Publicado el

Ránking | Libre albedrío digital

Los 10 mejores mundos abiertos para jugar hoy

Volver a la home

Por: Jeremias Curci

Seguimos revisando los mejores juegos de cada género con estas diez joyas de mundo abierto.

Hablar de géneros en videojuegos cada vez es más difícil: no hay ningún juego de un género específico que no tome para sí elementos de otro género. La personalización, los niveles, los perks (por poner algunos ejemplos) son hoy por hoy, universales. Más allá de esto, vamos a ir con nuestra propia clasificación por género, recorriendo los mejores exponentes a través de la semana. Eso sí, no esperen ver al grandioso The Witcher 3 acá, porque los malditos nerds lo consideramos un RPG.

Los juegos de mundo abierto son sin ningún tipo de dudas, mi género predilecto. Aprecio muchísimo cuando además de una historia robusta, nos dan mucho por explorar y jugar a nuestro ritmo. En este top encontraremos diez de los mejores exponentes actuales de un género que poco a poco está invadiendo a todos los otros por igual.

Actualización 22 de febrero:

Entra Watch Dogs 2, Sale Assassin’s Creed IV: Black Flag
Entra Yakuza 0,  Sale Mad Max

Actualización 25 de mayo, 2018

Sale Fallout 4, Entra Breath of the Wild
Sale Shadow of Mordor, Entra Horizon: Zero Dawn
Sale Yakuza 0, Entra Yakuza 6

  • 10
    Sleeping Dogs: Definitive Edition (United Front Games, 2014, PS4, XONE)

    Puede que no tenga la pompa y el detalle de las ciudades que construye Rockstar, pero el Hong Kong de Sleeping Dogs: Definitive Edition luce mejor que nunca en esta edición definitiva que además incluye todo el contenido adicional editado hasta la fecha. Para quienes no lo conozcan, Sleeping Dogs nos cuenta la historia de Wei Shen: un policía infiltrado que deberá involucrarse con las Tríadas Chinas, en una historia policial con muchos giros inesperados, con dramatismo, pero también con humor en los momentos justos. Se destaca por tener un millar de actividades todas muy divertidas de realizar, y una jugabilidad cuidada hasta el mínimo detalle ya sea a pie, combatiendo a puño limpio, a los tiros o manejando uno de sus numerosos vehículos.

  • 9
    Far Cry 4 (Ubisoft Montreal, 2015, PC, PS3, PS4, X360, XONE)

    Nos lo dijo el propio Alex Hutchinson en una entrevista que le hicimos: “lo más fascinante de Far Cry 4 sucede cuando te alejas de la historia principal”. Y es así. Como sandbox, Far Cry 4 es excepcional porque se trata de la evolución máxima de una idea que Ubisoft viene gestando desde siempre. La trama no tiene tanta profundidad y el malo del juego no tiene nada que hacer comparado al del 3. Pero el mundo que nos plantea está repleto de vida salvaje con la que interactuar, y que también tomará partido en las innumerables balaceras que se darán entre que ponemos un pie en los espesos bosques de Kyrat, hasta que se termina la aventura. Desde luego, las versiones recomendadas son las de nueva generación: Far Cry 4 es además un monstruo a nivel visual que se mueve con suma suavidad, haciendo de la acción algo todavía más espectacular y trepidante.

  • 8
    Horizon: Zero Dawn (Guerrilla Games, 2017, PlayStation 4)

    ¿Quién habría pensado que el estudio detrás de Killzone era capaz de hacer un juego de mundo abierto con tanta calidad? Por suerte Guerrilla Games nos tomó por sorpresa con una aventura postapocalíptica que nos pone en la piel de Eloy, quien deberá emprender un viaje para encontrar respuestas y así desentrañar una historia que quizás no querría haberse descubierto. El mundo de Horizon: Zero Dawn exprime al máximo las posibilidades de PlayStation 4, presentando paisajes que nos quitarán el aliento y una raza de criaturas mecánicas que se comportan como animales de verdad. En el medio de todo haremos uso de un sistema de combate pulido y completaremos un puñado de misiones secundarias, pero el secreto del juego yace en su jugabilidad, que es divertida y nos mantendrá decenas de horas frente a la pantalla.

  • 7
    Watch Dogs 2 (Ubisoft Montreal, 2016, PC, PS4, XONE)

    De menos a más: así podríamos definir nuestro nivel de interés por la secuela de uno de los juegos más deslucidos de los últimos tiempos: Watch Dogs. Por fortuna para nosotros, Ubisoft se redimió con un juego enorme de mecánicas inteligentes, un universo creíble y entrañable en la onda de los mundos fantásticos que construye Rockstar, con mensajes jugados en sus misiones y un repertorio de personajes antológico. Si a esto le sumamos un componente multiplayer muy bien pensado, estamos ante uno de los grandes exponentes del género. ¡Quién hubiera dicho!

  • 6
    Batman: Arkham Knight (Rocksteady Studios, 2015, PC, PS4, XONE)

    Rocksteady cierra la trilogía del encapotado de una forma excepcional al punto de que, incluso con sus pequeñas imperfecciones, deriva en la mejor serie de videojuegos jamás creada, basada en un superhéroe. Arkham Knight toma todo lo bueno de los juegos anteriores para mejorarlo y pulirlo hasta el extremo. El sistema de combate funciona mejor que nunca, los sistemas predator son alucinantes de usar, la ciudad es gigante y tiene muchísimo por hacer y descubrir. Visualmente es un lujo y la historia y actuaciones de voz acompañan muy bien. La adición del batimóvil genera ciertos desencantos, en especial si tomamos en cuenta que para ver el “auténtico final” tenemos que completar los desafíos de Riddler, que son un plomazo. Así y todo, Arkham Knight es un juego excelente por méritos propios, y por presentar uno de los mejores mundos abiertos en los que jugar.

  • 5
    Yakuza 6 (Sega, 2018, PlayStation 4)

    La conclusión de la emblemática saga de Sega llegó a occidente un año más tarde pero ese tiempo fue bien invertido en una traducción a la altura de las circunstancias. Una vez más nos pondremos en los zapatos de Kazuma Kiryu para recorrer las calles de un Kamurocho cambiado, pero también llegaremos a Tokyo y a las calles de la Prefectura de Hiroshima. Yakuza 6 se presenta como el mejor de la serie en cuanto al apartado jugable, el combate se siente más certero y la exploración más satisfactoria. Haruka ha quedado en coma luego de un accidente de tránsito y, además de hacernos cargo de su bebé Haruto, deberemos revelar lo que sucedió en estos tres años de ausencia. Las calles de Japón según Yakuza 6 siguen siendo memorables, callejones, locales e intersecciones brillan con luz propia y nos invitan a explorarlas a conciencia. Los minigames están a la orden del día y, como si todo esto fuera poco, incluye versiones completas de clásicos de Sega como Puyo Puyo, Fantasy Zone, Super Hang-On, Space Harrier y Out Run. Pero la cereza del postre es Virtua Fighter 5: Final Showdown, que está sacado directo de una versión del juego únicamente disponible en Japón.

  • 4
    Red Dead Redemption (Rockstar San Diego, 2010, PS3, X360, XONE)

    La balada de John Marston se volvió retrocompatible y por eso se ha ganado un lugar de honor en este listado. Revisitar el clásico en su formato original es completamente válido, eso no lo voy a discutir, pero la versión que encontramos en Xbox One realza todas las cualidades de este clásico contemporáneo, particularmente en la resolución y calidad visual como también de performance. Seis años después de haberlo terminado, surcar los campos a caballo sigue siendo tan increíble como siempre, es más: el sentido de descubrimiento y sorpresa sigue estando ahí presente. De no ser por ese juego llamado Grand Theft Auto V, diría que Red Dead Redemption es el mejor juego de la generación pasada, y la versión de Xbox One es su máxima expresión, lo más cerca que vamos a estar de un remaster que siempre quisimos, pero como resulta obvio, jamás llegará.

  • 3
    Metal Gear Solid V: The Phantom Pain (Kojima Productions, 2015, PC, PS3, PS4, X360, XONE)

    Para los fanáticos más ortodoxos, el cierre de la saga deja un sinsabor que en un punto es entendible: el último Metal Gear abandona todo lo conocido hasta el momento para convertirse en un sandbox que hace una oda constante a la jugabilidad y a los sistemas jugables. Más allá del prólogo, no hay cinemáticas: todo son misiones, juego puro. Y qué misiones. Con enemigos súper inteligentes, con entornos abiertos que ofrecen un número ilimitado de opciones tácticas, con un sistema de clima dinámico que afecta a la jugabilidad, al igual que el ciclo diurno / nocturno, donde cada acción que realizamos siempre tiene una consecuencia, ya sea esta negativa o positiva. The Phantom Pain es una obra maestra de diseño y logra lo que muchos juegos del género no pudieron hasta ahora: ubicar nuestras acciones dentro de un contexto y darle a las mismas, como también a nuestra presencia en el universo de juego, un peso y valor específico.

  • 2
    Grand Theft Auto 5 (Rockstar North, 2013, PC, PS3, PS4, X360, XONE)

    Al igual que Metal Gear Solid V, no importa dónde juegues Grand Theft Auto 5: en cualquier plataforma vas a llevarte la misma experiencia, que es la del mejor juego de mundo abierto creado hasta la fecha y sin lugar a dudas, uno de los juegos más grandes y mejor realizados de los últimos tiempos. Aunando toda la experiencia de una vida realizando el mismo estilo de juegos, Rockstar alcanza el punto más alto de su maduración presentando un juego ambicioso repleto de contenido, con una estructura soberbia y tres personajes escritos de manera magistral. La aventura principal de por sí vale el precio de admisión, pero sepan que también existe un modo online superlativo para jugar solos o idealmente, con amigos. Allí Rockstar ha mostrado una cara desconocida al momento, con una enorme cantidad de actualizaciones sustanciales gratuitas que garantizan que el disco seguirá girando por los tiempos de los tiempos, o al menos, hasta que llegue GTAVI.

  • 1
    Breath of the Wild: (Nintendo, 2017, Switch, WiiU)

    La mayoría de los títulos de la franquicia que protagoniza Link son buenos. Hay que admitir que tienen un buen promedio, pero para esta entrega Nintendo decidió apostarlo todo. ¿Cómo? Creando un mundo realmente abierto, donde podemos caminar en una dirección y llegar a cualquier lado simplemente con las herramientas que nos dan en el breve tutorial. La progresión está en nuestras manos y el estilo de juego se adaptará a nuestros propios instintos. Para algunos el juego se basará en la acción, para otros será aquella aventura de los cientos de desafíos ocultos, The Legend of Zelda: Breath of the Wild es todo eso y más. Tiene controles intuitivos y mecánicas sensatas, toda pregunta tiene una solución evidente y solo requiere de nosotros observación y sentido común. Hyrule es uno de los mundos más enormes y hermosos alguna vez creados para un juego, y guarda miles de secretos que esperan ser encontrados. La sensación de gratificación es constante y la experiencia abrumadoramente única, por eso deberían jugarlo.

1. Sleeping Dogs: Definitive Edition (United Front Games, 2014, PS4, XONE)

Puede que no tenga la pompa y el detalle de las ciudades que construye Rockstar, pero el Hong Kong de Sleeping Dogs: Definitive Edition luce mejor que nunca en esta edición definitiva que además incluye todo el contenido adicional editado hasta la fecha. Para quienes no lo conozcan, Sleeping Dogs nos cuenta la historia de Wei Shen: un policía infiltrado que deberá involucrarse con las Tríadas Chinas, en una historia policial con muchos giros inesperados, con dramatismo, pero también con humor en los momentos justos. Se destaca por tener un millar de actividades todas muy divertidas de realizar, y una jugabilidad cuidada hasta el mínimo detalle ya sea a pie, combatiendo a puño limpio, a los tiros o manejando uno de sus numerosos vehículos.
Anterior Siguiente < >