es un tanto confuso y escaso, la modalidad de desarrollar para ambos sistemas con diversas opciones no tardará en volverse una norma.

  • 1
    Los juegos

    Al final de cuentas, todo se reduce a los juegos que van a tomar ventaja de la potencia extra de PlayStation 4 Pro. En este aspecto, Sony prometió para el lanzamiento del sistema (hoy) unos 40 juegos actuales o ya publicados hace un tiempo.

    Hay juegos de alto perfil como Deus Ex: Mankind Divided, Fallout 4, Infinite Warfare y la remasterización de Modern Warfare, Hitman (grandes mejoras en rendimiento), los dos Infamous, NBA 2K17, Nioh, Rise of the Tomb Raider, FIFA 17, entre otros. Cabe destacar que títulos como Fallout 4 no tendrán mejoras desde el lanzamiento de la consola, pero confirmaron que llegará.

    También hay otros en el horizonte, la mayoría juegos muy esperados como: Mass Effect Andromeda, Watch Dogs 2, For Honor, Dishonored 2, The Last Guardian, Final Fantasy XV. Y la lista sigue. En resumen, la mayoría de los juegos “grandes” tendrán estas mejoras, además del hecho de que Sony se comprometió a soportar el sistema con todos sus juegos first party, al menos hasta que salga otra PlayStation.

1. Actualizando: el valor de lo usado

PlayStation 4 Pro es la elección obvia para aquellos que no hayan saltado todavía al mundo PlayStation, ya que por un costo sensiblemente superior obtienen un sistema de última generación dotado de muchas mejoras de hardware. Pero, ¿Qué queda para el resto? Aquellos que quieran dar el salto y ya tengan una PlayStation 4 siempre pueden recurrir al mercado del usado. En nuestro país, a diferencia de muchos otros en el mundo, estos productos suelen perder muy poco de su valor. En algunos conocidos sitios de compra venta, una PlayStation 4 usada con un joystick arranca en unos 7000 pesos. Lo cual ayuda a cubrir bastante el bache para dar el salto.
Anterior Siguiente < >