Publicado el

Ránking | Space Race

10 grandes juegos independientes espaciales

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

La exploración sideral fascina a los indies. Conocé una gran selección de títulos.

El espacio... la Frontera Final. El mundo del Gaming una y otra vez se vio atraído al vacío sideral en cuanto género pudo adaptar, desde simples plataformeros a complejísimos juegos de estrategia. Siempre hay un nuevo planeta, un nuevo universo, una nueva raza o una nueva nave por descubrir. Siempre hay historias para narrar. Y siempre, siempre habrá grupos Indie haciéndonos regresar a los confines del espacio con sus creaciones. ¡Y hay tantas!

Tantas, que nombrar apenas diez juegos Indies del espacio en este listado fue un desafío en sí mismo, pero aquí los tienen: diez joyitas cósmicas, sin un orden en particular. Pónganse sus cascos, gente, que nos vamos de viaje, sí, al Infinito y más, mucho más allá.

  • 10
    Kerbal Space Program
    Arrancamos con uno de los juegos que mayor resonancia tuvo en el ambiente Early Access, donde su concepto y ejecución lo volvió un favorito entre los jugadores. Básicamente, es un simulador de física espacial en el que debemos armar nuestro cohete y mandarlo a las estrellas con nuestra tripulación de Kerbals, adorables seres que son perfecta carne de cañón para nuestra diversión. En donde el juego triunfa es en su física espacial realista, donde el diseño de nuestro cohete y la planificación de su ruta de viaje por el cosmos hace de cada misión una verdadera odisea de ingeniería y coordinación.

    Hablando de misiones, el juego cuenta con un modo historia en el que iremos habilitando nuevas piezas de cohete a medida que realizamos trabajitos de investigación, al tiempo que luchamos para mantener la reputación y presupuesto de nuestra agencia espacial en números verdes. Pero si no les interesan esas restricciones, pasen por el modo sandbox, ármense una monstruosidad que la NASA jamás aprobaría, y véanla surcar los cielos en una épica y fatal parábola de vuelta al suelo. No se preocupen, los Kerbals están acostumbrados.
  • 9
    FTL
    Una de las más optimistas "historias de kickstarter", este proyecto vio la luz en formato de crowdfunding y consiguió conquistar los corazones de suficientes personas como para recaudar el presupuesto esperado y honrar a sus backers con un juego engañosamente simple, en el sentido de que nuestra misión es ir saltando de nodo a nodo en un mapa espacial obteniendo un evento al azar en cada parada, llámese tomar decisiones en pequeñas historias aisladas, aceptar misiones hacia nodos cercanos, comprar y vender items y, desde luego, participar en combates contra otras naves.

    El combate es uno de los elementos más atrapantes del juego, mostrando una vista cenital de nuestra nave, por cuyos pasillos correrá nuestra sufrida tripulación, accediendo a los sistemas de propulsión, armas y escudos para potenciarlos, o reparando daños causados por ataques enemigos. Cada encontronazo tiene el potencial de ser el último si no tenemos cuidado.

    Por lo demás, FTL brilla al brindar miles de grandes pequeños momentos, y aunque sucumbamos a los peligros del espacio siempre querremos regresar a por más, ya que cada partida se genera de forma aleatoria. Siempre hay un motivo para volver a surcar el cosmos.
  • 8
    Starbound
    Hace poco escribí una reseña de este juego para esta misma web, así que procuremos resumir un poco: Starbound es Terraria en el espacio, pero con una línea argumental bien definida. Como uno de los pocos sobrevivientes de un ataque que destruyó al planeta Tierra, despertamos en nuestra dañada nave orbitando un mundo desconocido. De aquí en más debemos explorar planetas, recolectar materia prima y fabricar mejores herramientas, pero el juego hace especial énfasis en ese primer punto. La exploración de mundos es parte fundamental de la línea de historia del juego, que nos pide encontrar asentamientos de cinco de las seis razas jugables para investigar sus culturas, lo que nos llevará a encontrar todas las piezas que nos ayuden a derrotar a la entidad que amenaza al universo.

    La historia principal puede resultar relativamente corta para un juego que ofrece tanta libertad, pero aquellos que gusten de realizar actividades secundarias tienen mucho más juego por delante, desde coleccionar items y excavar fósiles hasta construir nuestro propio asentamiento desde cero. Tan sólo viajar a planetas distantes para ver qué encontramos en sus superficies puede traer sorpresas de todo tipo. Por todo eso y más, Starbound se gana su lugar en este listado hacia las estrellas.
  • 7
    Master Of Orion: Conquer the Stars
    Técnicamente el cuarto juego de la saga (los puristas afirman que Master of Orion 3 nunca existió), este regreso del querido Master of Orion tiene sabor argento, pues su desarrollo estuvo a cargo de NGD Studios (Bunch of Heroes, Adventure Time: Finn and Jake's Epic Quest), quienes aportaron un gran nivel de calidad a esta aventura espacial de estrategia 4X. Y eso es justamente el núcleo de Master of Orion: explorar el universo, conquistar y colonizar planetas, y tratar de hacer buenas migas con las razas vecinas... y si la diplomacia no funciona, siempre habrá una carga de lásers para facilitar la reconciliación. Pero cuidado, que los demás exploradores del cosmos también tienen estas opciones a mano.

    Como es costumbre en este tipo de juegos, el avance suele ser lento y premeditado. ¿Deseamos mantener la armonía entre las razas, o mejor las aniquilamos a todas? ¿Hemos de vencer por poderío militar, o quizá podamos dominar a todos mediante toneladas de dinero? Contando con una linda variedad de razas--todas ellas de diseños hermosos y personalidades bien definidas--y una saludable cantidad de opciones de configuración, cada juego será único por derecho propio, invitándonos una y otra vez a regresar al espacio y probar nuevas combinaciones y escenarios. Si lo tuyo es la estrategia a nivel universal, no busques más y mandate de una a este interesante juego.
  • 6
    Rodina
    Rodina está en Early Access y nos pone al mando de la nave espacial más fea que jamás han visto en todas sus miserables vidas. ¿Siguen leyendo? Buenísimo, porque ahora tengo que decirles que Rodina es una de las experiencias más impresionantes en lo que refiere a juegos de exploración espacial. Si alguna vez quisieron tener una leve idea de lo que se siente estar en el inmenso vacío de la galaxia, jueguen Rodina. Podemos explorar planetas, surcar el cosmos y hasta batallar con algunos indeseables cósmicos, pero la gracia del juego está en encontrar los pequeños fragmentos de historia desperdigados por la superficie de cada mundo, dándonos un pantallazo general de algo mucho más grande y dirigiéndonos hacia nuestro próximo destino. Una vez que obtenemos el motor de hyperdrive de nuestra nave y se nos abren las puertas al universo, el poder de atracción con el que este juego nos mantiene pegados frente al monitor es simplemente obsceno, pero en un buen sentido. Ah, y nuestra nave será fea por fuera, pero por dentro podemos diseñarla y decorarla a gusto.

    Este juego tiene muchísimo potencial y recomiendo encarecidamente a todo el mundo que lo pruebe, porque encima tiene una demo gratuita que nos deja jugar 90 minutos, que son más que suficientes para hacernos desear comprar el producto oficial y aportar a la causa. ¿Todavía seguís leyendo? Bueno, dejá de leer y andá a descargar la demo. No, pará, mejor primero terminá de leer esta lista, y después sí, andá a buscar la demo.
  • 5
    Space Engineers
    Ya mencionamos a Kerbal Space Program y su acercamiento a una física espacial más realista, pero para conocer el verdadero drama de sobrevivir en el espacio tenemos a Space Engineers, que aún en Early Access nos sigue sorprendiendo con su concepto y ejecución. Lisa y llanamente, nos lanza de cabeza a un escenario espacial en el cual debemos minar recursos y utilizarlos para construir cosas y sobrevivir. Fácil, ¿no?

    NO. Porque se trata de encontrar materia prima en el espacio, en gravedad cero, utilizando nuestras herramientas para horadar asteroides en búsqueda de valiosos minerales, que luego deben ser procesados en, bueno, en procesadoras para entonces ser utilizados en la manufacturación de planchas de metal, tubos, soportes y toda la cosa. Y entonces empezamos a ver el complejo sistema de construcción, colocando en el lugar deseado un débil armazón de aquello que deseamos fabricar (pared, puerta, rampa, propulsor, sistema de gravedad, etc), el cuál tendremos que soldar junto a sus elementos necesarios hasta que tome forma.

    ¿Algo más? Sí, podemos construir y pilotar naves de toda índole, desde pequeños vehículos para movernos por el espacio o minar con mayor eficiencia, hasta colosales moles llenas de armas para destrozar todo a nuestro paso. Y ahora incluso se han añadido planetas a los que podemos descender para explorar, y todo apunta a que el futuro vendrá cargado de mucho más contenido. ¿Se animan a sobrevivir en el más hostil de los escenarios? Guarda con los meteoritos, ¿eh? (Eso no fue chiste. GUARDA con esos malditos meteoritos.)
  • 4
    The Solus Project
    No todos los juegos de supervivencia han de quedar a merced de la generación aleatoria de mundos y eventos. A veces una experiencia más estructurada funciona mejor. Ese es el caso de The Solus Project, que nos hace aterrizar de emergencia en un planeta al que nos habían enviado a explorar como potencial colonia terrestre. Ahora estamos solos en un lugar hostil y necesitamos cuidarnos de su clima traicionero y letal, pero también debemos saciar nuestras necesidades básicas. Hasta aquí suena como un juego más del montón, pero su concepto se potencia cuando les digo que aquí nada queda librado al azar; al menos no de forma total. El juego tiene un principio y un final bien definidos y cada uno de sus niveles (sí, hay niveles) está cuidadosamente diseñado, de manera que la exploración casi siempre es recompensada con artefactos y descubrimientos que van develando muchos de los misterios de un planeta que, ahora que nos damos cuenta, quizá no esté tan deshabitado como esperábamos.

    Haciendo un importante énfasis en la ambientación y la sensación de desesperación en aumento, The Solus Project es una experiencia difícil de olvidar y muy satisfactoria de completar; y nos recuerda que sobrevivir en el espacio, y particularmente en un planeta desconocido, es cualquier cosa menos sencillo.
  • 3
    Starmade
    La forma más rápida de describir a Starmade es decir "Minecraft en el Espacio", y no estamos demasiado lejos de la verdad. De hecho, este juego encuentra su lugar a medio camino entre Minecraft y Space Engineers, del que ya hablamos en un puesto anterior, pero expandiendo mucho sus horizontes. Como se habrán imaginado, en este juego podremos recolectar materiales para utilizarlos en la construcción de nuestras naves y bases espaciales; pero hay muchísimo más juego más allá de eso. Tan solo la exploración de este cosmos cúbico vale la pena, con planetas y asteroides desperdigados por todas partes, pero además con encontronazos con piratas espaciales y otras facciones. Nuestra exploración viene con la decisión de si queremos jugar a lo comercial, comprando y vendiendo cosas en diferentes estaciones, o a lo combatiente, entrando en intercambios de munición láser. Opciones, hay miles.

    Y es justamente allí donde el juego peca un poquito, porque en una primera instancia resulta abrumador todo ese potencial. Más aún cuando perdemos nuestra nave en algún accidente y nos vemos varados en algún planeta o en medio de la nada cósmica, momentos en los que el jugador sufre más por verse estancado. Pero ese es el precio de intentar surcar el cosmos en una nave hecha de frágiles bloques, y bien vale pagarlo para descubrir qué tan lejos llega Starmade en su misión.
  • 2
    Halcyon 6: Starbase Commander
    Qué interesante concepto nos trae este título; un conglomerado de buenas ideas que intentan trabajar en conjunto para lograr un producto final diverso y ameno. ¿Lo logra? Por el momento, sí. Y digo "por el momento" porque Halcyon 6 se encuentra actualmente en Early Access, pero su versión final estará disponible en apenas unos días, el 9 de Septiembre. ¿Qué podemos esperar del juego en su estado actual, entonces? Pueden esperar un híbrido entre estrategia, administración de base, y exploración espacial.

    La humanidad ha descubierto una enorme base espacial de origen desconocido, orbitando los límites del espacio Terran, llamada Halcyon 6. Es nuestra misión tomar control de esta enorme base, explorar su extensión y reconstruirla, ya que posiblemente sea la única arma capaz de detener a una imponente fuerza alienígena que amenaza a la galaxia. Pero nada es tan fácil como parece: otras razas también se muestran interesadas en la base y en nuestras actividades, y mantener contacto con las mismas definirá nuestras alianzas y enemistades. Los combates son por turno, ya sea entre naves al surcar el espacio o entre nuestra tripulación y lo que sea que vayamos encontrando al explorar cada recoveco de nuestra base espacial. También habrá que rescatar y proteger planetas cercanos, de los que obtendremos recursos para construir nuestra nueva Federación Galáctica... o una fuerza de choque lo suficientemente grande para mantener a los indeseables a raya. De nosotros depende.

    Halcyon 6 muestra mucho potencial en su estado actual, y yo personalmente no puedo esperar a la salida de su versión final para lanzarme de lleno a la aventura y, eventualmente, ofrecerles una reseña con mayores detalles. Por el momento, les recomiendo mucho prestarle atención.
  • 1
    Rebel Galaxy
    Nada mejor para terminar esta lista que un representante de ese hermoso género que es la exploración espacial en el sentido de "subite a una nave y andá a hacer lo que quieras, pero también hay una historia por si la querés seguir", y Rebel Galaxy consigue un correcto balance entre sus sistemas de combate, comercio y exploración espacial en sí. Como algunos lo han descripto, "si te querés sentir Han Solo, acá tenés Rebel Galaxy". ¿Hace falta decir más?

    Bueno, sí. Podríamos decir que las galaxias se general de forma aleatoria, así que cada juego tendrá sus diferencias. También tenemos el apartado gráfico, muy agradable a la vista. Quizá podríamos mencionar que el sistema de comercio presenta fluctuaciones en el precio de sus productos dependiendo de factores externos, los que podemos aprovechar para sacarles mayor ventaja a esas transacciones entre puntos de venta. Pero más que nada, y más importante a los fines de esta lista, es la hermosa sensación de estar viajando por el vacío estelar, a veces tan sólo admirando el paisaje, otras veces combatiendo contra toda clase de naves enemigas.

    Muchas naves para elegir. Muchas armas para equipar esas naves. Y muchísimas aventuras en nuestro derrotero intergaláctico. Diversión asegurada.

1. Kerbal Space Program

Arrancamos con uno de los juegos que mayor resonancia tuvo en el ambiente Early Access, donde su concepto y ejecución lo volvió un favorito entre los jugadores. Básicamente, es un simulador de física espacial en el que debemos armar nuestro cohete y mandarlo a las estrellas con nuestra tripulación de Kerbals, adorables seres que son perfecta carne de cañón para nuestra diversión. En donde el juego triunfa es en su física espacial realista, donde el diseño de nuestro cohete y la planificación de su ruta de viaje por el cosmos hace de cada misión una verdadera odisea de ingeniería y coordinación. Hablando de misiones, el juego cuenta con un modo historia en el que iremos habilitando nuevas piezas de cohete a medida que realizamos trabajitos de investigación, al tiempo que luchamos para mantener la reputación y presupuesto de nuestra agencia espacial en números verdes. Pero si no les interesan esas restricciones, pasen por el modo sandbox, ármense una monstruosidad que la NASA jamás aprobaría, y véanla surcar los cielos en una épica y fatal parábola de vuelta al suelo. No se preocupen, los Kerbals están acostumbrados.
Anterior Siguiente < >