Publicado el

Ránking | Baño de sangre

Gore Show: 10 películas de terror ultra sangrientas

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: TerrorCine B
Si te gusta el splatter, no podés perderte ninguna de estas

Para los entusiastas del morbo y los que disfrutan de las lluvias de sangre y las tripas volando llegan estas 10 propuestas, que no son las películas gore más típicas ni tampoco las más violentas, sino algunas de las que vale la pena ver y a veces quedan tapadas. Gore japonés, exploitation clásico, comedias negras zafadas y extremismo francés — hay violencia de todos los matices, encontrá tu tipo en esta nota.

  • 10
    Riki-oh: La Historia de Ricky (1991)
    Basada en el manga homónimo de Tetsuya Saruwatari, Ricky es un convicto prácticamente invencible, diestro en un estilo de kung-fu místico llamado Qigong que le capacidades súper humanas. El tipo es capaz de hacer agujeros de una piña y soportar todo tipo de dolor, para que se den una idea. Ricky es enviado por error a una cárcel futurista en la que los presos son objeto de todo tipo de maltratos. Ricky no soporta esto y se revela. Una guerra híper violenta se desata en el lugar.
  • 9
    Bone Tomahawk (2015)
    A qué no imaginaban encontrarse un Western por acá. Bone Tomahawk es una propuesta difícil de definir: es cómica, sumamente oscura –con buenos toques de terror– y también bastante asquerosa. Se la ha definido como “Holocausto Caníbal en el Oeste”. La trama sigue al sheriff de la localidad de Bright Hope, quien va tras la pista de una joven y su ayudante, quienes desaparecieron, supuestamente secuestrados por un forastero que llegó al pueblo la noche anterior.
  • 8
    The Gore Gore Girls (1972)
    Dirigida por Herschell Gordon Lewis, director a quien se le suele atribuir la invención del género gore propiamente dicho, The Gore Gore Girls es una de las películas más renombradas de su director, no por ser la mejor, sino por generar múltiples controversias. La película comienza con la muerte a sangre fría de una bailarina de streptease. Un reportero de TV se unirá a un detective privado (bastante incompetente) para conseguir información y dar con el asesino que está dispuesto a iniciar una matanza de chicas.
  • 7
    The Green Inferno (2013)
    The Green Inferno es el homenaje de Eli Roth a Holocausto Canibal (1980) y al cine italiano gore de esa época. A Roth lo deben tener presente por ser el director de películas como Hostel (2005) y Cabin Fever (2002), un creativo fascinado por el gore y el sadismo que no escatima en el mal gusto y que no se gasta mucho en tramas complejas ni personajes interesantes. The Green Inferno sigue a un grupo de activistas que viaja a Perú para impedir la destrucción de una parte de la selva que perturbaría la vida de una tribu loca que resulta ser caníbal…
  • 6
    Naked Blood (1996)
    Hisayasu Sato es un director japonés que aprovecha el splatter y lo gore para retratar dramas psicológicos serios sobre la obsesión, el voyerismo, los traumas del abuso sexuales y otras cuestiones complicadas. Naked Blood es su película más conocida a nivel internacional y es frecuentemente citada una de las más perturbadoras del cine gore nipón. La trama sigue a un científico que trabaja una droga que transforma el dolor en placer. Tres mujeres participan en su experimento y la droga en cuestión funciona sumamente bien.
  • 5
    Tokyo Gore Police (2008)
    El nombre lo dice todo… Hilarante y de mal gusto, la película nos presenta a Ruka, una agente de la policía de Tokyo, muy diestra en artes con katanas, que debe aniquilar a un grupo de mutantes capaces de amoldar su propio cuerpo a su antojo. Tokyo Gore Police trae mutilaciones, mucho body horror (con cuerpos de goma bastante cutres), lluvias de sangre y monstruos con malos efectos. Gore nipón divertido, no te la vas a querer perder.
  • 4
    Trilogía Hatchet (2006 – 2013)
    No se puede hablar de una sin citar a las otras. Hatchet nos presenta una trama dividida en tres películas: la última escena de una es la primera de la siguiente, de modo que no hay forma de que mires solo una de ellas. Se trata de un slasher que hace homenaje a las más clásicas películas del género y que reúne en su elenco a actores icónicos como Robert Englund (Freddy Krueger) y Kane Hodder (el Jason Voorhees más famoso). Su propia naturaleza de parodia la volvió muy interesante para los fanáticos, pero eso no quita que Hatchet sea una genialidad del terror moderno y una película larguísima (dividida en tres partes) que se hizo su merecido lugar entre los slashers más recomendados. El asesino de turno es Victor Crowley, asesinado a hachazos por su padre, que regresa como fantasma y se dedica a acabar con los en los lagos de Nueva Orleans.
  • 3
    A l’interieur (Inside, 2007)
    Inside es una de las tantas películas que se identifican con el resurgimiento del cine de explotación en Francia. El llamado “Nuevo extremismo francés” reúne a directores interesados en darle una vuelta de tuerca el gore, agregando así tópicos tabú en sus historias, personajes trastornados y un tono de sensualidad muy asociado al cine del país. A l’interieur enfrenta a dos mujeres: una madre embarazada y viuda, que pasa la noche de navidad a solas, y una extraña que se presenta en su puerta…
  • 2
    The Evil Dead (1981)
    The Evil Dead es un caso bien particular en lo que respecta al gore ya que tal vez no hace abuso de la sangre como otras películas de la nota, pero las escenas de violencia y masacre tienen un impacto especial por las técnicas usadas para recrear el gore: todo muy casero y de bajo presupuesto. Usaron jarabe de maíz y polenta para recrear sangre y tejidos orgánicos, por solo dar un ejemplo. Si no viste The Evil Dead, te cuento que es un clásico ochentoso del humor negro que desafía géneros; una historia de posesiones, zombis y horrores ancestrales protagonizada por Ash (Bruce Campbell) un tipo “común y corriente” que termina siendo más bravo que los propios males que enfrenta.
    La secuela, Evil Dead II, es una mezcla entre remake de la película original y secuela que abandona todo tinte serio para volcarse de lleno en la comedia. Hay que mencionar también que el reboot, Evil Dead (2013), tiene un tratamiento del gore muy artístico y de diseño. Es también una película que destaca por si misma, que escapa de la sombra de la original y que vale la pena por la locura de su protagonista.
  • 1
    Dead-Alive (1992)
    También conocida como Braindead, acá te presentamos una comedia zombi brillante. Escrita y dirigida por Peter Jackson (más de uno seguro no lo imagina haciendo este tipo de films), nos presenta a un joven sobreprotegido, “nene de mamá”, que se escapa de la tutela de la vieja para irse a una cita secreta al zoológico con su nueva novia. Como buena stalker, la madre los sigue y termina convertida en zombi luego de que la muerda un mono. Todo se sale de control, claro, cuando la mujer empieza a infectar y devorar todo lo que se le cruza.

1. Riki-oh: La Historia de Ricky (1991)

Basada en el manga homónimo de Tetsuya Saruwatari, Ricky es un convicto prácticamente invencible, diestro en un estilo de kung-fu místico llamado Qigong que le capacidades súper humanas. El tipo es capaz de hacer agujeros de una piña y soportar todo tipo de dolor, para que se den una idea. Ricky es enviado por error a una cárcel futurista en la que los presos son objeto de todo tipo de maltratos. Ricky no soporta esto y se revela. Una guerra híper violenta se desata en el lugar.
Anterior Siguiente < >