Publicado el

Ránking | Timba polizón

Da cartas: 10 juegos de mesa infiltrados en videojuegos

Volver a la home

Por: Jeremias Curci

Juegos dentro de juegos, pero con un toque especial: son todos de mesa.

En ocasiones nos encontramos con juegos dentro de juegos, que logran desviar nuestra atención por completo respecto a la historia principal que veníamos jugando, para mantenernos cautivos ante el desafío, o simplemente el azar que toma parte en ellos.  Su poder de magnetismo es tal que logran convertirse en una razón de peso para meternos de nuevo en el universo de estos diez juegazos y por eso es que merecen nuestro reconocimiento en forma de ranking. Diez juegos de mesa apasionantes, infiltrados en videojuegos.

  • 10
    Triple Triad (Final Fantasy VIII)

    Es casi el minijuego por excelencia de Final Fantasy VIII y uno de los más populares en la serie. Es un juego de cartas que se da en una grilla de tres por tres. Cada jugador posee un color determinado (rosa o azul) y recibe cinco cartas, las cuales hará “batallar” en el tablero para convertir el color de las cartas del rival. El objetivo es terminar la partida con seis o más cartas del mismo color. El ganador puede obtener cierto número de cartas del mazo del rival.

    La enorme cantidad de variantes en las reglas de juego, condiciones de victoria y otros modificadores que alteran la forma en la que jugamos es uno de los puntos más fuertes de Triple Triad, de ahí que este minijuego haya despertado tantas pasiones, siendo muy valorado por los fanáticos de la serie.

  • 9
    Pazaak (Star Wars: Knights of the Old Republic)

    El pazaak es otro de los monstruos que se comen nuestro tiempo en Knights of the Old Republic ya que guarda muchísimas similitudes con el Black Jack, juego enviciante si los hay. El objetivo del pazaak es ganar tres jugadas, sumando cartas hasta un valor total de 20 o lo más cercano posible a este número. Podemos plantarnos (y dejar que nuestro rival saque más cartas) o podemos sacar hasta nueve cartas, plantándonos automáticamente.

    El truco está en que pazaak se juega con dos barajas: la principal que tiene las cartas con números y la secundaria con cartas modificadoras que sirven para sumar o restar seis puntos: su efecto puede ser elegido, mas no cambiado en una misma mano, sino hasta que se vuelva a repartir. Pazaak se nos introduce como una misión secundaria del juego, aunque después podemos volver a jugar cuantas veces lo deseemos.

  • 8
    Command Board (Kingdom Hearts: Birth by Sleep)

    O la versión rolera del clásico Juego de la Oca, aunque claro, con bastante más estrategia y profundidad. Command Board es un juego de tablero en el que competimos contra uno o varios personajes de Disney arrojando dados y gastando puntos de juego en comprar distintos casilleros para subir el nivel de nuestros Comandos o bien conseguir algunos Comandos nuevos.

    Hay un total de siete tableros, cada uno con temáticas distintas y un personaje de Disney como principal y dado que algunos de ellos tienen bifurcaciones y distintos formatos, cada partida es única. Lo bueno de esto es que, si perdemos la partida, mantendremos los comandos y los niveles aumentados.

  • 7
    Arcomage (Might & Magic VII: For Blood and Honor)

    Este clásico también encierra en sus adentros un maravilloso minijuego de mesa: Arcomage. Se trata de un juego de cartas en donde el objetivo es derrotar a nuestro adversario construyendo al menos tres torres. Para esto, lo que necesitamos es manejar tres tipos de recursos: bestias, ladrillos y gemas, que se regeneran de a cierta cantidad por cada turno. Se caracteriza no sólo por su enorme faceta estratégica, sino también por su elevado ritmo y dinámica.

    Lo interesante es que Arcomage cambia de reglamento y condiciones de victoria según la taberna que visitemos para jugarlo, por lo que tendremos que adaptarnos a distintas necesidades para poder ganar. Además de Might & Magic VII, Arcomage estuvo presente en la octava iteración de la saga, hasta que 3DO decidió publicar una versión dedicada en el año 2000, que permitía jugar multiplayer a través de una LAN.

  • 6
    Voltorb Flip (Pokemon HeartGold / SoulSilver)

    Como el Buscaminas pero con onda: Voltorb Flip es un minijuego de tablero que se puede encontrar en las zonas de juego de Celadon y Goldenrod, en las versiones coreanas occidentales de Pokemon HeartGold y SoulSilver. Se trata de un tablero de cinco por cinco cuadrados que esconden distintos valores: multiplicadores de las monedas que apostamos.

    Pero también están las voltorb: una suerte de minas explosivas que no sólo terminan el juego, sino que nos hacen perder todas nuestras ganancias. Al tratarse de un juego dividido por una cuadrícula, existen distintas estrategias para estudiar el tablero y acertar la ubicación de la voltorb, logrando así evitarla y hacer saltar la banca. Por esto es que algunos incluso lo comparan con una especie de Picross simplificado.

  • 5
    Xenocard (Xenosaga)

    Ubicado en Xenosaga Episode 1, Xenocard es un juego de mesa que involucra como muchos de este listado, cartas coleccionables a través del juego, como también sus correspondientes mejoras o boosters. Lo que lo diferencia del resto es su profundidad y complejidad: es un juego que requiere muchísima planificación, táctica y por supuesto, un toque de suerte.

    Las cartas están divididas en distintas clases según la raza que las representa: humanos, realians, mechs y gnosis, los cuales requieren sacrificar una carta para poder invocarlos. El tablero posee cuatro espacios por cada jugador para las cartas que van a combatir, y una profunda estrategia en cuanto a la confección de los mazos y combinación de héroes en la mesa de juego, con el objetivo de destruir el mazo rival para ganar la partida.

  • 4
    Caravan (Fallout New Vegas)

    Carvan, o Caravana, es el juego más popular del yermo en Fallout New Vegas. No se juega en los casinos, sino que es un juego de mesa que pertenece a los estratos sociales más golpeados, puesto que los mazos de cartas se conforman con cualquier carta de póker que encontremos por ahí. Según cuenta la leyenda, el juego se popularizó entre guardias y viajeros frecuentes de la I-15: la peligrosísima ruta que atraviesa los enormes yermos de Mojave. Caravan es una suerte de Black Jack deforme: se juega de uno contra uno y el objetivo es completar al menos dos caravanas.

    Estas caravanas son pilones de cartas que deben sumar entre 21 y 26 puntos, sumando los valores de las cartas. Pueden ser ascendentes o descendentes, y pueden ser modificadas por comodines u otras figuras, pudiendo así multiplicar valores o invertir órdenes. Lo cual le da un toque estratégico interesante, ya que con estas figuras podemos intervenir los pilones rivales y arruinarle el juego.

  • 3
    Liar’s Dice (Red Dead Redemption)

    En Red Dead Redemption hay unas cuántas actividades dedicadas a la timba, al juego de cartas, al “dinero fácil”. Pero Liar’s Dice es la que resulta más entretenida por lejos, y esto es porque está basada en un juego tradicional que data desde hace siglos y que hemos visto jugar en, por ejemplo, en Piratas del Caribe: El Cofre del Hombre Muerto.

    Todos los jugadores en la mesa tienen cinco dados en cada cubil, y nos toca a nosotros utilizar la intuición para apostar la cantidad de dados de un número determinado que hay en la mesa, incluyendo el nuestro. El jugador siguiente puede aceptar nuestra apuesta, subirla, o declararla una patraña: así sucesivamente con el resto de los jugadores. Al perder la apuesta perdemos un dado. Ganará la partida aquel que mantenga al menos un dado en el cubil.

  • 2
    Tetra Master (Final Fantasy IX)

    Aunque Tetra Master no era una parte crucial del juego, servía para distraernos un poco de la historia principal de este juego, considerado por muchos como uno de los mejores de la serie. Se trata de un juego de cartas con distintos ítems, criaturas y personajes del universo del juego, cada una con distintos atributos. El objetivo es celebrar duelos poniéndolas en la zona de juego: una grilla dieciséis rectángulos donde poner nuestras cartas.

    No ofrece recompensas ni la posibilidad de convertir cartas en ítems, más allá de que por cada victoria nos dan más cartas para jugar, a diferencia de otro gran mini juego de la serie, conocido como Triple Triad. Como dato curioso, la popularidad de Tetra Master fue tal que decidieron llevarlo al terreno del juego “stand alone” online con un método de suscripción a razón de un dólar al mes. Fracasó estrepitosamente, y fue dado de baja a mediados de 2010.

  • 1
    Gwent (The Witcher 3)

    Entre todas las cosas que tiene The Witcher 3 en su fantástico universo, encontramos Gwent: un juego de cartas que juega prácticamente todo ser que habita en dichas tierras. ¿De qué se trata? Es básicamente un juego de estrategia en donde debemos administrar un total de 10 cartas para cada mano, cuidadosamente seleccionadas entre un mazo de al menos, 22. Cada carta representa un soldado o unidad con sus valores de ataque y defensa, además de otras de tipo climatológicas o con poderes especiales, como, por ejemplo, robar o poseer una carta.

    El objetivo es bien sencillo: superar en poder de ataque a nuestro rival. Esto lo hacemos colocando las cartas dentro del campo de batalla, es decir, nuestras tres franjas dedicadas, más allá de la franja global donde pondremos, por ejemplo, las cartas del clima. Aunque parece complicado, es muy sencillo de aprender.

    Gwent causó un furor tal que no sólo CD Projekt RED se encuentra trabajando en una versión dedicada en formato videojuego, sino que también existe la versión física del juego (hermosamente empaquetada) para llevarnos las cartas encima y disputar unas buenas partidas en nuestras tabernas preferidas junto a amigos.

1. Triple Triad (Final Fantasy VIII)

Es casi el minijuego por excelencia de Final Fantasy VIII y uno de los más populares en la serie. Es un juego de cartas que se da en una grilla de tres por tres. Cada jugador posee un color determinado (rosa o azul) y recibe cinco cartas, las cuales hará “batallar” en el tablero para convertir el color de las cartas del rival. El objetivo es terminar la partida con seis o más cartas del mismo color. El ganador puede obtener cierto número de cartas del mazo del rival. La enorme cantidad de variantes en las reglas de juego, condiciones de victoria y otros modificadores que alteran la forma en la que jugamos es uno de los puntos más fuertes de Triple Triad, de ahí que este minijuego haya despertado tantas pasiones, siendo muy valorado por los fanáticos de la serie.
Anterior Siguiente < >