Publicado el

Ránking | Dibujos de calidad

10 series animadas increíblemente ambiciosas

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Algunas series se esforzaron en darnos más calidad y continuidad de lo que esperábamos

Estábamos acostumbrados a que cada episodio de nuestro dibujo animado favorito abriese y cerrase una historia propia, manteniendo al Status Quo como ley universal. Pero en más de una ocasión algunos elementos de un episodio venían a repercutir en episodios siguientes, formando una continuidad que mantenían al espectador más interesado en lo que pudiese ocurrir en futuras instancias. Esto no es algo nuevo, pero en la última década la cantidad de productos animados con una historia compleja de fondo se ha ido multiplicado hasta alcanzar un punto tal que, si hoy en día un dibujo animado no posee algún tipo de continuidad, nos parece algo extraño.

Hoy vengo a destacar diez series ambiciosas que supieron tener episodios memorables, pero que también mantuvieron un hilo de continuidad que terminaban mostrando una historia global impresionante. Pero antes de empezar, un par de reglas de criterio: 1) Nada de Animé, ya que el 95% del mismo se basa justamente en esto; 2) Deben ser series originales, nada basado en comics o películas ya existentes (nada de Batman, o sea); y 3) No incluimos series apuntadas al público más adulto, como Rick & Morty, Archer o Bojack Horseman.

¿Listos? Abran sus paquetes de galletitas y agárrense a sus vasos de chocolatada, que arrancamos la transmisión.

  • 10
    Megas XLR (2004-2005)
    Una de las series originales de Cartoon Network, Megas XLR nos lleva al distante año 3037, donde la humanidad está perdiendo la guerra contra la raza alienígena Glorft. En un intento por salvar a la raza humana, un grupo de resistencia consigue robar un prototipo de Mech enemigo y planea viajar un par de años hacia el pasado para utilizar la nueva arma en una batalla decisiva... excepto que las cosas no salen como se planearon y el robot se va derechito al siglo 20, donde termina en un depósito de chatarra del que eventualmente es rescatado en el 2004 por Coop, un gordo mecánico que modifica el Mech de tal forma que sólo él puede pilotearlo.

    Esto no le cae muy bien que digamos a Kiva, quien supuestamente estaba asignada para manejar el armatoste que da nombre a la serie, así que se pone en misión de entrenar a Coop para manejar a Megas. Claro, no es tan fácil; no sólo Mech y piloto llegan a nuestros tiempos, también los propios Glorft hacen acto de presencia, habiendo seguido a Kiva en su viaje al pasado. Esto da inicio a una historia con buena producción, grandes luchas, mucho aire Animesco... y su eventual cancelación en la segunda temporada a causa de bajos ratings. Un Megas-bajón, digamos.
  • 9
    Gárgolas (1994-1997)
    Una de las series originales más interesantes que han surgido de Disney, Gárgolas ("Gargoyles") narra las aventuras de un grupo de gárgolas de la Escocia medieval, traicionadas por los humanos a quienes habían jurado proteger, que terminan convertidas en piedra sólo para despertar mil años más tarde, ahora en la moderna ciudad de Nueva York. Piensen en algo así como Las Tortugas Ninja pero mucho más oscuras (como en su comic original, digamos) y con un severo énfasis en narrativa, arcos argumentales y desarrollo de personajes.

    La serie contó con tres temporadas, siendo las dos primeras las mejores exponentes de la continuidad general. La segunda, en particular, lleva a los personajes a viajar por todo el mundo para cumplir una serie de misiones. Al final de esta segunda temporada Disney canceló la serie, pero ésta fue retomada de inmediato por ABC en una tercera serie, considerada por los fans como un declive en la calidad, pero al menos dándole un final mejor que la cancelación.
  • 8
    Transformers: Generation 1 (1984-1987)
    (Ojo, hay Spoilers) Todos conocemos a los Transformers, ya sea por los juguetes, la serie original, las series que siguieron, o las películas de Miguelito "Chaskiboom" Bahía, pero al momento de intentar analizar la continuidad de sus diversas iteraciones nos encontramos con un diagrama propio de M. C. Escher. Como no queremos inducir daño cerebral en nuestros lectores, nos reduciremos a echarle un vistazo solamente a la primera generación de la serie animada, que ya con eso va a ser suficiente.

    La cosa comienza con una miniserie de tres episodios que sirve de piloto para todo lo que vendrá. Aquí se presentan los Autobots y Decepticones clásicos, incluyendo a Optimus Prime y Megatron. Para el final de esta miniserie los Decepticones son derrotados y los Autobots pueden regresar a Cybertron... excepto que esto último se modificó tras obtener el permiso para crear trece nuevos episodios, por lo que ahora los Autobots se quedan en el planeta para defenderlo de los Decepticones. Estos nuevos episodios componen la Primera Temporada de la serie y nos presenta a nuevos personajes y conceptos que se mantendrían en continuidad...

    ...hasta que llegó la Segunda Temporada, en la que se intentó (y logró) que la serie entre a Redifusión, para lo cual requería de 49 nuevos episodios. En este segmento de la historia se abandona la continuidad para enfocarnos en episodios individuales, usualmente dedicados a destacar a uno u otro personaje en particular. En esta segunda temporada se añaden más personajes a la lista, que ya de por sí era extensa.

    Entre la segunda y la tercera temporada tuvimos la película animada de los Transformers, un punto clave de la primera generación, ya que resulta en la muerte de varios personajes icónicos de la serie, incluyendo al mismísimo Optimus Prime. ¿Querías continuidad? Acá la tenés. Optimus estira la pata metálica y toda una generación de purretes estrenan los lagrimales en una de las escenas más memorables de la franquicia.

    Así llegamos a la Tercera Temporada, con un elenco de nuevos personajes y peor animación, lo que mandó la popularidad de la serie a pique, así que los productores terminaron cediendo a las peticiones de los fanáticos y trajeron a Optimus Prime de vuelta en un final de temporada titulado "El Regreso de Optimus Prime", porque hasta las ideas para los títulos quedaban cortas. Finalmente hubo una cuarta temporada que se redujo a un único episodio de tres partes que presenta todavía más personajes, pero que ya no tenía el entusiasmo (ni la plata) de Hasbro, que se mostraba desinteresada.

    Y eso es, más o menos, el embrollo de la Generación 1 de Transformers. Y ni siquiera conté todo, porque hubo diferencias con la versión Japonesa de la serie, que obtuvo una miniserie más tras la cuarta temporada. Pero ya me van entendiendo, ¿verdad?
  • 7
    Adventure Time (2010-presente)
    Durante sus primeras dos temporadas y media Adventure Time (Hora de Aventuras) se destacó por sus diseños estrafalarios, personajes originales y mundos de fantasía en el que Finn y Jake vivían aventuras de todo tipo. Pero ya desde esos primeros episodios uno podía observar pequeños detalles que se sentían fuera de lugar en una serie de apariencia tan infantil. Poco a poco íbamos obteniendo indicios de que el mundo en el que transcurre la serie, la mítica tierra de Ooo, quizá estuviese más cerca nuestro de lo que creíamos. Poco a poco nos dimos cuenta de que este mundo es el resultado de un cataclismo a nivel global. Estos datos aparecían en migajas a lo largo de episodios de porte cómico, pequeñísimos detalles que se iban sumando a un Todo del que empezaban a surgir teorías. Ayudaba el hecho de que la serie mantenía una continuidad en el desarrollo de personajes, en particular durante aquel memorable episodio Navideño de la tercera temporada ("Holly Jolly Secrets") en el que súbitamente descubrimos la historia de fondo del Rey del Hielo, un personaje que hasta ese entonces era motivo de risa. Nadie se rió con aquellas confesiones, y la serie ganó muchos puntos a favor.

    De ahí en más el desarrollo de personajes y de la situación en Ooo continuó escalando, respondiendo varios interrogantes en el camino pero dando lugar a más preguntas al mismo tiempo. Hoy en día la serie se encuentra en una situación extraña, esperando su octava y--supuestamente--última temporada tras abarcar más de 230 episodios y presentándonos a una enorme cantidad de personajes, muchos de ellos con complejas historias de fondo. Los fanáticos esperamos ver muchas de las dudas restantes llegar a una conclusión.
  • 6
    Kim Possible (2002-2007)
    Uno de los grandes éxitos originales de Disney fue esta serie de acción protagonizada por la titular Kim Possible, una muchacha que combatía el crimen internacional al tiempo que lidiaba con el día a día de ser una adolescente que asistía a clase y socializaba con amigos y familiares. Más allá de la premisa interesante y una gran selección de personajes la serie se destacó por mostrar una progresión en la vida de Kim a lo largo de sus cuatro temporadas, particularmente en lo que refiere a su vida escolar y a su relación con Ron Stoppable, su compañero de aventuras. Tal es así que el episodio final toma lugar durante la fiesta de graduación de la muchacha y sus amigos. Fue un gran detalle para aquellos que seguían la serie en su transmisión original, ya que tuvieron la oportunidad de ver a estos personajes evolucionar con el paso de los episodios. Para mejor, la serie contó con grandes niveles de producción, destacándose su animación y trabajo de voces.
  • 5
    Samurai Jack (2001-2004)
    Luego de deleitarnos con El Laboratorio de Dexter, el buen Genndy Tartakovsky se puso a crear un nuevo dibujo animado, pero esta vez, algo más serio. Así nace Samurai Jack, una épica que revolucionó la forma de narrar historias, enfocándose más en largas escenas sin diálogos que en chácharas innecesarias. La mayor parte del primer episodio carece de voces, mostrando en su lugar la vida y entrenamiento de un joven príncipe del Japón Feudal a medida que recorre el mundo, tras haber huido de los ataques del temible Aku, demonio que puede cambiar su forma. Tras regresar a su tierra natal, ya adulto y decidido a recuperar todo lo que Aku le quitó, se enfrenta al enemigo y... y ahí arranca la verdadera serie, porque Aku aprovecha un momento de distracción y envía a nuestro héroe al futuro. Un futuro ya conquistado por Aku y doblegado a su voluntad, con tecnología espacial, razas alienígenas pululando por todos lados... y ahora, con un samurai chapado a la antigua que busca la forma de volver a su propio tiempo y eliminar el mal de Aku de raíz.

    Los viajes de Jack (así apodado tras su arribo al mundo futurista) por este nuevo mundo moderno se verán colmados de desafíos, algunos de ellos sorprendentemente oscuros para una serie en teoría infantil. La carencia de diálogos y el estilo de animación hace que cada combate nos deje al borde del asiento, no sabiendo qué puede llegar a pasar a continuación. Para mejor, la serie mantiene una continuidad y, en teoría, tiene un punto final al cuál llegar... ... ... excepto que nunca llegó.

    Lamentablemente, Samurai Jack consiguió cuatro temporadas y luego dejó de producirse, de modo que Jack jamás consiguió regresar a su propio tiempo. Sin embargo, ahora se está trabajando en una quinta temporada que, según dicen, dará fin a la historia de Jack. Para mejor, esta última temporada será transmitida por Adult Swim, por lo que el equipo de producción podrá tocar temas más adultos. ¿Será el gran final que Jack merece? Por ahora vale la pena ir viendo los viejos episodios, así recibimos esta nueva camada con los brazos abiertos.
  • 4
    Steven Universe (2013-presente)
    No es la primera vez que hablo de Steven Universe en este sitio; ya tuve el placer de sugerir diez episodios que representan lo mejor de su filosofía. ¿Y de qué estoy hablando? Bueno, vamos por partes. Steven Universe es la historia del titular Steven, un gordito simpático que forma parte de las Crystal Gems; un grupo de cuasi-guerreras mágicas que obtienen sus poderes de las gemas que portan en sus cuerpos; gracias a que su madre le legó su propia gema al nacer él. Esto implica que Steven debe aprender a descubrir y utilizar los poderes de su gema para eventualmente ayudar a sus compañeras a derrotar al monstruo de la semana.

    O al menos eso parecía en un principio.

    Durante los primeros episodios de la serie vemos a un Steven que es, hablando mal y pronto, un gordito inepto que hasta resulta levemente insoportable porque suele meter la pata todo el tiempo. Pero aquí es donde la continuidad juega sus cartas más poderosas: poco a poco los personajes van evolucionando, y es una transición tan lenta que sólo se aprecia al volver a ver episodios viejos. No sólo Steven va descubriendo más de sus poderes, también salen a la luz datos de su madre y de las Crystal Gems: quiénes son, de dónde vienen, cómo llegaron a ser lo que son hoy. Los personajes no son perfectos. Al contrario, tienen fallas. Muchísimas fallas. Y eso los hace más interesantes. Poco a poco van surgiendo nuevos personajes, algunos secretos, y otras amenazas; y todo eso mantiene la serie fresca. La serie todavía continúa en la actualidad, así que por ahora no podemos saber cuántos de estos secretos se irán revelando, ni cómo. Por ahora sólo podemos confiar en Steven y disfrutar de cada nueva aventura.
  • 3
    Over the Garden Wall (2014)
    Los hermanastros Wirt y Greg están perdidos en el bosque, y no saben por qué. Así da inicio el primero de los diez episodios que componen la totalidad de Over the Garden Wall, una miniserie de Cartoon Network que cautivó al público con sus altos valores de producción y desarrollo de personajes, con Wirt como el acomplejado hermanastro mayor que intenta ponerle lógica a los extraños eventos que van surgiendo en su camino, y Greg, el menor, que lo ve todo desde ojos más inocentes y esperanzados. Otros personajes ayudarán a mantener el hilo principal en movimiento, con un leñador (¡interpretado por Christopher Lloyd!) que advierte a los jóvenes del peligro que acerca en el bosque; y Beatrice, un ave que habla y que podría tener la clave para ayudar a nuestros desventurados protagonistas.

    Cada episodio transcurre en algún punto del bosque, ya sea en pueblitos aparentemente abandonados, una escuela rural con alumnos inusuales, y hasta una barca de vapor tripulada por sapos. Estas historias toman muchos elementos del folklore Norteamericano de finales del siglo 19 y su trabajo de arte va pasando de los últimos días de un otoño ocre hasta el blanco nevado del cruel invierno.

    En total, son diez episodios que bien vale la pena verlos al hilo, así que si algún día se pueden despejar dos horitas de la agenda, dense una panzada con esta miniserie. No se van a arrepentir.
  • 2
    Gravity Falls (2012-2016)
    Vamos a aclarar algo: solamente hubo un único problema con Gravity Falls, y ese problema fue Disney, que nos largaba los episodios cada vez que había un eclipse de sol, consiguiendo que los 20 episodios de la segunda temporada se estirasen durante literalmente un año y medio (Agosto de 2014 hasta Febrero de 2016). Y eso fue tortuoso para los que seguíamos la serie, porque todo lo demás; absolutamente todo lo demás; era perfecto.

    Gravity Falls es la historia de los jóvenes pre-adolescentes Dipper y Mabel Pines, mellizos, que son enviados a pasar sus vacaciones de verano al tranquilo pueblo de Gravity Falls, Oregon. Allí, Dipper se topa con un misterioso diario de investigación que cataloga las extrañas anomalías que suceden en los alrededores, y muy pronto nuestros protagonistas se verán enfrentados a gnomos rabiosos, personajes de juegos de video que salen de sus mundos pixelados, y hasta tribus de pelotas de golf que han formado sociedades. Pero todo eso es lo que se ve en la superficie. En el fondo, Gravity Falls oculta secretos.

    Desde el primer episodio se nos da el indicio de que hay muchísimo más de fondo que esta serie no nos está diciendo, y las pistas de ese secreto están desperdigadas aquí y allá, episodio tras episodio. Y son verdaderas pistas: objetos en apariencia normales, códigos cifrados, frases tiradas al azar y hasta pantallazos a cosas que todavía no ocurrieron, pero van a ocurrir. La última escena de la primera temporada nos dejó a todos locos, pero la verdadera bomba explota hacia la mitad de la segunda; y de ahí en adelante es una montaña rusa de emociones de todo tipo.

    Pero no me crean a mí. Vayan ustedes y vean toda la serie. Son solamente 40 episodios, y ustedes ya los pueden ver sin esperar tres meses por capítulo.
  • 1
    Avatar / Korra (2005-2008 / 2012-2014)
    ¿Qué? ¡Cómo que estoy haciendo trampa! No, ni Avatar ni Korra son Animé, a pesar de que tienen todo el estilo. Y además, seamos honestos, ¿¿cómo lo iba a dejar pasar?? Esta espectacular serie de culto pasó por la pantalla de Nickelodeon a los tropezones, gracias a que algunos directivos del estudio impusieron varias reglas y restricciones a la producción; especialmente en lo que refiere a Korra. Pero el equipo de escritores y dibujantes salió adelante y nos trajo dos absolutas obras de arte.

    Primero, con Avatar: El Último Maestro del Aire, una serie de tres temporadas que muestra un mundo de estilo oriental en el que algunos de sus pobladores poseen control sobre los elementos, y que se hallan bajo la opresión de la Nación del Fuego. El Avatar, el único capaz de controlar los cuatro elementos, tiene la misión de mantener el balance en el mundo, pero el último de ellos ha desaparecido... hasta que un par de jóvenes de la Tribu del Agua lo encuentran atrapado en un iceberg, cien años más tarde. Ahora el joven Aang, actual Avatar y último descendiente de los extintos Monjes del Aire, debe entrenar en el uso de los cuatro elementos y poner fin a la guerra de la Nación del Fuego. Cada episodio brilla por sí mismo, pero la historia principal está en constante movimiento, presentándonos escenarios y personajes que se volverán recurrentes con el correr de la aventura, cerrando todo de forma espectacular.

    Y luego tenemos a Korra, cuya historia toma lugar setenta años después de los eventos de Aang. Korra es la nueva Avatar y tiene su propia historia de aprender a usar los elementos, pero ahora la situación es muy diferente. Para empezar, el mundo es muy diferente. Setenta años diferente, para ser exactos. Ahora las ciudades se acercan más a las metrópolis modernas y los conflictos pasan más por lo político, dándole a esta nueva serie un tono mucho más adulto, pero también mucho más interesante. No sólo hay una enorme continuidad entre temporadas, también hay muchos lazos que la unen con la serie de Aang. Por todo esto entenderán que ponga a ambas en el primer puesto; porque no hay, a mi entender, un mejor ejemplo de serie animada con mayor factor de continuidad o tanta ambición como las aventuras de Aang y Korra.

1. Megas XLR (2004-2005)

Una de las series originales de Cartoon Network, Megas XLR nos lleva al distante año 3037, donde la humanidad está perdiendo la guerra contra la raza alienígena Glorft. En un intento por salvar a la raza humana, un grupo de resistencia consigue robar un prototipo de Mech enemigo y planea viajar un par de años hacia el pasado para utilizar la nueva arma en una batalla decisiva... excepto que las cosas no salen como se planearon y el robot se va derechito al siglo 20, donde termina en un depósito de chatarra del que eventualmente es rescatado en el 2004 por Coop, un gordo mecánico que modifica el Mech de tal forma que sólo él puede pilotearlo. Esto no le cae muy bien que digamos a Kiva, quien supuestamente estaba asignada para manejar el armatoste que da nombre a la serie, así que se pone en misión de entrenar a Coop para manejar a Megas. Claro, no es tan fácil; no sólo Mech y piloto llegan a nuestros tiempos, también los propios Glorft hacen acto de presencia, habiendo seguido a Kiva en su viaje al pasado. Esto da inicio a una historia con buena producción, grandes luchas, mucho aire Animesco... y su eventual cancelación en la segunda temporada a causa de bajos ratings. Un Megas-bajón, digamos.
Anterior Siguiente < >