Publicado el

Ránking | Vacaciones de infierno

Me llora el nene: lo peor del cine infantil argentino

Volver a la home

Por: Leo Valle

El cine local también se suma a las producciones de vacaciones de invierno.

Se acabaron las vacaciones de invierno, y pasaron las producciones destinadas a los niños. Y aunque no vimos tantas películas locales este año, la industria argentina nos ha regalado algunas perlas que quedarán por siempre en el recuerdo por lo espantosas que resultaron.

  • 10
    Las Locuras del Profesor (Palito Ortega, 1979)
    Otra película de la productora Chango (!), que junta a tres potencias como Carlitos Balá en el papel protagónico, Palito Ortega en la dirección y la producción, y Victor Sueiro (!!) a cargo del guión. Balá interpreta a un profesor que… no sé, es como el profesor Punk pero con Balá y sin rock, o algo así. Es un delirio místico con los mismos chistes de (en ese entonces) los últimos 10 años.
  • 9
    Superagentes y Titanes (Martín Sabato, 1983)
    Ah… los crossovers. ¿Qué sería del fandom sin ellos? Obviamente no todo puede ser Flash/Arrow, y cada tanto caen del cielo producciones como “Superagentes y Titanes”, que como se podrán imaginar, junta al Tiburón, Delfín y Mojarrita con los personajes del programa de Martín Caradagian. Los agentes y los luchadores cooperarán en la búsqueda de La Momia, que fue secuestrada por una banda. Por lo menos el trailer tiene a Pepino el Payaso, así que no son todas malas.
  • 8
    La Pandilla Aventurera (Miguel Torrado, 1990)
    La película que muchos padres llevaron a los hijos que se portaron mal durante el año, cuenta la historia de dos grupos de chicos que, hasta la manija con la exploración espacial por la llegada del hombre a la Luna, deciden fabricar sus propios cohetes. Una Flavia Palmiero pre-quirófano interpreta a la maestra y Dario Grandinetti es el Capitán Chinchorro (posta). Es difícil trabajar con chicos, y mucho más cuando son todos de madera actuando. Las historias de compañerismo, camaradería y niños aventureros definitivamente tuvieron mejores momentos.
  • 7
    Corazón, las Alegrías de Pantriste (Manuel García Ferré, 2000)
    La quinta película animada de García Ferré se inspiró en uno de sus personajes menos populares. Como el resto de las películas del creativo español, la animación es realmente buena, pero Pantriste y Pandereta tienen menos chispa que un fósforo mojado y la historia es un torro (Pantriste es un flaquito que prefiere el violín al hacha, y por eso es segregado en su comunidad). Además, el nombre quedó medio vetado en nuestro país por haber sido el apodo de un joven que, cansado del bullying recibido, fue responsable de una tragedia en un colegio.
  • 6
    Las Aventuras de los Parchís (Mario Sabato, 1982)
    Este grupo de españoles que cautivó a los chicos entre 1980 y 1985 también tuvo su buena cantidad de películas. Fueron siete las producciones que las tuvieron como protagonistas en apenas dos años, y claramente las ideas se acabaron bastante rápido, porque en “Las aventuras de los Parchís”, estrenada en 1982, se iba bastante a la mierda, tanto por delirante como por discriminatoria. En la película, los cantantes, durante una vista a las Cataratas del Iguazú, son secuestrados por una tribu “primitiva” – de la cual escapan, por supuesto, cantando.
  • 5
    Los Extraterrestres (Enrique Carreras, 1983)
    El cine argentino también tuvo su propia versión de “E.T. El Extraterrestre.” (1982). Mientras la película de Spielberg seguía en cartel en el país, Enrique Carreras dirigía esta producción hecha a los pedos para colgarse del éxito, con un dúo Olmedo-Porcel que ya estaban abandonando el cine pícaro para abrirse a las comedias “para toda la familia”. Quizá lo más recordado de la película sea “Monguito”, como fue bautizado el animatronic creado en nuestro país, que por cuestiones de presupuesto era apenas una cabeza con unos ojos que se movían, y una mano con un dedo iluminado, todo bajo el control de un enano bajo un traje. Atrapante y aterradora por igual.
  • 4
    Las Locuras del Extraterrestre (Carlos Galettini,1988)
    Mientras que “Los Extraterrestres” intentó colgarse al éxito de E.T., esta producción, protagonizada por Emilio Disi y Javier Portales, salió a comer del mercado de Alf. La película contaba con la presencia de figuras de la época como La Mona Gimenez, los personajes de Lucha Fuerte, y hasta las Bandana de la época, Las Primas; pero sin dudas la estrella era el extraterrestre Glut un émulo del melmakiano de super bajo presupuesto que tenía algunos poderes casi mágicos. Disi y Portales hacen lo que pueden para mantener a flote esta comedia de aventura y algo de emoción que los arrastra de acá por allá casi sin explicación.
  • 3
    Isidoro: La Película (José Luis Massa, 2007)
    Después de pegarla con la película de Patoruzito en el 2004 (y a menor escala con su secuela en el 2007), la gente de Patagonik volvió al baúl de personajes de Dante Quintero con la película de Isidoro. El problema es que mientras que las películas del pequeño cacique eran inocentes aventuras para niños, con Isidoro trataron de hacer un película picante en honor al personaje, completamente descolgado para chicos. Las espantosas voces de Dady Brieba y Luciana Salazar (como Isidoro y Cachorra), son el menor de los problemas de esta película que afortunadamente fue estrenada después del fallecimiento del viejo Quintero.
  • 2
    Johnny Tolengo, el Majestuoso (Enrique Dawi y Gerardo Sofovich, 1987)
    Antes de que sus hijas arrastrasen el apellido por el barro, lo sumergieran en excremento, e hicieran que cuatro perros salvajes lo orinaran, Juan Carlos Calabro llevaba al cine a uno de sus personajes más icónicos: Johnny Tolengo, este cantante “majestuoso” que era el ídolo de los chicos, aunque gran parte de sus canciones hablaba medio en segundo plano de levante y ponerla. En la película, Johnny era extorsionado por un grupo de mafiosos para que firme un contrato con su discográfica.
  • 1
    Comandos Azules y Comandos Azules en Acción (Emilio Vierya, 1980)
    Emulando la serie de películas de “Los Superagentes”, Emilio Vierya, escribió y dirigió estas dos películas, que eran una verdadera (y asquerosa) celebración de los grupos paramilitares de la década del setenta, envuelta en un tono de “comedia infantil para chicos”. Jorge Martinez y Germñan Kraus interpretaban a este dúo de agentes “dispuestos a morir por un mundo mejor”. Parte de la nefasta herencia que nos dejó una época salvaje de nuestro país.

1. Las Locuras del Profesor (Palito Ortega, 1979)

Otra película de la productora Chango (!), que junta a tres potencias como Carlitos Balá en el papel protagónico, Palito Ortega en la dirección y la producción, y Victor Sueiro (!!) a cargo del guión. Balá interpreta a un profesor que… no sé, es como el profesor Punk pero con Balá y sin rock, o algo así. Es un delirio místico con los mismos chistes de (en ese entonces) los últimos 10 años.
Anterior Siguiente < >