Publicado el

FichineAR | Vicio Gratarola

FichineAR | Monigote Fantasy: una parodia bien clásica

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Con este JRPG, las carcajadas y el vicio están asegurados

Hoy toca hablar de un proyecto bizarro y pequeñito, como el equipo creativo que lo dio a luz, pero de corazón gigante. Monigote Fantasy es un (J)RPG de corte clasiquísimo inspirado en los viejos Final Fantasy de NES y Dragon Quest, pero con la chispa moderna bien viva y una gigante cuota de burlas y parodias a los clichés del género desde el más puro humor argentino. Si te gustan los RPG no tenés excusa para no jugarlo, porque encima es 100% GRATAROLA. Vení a conocer la historia de su desarrollo, que es tan insólita como el juego mismo.

Esta es la historia de Moni… ¡Un héroe legendario! Un monigote blanco que no tiene mucho para decir, pero que está listo para vivir las aventuras más soñadas de todo fanático del RPG de fantasía. ¿Querés matar un dragón? ¡Acá podés! ¿Internarte en dungeons interminables? ¡Claro! ¿No estás contento sin princesa que rescatar? Y si, obvio que también tenemos una. Pero no te olvides que Moni tiene que redimirse por haber sido concebido para equilibrar la psiquis de la diosa lunar. ¿Qué? No importa, ya te vas a enterar.  

Monigote Fantasy nació como una historieta en pixel art de la mente de Bruno Gambarotta, un entusiasta de los videojuegos retro, ilustrador, a quien se le da muy bien el humor y la parodia. Serializada inicialmente en la revista [IRROMPIBLES], en un punto dejó de publicarse y Bruno se quedó con ganas de seguir explorando el rico mundo que iba tomando forma en su cabeza. Todavía tenía muchas historias que contar y decenas de clichés de los que burlarse ¿Qué mejor forma de hacerlo, entonces, que con un videojuego? Pero embarcarse solo en la titánica tarea del desarrollo es todo menos fácil. El esfuerzo fue enorme y las ganas aún más, y por suerte Bruno dio con dos aficionados igual de guerreros que se sumaron al proyecto y aportaron su cuota para que Monigote Fantasy sea la joyita que es hoy.  

Desde Rosario también se sumó David Rodriguez para aportar una punta a la estética del fichín –desarrolló sprites para muchos personajes cruciales. Bruno nos cuenta cómo se sumó Adrián Hoyo, responsable del costado más técnico del juego: “Después de 4 años y de dejarlo medio abandonado entre meses y meses, apareció Adrián y a todo vapor me ayudó a completarlo y terminar de sumar características que definen la identidad de la experiencia, como ver a todos los protagonistas en pantalla. Dragon Quest lo hacía, pero en este juego es algo que hace sentir todavía más entrañables a esa parva de inadaptados”.

Adrián agrega: “Yo seguía su proyecto desde la segunda versión (impresión en realidad). Cuando sacó la beta de Monigote Fantasy, me puse a betatestearlo y a pasarle un informe de errores. Un día encontré un error para el que Bruno no hallaba solución y le propuse una y al final me invitó a colaborar en el proyecto. De modo que acabé dentro del proyecto implementando cosas raras y corrigiendo bugs.” El singular trío se reunió bajo el nombre de Bit Bros! Games y, después de casi cinco años de remarla, completaron Monigote Fantasy.

Monigote Fantasy está desarrollado en RPG Maker y se juega como uno clásico de combate por turnos con Active Time Battle. En este sentido, sabés con qué te vas a encontrar a nivel jugable. Pero el lado fuerte de Monigote Fantasy es su guion y lo irrisorio de su mundo, que nos deja en una situación de constante sorpresa e incertidumbre. En ningún momento sabemos con qué locura nos va a salir este jueguito y ese es el lado más llamativo, porque a medida que exploramos mazmorras, grindeamos y farmemos, como en cualquier otro fichín del género, nos vamos topando con los personajes más carismáticos y trastornados, y presenciamos los diálogos más absurdos y divertidos que vi en un RPG en mucho tiempo. Claro que, con ESA party, no podía ser de otra forma: nuestro monigote inadaptado va acompañado por un plantel de personajes que adolece de los dramas propios de cada clase, sumamente exagerados y edulcorados, claro. Tenemos a Moki el Bárbaro, Mofi la Sexy Maga Negra y Mogi el Anti-héroe Mediocre. Sin exagerar, Monigote Fantasy es como el Don Quijote de los RPG nipones.

Adrián y Bruno trabajan activamente en Monigote Fantasy para mejorarlo con actualizaciones porque, claro, si bien tenemos versión final que nos deja completar la historia, planean agregar un DLC… o algo así. “Ahora preparamos nuevo contenido con una mazmorra alternativa con el jefe más fuerte de todo el juego” dice Adrián, a lo que Bruno agrega: “Le decimos DLC por moda pero en realidad sólo emparchamos el juego de siempre”. 

Monigote Fantasy es una oda humilde a muchos de nuestros RPG favoritos, pero por sobre todo, es un RPG que se sostiene por sí mismo (con casi 15 horas de juego) y una parodia inteligente que te va a enganchar y te va a terminar maravillando si sos fanático del género. Para rematarla, es un juego totalmente gratuito que podés jugar en cualquier PC. Date una vuelta por Gamejolt para descargarlo y si querés donar al proyecto –y ayudar a Bruno en su vida personal– podés hacerlo desde acá