Publicado el

Ránking | A volar mi amor, vamos a volar mi amor...

10 películas de superhéroes de DC que nunca se filmaron

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Por cada película superheroica que se estrena, hay mil proyectos que quedaron por el camino.

Por cada película superheroica que llega a la pantalla grande, hay infinidad de proyectos que fueron quedando por el camino. DC Comics y Warner Bros. ahora tienen un planeadísimo universo cinematográfico extendido, de acá a 2020, pero hay varios films (y superhéroes) que quedaron encajonados ya sea por problemas legales, de presupuesto, porque eran muy “arriesgados” o demasiado extraños para el público.

Batman, Superman, Wonder Woman y hasta Flecha Verde tuvieron historias fallidas que no lograron concretarse. Sólo los dioses de las viñetas sabrán cual hubiese sido el destino de estas diez adaptaciones frustradas.     

  • 10
    Batman: Year One (Darren Aronofsky)
    En el año 2000, Scott Rosenberg rechazó la oportunidad de escribir el guión de “Batman: Año Uno” (Batman: Year One), basado en el genial cómic de Frank Miller. WB contrató entonces a Darren Aronofsky (“Réquiem por un Sueño”), quien se juntaría con el mismísimo Miller para darle un par de vueltas a la historia del personaje y así reiniciar la franquicia. La versión de Aronofsky-Miller estuvo a un paso de hacerse realidad, pero un Batman ambientado en la ciudad de Tokyo, protagonizado por Clint Eastwood al estilo de Travis Bickle (y con influencias de “Sérpico” y “Contacto en Francia”), despojado de efectos especiales, pero con toda la violencia, oscuridad, sordidez y la decadencia a flor de piel, no terminó de convencer a los ejecutivos que abandonaron el proyecto en junio de 2002. Otra vez será.
  • 9
    Green Arrow: Escape from Supermax (David Goyer)
    Allá por el año 2007, David Goyer (“El Hombre de Acero”) y un tal Justin Marks crearon una historia que lo tiene a Oliver Queen/Green Arrow como protagonista, originalmente titulada “Super Max”. Para junio de 2008 ya había cambiado de nombre (“Green Arrow: Escape from Supemax”) y mostraba al superhéroe de DC, incriminado por un crimen que no cometió, tratando de escapar de una prisión de altísima seguridad llena de villanos de segunda y tercera categoría, además de presentar a otros compañeros combatientes del crimen que le hacían el aguante al arquerito millonario. Se supone que el proyecto sigue en desarrollo, pero no forma parte de Universo Extendido de DC. En pocas palabras, cayó en el limbo cinematográfico.
  • 8
    Superman: Flyby (J.J. Abrams)
    Como dos franquicias tan importantes como Star War y Star Trek no son suficientes, J.J. Abrams quería sumar un superhéroe a su currículum. Bueno, vamos a admitir que “Superman: Flyby” llegó antes de todo esto, incluso del éxito de “Lost” (200-2010), pero nunca remontó vuelo. Allá por 2002, Abrams fue contratado para realizar un nuevo boceto sobre los orígenes de Superman. Su guión arrancaba con una guerra civil en Krypton encabezada por Jor-El en contra de su perverso hermano Kata-Zor. Antes de ser encarcelado, Jor-El lograba mandar a su pequeñín a la Tierra, donde era acogido y adoptado por los Kent. Kal-El crecía, tenía un romance escolar con Lois Lane y, tras descubrir su verdadero origen, decidía volver a Krypton para enfrentar a su ambicioso tío. Por otro lado, Lex Luthor era un agente encubierto del gobierno convencido de la existencia de vida extraterrestre en nuestro planeta. J.J. planteó su historia como una trilogía y, de entrada, exigió unos 400 millones para la primera entrega. El estudio, en cambio, contrató a Brett Ratner como director, quien tenía la tarea de sintetizar la trama en un solo film y, obviamente, achicar el presupuesto. Al poco tiempo el proyecto cayó en las manos de McG y finalmente fue cancelado porque nadie se ponía de acuerdo.
  • 7
    Batman Triumphant (Joel Schumacher)
    Lo crean o no, tras los pezones de George Clooney, Joel Schumacher pensaba seguir adelante con la franquicia del encapotado. “Batman Triumphant” -también conocida como “Batman Unchained”- iba a convertirse en la quinta entrega de la saga que comenzó Tim Burton en 1989, y la idea era estrenarla en algún momento de 1999. Mark Protosevich se despachó con un guión que introducía al Espantpájaros como villano principal, una historia bastante más seria que mostraba al justiciero de Gotham aprendiendo a conquistar el miedo y a confrontar los demonios de su pasado. Crane descubría la verdadera identidad de Batman y formaba una alianza con Harley Quinn –acá, una juguetera hija del Guasón en busca de venganza por la muerte de su padre- para arrastrar al héroe hacia la locura y ponerlo de patitas en Arkham. Robin, quien abandonaba a su mentor a causa de varios desacuerdos, regresaba justo a tiempo para la batalla final y colorín colorado. Clooney y Chris O'Donnell estaban listos para volver, y Schumacher llegó a ofrecerles los papeles del Espantapájaros y Harley a Nicolas Cage y Courtney Love, respectivamente, pero cuando “Batman & Robin” (1997) hizo agua por todos lados, el estudio decidió cambiar sus planes y enfocarse en una historia diferente del Hombre Murciélago. Schumacher declaró años después: “Le debía a la cultura una verdadera película de Batman. Habría estado dispuesto a regresar a lo básico y hacer un acercamiento más oscuro sobre el Cruzado Enmascarado”…, pero ya sabemos que el que se quema con leche, ve un pezón y llora.
  • 6
    Green Lantern (Robert Smigel y Jack Black)
    Tras el rechazo de Kevin Smith para hacerse cargo de la historia de Linterna Verde, el estudio decidió cambiar el enfoque de la película hacia un lado más cómico y, en el año 2004 contrató los servicios del guionista Robert Smigel, colaborador de “Saturday Night Live” y “Late Night with Conan O’Brien”. La visión de Smigel, que incluía a Jack Black en el papel protagónico, coincidía con la historia de origen que todos conocemos: el moribundo Abin Sur se estrella en la Tierra y su anillo debe elegir a un nuevo y digno portador. El preciado objeto termina en manos de Jud Plato (Black), un tipo común que trabaja en una mueblería y de noche aparece en un reality show donde realiza las hazañas más riesgosas y bizarras que se puedan imaginar. Obviamente, ante la ofuscada reacción de los fanáticos, el estudio abandonó la idea de la comedia y se despachó con algo más serio… Bah, la versión con Ryan Reynolds.
  • 5
    Superman Reborn (Kevin Smith)
    En 1993 WB estaba decidido a llevar a la pantalla grande los eventos de “La Muerte y Regreso de Superman” (The Death and Return of Superma, 1992). Jon Peters (“Batman” y “Batman Regresa”) se convirtió en el productor designado y, en seguida, contrató a su amigo Jonathan Lemkin para hacerse cargo del guión. Lemkin quería una historia más “comercial”, inspirada en “Star Wars” (¿?). Así surgió el primer borrador de “Superman Reborn” donde Lois Lane y Superman afrontan problemas de pareja, pero tras la muerte del superhéroe a manos de Doomsday, la chica descubría que estaba embarazada y al poco tiempo nacía el bebé que crecía rápidamente para convertirse en el Superman renacido. Esto no le gustó a nadie y tras la incorporación de nuevas ideas por parte del escritor Gregory Poirier, entre ellas a Brainiac como villano, en 1996 Kevin Smith aportó lo suyo y elaboró su propia historia. En esta oportunidad, Doomsday –creado por Brainiaca- es enviado a la Tierra para acabar con un debilitado Kal-El a causa de un bloqueo solar. Superman pasaba a mejor vida, pero era resucitado por un robot kryptoniano llamado Kadmus que, a la larga, le ayudaba a derrotar a sus archienemigos.
  • 4
    Batman vs Superman (Wolfgang Petersen)
    A principios del nuevo milenio, el guionista Andrew Kevin Walker se acercó a la gente de WB con la idea de desarrollar una película donde se enfrentaran los dos máximos héroes de DC. El alemán Wolfgang Petersen iba a ponerse tras las cámaras y el guión estaría en manos de Akiva Goldsman (“Una Mente Brillante”), que planteó una historia donde un agotado Bruce Wayne decide empezar a llevar una vida normal y abandona su alter ego justiciero. Cuando la esposa de Bruce es asesinada a manos del Joker vuelve a calzarse el batitraje para hacer justicia, y es la tarea de su amigo Clark evitarlo a toda costa. Todo esto con una gran conspiración de fondo, por parte de Lex Luthor, para acabar con ambos superhéroes. El proyecto quedó en la nada y el estudio se abocó a la nueva película del encapotado en solitario que vería la luz en 2005 de la mano de Christopher Nolan. Eso sí, Akiva se encargó de meter guiño en otra de sus películas: “Soy Leyenda” (I Am Legend, 2007).
  • 3
    Wonder Woman (Joss Whedon)
    En marzo de 2005 Warner Bros. anunció orgullosamente que Joss Whedon iba a ser el encargado de escribir y dirigir la primera adaptación cinematográfica de la amazona. El director estaba ocupado con “Serenity” (2005), así que no iba a poner manos a la obra hasta finalizar con la aventura espacial. Según el productor Joel Silver, el guión mostraba los orígenes de Wonder Woman e incluía a Steve Trevor, el piloto que se estrella en la isla, conoce a la princesa y ambos regresan al “mundo de los hombres”. A pesar de no tener ninguna actriz en mente, por aquel entonces sonaban los nombres de Charisma Carpenter, Morena Baccarin y Priyanka Chopra, pero Whedon aseguró que no tomaría en cuenta a nadie hasta finalizar el guión, algo que nunca ocurrió. Después de dos años Joss abandonó el proyecto debido a diferencias con el estudio, que no le dejaba hacer lo que él tenía en mente para el personaje. Claro, terminó haciendo millones con los Avengers.
  • 2
    Superman Lives (Tim Burton)
    Para 1996 ya había pasado Jonathan Lemkin, Gregory Poirier y Kevin Smith. Todos habían tenido la posibilidad de escribir su propia historia sobre el hijo de Krypton, pero con tres condiciones impuestas por el estudio: cambiar su traje tradicional a uno negro, que no tuviera la habilidad de volar y que enfrentara a una araña gigante en el tercer acto (¿?). Smith terminó de darle forma al borrador de “Superman Lives”, Warner puso fecha de estreno para 1998 (60° aniversario del personaje), el proyecto en manos de Tim Burton y a Nicolas Cage, fanático confeso del superhéroe, en el papel protagónico. Pero el director decidió darle un vuelco a la historia y desechar varias de las ideas de Kevin, que se calentó bastante. En el nuevo guión de Wesley Strick Superman se cuestionaba su existencia y habilidades, viéndose a sí mismo como un forastero. Para 1997 la preproducción ya estaba en marcha, pero las diferencias entre Burton y los productores no se hicieron esperar. Finalmente, el director hizo mutis por el foro y la película acabó antes de empezar. Pueden chequear el documental “The Death of "Superman Lives": What Happened?” (2015) para mucha, mucha más información.
  • 1
    Justice League: Mortal (George Miller)
    En 2007, Kieran y Michele Mulroney se despacharon con un guión de Justice League que agradó bastante a la gente de WB y le ofrecieron la oportunidad a George Miller de ponerse tras las cámaras. La idea era filmar la película antes de la huelga de escritores de 2007-2008 y, entre las opciones, estaba una versión completamente en motion capture al estilo de “Beowulf”. La filmación pasó de Australia a Canadá y de ahí, a la nada, a pesar de que se habían hecho varias pruebas de cámara y de vestuario. Con la huelga de guionistas “Justice League: Mortal” entró en un limbo cinematográfico del que nunca salió y oficialmente fue cancelada en 2010. El film tenía un reparto interesante e incluía a unos cuantos superhéroes de DC incluyendo a Superman, Batman, Wonder Woman, Green Lantern, Martian Manhunter, Aquaman y Flash (Barry Allen), que se sacrificaba al final dejándole el lugarcito a Wally West. Si quieren enterarse de los pormenores de este proyecto van a tener que esperar hasta 2018 cuando se estrene el documental “Miller's Justice League Mortal” que lo cuenta TODO.

1. Batman: Year One (Darren Aronofsky)

En el año 2000, Scott Rosenberg rechazó la oportunidad de escribir el guión de “Batman: Año Uno” (Batman: Year One), basado en el genial cómic de Frank Miller. WB contrató entonces a Darren Aronofsky (“Réquiem por un Sueño”), quien se juntaría con el mismísimo Miller para darle un par de vueltas a la historia del personaje y así reiniciar la franquicia. La versión de Aronofsky-Miller estuvo a un paso de hacerse realidad, pero un Batman ambientado en la ciudad de Tokyo, protagonizado por Clint Eastwood al estilo de Travis Bickle (y con influencias de “Sérpico” y “Contacto en Francia”), despojado de efectos especiales, pero con toda la violencia, oscuridad, sordidez y la decadencia a flor de piel, no terminó de convencer a los ejecutivos que abandonaron el proyecto en junio de 2002. Otra vez será.
Anterior Siguiente < >