Publicado el

Ránking | No es oro todo lo que renace

Los 10 cómics de DC que deberías estar leyendo

Volver a la home

Por: Ignacio Esains

DC está en la cresta de la ola. Elegimos los mejores 10 cómics post-Rebirth.

Como casi todo los lectores de cómics argentinos crecí con DC. Primero con los tomitos de Novaro, luego con las traducciones de Andrés Accorsi para Editorial Perfil, y finalmente con los “tacos” de Zinco en los tempranos ‘90. A pesar de que en los últimos años haya abandonado un poco a la editorial, siempre tengo la esperanza de que DC recupere el ritmo y honre a los héroes que dieron por comenzado el género… y con Rebirth han logrado, a mi entender, el mejor punto de partida para nuevos lectores desde el “Man of Steel” de John Byrne post-Crisis original.

La filosofía detrás de Rebirth es simple: humanizar héroes que se trataron durante demasiados años como nuevos dioses (en especial en la era en que Grant Morrison impregnaba los pasillos de la editorial). Cada título de Rebirth lanza a su héroe principal en una búsqueda de identidad, un “¿quién soy?” que logra hacernos sentir identificados con otrora distantes supertipos. La búsqueda de identidad suele ir acompañada de la búsqueda de comunidad, y Rebirth no sólo restaura a los elencos secundarios sino que les da una voz, nos permite ver a los protagonistas de una nueva perspectiva.

A diferencia de Marvel que no sabe qué hacer con sus íconos, son los personajes “fuertes” los que destacan en Rebirth… con la triste excepción de los títulos de Green Lantern (“Hal Jordan & The Green Lantern Corps” y “Green Lanterns”), una mitología enredada que necesita urgente volver a lo básico.

NOTA: La lista no incluye títulos de Vertigo ni series que han terminado en las últimas semanas para dar paso a sus variantes Rebirth. Tampoco Astro City ni Scooby Doo ni nada de eso… sólo personajes de DC (aunque obvio, hay un par de trampas).

  • 10
    Flash
    El primer especial de Rebirth daba a entender que el relanzamiento tendría estructura de evento, con un villano central contra el que los héroes en masa deberían defenderse… por suerte, no ha sido así, y esta nueva serie se juega por un agradable bajo perfil, lejos del estridente pop de la serie de TV y de la nostalgia que prometía ese primer especial. En el primer arco, una tormenta en la Fuerza de la Velocidad convierte a decenas de ciudadanos en velocistas de la noche a la mañana, con todas las complicaciones que eso implica. Buen ritmo y caracterizaciones perfectas en una línea argumental que va mostrando sus cartas de a poco.
  • 9
    Injustice: Year Five
    Nadie esperaba que el cómic digital de este universo alternativo (basado en el videojuego que enfrenta a una Liga de la Justicia contra un Superman totalitario) estuviera tan bien, y menos aún éramos los que esperábamos que se sostuviera, mejorando cada año - tanto que su argumento se ha convertido en la base del Universo Cinematográfico DC. El cómic trascendió ese punto hace rato, y la guerra entre superhéroes ha ganado intriga y ritmo, con entregas semanales que salen en formato digital y son coleccionadas posteriormente. Es interesante el formato, ya que abandona los arcos argumentales en busca de un serial que no para nunca, y a pesar de cambiar demasiado seguido de artistas mantiene la coherencia de la mano de ajustadísimos guiones de Brian Buccelatto.
  • 8
    Batgirl
    Todavía falta que empiecen algunas series importantes de Rebirth, y aunque parezca un poco tramposo incluir esta que recién tiene un número a la venta, el equipo creativo y la calidad del inicio justifica el entusiasmo. Si DC quería su Spider-Gwen, la pegó con el combo de la artista del comic indie Hope Larson y el brasileño Rafael Albuquerque, cuyo estilo que cambia página a página nunca pudo encajar mucho con la industria mainstream. La primera aventura de Babs Gordon la llevará a Japón, y aunque en realidad no pasa mucho en este primer número, Larson carga a Batgirl de un entusiasmo que encaja mucho mejor con el personaje de lo que uno esperaría.
  • 7
    Aquaman
    Más que un renacimiento, la continuación directa de una serie que justo había encontrado el rumbo antes del inicio de Rebirth. Dan Abnett es el guionista perfecto para Aquaman, un tipo capaz de agarrar las mitologías más pesadas y ridículas y darles a la vez peso dramático y una ligereza que se ve en los guiños al lector. Los intentos de Arthur Curry de mejorar las relaciones diplomáticas entre Atlantis y la superficie fracasan de forma estrepitosa, y el estoico héroe debe mantener la calma en medio del caos para evitar que el conflicto escale aún más. Abnett es detallista, y Aquaman es un cómic que se debe leer lentamente, para disfrutar de los cuadros cargados de acción, y de cada frase, en especial las de Mera, un gran personaje, nunca mejor que en estos años, al que esperemos que el cine haga justicia.
  • 6
    Batman
    Quizás esperábamos mucho del guionista estrella Tom King, pero después de un inicio perfecto, su primera línea argumental se ha desinflado, yendo en quizás demasiadas direcciones. El primer número es perfecto, una secuencia de acción que podría ser tan ridícula como una de la Silver Age pero que recuerda más al Batman monologuista de Jim Starlin. A pesar de las vueltas de los números siguientes, la premisa del primer arco se ha explorado con inteligencia, y King garantiza que cada número funciona como una historia en sí mismo, no como el capítulo de un TP.
  • 5
    Superman
    El Superman de “The New 52” está muerto, y el del universo pre-Flashpoint ha regresado… casado con Lois Lane, y con un hijo. Un cambio que podría ser desastroso y resulta brillante, ¿por qué el más conservador de los héroes de DC nunca tuvo la oportunidad de ser un hombre de familia? La relación entre el protagonista y su hijo Jon es fascinante, ya que (claro) el nene tiene poderes, y Supes oscila entre querer protegerlo y buscar entrenarlo para su destinado rol de héroe. En cuatro números, Peter Tomasi ha profundizado en la mitología kriptoniana sin perder la perspectiva humanista - una lástima que no estén a la altura ni el acartonado “Action Comics” ni “New Super-Man”, quizás la gran decepción de Rebirth.
  • 4
    Nightwing
    “Grayson” fue uno de los pocos cómics que seguí religiosamente de New 52, y a pesar de que es una de las mejores historias de espías que leí en este formato, nunca encajó del todo con lo que sabíamos de Nightwing, algo que esta continuación directa admite, aún sin descartar del todo la intriga internacional. El nombre del primer arco argumental es “Mejor que Batman”, y parte de la misma angustia adolescente de la que empezaron los Titanes, un Dick Grayson que se rebela contra la visión oscura de su mentor... aunque en los veloces dos números que se han publicado parece estar en camino a encontrar un reemplazo.
  • 3
    Green Arrow
    Benjamin Percy no se anda con chiquitas en este relanzamiento de Green Arrow, sacudiendo la vida del personaje y jugando con todas sus manifestaciones, desde el hippie indignado de Dennis O’Neill al seductor maduro de Mike Grell. Toma un rato adaptarse al diálogo estilizado de Percy, que abandona el naturalismo por un tono autoconsciente, lleno de chistes internos y referencias a la historia del personaje. Pero aunque los diálogos fueran letras de Vilma Palma, este cómic destacaría por sus dibujos, en los que se alternan el dinamismo de Otto Schmidt y el cordobés Juan Ferreyra, con las mismas figuras clásicas y originales planteos de página que había llevado a “Suicide Squad”... un estilo bien a lo “Fierro” que es un placer de ver en un cómic de DC.
  • 2
    Wonder Woman
    No tenía muchas ganas de que me guste este título, en especial después de que DC sacara de forma abrupta a la talentosa Marguerite Bennett del título para dárselo a Greg Rucka, cuya Wonder Woman nunca me cerró y de la que sólo recuerdo con cariño la novela gráfica “The Hiketeia”. Sin embargo, es imposible reconocer que este relanzamiento ha sido brillante, alternando dos historias paralelas. Los números impares (“The Lies”) transcurren en la actualidad, donde Diana empieza a dudar de la realidad post-New 52 que la rodea y emprende un viaje por un lado mitológico más salvaje que el que hemos visto en DC, ilustrado por el inglés Liam Sharp, que por fin logra que sus estilizados personajes parezcan figuras en movimiento y no estatuas. Los números pares narran el origen remozado de la princesa, con una artista completamente distinta (Nicola Scott) y fascinantes vistazos en la dinámica de las amazonas, que nos recuerdan al Rucka de Gotham Central y Queen & Country.
  • 1
    Detective Comics
    Con tres títulos en este top 10 está claro que la bat-familia está mejor que nunca, y ningún cómic lo demuestra mejor que este serial sin protagonista definido, que explora los intentos de Batman de convertir a todos sus personajes periféricos en un verdadero ejército, con (por supuesto) terribles consecuencias. James Tynion IV tiene clarísimas las voces de cada uno de los personajes, y cada número está cargado de giros, revelaciones, frases matadoras. En 24 páginas lleva adelante múltiples historias entrelazadas, siempre a finales sorpresivos. Los cuatro números que han salido hasta ahora son para enmarcar, y las esperanzas están muy altas para el crossover que se viene entre los tres títulos, llamado “Night of the Monster Men”.

1. Flash

El primer especial de Rebirth daba a entender que el relanzamiento tendría estructura de evento, con un villano central contra el que los héroes en masa deberían defenderse… por suerte, no ha sido así, y esta nueva serie se juega por un agradable bajo perfil, lejos del estridente pop de la serie de TV y de la nostalgia que prometía ese primer especial. En el primer arco, una tormenta en la Fuerza de la Velocidad convierte a decenas de ciudadanos en velocistas de la noche a la mañana, con todas las complicaciones que eso implica. Buen ritmo y caracterizaciones perfectas en una línea argumental que va mostrando sus cartas de a poco.
Anterior Siguiente < >