Publicado el

Ránking | El Cuento del Tío

Crímenes Perfectos: 10 películas de ladrones en Netflix

Volver a la home

Por: Ignacio Esains

Tags: Netflix
Los atracadores profesionales fascinan a los cinéfilos. Conocé lo mejor de este género.

¿Quién no ha soñado con el crimen perfecto? Todos fuimos un poco como Ricardo Darín en “El Aura”, estudiando la cola del banco e imaginando cómo evitaríamos la seguridad, dónde nos esconderíamos y el momento en que, sin que nadie lo sepa, saldríamos como si nada, con millones en una mochila/portafolios/bolsa con signo de dólar. En la vida real no lo haremos nunca, pero podemos ver cómo lo hacen los profesionales en este sub-género fascinante del cine policial. Los atracos a gran escala son un clásico del cine desde la magistral “Rififi” y su secuencia muda de un golpe perfecto, de casi media hora de duración. “Nueve Reinas”, la genial “The Killing” de Kubrick, “Inception” de Christopher Nolan, y muchas más forman parte del género de la “heist movie”, y 10 de ellas están para ver en este momento, en Netflix.

 

  • 10
    La Gran Estafa (Ocean’s Eleven, Steven Soderbergh, 2001)
    Empecemos con la primera que viene a la mente, la primera de esta serie de películas que resplandecen gracias a sus exóticos casinos internacionales, su elenco de estrellas de primer nivel, y una ligereza casi de comedia que el magistral Steven Soderbergh aplica al género. Danny Ocean es un estafador de guante blanco que en cada película recluta a un grupo de ladrones de primera línea para dar el golpe a un casino. Son películas que casi sin violencia física sostienen un suspenso admirable.
  • 9
    The Taking of Pelham 123 (Joseph Sargent, 1974)
    Hay tres versiones de este clásico, todas disponibles en Netflix, pero la mejor es la original. Un grupo de criminales manipula las instalaciones del subterráneo de New York para secuestrar uno de los carros y tomar a sus pasajeros como rehenes. Los héroes de la película son empleados de la comisión de tránsito… y no te imagines estrellas de Hollywood disfrazadas de funcionarios. Estos viejos cascarrabias (liderados por el gruñón número uno, Walter Matthau) sacan un heroísmo inesperado en una película llena de giros enormemente satisfactorios.
  • 8
    Dead Presidents (Albert y Allen Hughes, 1996)
    Después de la devastadora “Menace II Society” (1994), los hermanos Hughes mezclaron la estética de aquella película de pandillas con la de un thriller tradicional, y los resultados son admirables, logrando mantener el suspenso de una secuencia de robo ejecutada a la perfección sin dejar de lado la injusticia social que lleva al protagonista, veterano de Vietnam, a elegir este camino de vida.
  • 7
    Nada es lo que Parece (Louis Leterrier, 2013)
    En estos días se estrena la secuela de esta divertidísima película de suspenso, comedia y crimen, y es un buen momento para descubrirla o volverla a ver. Los protagonistas son magos amateurs, que usan sus habilidades para la prestidigitación para robar millones a lo largo del mundo. El guión quizás tenga demasiados giros sorpresa, pero como todo buen mago, Leterrier logra que los agujeros narrativos sólo aparezcan después de ver la peli, y no durante.
  • 6
    Punto Límite (Kathryn Bigelow, 1991)
    Los golpes criminales son sólo un aspecto de este verdadero clásico moderno, en el que el oficial Johnny Utah (Keanu Reeves) se infiltra en un grupo de surfers/ladrones liderados por el carismático Bodhi (un icónico Patrick Swayze) y, por supuesto, no sabe si su lealtad está con los criminales o con la policía. El atraco a mano armada que cierra la película está cargado de intensidad emocional, en un “bromance” para la historia.
  • 5
    Atracción Peligrosa (The Town, Ben Affleck, 2010)
    La película que terminó de demostrar que Ben Affleck es un director de primera línea (para este humilde redactor, es mucho mejor que la premiada “Argo”). La película empieza con un robo en el que Doug, el personaje de Affleck, comete el peor error en que un ladrón profesional puede caer: se enamora de su rehén. De ahí en adelante todo se complica, en 90 minutos de suspenso casi insoportable que culminan en una secuencia tan épica como dramática.
  • 4
    El Plan Perfecto (Inside Man, Spike Lee, 2006)
    Spike Lee es un visionario, aclamado por su estilo visual experimental, pero cuando quiere cobrar un gran cheque, hace películas clásicas, profesionales, y narradas con una admirable economía de recursos. En este caso, el robo ocupa toda la película, desde el minuto uno en que Clive Owen (¿por qué nunca fuiste Bond, Clive?) pone en práctica un plan complejísimo, sorprendente, que se resuelve de, quizás, la forma más satisfactoria que se haya visto en una película del género.
  • 3
    Heat (Michael Mann, 1995)
    Sí, esta película está en todas las listas de Malditos Nerds. Y no, no vamos a descansar hasta que la veas. El ladrón profesional es Robert De Niro. El policía que lo persigue es Al Pacino. Y los actores están perfectamente elegidos, porque su enfrentamiento tiene algo de titánico, de mitológico, como si las fuerzas del destino enfrentaran a dos hombres que están por encima de la corrupción de sus respectivos reinos. Son casi tres horas que crean una atmósfera inigualable, una Los Ángeles sofocante y a la vez irresistible.
  • 2
    Perros de Reserva (Reservoir Dogs, Quentin Tarantino, 1992)
    Nunca vemos el robo en la genial primera película de Tarantino, solamente lo que pasa antes y después de la pésima ejecución del golpe, cuando el grupo de ladrones intenta escapar de la policía y a la vez dilucidar qué fue lo que salió mal. La estructura temporal y los “tarantinismos” del diálogo no obstruyen la narración de un drama policial perfecto, que aprovecha a un elenco de grandes secundarios.
  • 1
    Out of Sight (Steven Soderbergh, 1998)
    Elmore Leonard fue uno de los grandes novelistas policiales norteamericanos, y sus historias formaron la base de películas como “Jackie Brown”, “Get Shorty”, y la serie “Justified”. Pero no hay mejor adaptación que esta joya de Steven Soderbergh, que convirtió a George Clooney en una estrella y logró maravillas con una Jennifer Lopez que nunca más estuvo a esta altura. Todo funciona en “Out of Sight”, desde la química entre la pareja principal, la gran banda sonora, los diálogos chispeantes, y las dos secuencias perfectas que abren y cierran la película. Imperdible.

1. La Gran Estafa (Ocean’s Eleven, Steven Soderbergh, 2001)

Empecemos con la primera que viene a la mente, la primera de esta serie de películas que resplandecen gracias a sus exóticos casinos internacionales, su elenco de estrellas de primer nivel, y una ligereza casi de comedia que el magistral Steven Soderbergh aplica al género. Danny Ocean es un estafador de guante blanco que en cada película recluta a un grupo de ladrones de primera línea para dar el golpe a un casino. Son películas que casi sin violencia física sostienen un suspenso admirable.
Anterior Siguiente < >