Publicado el

Ránking | FAILS

Blues de la Taquilla: 10 decepciones y fracasos de 2016

Volver a la home

Por: Leo Valle

Secuelas que nadie pidió, tanques que no funcionaron, y mucho más.

Acabamos de pasar la primera mitad del año y ya nos encontramos con una buena cantidad de producciones que no estuvieron a la altura de la expectativas. Y no hablamos de joyitas del cine catástrofe noruego como "La última ola", sino películas esperadísimas, como la nueva de Spielberg o la adaptación de Warcraft – además de una enorme cantidad de secuelas innecesarias.

Estos son las películas que más nos decepcionaron y que, en la gran mayoría de los casos, también resultaron fracasos absolutos de taquilla.

  • 10
    FRACASO: Alicia a Través del Espejo (James Bobin)
    Como parte de sus incansables esfuerzos de que nos desenamoremos de él, Tim Burton se encargó en el 2010 de una de las primeras adaptaciones live-action de Disney. “Alicia en el país de las maravillas” es una mala película, pero que funcionó increíblemente bien (recaudó mil millones de dólares) y garantizó una secuela.

    Pero Tim se bajó de la dirección de la secuela y le tiró el fardo a James Bobin (“The Muppets”, 2011), que consiguió juntar a todo el elenco original y sumar un par de caras nuevas, para contar esta historia compleja pero poco interesante, alejada de la figura de Alicia y enfocada en el personaje del sombrerero, a cargo del actor más caro del grupo: Johnny Depp. “Alicia a través del espejo” no solo recibió críticas malísimas, sino que la gente no se dejó engañar dos veces, la película (con un presupuesto de 170 millones de dólares) recaudó apenas 270 millones.
  • 9
    DECEPCIÓN: Buenos Vecinos 2 (Nicholas Stoller)
    No, “Buenos vecinos” no fue una película que rajó la tierra. Pero aún así funcionó bien y tuvo buenas críticas, con un humor sencillo pero efectivo y buena química entre sus protagonistas. Y desgraciadamente, como suele suceder con este tipo de comedias de bajo presupuesto (para los estándares de Hollywood), la secuela cayó en lugares comunes.

    De todas formas, poco le importa a Universal, que ya casi triplicó su inversión en la película – lo que significa que quizá podamos esperar una tercera parte.
  • 8
    FRACASO: La Leyenda de Tarzán (David Yates)
    Aunque todavía no se estrenó en nuestro país, la nueva película que explora el mito del hombre mono ya viene derrapando de lo lindo en el resto del mundo. Las críticas no la acompañaron, catalogando al Tarzan de Alexander Skarsgård de aburrido y genérico. Y aunque la película busca distanciarse un poco de las clásicas representaciones del personaje, no puede superar un predecible argumento y un ritmo irregular.

    Tras dos semanas en cartel en los Estados Unidos y parte del mundo, la película no pudo superar los 150 millones de dólares, de los 400 que se estima tiene que alcanzar para no perder plata. Parece que esta vez la presencia de Margot Robbie y Christopher Waltz no alcanzó para salvar a este mono de la extinción.
  • 7
    DECEPCIÓN: El Gran Amigo Gigante (Steven Spielberg)
    El regreso del gran Steven a la fantasía sin dudas era uno de los más esperados. Después de dedicarse un tiempo a los dramas (aunque nunca dejó de producir), el eterno director se puso detrás de cámaras en esta adaptación de la obra de Roald Dahl (el mismo de “Charlie y la fábrica de chocolate”).

    Sin embargo, parece que la magia quedó un poco en el camino, porque más allá de la presencia del ganador del Oscar Mark Rylance, y la buena química entre los protagonistas (el gigante y la pequeña Sophie), la película no termina de despegar del todo y es un tanto polarizadora – a diferencia del resto de la obra del director. “El gran amigo gigante” no es una mala película, pero no es la bestia a la que nos tiene acostumbrados el realizador.
  • 6
    FRACASO: Dioses de Egipto (Alex Proyas)
    Lionsgate le apuntó a la fantasía épica, explorando la mitología egipcia con un elenco lleno de figuras medio clase B, como Nikolaj Coster-Waldau, Gerard Butler, Chadwick Boseman y Elodie Yung. Y justamente fueron esos nombres los que pusieron la producción en el ojo de la tormenta: el “whitewashing” (la tendencia a utilizar actores blancos para papeles de cualquier etnia), fue muy criticado y hasta el director tuvo que salir a pedir disculpas.

    De todas maneras, ese fue el menor de los problemas de una película que parecía mas bien una producción del canal SyFy con gran presupuesto y efectos. La historia básica y predecible, las actuaciones ridículas, y la tirada limitada hicieron de esta “Dioses de Egipto” uno de los grandes fracasos del año, con 142 millones de dólares recaudados (sobre un presupuesto de 140 millones).
  • 5
    DECEPCIÓN: Batman V Superman: El origen de la justicia (Zack Snyder)
    Batman, Superman, la Mujer Maravilla, Doomsday y Lex Luthor en la misma película ¿Qué puede salir mal? Aparentemente muchas cosas, si nos basamos en la versión de Zack Snyder que vimos en los cines. DC y Warner intentaron comprimir años de historia en una sola película (y ponerse a tiro con Marvel, que le lleva casi una década de ventaja), para dejar su universo cinematográfico listo para la llegada del resto de los superhéroes y villanos.

    Desgraciadamente lo que recibimos fue un relato que priorizó la estética (impecable) por sobre la narrativa (convulsionada, por decir algo), pero que nos dejó con un excelente Batman y una gran Wonder Woman – aunque nos tuvimos que volver a fumar al flojo Superman de Henry Cavill.

    La versión extendida, con treinta minutos extra, ayuda a completar algunos de los arcos argumentales, pero aún así no consigue arreglar los muchos errores e incongruencias.
  • 4
    FRACASO: El Cazador y la Reina del Hielo (Cedric Nicolas-Troyan)
    La secuela que nadie pidió ni esperaba, como era predecible, fue un tremendo fracaso de taquilla. Motivada por el sorpresivo impacto de la primera película, Universal Pictures le apostó a la continuación de la historia con parte del elenco original (Charlize Theron y Chris Hemsworth como La Reina y el cazador), sumando figuras de peso, como Jessica Chastain y Emily Blunt.

    Pero ni siquiera los grandes nombres compensaron la historia floja, la química inexistente entre los personajes, y la historia sacada de la galera. La película, que tuvo un presupuesto de 115 millones de dólares, recaudó apenas 164 millones en todo el mundo.
  • 3
    DECEPCIÓN: X-Men Apocalipsis (Bryan Singer)
    DECEPCIÓN: X-Men Apocalipsis (Bryan Singer) La conclusión de la segunda trilogía de X-Men de Fox (y la primera que Bryan Singer dirige de comienzo a fin) no estuvo a la altura de las expectativas – ni entre los críticos ni en la taquilla.

    Aún con un elenco lleno de estrellas, como James McAvoy, Oscar Isaac, Michael Fassbender, Olivia Wilde y Jennifer Lawrence, y jovenes en ascenso, como Sophie Turner y Tye Sheridan, la historia de los pobres mutantes que aunque intentan salvar una humanidad que los odia (por enésima vez), no tuvo el éxito de su predecesora, recaudando 535 millones de dólares en todo el mundo (con un presupuesto de casi 180 millones).
  • 2
    FRACASO: Día de la Independencia Contraataque (Roland Emmerich)
    Después de reinventar un género con “El Día de la Independencia” (“Independence Day”, 1996), el viejo Roland Emmerich vuelve a apostarle a la franquicia con una continuación directa en la que todos los aspectos (cantidad de personajes, valores de producción, tamaño de las naves y cantidad de explosiones) se elevan a la décima potencia.

    Yo mismo le puse cinco ridículamente preciosos corazones a esta secuela incoherente, inconexa y ausente de la gran mayoría de los elementos que hicieron a la primera un clásico del cine catástrofe. La película es sin dudas disfrutable para los que busquen ridiculez extrema y no hagan demasiadas preguntas (ninguna de las cuales tendrá respuesta, garantizado), pero desde un lugar objetivo, se siente como si le faltaran 40 minutos (o le sobraran dos arcos argumentales) para completar todos los agujeros de guión.
  • 1
    DECEPCIÓN: Warcraft (Duncan Jones)
    Diez años tuvieron que pasar desde el anuncio oficial para ver la adaptación del juego de Blizzard en la pantalla grande. Programada para estrenarse en 2009, estuvo cerca de la cancelación varias veces (en especial cuando Sam Raimi decidió abandonar el proyecto). Sin embargo, en 2013 Duncan Jones tomó las riendas del proyecto y le dio forma al guión que terminamos viendo.

    El problema con “Warcraft” es que intenta ser fiel al material original (una historia que Blizzard viene contando hace 20 años en diferentes formatos), sin dejar afuera al espectador ocasional, y termina ofreciendo una experiencia convulsionada en el aspecto narrativo e inconsistente técnico. Solo el público de China recibió bien la película, mientras que en los Estados Unidos y el resto del mundo nunca terminó de comprar este mundo fantástico plagado de nombres complicados, personajes poco desarrollados, y héroes y antihéroes irrelevantes.

1. FRACASO: Alicia a Través del Espejo (James Bobin)

Como parte de sus incansables esfuerzos de que nos desenamoremos de él, Tim Burton se encargó en el 2010 de una de las primeras adaptaciones live-action de Disney. “Alicia en el país de las maravillas” es una mala película, pero que funcionó increíblemente bien (recaudó mil millones de dólares) y garantizó una secuela. Pero Tim se bajó de la dirección de la secuela y le tiró el fardo a James Bobin (“The Muppets”, 2011), que consiguió juntar a todo el elenco original y sumar un par de caras nuevas, para contar esta historia compleja pero poco interesante, alejada de la figura de Alicia y enfocada en el personaje del sombrerero, a cargo del actor más caro del grupo: Johnny Depp. “Alicia a través del espejo” no solo recibió críticas malísimas, sino que la gente no se dejó engañar dos veces, la película (con un presupuesto de 170 millones de dólares) recaudó apenas 270 millones.
Anterior Siguiente < >