Publicado el

Ránking | Pesadillas animadas de ayer y hoy

No sos Disney: 10 horrendas pelis animadas

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: Animación
No todo es princesas y lindos colores en el mundo de la animación, también están estos engendros.

No todos pueden ser un Walt Disney, un Pixar o un Miyazaki, claro está, pero pueden arrimar el bochín. El séptimo arte está plagado de grandes exponentes animados más allá de las fronteras del estudio del ratón, pero también está minado de espantos como los que listamos a continuación.

 

  • 10
    Starchaser: The Legend of Orin (Steven Hahn, 1985)
    A pesar de ser un fiasco, esta aventura animada de ciencia ficción tiene la particularidad de ser una de las primeras películas en mezclar animación tradicional con imágenes generadas por computadora, además de una de las primeras en estrenarse en 3D. Claro que nada de esto salva la historia, ambientada en un mundo subterráneo plagado de minas, donde los trabajadores son tratados como esclavos bajo el mandato del poderoso Zygon. Todo cambia cuando uno de los oprimidos, Orin, descubre la empuñadura de una mítica espada la cual sólo él puede dominar. El pibe logra escapar del planeta y cruzarse con un contrabandista llamado Dagg, una princesa y un par de droides que le ayudaran a derrotar a Zygon y rescatar a su gente. Ummm, ¿de dónde nos suena TODO esto?
  • 9
    Happily Ever After (John Howley, 1993)
    ¿Pensaban que la del tío Walt era la única historia animada de la princesa de la manzana envenenada? Piensen otra vez. Esta fábula musical pretende ser una continuación del clásico cuento de hadas protagonizado por Blancanieves que, acá, está a punto de casarse con el príncipe, pero el hermano de la fallecida reina malvada, Lord Maliss, aparece para arruinarles la fiesta y cobrar venganza. A Blanca ya no la acompañan sus fieles enanitos, sino las primas de estos, sí, las siete enanitas. Claro que le fue bastante mal en la taquilla, además de tener que enfrentar varios problemas legales con la compañía del ratón que llevaron a la quiebra a Filmation, el estudio responsable.
  • 8
    FernGully: The Last Rainforest (Bill Kroyer, 1992)
    Antes de “Avatar” (2009) y sus criaturas azules, ya existía “FernGully”. Cuando esta selva tropical australiana, plagada de hadas -con nombre de inflamación epidérmica más que de reino mágico-, se ve amenazada sus diminutos habitantes no dudan en dar batalla. Esta aventura animada y su secuela de 1998, se basan en las historias de Diana Young con fuertes influencias ecologistas. El éxito en la taquilla fue bastante relativo, pero alcanzó para “inspirar” a James Cameron y tener hasta parodia en “Los Simpson” (The Simpsons).
  • 7
    A Troll in Central Park (Don Bluth, Gary Goldman, 1994)
    Le damos un poquito de chance porque se trata de Don Bluth (“An American Tale”), uno de los tantos genios de la animación fuera del mundillo de Walt Disney. Los responsables de “Pie Pequeño en Busca del Valle Encantado” (1988) y “Todos los Perros Van al Cielo” (1989), esta vez nos cuentan las peripecias de Stanley, un troll re buenazo que, por ir en contra de su naturaleza, despierta la ira de la malvada reina Gnorga que quiere acabar con él. El Rey, en cambio, conmuta la pena y lo manda al exilio, o sea, en pleno centro del Central Park de Manhattan donde el monstruito se hará amigo de un par de niñitos humanos.
  • 6
    Rover Dangerfield (James L. George, Bob Seeley, 1991)
    El comediante Rodney Dangerfield se transforma en un perrito para protagonizar, escribir y producir este musical animado centrado en Rover Dangerfield, un canino callejero de Las Vegas que, tras provocar la ira del novio de su dueña, termina dentro de una bolsa desechado en una presa. Rover no se ahoga, obviamente, y va a parar a una confortable e idílica granja llena de animalitos ingenuos, donde se darán las más alocadas situaciones gracias a los clásicos choques culturales entre el campo y la ciudad. No hablemos muy mal en memoria de Rodney que se nos fue en el 2004.
  • 5
    Jonah: A Veggietales Movie (Mike Nawrocki, Phil Vischer, 2002)
    Los “VeggieTales” –la serie animada para chicos centrada en temas morales que recrean historias de la biblia protagonizadas por un grupo de frutas y verduras antropomórficas- llegan a la pantalla grande en forma de comedia musical para llenarnos de compasión y misericordia (¿?). La trama de la película mezcla dos situaciones para ilustrar estos temas, una ambientada en la actualidad y un problemita que surge de camino a un concierto, y la otra se basa directamente en la historia bíblica de Jonás, aunque protagonizada por Bob, el tomate. ¡Aguante “Érase una Vez… el Hombre” vieja, no nos importa nada!
  • 4
    La Leggenda del Titanic (Orlando Corradi, Kim J. Ok, 1999)
    Los italianos también pueden realizar bazofias animadas, porque esto no es exclusividad de los yanquis. “The Legend of the Titanic” está basada MUY libremente en el hundimiento más famoso y suma a la trama varios elementos fantásticos, incluyendo algún que otro animalito antropomórfico. ¡Ja!, esa no se le ocurrió a James Cameron. La cosa arranca con un abuelo ratón contándoles a sus nietos la verdadera historia del RMS Titanic: un desastre plagado de tiburones malvados, un pulpo gigante y la caza indiscriminada de ballenas que lo tiene como protagonista (¿?). Si todo esto no es suficiente, también pueden ver la secuela, “Tentacolino”, estrenada en 2004.
  • 3
    Ocho Noches de Locura (Eight Crazy Nights, Seth Kearsley, 2002)
    Adam Sandler rompe todo, incluso el cine de animación. En 2002 coescribió y protagonizó esta comedia musical muy festiva que, en vez de enfocarse en las celebridades tradicionales (léase, la Navidad), recorre las ocho noches de Janucá de la mano de Davey Stone. Este joven parrandero de 33 años se ve en problemas con la ley y, apelando al espíritu festivo, el juez de turno le da una segunda oportunidad para redimirse, haciendo servicio comunitario para ayudar a una liga de jovencitos basquetbolistas. Olvídense de los clásicos navideños, la película está plagada de chistes sexuales y escatológicos, porque si no, no sería Adam Sandler.
  • 2
    Delgo (Marc F. Adler, Jason Maurer, 2008)
    Freddie Prinze, Jr., Jennifer Love Hewitt, Anne Bancroft (en su último papel), Chris Kattan, Louis Gossett Jr., Val Kilmer y Malcolm McDowell son los “protagonistas” de esta aventura romántica y animada ambientada en una tierra exótica y dividida, donde un joven idealista y bastante ingenuo, Delgo, deberá reunir a su grupo de amigos, y otros tantos desconocidos, para proteger su mundo sumido en medio de un conflicto entre los Lockni (gente de la tierra) y los Nohrin (habitantes de los cielos). Créase o no, esta película ganó el Anima Mundi como mejor film, más allá de haber recibido pésimas criticas y ser considerada uno de los fracasos más rotundos de la taquilla en los últimos años.
  • 1
    Foodfight! (Lawrence Kasanoff, 2012)
    ¡Cómo! ¿Nunca escuchaste hablar de esta maravilla? Será porque no es ninguna maravilla, es más, es un bodrio atómico producido por Threshold Entertainment. El director y guionista Lawrence Kasanoff le puso toda la onda, al igual que Charlie Sheen, Wayne Brady, Hilary Duff y Eva Longoria que prestaron sus voces, pero a nadie le interesó la historia de lo que pasa adentro de un supermercado (Marketropolis) cuando este cierra sus puertas. La cosa es así: cuando las luces se apagan todo en su interior cobra vida, pero hay una nueva marca -“Brand X”- que acaba de llegar al lugar y con ellos los problemas. Estos villanos le vienen a usurpar su lugar a los queridos “Ikes”, los productos favoritos del lugar y… bueh, el título lo dice todo. No nos miren así, nosotros no tenemos nada que ver con esto.

1. Starchaser: The Legend of Orin (Steven Hahn, 1985)

A pesar de ser un fiasco, esta aventura animada de ciencia ficción tiene la particularidad de ser una de las primeras películas en mezclar animación tradicional con imágenes generadas por computadora, además de una de las primeras en estrenarse en 3D. Claro que nada de esto salva la historia, ambientada en un mundo subterráneo plagado de minas, donde los trabajadores son tratados como esclavos bajo el mandato del poderoso Zygon. Todo cambia cuando uno de los oprimidos, Orin, descubre la empuñadura de una mítica espada la cual sólo él puede dominar. El pibe logra escapar del planeta y cruzarse con un contrabandista llamado Dagg, una princesa y un par de droides que le ayudaran a derrotar a Zygon y rescatar a su gente. Ummm, ¿de dónde nos suena TODO esto?
Anterior Siguiente < >