Publicado el

Ránking | El último orejón de Netflix

10 películas olvidadas de grandes directores en Netflix

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: Netflix
No son malas, ni mucho menos, sólo nos olvidamos que son parte de la filmografía de estos genios.

No son sus obras más conocidas, ni las más celebradas. Así y todo, son grandes películas llenas de puntos a favor que quedaron perdidas entre una filmografía más destacada.

Es “jueves de Netflix” y todavía nos queda un gran catálogo para explorar, por eso nos metimos con estos geniales directores y algunos de sus films olvidados que, igual, no hay que dejar de mirar.

  • 10
    Tess (Roman Polanski, 1979)
    Nastassja Kinski y Peter Firth son los protagonistas de este drama romántico basado en la novela de Thomas Hardy, “Tess of the D´Urbervilles” (1891). Tess Durbeyfield es una tenaz y joven campesina que se convierte en el blanco del afecto de dos hombres muy diferentes. Estamos en el condado de Wessex (Inglaterra), en plena era Victoriana, donde los valores cristianos dominan las costumbres sociales. Por un lado está Alec d'Urberville, un supuesto pariente que podría devolverles a los Durbeyfield la nobleza perdida. Por el otro Angel Clare, un joven de familia respetable y aspirante a misionero que se convertirá en su verdadero amor.
  • 9
    Q&A (Sidney Lumet, 1990)
    Basado en la novela escrita por Edwin Torres, juez de la Corte Suprema de Nueva York, el genial Sidney Lumet escribe y dirige este thriller dramático protagonizado por Nick Nolte, Timothy Hutton y Armand Assante. Al Reilly (Hutton) es un joven fiscal de distrito que tiene la difícil tarea de juntar evidencia en contra del teniente Mike Brennan (Nolte), un adusto y condecorado detective que, además de un oscuro pasado, esconde varios lazos con figuras reconocidas del crimen organizado. Brennan está acusado de matar a un delincuente puertorriqueño, pero ha amenazado a varios testigos para que declaren a su favor. El abogado deberá hacerles frente a los miembros de la fuerza y a un jefe criminal que ahora frecuenta a una antigua enamorada.
  • 8
    Más Allá de la Vida (Hereafter, Clint Eastwood, 2010)
    Una rareza del amigo Clint que acá se mete con el drama fantástico y sobrenatural para contar tres historias paralelas unidas por la muerte y los destinos trágicos. Marie es una periodista francesa que sobrevivió al tsunami asiático de 2004. Marcus, un jovencito londinense que intenta desesperadamente comunicarse por última vez con su hermano gemelo fallecido en un atentado; y George (Matt Damon) es un obrero americano que tiene la habilidad especial de comunicarse con los muertos, una maldición según su entender, que lo pondrá en el camino de estos seres en busca de respuestas para poder aliviar su dolor y sus culpas.
  • 7
    La Vida Acuática con Steve Zissou (The Life Aquatic with Steve Zissou, Wes Anderson, 2004)
    ¿Cómo sería Jacques Cousteau en el universo de Wes Anderson? Más o menos así. Steve Zissou (Bill Murray) es un legendario explorador submarino responsable de varios documentales, pero no está atravesando su mejor momento. Tras la muerte de Estebam, su amigo y colega, a manos (bah, dientes) de una extraña especie de tiburón blanco, se propone ir en busca de la bestia, cobrar venganza y, e paso, convertirla en objeto de su próxima película. A una tripulación variopinta y estrafalaria, se le suma Ned Plimpton (Owen Wilson), un piloto que asegura ser el hijo que Zissou nunca conoció. Posiblemente la más bizarra y olvidada aventura del realizador, una comedia plagada de dramas familiares y esos personajes tan entrañables a los que nos tiene tan acostumbrados.
  • 6
    Leyenda (Legend, Ridley Scott, 1985)
    La década del ochenta estuvo plagaba de aventuras fantásticas que quedaron impregnadas en el imaginario y la memoria de toda una generación. Un poco perdida entre “Laberintos”, “Historias Sin Fin” y “Goonies” esta pequeña y oscura maravilla dirigida por Ridley Scott y protagonizada por un joven Tom Cruise que recién se abría camino en las marquesinas de Hollywood. Tim Curry (sí, en medio de las genialidades siempre está Tim) es el Señor de la Oscuridad, un demonio que busca crear la noche eterna destruyendo hasta el último unicornio y, de paso, aprovechar para casarse con una joven y bella princesa. Claro que hay un valiente muchachito dispuesto a frenar tanta maldad y recuperar a su amada, por lo cual deberá hacer yunta con varios duendes y criaturas del bosque para proteger al último animalito, y enfrentar al villano.
  • 5
    Caballero de Copas (Knight of Cups, Terrence Malick, 2015)
    Terrence Malick se pone fiestero con este ¿drama romántico? que, después de dar vueltas unos cuantos años esperando su estreno, terminó sólo en la anécdota de los festivales sin pasar por las salas locales. Christian Bale, Cate Blanchett, Natalie Portman, Wes Bentley, Isabel Lucas, Teresa Palmer, Imogen Poots y Jason Clarke, entre otros, forman parte del séptimo film del director de “La Delgada Línea Roja” (The Thin Red Line, 1998), una extraña combinación de grandes imágenes (gracias a la fotografía de Emmanuel Lubezki) y la historia de Rick (Bale), un guionista residente en Los Ángeles que trata de encontrarle un poco de sentido a su vida entre las frivolidades de Hollywood y una existencia atormentada que puja por encontrar al artista romántico y aventurero.
  • 4
    El Rey de la Comedia (The King of Comedy, Martin Scorsese, 1982)
    Martin Scorsese prueba la comedia negra y, de paso, se despacha con una gran crítica sobre el culto a la celebridad y la cultura de los medios de los Estados Unidos. Rupert Pupkin (Robert De Niro) está obsesionado con convertirse en un gran comediante. Lo único que quiere es la oportunidad de presentarse en el talk show de su ídolo, el famoso anfitrión y humorista Jerry Langford (Jerry Lewis). Ante las evasivas del conductor decide no rendirse y, tras hacer yunta con una fanática un poco psicótica, secuestran al pobre Langford para lograr su cometido.
  • 3
    El Vuelo (Flight, Robert Zemeckis, 2012)
    Este dramón representa la vuelta de Zemeckis a la dirección con actores de carne y hueso, tras pasar más de una década experimentando con el mo-cap y las películas animadas. La elección parece extraña y, para muchos, sólo la primera gran secuencia del film tiene alguna relevancia, pero se equivocan. El director sabe como contar una buena historia y como engancharnos con sus personajes, aunque se trate de un piloto de aerolínea comercial que, a pesar de convertirse en un héroe al salvar a los pasajeros de un desastre, debe enfrentar sus propios demonios (y a las autoridades) al descubrirse la oscura vida que se esconde tras el saco y la camisa bien planchada. Chiquita y contundente, Roberto volvió en su mejor forma cinematográfica y con el gran Denzel Washington de la mano.
  • 2
    La Chica del Dragón Tatuado (The girl with the dragon tattoo, David Fincher, 2011)
    Tras el éxito en su país natal, los yanquis prueban suerte con la adaptación de la primera entrega de la trilogía Millennium del sueco Stieg Larsson. Si hablamos de un thriller brutal que tienen como eje central un misterioso asesinato que se relaciona con la misoginia, la violación y el racismo, quien mejor que David Fincher para tomar las riendas de semejante proyecto. Harriet Vanger desapareció hace 40 años en la isla de Hedeby. Jamás se supo que paso con ella, pero su tío Henrik (Christopher Plummer) vive obsesionado por descubrir la verdad. Así contacta con Mikael Blomkvist (Daniel Craig), un periodista que terminará envuelto entre los secretos y mentiras de la poderosa familia, para lo que deberá hacer equipo con Lisbeth Salander (Rooney Mara), una joven nada convencional. ¿La segunda parte? Bien gracias, la seguimos esperando.
  • 1
    Atrápame si Puedes (Catch Me If You Can, Steven Spielberg, 2002)
    Steven Spielberg es nuestra deidad nerd por excelencia y todo lo que hace es sagrado (sí, también “1941”). El 99% de su obra –clásicos modernos incuestionables- debería enseñarse en las escuelas, incluso esta historia basada en la vida del estafador “reformado” Frank Abagnale Jr. (Leonardo DiCaprio), quien terminó colaborando con el FBI. Ambientada en una época más inocente e ingenua, toma como referencia y punto de partida las clásicas comedias de los años cincuenta y sesenta con todo su encanto y sus situaciones enredadas. Sin duda, una de las mejores actuaciones de Leo, cuando todavía podía pretender (con casi treinta pirulos) que era un jovencito de dieciséis años, sin que se le cayera la cara de vergüenza. Acá, juega al gato y al ratón con el agente Carl Hanratty (Tom Hanks), pero también anda en busca de una figura paterna que no lo abandone por el camino.

1. Tess (Roman Polanski, 1979)

Nastassja Kinski y Peter Firth son los protagonistas de este drama romántico basado en la novela de Thomas Hardy, “Tess of the D´Urbervilles” (1891). Tess Durbeyfield es una tenaz y joven campesina que se convierte en el blanco del afecto de dos hombres muy diferentes. Estamos en el condado de Wessex (Inglaterra), en plena era Victoriana, donde los valores cristianos dominan las costumbres sociales. Por un lado está Alec d'Urberville, un supuesto pariente que podría devolverles a los Durbeyfield la nobleza perdida. Por el otro Angel Clare, un joven de familia respetable y aspirante a misionero que se convertirá en su verdadero amor.
Anterior Siguiente < >