Publicado el

Ránking | Mirá lo que te perdiste

10 películas de superhéroes de Marvel que nunca se filmaron

Volver a la home

Por: Jessica Blady

No sólo DC tiene proyectos truncos, acá te dejamos unas cuantas pelis marvelianas que nunca fueron.

Antes del prolijo universo cinemático de Marvel hubo una infinidad de proyectos cinematográficos que quedaron encajonados, descartados o, simplemente, cancelados después de un tiempo.

Muchos de estos son muy conocidos y hasta llegamos a cruzar los dedos para que se concreten. Otros, sencillamente sueños alucinógenos, si no, no hay forma de justificar que a alguien se le hubiera ocurrido esto. Disfruten, con diez películas marvelitas que nunca veremos en la pantalla grande. Ufa. 

  • 10
    Luke Cage (Quentin Tarantino)
    ¿Se imaginan a Quentin Tarantino realizando una película de superhéroes? Casi se nos da, allá por mediados de los noventa. “Soy un gran fan del género. Incluso consideré hacer una película de Luke Cage después de Perros de la Calle, pero acabé haciendo Pulp Fiction. Creo que quizá hice la elección correcta”, esto decía el realizador hace poco tiempo. Taranta no dio muchos detalles al respecto, aunque ya nos imaginamos un Blaxploitation con mucho aire de los setenta. “Me encanta la forma en la que el personaje fue presentado en los años setenta. No estoy tan abierto a una reimaginación de cómo era. Simplemente creo que el primer número era demasiado bueno”. En pocas palabras, a Quentin no le cabe la versión marveliana de Netflix protagonizada por Mike Colter.
  • 9
    Daredevil (Joe Carnahan)
    En el año 2010 Fox buscaba relanzar la franquicia cinematográfica del Hombre sin miedo. El director y guionista Joe Carnahan (“Brigada A”) iba a hacerse cargo, pero su visión estaba alejadísima del Daredevil de Ben Affleck. Carnahan desarrolló una historia junto a Skip Chaisson, inspirada en la versión de Frank Miller y en varios thrillers de los setenta como “The Warriors” (1979). El realizador quería una película violenta y adulta (no apta para menores): “Un Serpico de traje rojo y retro”, según sus propias palabras, que se enfrentaría a un Kingpin muy semejante al Al Capone interpretado por Robert De Niro en “Los Intocables” (The Untouchables, 1987). El proyecto corría contrarreloj ya que Fox estaba a punto de perder los derechos del personaje. El 2012 le puso fin a ese lapso y Matt Murdock volvió a las manos de Marvel.
  • 8
    X-Men Origins: Magneto (David S. Goyer)
    Así como Wolverine tuvo su película de “origen” (mejor ni recordarla) en solitario, la gente de 20th Century Fox planeaba hacer lo mismo con Eric Lensherr/Magneto. En 2004, el guionista Sheldon Turner puso manos a la obra con el primer borrador d este spin-off, asegurando que sería una cruza entre “El Pianista y los X-Men”. David S. Goyer –guionista de “El Hombre de Acero”- iba a plantarse detrás de la cámara para contar esta historia ambientada entre los años 1939 y 1955, donde Eric trata de sobrevivir en Auschwitz y luego sale a la caza de sus captores. Durante la liberación del campo conoce a Xavier, un joven soldado, pero su anhelo de venganza contra los torturadores nazis, finalmente los convierte en enemigos. Ian McKellen estaba dispuesto a colaborar si la historia se contaba a través de flashbacks, pero entre la huelga de guionistas de 2007-2008 y las malas críticas que recibió “X-Men Orígenes: Wolverine” (X-Men Origins: Wolverine, 2009), el estudio decidió cancelar el proyecto y que muchos aspectos de la trama fueran absorbidos por la historia de “X-Men: Primera Generación” (X-Men: First Class, 2011).
  • 7
    Spider-Man 4 (Sam Raimi)
    Más allá de sus pros y sus contras, la trilogía del superhéroe arácnido pergeñada por Sam Raimi, es uno de los pilares del género superheroico que disfrutamos hoy en día. Después de dos grandes primeras entregas, Sam meó un poquito fuera del tarro, pero “Spider-Man 3” (2007) igual se convirtió en un mega éxito alrededor del mundo. El director tenía planeadas dos películas más dentro de la franquicia, pero los desacuerdos con la gente de Sony terminaron por cancelar los proyectos y rebootear la saga con un nuevo protagonista. “Spider-Man 4” iba a estrenarse a mediados de 2011. Una historia más oscura (inspirada en el Batman de Nolan, como todo por aquel entonces) donde Peter Parker pierde un poco el rumbo tras la muerte de su amigo Harry Osborn. Por su parte, el doctor Connors está desarrollando un suero genéticamente alterado de lagarto para regenerar su brazo perdido, mientras que un nuevo criminal, apodado el Buitre, anda con ganas de crear caos en la ciudad, pero encontrará bastante resistencia en Spider-Man y su nueva aliada, la Gata Negra.
  • 6
    Doctor Strange (Wes Craven)
    El Hechicero Supremo tuvo unos cuantos proyectos que se quedaron por el camino antes de sumarse al nuevo Universo Cinemático de Marvel. Tras el estreno de “Doctor Mordrid” (1992) –cualquier semejanza con Stephen Strange es pura coincidencia, eh-, Marvel se apuró para llevar a su héroe místico a la pantalla grande. El hombre encargado de escribir y dirigir esta nueva historia sería el mismísimo amo del terror Wes Craven, seguramente, con aires de película clase B y mucha oscuridad, bien fiel a su estilo. La adaptación nunca prosperó (¿habrá sido demasiado “áspera” para los productores?) y jamás sabremos que nos tenía preparado Wes, pero algo prevaleció: otro abonado al género del horror, Scott Derrickson, terminó encargándose de llevar a Strange a la pantalla.
  • 5
    She-Hulk (Brigitte Nielsen y Larry Cohen)
    Para principios de la década del noventa ya se habían frustrado, no uno, sino dos proyectos live-action televisivos sobre She-Hulk, la prima de Bruce Banner con algún que otro problemita de temperamento. Ahí en donde entró en juego el director y guionista Larry Cohen (A Return to Salem's Lot), con la idea de llevar a la superheroína a la pantalla grande. Diez meses después, se anunció que Brigitte Nielsen (sí, la ex de Sylvester Stallone) sería la protagonista, incluso llegó a aposar para varias fotos promocionales como la forzuda y como su alter ego, Jennifer Walters. El proyecto quedó en la nada, como la carrera de Brigitte.
  • 4
    Silver Surfer (Paul McCartney y Olivia Newton-John)
    No, no nos golpeamos la cabeza, esto pasó realmente. Al menos una parte. Allá por principios de la década del ochenta, un productor tuvo la loca idea de desarrollar una ópera rock coimiquera basada en la figura de Silver Surfer. Si la iba a hacer, la iba a hacer completa, protagonizada por Olivia Newton-John y con una banda sonora compuesta por Paul McCartney. El señor productor le mandó al ex Beatle algunos bocetos con el arte conceptual y una carta invitándolo a componer música para el film. Parece que los representantes de sir Paul contestaron que el músico estaba interesado, pero claro, nada de esto se concretó. Miren lo que nos pedimos. Alguien en Fox que tome nota, por favor.
  • 3
    Ant-Man (Edgar Wright)
    Tras trabajar durante casi una década en el proyecto, a mediados de 2013, Edgar Wright se apartó de la producción de “Ant-Man: El Hombre Hormiga” (Ant-Man, 2015), llevándose sus opiniones a cuestas. El director alegó “diferencias creativas”, pero lo cierto es que venía invirtiendo en el personaje desde 2006 junto al guionista Joe Cornish. Para mediados de 2012, el inglés tenía un guión bien aceitado, ya había realizado varias pruebas de cámara (hasta se mostraron en Comic-Con) y estaba listo para comenzar la pre-producción, pero todo se vino a pique. Todavía no se saben las causas (o de qué se trataba la historia) y, a pesar de que el estudio decidió borrar todo rastro del guión de Wright cuando sumó a Adam McKay y Peyton Reed, entre los títulos de la película lo destacan como escritor y productor ejecutivo.
  • 2
    Doctor Strange (Guillermo del Toro y Neil Gaiman)
    A la lista de proyectos fallidos de Guillermo del Toro (pucha, que son demasiados) pueden agregarle su propia visión sobre Doctor Strange. Parece que años atrás, Neil Gaiman y el mexicano se acercaron a la gente de Marvel para realizar una película del Hechicero Supremo. Todos sabemos que el estudio se decidió por Scott Derrickson, pero el concepto de la dupla era un tanto radical y diferente, algo que no cuadra del todo dentro del planeadísimo MCU. La idea era adaptar “1602”, la serie comiquera de Gaiman y Andy Kubert, publicada en 2003, ambientada en un universo marveliano surgido cuatrocientos años antes que el tradicional. Una historia de templarios, liderada por la reina Elizabeth I de Inglaterra, donde Stephen Strange es el médico de la corte que debe dar con un extraño artefacto que podría detener, lo que parece, el apocalipsis. Nos hubiera encantado ver esta gema.
  • 1
    Spider-Man (James Cameron)
    A principios de la década del noventa el “rey del mundo” y un guión de 47 páginas sobre el Hombre Araña, generaron más revuelos legales que el escándalo de Watergate, más que nada, por que no se sabía muy bien en manos de quien estaban los derechos del personaje. Tras la quiebra de varias compañías, el borrador de Cameron quedó en la nada, pero se sabe que contaba los orígenes del superhéroe arácnido e incorporaba nuevas versiones de los villanos Electro (un megalómano llamado Carlton Strand, parodia de un corrupto capitalista) y Sandman, simplemente llamado Boyd, que mutó a partir de un accidente parecido al Experimento Filadelfia. La historia incluía una batalla en lo alto del World Trade Center y mostraba a un sincero Peter Parker revelándole su verdadera identidad a la bella Mary Jane Watson.

1. Luke Cage (Quentin Tarantino)

¿Se imaginan a Quentin Tarantino realizando una película de superhéroes? Casi se nos da, allá por mediados de los noventa. “Soy un gran fan del género. Incluso consideré hacer una película de Luke Cage después de Perros de la Calle, pero acabé haciendo Pulp Fiction. Creo que quizá hice la elección correcta”, esto decía el realizador hace poco tiempo. Taranta no dio muchos detalles al respecto, aunque ya nos imaginamos un Blaxploitation con mucho aire de los setenta. “Me encanta la forma en la que el personaje fue presentado en los años setenta. No estoy tan abierto a una reimaginación de cómo era. Simplemente creo que el primer número era demasiado bueno”. En pocas palabras, a Quentin no le cabe la versión marveliana de Netflix protagonizada por Mike Colter.
Anterior Siguiente < >