Publicado el

Ránking | El apellido de Mario es Mario, posta

Don't Stop the Party: 10 juegos de Mario que no son Mario

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

No sólo hay plataformas en la vida del gordito bigotón.

La mascota de Nintendo tiene mucha versatilidad. Más allá de obtener la fama como personaje en sus juegos de plataformas Mario supo hacer rancho aparte en más de una oportunidad, demostrando que el carisma del fontanero italiano y de todo el universo que gira a su alrededor puede alcanzar horizontes insospechados.

Tal es así que hoy les presentamos un Top 10 de juegos de Mario... que no son Mario. Es decir, juegos protagonizados por nuestro fontanero favorito pero que no son estrictamente del género de plataformas, que es donde Mario supo brillar. Veamos en qué otros géneros este prócer del fichín dio lo mejor de sí.

  • 10
    Mario Pinball Land
    Tal vez a muchos sorprenda la presencia de este título en esta lista, pero más allá de lo ridículo de la "historia" del mismo, el juego cumple su función de entretener. En esta aventura vemos un pinball al estilo Super Mario en el que Mario es, literalmente, la bola. Sigue un poco la escuela de Super Mario 64 en el sentido de que debemos obtener estrellas que a su vez nos darán acceso a nuevas áreas; similar a lo que ocurría con las puertas selladas del Castillo de Peach. Una idea muy interesante, aunque un poco frustrante en algunos momentos, pero también un entretenimiento seguro; mucho más porque era para GameBoy Advance y, por lo tanto, podía llevarse a todas partes.
  • 9
    Mario Tennis
    Mario y compañía comenzaron a jugar al tenis allá por la época de la Virtual Boy, aunque el primer juego en el que aparece Mario en una cancha de tenis es el clásico "Tennis" de 1984 (NES), en el que la mascota de Nintendo oficia de réferi. Pero como el Virtual Boy no lo compró ni la mamá de Miyamoto, el concepto de usar personajes de Nintendo en el juego de las raquetas tuvo su verdadero primer éxito con el Mario Tennis de Nintendo 64. De ahí en más la serie fue evolucionando hasta su versión más reciente, Mario Tennis: Ultra Smash, para Wii U, pasando antes por Gameboy Advance y 3DS, reinstaurando la franquicia con un juego sólido y divertido; siempre manteniendo el aire "Mario" en su jugabilidad y estética.
  • 8
    Mario Paint
    Durante la gloriosa carrera del fontanero por la SNES supo cosechar grandes títulos, pero seguramente uno de los más originales fue Mario Paint, un completo "juego" para dibujar, colorear, componer música y algunas cosas más. El juego venía con un mouse para conectar a la consola y hacer que los trazos sean un poco más fluidos, y el éxito fue absoluto. Quizá podría haber mencionado a Super Mario Maker también, pero si bien la mitad de la gracia de ese producto es permitirle a los usuarios crear niveles de Mario con un sistema de edición que está claramente inspirado en Mario Paint, la otra mitad de la diversión es jugar dichos niveles, y eso es demasiado "Mario" para este listado.
  • 7
    Yoshi's Cookies
    Mario no es ajeno a los juegos de ingenio y habilidad (más adelante tenemos un ejemplo aún mejor), como queda demostrado con Yoshi's Cookies, un simpatiquísimo juego de NES en el que Mario hace de "cocinero" en una fábrica de galletitas. La idea es ir deslizando filas y columnas de deliciosas golosinas para combinar las de una misma clase y así hacerlas desaparecer. Para más diversión, contaba con un modo de dos jugadores en el que uno le podía encajar trampas al otro. La venganza es dulce... Dulce como esas galletitas, mmmhhh... Ah, sí, el juego también tuvo versiones para GameBoy y SNES.
  • 6
    Mario Golf
    Desde el momento en que Mario agarró un palo de golf, dicho deporte no volvió a ser lo mismo. Haciendo gala de controles impecables y--una vez más--el carisma inigualable que lo acompaña, Mario pasó por varios juegos de golf, desde la humilde pero imprescindible NES hasta los tiempos recientes con Mario Golf: World Tour para 3DS. Quien les escribe siempre sintió un aprecio especial por Mario Golf: Advance, ya que además de contar con una curiosa historia de fondo, el apartado gráfico estaba a cargo de los mismos que nos trajeron al fantástico Golden Sun y el juego, en realidad, era un RPG con temática de golf. Magnífico.
  • 5
    Dr. Mario
    Mario ya había probado suerte con una especie de Tetris con Yoshi (el juego de NES, no sólo el nombre del personaje), y el propio Yoshi había tenido su versión de Tetris con Tetris Attack. Pero el verdadero "Tetris de Mario" siempre fue Dr. Mario. La lucha contra esos tres infames virus de colores nos mantuvo afilando los reflejos para maniobrar píldoras en espacios muy reducidos. Un vicio, para usar una descripción bastante poco apropiada (pero no menos cierta). El juego vería remakes y secuelas para Nintendo 64, WiiWare, DSiWare, Wii U (Dr. Luigi) y hasta 3DS.
  • 4
    Mario Party
    Solamente hay una sola cosa realmente mala con los títulos de Mario Party, y es que jugarlos solo es un bajón absoluto. Por eso es "party", fiesta en inglés (también traducible como "grupo"). Estos juegos están diseñados para disfrutarse con amigos y enfrentarlos en toda clase de alocados y divertidos minijuegos. Mario Party realmente es una fiesta y nos invita a todos a participar; y es muy difícil rechazar la propuesta.
  • 3
    Mario Kart
    Hace mucho, mucho tiempo atrás, Mario se subió a un karting y los juegos de carrera se encontraron con un poderoso competidor. Las picaditas de Mario y sus amigos (y enemigos también) a lo largo de las diferentes iteraciones de este título nos entregaron toda clase de pistas retorcidas, poderes espectaculares y diversión; muchísima diversión; desde las sencillas pistas en Modo 7 hasta las derrapadas antigravitacionales de la octava entrega, ahora en Wii U. Una clase magistral de diseño que sigue generando adrenalina a chorros.
  • 2
    Mario Pinball
    No me acuerdo dónde fue que lo vi, exactamente. Tampoco me acuerdo la fecha. Pudo haber sido en mis últimas vacaciones, o hace cinco años. Lo único que sé es que lo ví. Un día estaba yo paseando distraídamente entre las máquinas de pinball de una sala de arcades (puedo recordar que NO era el Sacoa de Mar del Plata) y entonces la vi. Parpadeé. Me refregué los ojos y volví a mirar. Parpadeé otra vez y me acerqué con lentitud, quizá temiendo que huya ante mi presencia, o que resultase un espejismo. Pero no, era verdad. Era una máquina de pinball basada en Super Mario.

    Soy un gran admirador de los arcades, pero siento un profundo respeto por las máquinas de pinball. Una cosa es programar sprites y otra es ensamblar un armatoste electro-mecánico que debe vérselas con las leyes mismas de la física. Y allí estaba, Super Mario hecho pinball. Quizá no haya sido el mejor pinball de todos los tiempos (eso lo tengo en debate entre tres mesas específicas, que quizá algún día comente), pero era un pinball de Super Mario, caramba, y sólo eso lo hacía muy especial.

    Nunca más volví a verlo. Quizá algún día vuelva a cruzarse en mi camino. Por ahora, sólo me queda su recuerdo.
  • 1
    Los RPGs de Mario
    Mi listado original tenía muchísimos títulos de rol. El gran Super Mario RPG, Paper Mario: The Thousand-Year Door y todos los títulos de la SuperStar Saga. Estos juegos no sólo son excelentes exponentes de su género, sino que intentaron darle un saludable giro de tuerca a las mecánicas clásicas de los combates por turno. Ya no era cuestión de darle una orden a nuestro personaje y observar el subsecuente intercambio de ataques; ahora el propio jugador debía interactuar de alguna forma para que nuestros ataques resulten más potentes y que los ataques enemigos nos causen menos daño.

    Por encima de todo, los juegos de rol de Mario consiguieron trasladar todo el encanto del colorido mundo del fontanero a aventuras con historias de fondo muy buenas. Y salvo por uno que otro título (te estoy viendo, Sticker Star) todos los juegos de este género supieron brillar por méritos propios.

    No cabe duda que Mario se adapta a lo que venga. No siempre ha salido bien parado (no olvidemos algunos de sus juegos educativos), pero cuando algo le sale bien, le sale bien de verdad. Y tantas cosas le salen bien a la mascota de Nintendo.

1. Mario Pinball Land

Tal vez a muchos sorprenda la presencia de este título en esta lista, pero más allá de lo ridículo de la "historia" del mismo, el juego cumple su función de entretener. En esta aventura vemos un pinball al estilo Super Mario en el que Mario es, literalmente, la bola. Sigue un poco la escuela de Super Mario 64 en el sentido de que debemos obtener estrellas que a su vez nos darán acceso a nuevas áreas; similar a lo que ocurría con las puertas selladas del Castillo de Peach. Una idea muy interesante, aunque un poco frustrante en algunos momentos, pero también un entretenimiento seguro; mucho más porque era para GameBoy Advance y, por lo tanto, podía llevarse a todas partes.
Anterior Siguiente < >