Publicado el

Ránking | No apto para menores

10 películas animadas sólo para adultos

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Animales parlanchines, musicales..., pero no los que ustedes se imaginan.

De vez en cuando, podemos evitar las multitudes menudas y sentarnos en la sala del cine  para disfrutar de una película animada que satisface todas nuestras “necesidades adultas”. Humor negro, violencia desmedida, intrincados argumentos, sátira, sexo… todo vale para estas historias no apta para menores, pero que tampoco necesitan de protagonistas de carne y hueso.

  • 10
    El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings, Ralph Bakshi, 1978)
    Antes de Peter Jackson y su aclamada (y multipremiada) trilogía, la famosa obra de J.R.R. Tolkien llegó a las pantallas de la mano de esta épica aventura animada que toma como punto de partida el primer volumen literario y parte del segundo. El film de Ralph Bakshi nunca logró la esperada continuación, pero se convirtió en una gran influencia para Jackson a la hora de darle rienda suelta a su imaginación. Entre las voces más destacadas se encuentra la de John Hurt en el papel del emblemático héroe Aragorn, hijo de Arathorn. En tu cara Viggo Mortensen.
  • 9
    Heavy Metal (Gerald Potterton, 1981)
    Basada muy libremente en las historietas publicadas por la revista americana “Heavy Metal” y la francesa “Métal Hurlant”, el director Gerald Potterton construye una antología animada que reúne varios relatos fantásticos, bastante subiditos de tono, centrados en la eterna lucha del bien contra el mal, este último encarnado por una esfera verde brillante (Loc-Nar) que pone en peligro a todo el universo y es el nexo común entre estas aventuras a través del tiempo y el espacio.
  • 8
    Vals con Bashir (Vals Im Bashir, Ari Folman, 2008)
    La realidad siempre supera a la ficción. Ari Folman lo sabe y por eso mezcla lo documental con la animación en esta dramática historia que le pega tan de cerca. El cineasta es el protagonista de su propio relato, un israelí que recientemente terminó su servicio militar de reserva y al reencontrarse con viejos conocidos trata de recordar su época de joven soldado de infantería durante la Guerra del Líbano en 1982. Mientras que sus camaradas sufren de pesadillas recurrentes por las masacres atestiguadas, Ari sólo tiene un vago recuerdo de la época, imágenes extrañas que, poco a poco y al recaudar más información, empezarán a cobrar sentido en su cabeza y su alma mutilada que decidió enterrar lo ocurrido.
  • 7
    Team America: World Police (Trey Parker, 2004)
    Gary Johnston, un popular actor de Broadway, es reclutado por un grupo de elite paramilitar conocido como Team America: World Police. Ahora, deberá lidiar con sus problemas amorosos, las celebridades y un complot terrorista que amenaza con destruir el mundo a manos de Kim Jong-il. El humor irreverente de “South Park”, la comedia negra y la nostalgia de “Thunderbirds” (1965-1966) se combinan extrañamente en esta sátira enfocada en las estrambóticas películas de acción hollywoodenses que exudan testosterona, clichés y estereotipos a raudales, y la (mal vista) política exterior yanqui. Claro que estas marionetas no son aptas para todo público, su conducta indecorosa les ganó la calificación “R”.
  • 6
    Felidae (Michael Schaack, 1994)
    El thriller criminal y la estética neo noir se dan cita en este drama alemán, basado en la novela homónima de Akif Pirinçci editada en 1989. La historia se centra en Francis, un gato doméstico que, tras la mudanza de su dueño, se ve envuelto en una serie de espeluznantes asesinatos felinos que se llevan a cabo en su nuevo vecindario. El minino tratará de resolver los casos junto a varios compañeros, incluyendo a Claudandus, un gato maduro y bastante sabio.
  • 5
    Persépolis (Persepolis, Vincent Paronnaud y Marjane Satrapi, 2007)
    Si ya leyeron el cómic homónimo autobiográfico de Marjane Satrapi -publicado entre el año 2000 y 2003-, saben que “Persépolis” (Persepolis) es una montaña rusa de emociones que despierta todos los sentidos con cada una de sus viñetas. Si no lo hicieron, imagínense a una pequeña Mafalda iraní, una muchachita precoz que no se calla nada de lo que piensa, creciendo en medio de todos los conflictos políticos y sociales que vivió su país. Marjane recuerda desde el exilio y el desarraigo le duele, pero lo toma con humor y candidez mostrándonos todo lo que dejó atrás: una familia amorosa y comprensiva que no comparte las nuevas ideas islámicas y costumbres que no le caben, pero no por ello deja de ser una orgullosa ciudadana. Un punto de vista muy diferente sobre este lugar en la Tierra que no conocemos tanto.
  • 4
    Anomalisa (Duke Johnson, Charlie Kaufman, 2015)
    La animación puede tomar muchas formas, en este caso “Anomalisa”: una comedia dramática, un tanto existencialista y sólo para adultos. Charlie Kaufman -guionista ganador del Oscar por “Eterno Resplandor de una Mente Sin Recuerdos” (Eternal Sunshine of the Spotless Mind, 2004)- y Duke Johnson son los responsables de esta historia en stop-motion basada en una obra que el primero escribió allá por el año 2005. Michael Stone (voz de David Thewlis) lucha con su incapacidad de conectarse con otros seres humanos, pero una noche durante un viaje rutinario de negocios, conoce a alguien que cambiará su forma de ver el mundo, en apariencia.
  • 3
    Despertando a la Vida (Waking Life, Richard Linklater, 2001)
    Tomando como inspiración el estilo de rotoscopia utilizado por Ralph Bakshi en la década del setenta y las teorías cinematográficas de André Bazin, Richard Linklater se despacha con este drama fantástico y existencialista centrado en un protagonista que se desliza a través de un mundo onírico (el de sus propios sueños) buscando la manera de despertar. Claro que primero deberá encontrar la diferencia entre estos dos universos, observando y discutiendo el “significado de la vida”, entre otras cuestiones filosóficas, con distintos personajes que se van cruzando en su camino, mejor dicho en este estado de ensoñación lúcida.
  • 2
    La Tumba de las Luciérnagas (Hotaru no haka, Isao Takahata, 1988)
    No todo es Hayao Miyazaki en Studio Ghibli. En el año 1988, Isao Takahata hace su debut en la compañía japonesa con la historia de Seita y Satsuko, dos hermanitos nipones luchando por sobrevivir en medio del caos de los últimos días de la Segunda Guerra Mundial. Los nenes sólo se tienen el uno al otro, tras ser separados de sus padres a causa de un bombardeo por parte de las fuerzas americanas. “La Tumba de las Luciérnagas” está considerada como una de las mejores películas antibélicas (y animadas) de todos los tiempos. Mucho más directa y mordaz que las metafóricas obras de su colega Hayao.
  • 1
    Pink Floyd The Wall (Alan Parker, 1982)
    Drama, animación, musical… todas las descripciones le vienen bien a esta complejísima y épica narración que toma como punto de partida el álbum más emblemático de Pink Floyd. Metafórica al mango, y cargada de simbolismos y críticas sociales, la película de Alan Parker nos demuestra que una imagen valen más que mil palabras. Pink (Bob Geldof), estrella de rock agotado del “negocio” musical, y quemado por las drogas, desciende en picada hacia la locura y la alienación en este recorrido por su infancia, su adolescencia y su presente, rodeado de ese muro que logró construir a su alrededor.

1. El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings, Ralph Bakshi, 1978)

Antes de Peter Jackson y su aclamada (y multipremiada) trilogía, la famosa obra de J.R.R. Tolkien llegó a las pantallas de la mano de esta épica aventura animada que toma como punto de partida el primer volumen literario y parte del segundo. El film de Ralph Bakshi nunca logró la esperada continuación, pero se convirtió en una gran influencia para Jackson a la hora de darle rienda suelta a su imaginación. Entre las voces más destacadas se encuentra la de John Hurt en el papel del emblemático héroe Aragorn, hijo de Arathorn. En tu cara Viggo Mortensen.
Anterior Siguiente < >