Publicado el

Ránking | NOPE NOPE NOPE

Not Approved: 10 cómics censurados

Volver a la home

Por: Germán Perrotta

Tags: Censura
Censuras, arrestos y dificultades de publicación en el ex divertimento favorito de los niños

A lo largo de la historia, la industria comiquera sufrió varias persecuciones, tanto internas como externas, para que algunos de sus cómics fuesen alterados, modificados o para que ni siquiera vieran la luz del día. Como consecuencia se produjeron distintas peleas, renuncias y arrestos de varias personas relacionadas al ambiente.

  • 10
    Crime SuspensStories #22 (1954)
    Crime SuspensStories eran unas antologías de historias criminales publicadas bimensualmente por la editorial EC Comics, del fundador Max Gaines y su hijo William a principios de los años ’50. Este título fue uno de los cancelados por Gaines en el año 1954 por la controversia generada con sus historias.

    La tapa de este número, dibujada por Johnny Craig, fue uno de los focos clave durante el Comité de Investigación de Delincuencia Juvenil llevado a cabo por el Senado de los Estados Unidos. Más tarde en ese mismo año el psiquiatra Frederic Wertham publicaría su libro “Seduction of the Innocent”, en el que decía que los cómics eran una mala influencia en los jóvenes. Debido a esto se formó “Comics Magazine Association of America” y la súper infame “Comics Code Authority”, que le permitía a las editoriales controlar sus publicaciones y evitar las censuras del gobierno.

    La tapa fue homenajeada en distintos cómics a lo largo del tiempo y sirve como recordatorio de la libertad de expresión sin ningún tipo de censura previa.
  • 9
    Incredible Science Fiction #33 (1956)
    En febrero del año 1956, EC Comics publicó una historia llamada “Judgement Day”, que originalmente se había publicado en Weird Fantasy #18. En ella, un astronauta perteneciente a la República Galáctica viaja a un planeta enteramente habitado por robots. Sin embargo, ese mundo dividía a las razas de robots entre naranjas y azules. Una de ellas tenía más derechos porque la otra era considerada inferior. El astronauta es testigo de la discriminación existente y decide que el planeta no es merecedor de unirse a la República Galáctica por ello. Y un detalle, en el último panel de la página se revela que el protagonista es negro. Y TODO SE FUE AL CARAJO.

    El juez Charles Murphy, administrador de la CCA los llamó para obligarlos a que cambiaran el final de la historia porque el astronauta no podía ser negro. Al Feldstein, el editor de EC Comics, tuvo una charla para nada amistosa con Murphy y cuando Gaines se enteró, lo llamó y amenazó con demandarlo y llevarlo a la Suprema Corte de Justicia. Murphy, un tarado, cedió en su posición pero les pidió que le quitaran “las gotas de sudor”, algo que enardeció a Gaines y Feldstein quienes le espetaron un merecidísimo “Fuck You!” y publicaron la historia original.
  • 8
    Capitán Trueno (1962)
    El Capitán Trueno, creado por Víctor Mora y Ambrós, fue el superhéroe español más importante de la historia de los cómics españoles. Su historieta fue la más vendida de España desde el año 1956 hasta 1968, con una cantidad de 350 mil ejemplares SEMANALES.

    Esta popularidad no alcanzó para que el régimen franquista la censurase. A partir de la década del ‘60 con la llegada de Manuel Fraga al Ministerio de Información y Turismo, las historias del personaje comenzaron a ser alteradas, ya que tuvieron que suavizar la violencia en sus páginas, borraban las armas, los muertos dejaban de aparecer, las “malas” palabras se eliminaban y si había alguna escena media subida de tono, adiós también. Esta infantilización llevó a que el Capi perdiera muchísima popularidad y fuera cancelado.
  • 7
    Zap #4 (1969)
    A fines de la década del ‘60, Zap Comix no paraba de vender copias durante el fénómeno que representó el cómic underground con títulos como Bijou Funnies, Radical America Komiks, Tales from the Ozone, Feds ‘n’ Heads Comics, Snatch Comics y Bogeyman, entre otros. Mientras la movida crecía, Zap invitó a Spain Rodriguez y a Robert Williams para el número 4, que tenía como objetivo “producir la publicación más desagradable que la gente se pudiera imaginar”.

    Y entre todas las historias que se publicaron en ese ejemplar, se encontraba “Joe Blow”, dibujada y escrita por Robert Crumb. La historia tenía como protagonista a una familia de clase media que mantenía relaciones incestuosas. Como se podrán imaginar, la reacción no se hizo esperar. A lo largo y ancho de los Estados Unidos hubieron arrestos por venderlo. Así fue como se convirtió en el primer cómic en la historia en ser declarado legalmente obsceno.
  • 6
    The Amazing Spider-Man 96-98: Green Goblin Reborn! (1971)
    En este arco de 3 números, Spider-Man pelea contra el Duende Verde y lo más valioso es que fue el primer cómic mainstream que mostró y condenó el uso de drogas desde la creación de la CCA y llevó a que el código fuera revisado.

    En 1970, la administración de Nixon le pidió a Stan Lee que publicase un mensaje anti-droga en alguno de los títulos de Marvel que mejor vendían en el momento. Stan, un vivo bárbaro, decidió hacerlo en su cómic más popular, The Amazing Spider-Man. A pesar de que la historia mostraba un claro mensaje en contra de los estupefacientes, la CCA se rehusó a aprobar el cómic. A Marvel poco le interesó esto y decidió publicarlos igual sin el sello. Esto dio inicio a una revisión del código y DC publicó una historia del mismo estilo más tarde en el título Green Lantern/Green Arrow.
  • 5
    “Omaha” the Cat Dancer (1988)
    El cómic en cuestión, se trata acerca de una historia melodramática que tiene escenas de sexo y desnudez. Es una historieta para adultos con la particularidad de que sus protagonistas son animales antropomórficos. Pero hubo gente que no lo entendió así a mediados de los años ’80.

    En 1986, Michael Correa, el manager de la comiquería llamada Friendly Frank ubicada en Lansing, Illinois, fue arrestado por posesión y venta de material pornográfico. Secuestraron títulos entre los que se encontraban Weirdo, The Bodyssey, Heavy Metal, Bizarre Sex y obviamente Omaha the Cat Dancer. Gracias a la ayuda de Denis Kitchen, quien acompañado por otros dueños de comiquerías y creadores, decidieron producir un portfolio artístico que iba a garpar los gastos del juicio de Correa. Tres años más tarde fue declarado inocente. Este fue el hecho que dio creación a la Comic Book Legal Defense Fund, dedicada a proteger los derechos de la Primera Enmienda de los creadores, editoriales y vendedores.
  • 4
    Swamp Thing: Morning of the Magician (1988)
    En Swamp Thing #88, el avatar verde iba a viajar en el tiempo por culpa de unos aliens e iba a conocer a Jesús. Obvio que ese número no se publicó porque las corbatas de DC se cagaron en las patas con las repercusiones que el cómic podría llegar a tener. Sí, Jenette Kahn nuestra ídola, también.

    Después de la partida de Alan Moore, Rick Veitch se hizo cargo de la Cosa del Pantano. A partir del número 80, nuestro protagonista comenzaba a viajar a distintos momentos de la historia de la humanidad. Y el #88 nunca vio la luz del día. El ejemplar tenía una escena en la que Swamp Thing le daba una copa de agua a Jesús mientras estaba en la cruz y la tapa tenía a nuestro monstruo crucificado con una corona de espinas y cubierto de manchas de sangre pertenecientes a Jesús.

    DC tenía miedo por lo que había pasado con The Last Contemplation of Christ de Martin Scorsese y Warner no quería ese tipo de quilombos para el futuro de la compañía que tenía a la película de Batman de Burton en producción y tampoco quería arruinar los planes para una serie live action y dibujos animados de Swamp Thing. Obviamente, Veitch renunció después de esto y juró no volver a trabajar para DC hasta que publicasen el número. Veitch volvió en 2004 e incluso ofreció hacer algunos cambios para poder terminar su historia de viajes en el tiempo, pero por ahora sigue sin publicarse. Ojalá suceda en algún momento.
  • 3
    Boiled Angel (1994)
    La distribución de un zine llamado Boiled Angel #6 que contenía escenas de mutilación, escenas sexuales muy gráficas y bastantes desagradables hicieron que el 31 de Marzo de 1994, Mike Diana de 24 años, editor y dibujante de la revista fuera declarado culpable de publicar una historia obscena y lujuriosa en el estado de Florida. Estuvo tres noches encarcelado y fue sentenciado a tres años de probation, una multa de 3 mil dólares, fue obligado a tomar un curso de ética en el periodismo y realizar 8 horas de trabajo comunitario. Además no podía dibujar nada “obsceno” ni siquiera en la privacidad de su casa y los oficiales podían buscar en su casa sin la necesidad de una orden de allanamiento. Se convirtió en la primera persona en recibir una condena criminal por “obscenidad artística”.

    Una locura total.
  • 2
    Hellblazer: Shoot (1999)
    Este número iba a ser el #141, escrito por Warren Ellis y dibujado por Phil Jimenez y Andy Lanning. Hasta que en 1999 sucedió la masacre de la secundaria en Columbine en Estados Unidos. Los editores de DC decidieron que la historia no fuese publicada por sus similitudes con el hecho después de pedirle que modificara el guión, que se trataba acerca de los tiroteos en las escuelas del país. La historia acerca de estos problemas estaba tratada de una manera muy respetuosa y objetiva, que se desarrollaba a través de la investigación de una periodista. No hay nada sobrenatural en el cómic. Obviamente, Ellis decidió mantener su postura y abandonó el título en el #143.

    Recién en el año 2010, la historia fue publicada en Vertigo Resurrected como sus creadores planearon junto a otros especiales pertenecientes a otros autores.
  • 1
    Misshitsu (2002)
    Misshitsu (Cámara secreta) consistía de ocho relatos breves, todos alrededor del sexo fuerte y el sadomasoquismo que fue publicado en el año 2002 en 16 librerías...antes de que fuera censurado y sacado de circulación.

    El editor de la editorial Shobunkan, Monotori Kishi, fue declarado culpable de distribuir materiales obscenos y fue condenado a un año de cárcel por un tribunal de Tokio. El dibujante y el redactor jefe de la editorial también habían sido detenidos por complicidad en la edición, pero fueron liberados tras pagar una fianza.

    Por primera vez un manga (hentai o no) fue protagonista de un proceso judicial en el país. Misshitsu había vendido más de 20 mil ejemplares. Parece que la censura de los genitales que es ley en Japón no había sido suficiente para el juez del caso y fue una sentencia histórica para el país y la industria.

1. Crime SuspensStories #22 (1954)

Crime SuspensStories eran unas antologías de historias criminales publicadas bimensualmente por la editorial EC Comics, del fundador Max Gaines y su hijo William a principios de los años ’50. Este título fue uno de los cancelados por Gaines en el año 1954 por la controversia generada con sus historias. La tapa de este número, dibujada por Johnny Craig, fue uno de los focos clave durante el Comité de Investigación de Delincuencia Juvenil llevado a cabo por el Senado de los Estados Unidos. Más tarde en ese mismo año el psiquiatra Frederic Wertham publicaría su libro “Seduction of the Innocent”, en el que decía que los cómics eran una mala influencia en los jóvenes. Debido a esto se formó “Comics Magazine Association of America” y la súper infame “Comics Code Authority”, que le permitía a las editoriales controlar sus publicaciones y evitar las censuras del gobierno. La tapa fue homenajeada en distintos cómics a lo largo del tiempo y sirve como recordatorio de la libertad de expresión sin ningún tipo de censura previa.
Anterior Siguiente < >