Publicado el

Ránking | ¿Algún día terminará?

Los 10 mejores juegos de la saga Final Fantasy

Volver a la home

Por: Ignacio Esains

Supo ser la serie favorita de muchos gamers, cayó en desgracia… ¿pero se puede recuperar?

A finales de 2017, específicamente el 18 de diciembre, Final Fantasy cumplirá 30 años, esperemos que todavía festejando el éxito del esperadísimo decimoquinto (¡!) juego de la serie.

Todos conocemos la historia (falsa, apócrifa) de cómo Hironobu Sakaguchi lo bautizó con ese nombre porque sería el último juego de su empresa que estaba a punto de quebrar... sin saber que sería un fenómeno que lo haría el hombre más rico de etc, etc, etc.

En mayor o menor medida (de acuerdo al tamaño de la industria) Final Fantasy siempre fue Algo Grande. Una superproducción que desafió el poder técnico de las consolas del momento, hizo madurar la estética del rol japonés,y expandió los límites narrativos del género. Final Fantasy fue, hasta hace unos pocos años, la marca que demostraba, no solo el punto más alto del juego de rol, sino el poderío de la industria japonesa. Las trabas de los últimos años, la indecisión de la trilogía XIII, la sobredosis de remakes, y el desarrollo interminable de ese “Versus” que hoy es XV son factores que han contribuido a esa imagen.

Aunque hace varios años que Final Fantasy viene en decadencia (bastante injusta), todavía tenemos esperanzas por la serie, y en pocos meses sabremos si Final Fantasy XV logrará revitalizarla. Recordemos por qué en una época la idea de un nuevo Final Fantasy podía detener nuestro mundo.

  • 10
    Final Fantasy X
    En una edición anterior de este mismo conteo, esta entrega había quedado fuera, a pesar de ser la más popular de todas en Japón. Su reedición en alta definición para consolas y PC nos permitió redescubrir un modesto clásico, que en su lanzamiento había resultado una decepción no tanto por su calidad, sino por los titanes a los que debíamos compararlo. Espectaculares gráficos, una historia conmovedora y detalladas cinemáticas en tiempo real no compensaban su absoluta linealidad, su combate repetitivo y en especial, su intolerable protagonista Tidus. Sin embargo al volverlo a jugar sus aspectos positivos son los que se destacan sobre los negativos ¡y hasta el Blitzball resultá simpático!
  • 9
    Final Fantasy VIII
    Cada uno tiene “su” Final Fantasy, y este es el mío. Rejugándolo, reconozco que no es el mejor, pero su historia tiene una intensidad que ningún juego de rol repitió (quizás con la excepción del también brillante Chrono Cross). La ciencia ficción y el pop japonés permean todo el universo de Squall y Rinoa, desde la azucarada canción de Faye Wong hasta las eternas conversaciones entre los protagonistas (y sí, soy consciente de que esos son justamente los aspectos que hacen que tantos fans lo odien). Volviéndolo a jugar, hoy su historia sigue siendo perfecta, pero trastabilla el combate simplificado y la poca libertad de experimentar la historia a otro ritmo.
  • 8
    Final Fantasy XIV: A Realm Reborn
    La segunda versión del ambicioso MMO de Square logra lo que creíamos imposible: transportarnos a un mundo de fantasía que vive y respira, pero que a la vez responde al nivel de complejidad que esperamos de un juego de rol en línea. Todo lo que esperamos de la serie está en este juego: podemos invocar titanes, pasear por el mundo en chocobo y volar en las “airships” de la saga. Aunque FFXIV no cambie mucho la jugabilidad de un MMO (el grind es aún peor que en los juegos individuales), la belleza de su mundo y la enorme variedad de actividades secundarias lo hace una joya, en especial en consolas donde la oferta es mucho más limitada.
  • 7
    Lightning Returns: Final Fantasy XIII
    Final Fantasy XIII es una verdadera mancha en la historia de Square Enix. Un juego fascinante en algunos aspectos (personajes, mitología, diseño visual) pero tan limitado en su exploración que hace que el lineal Final Fantasy X parezca un Grand Theft Auto, y ni hablar de su combate frustrante y final que se niega a cerrar al menos una de las líneas argumentales. Final Fantasy XIII-2 mejora el combate, pero la historia es mil veces peor, quitándole el protagonismo a la fascinante Lightning y reemplazándola por un elenco de adolescentes insoportables. Y la música. Ay, mis oidos, la música.

    Después de estos dos bodrios el interés mundial por un TERCER juego en la saga era nulo.. y sin embargo, Lightning Returns podría ser el juego más original de la historia de Final Fantasy. Un mundo abierto poblado de pequeñas misiones secundarias y enormes espacios para explorar, que debemos salvar en sólo 13 días antes de que su “dios” lo destruya. El combate, en tiempo real y basado en combos rítmicos, no se parece a nada, y (por suerte) se puede jugar sin ni tocar los dos títulos anteriores.
  • 6
    Final Fantasy XII
    Después de las críticas por lo lineal y predecible del décimo juego de la serie, Final Fantasy XII muestra cómo Square se puede ir directamente para otro lado para el otro lado (con excepción del protagonista, el blandísimo Vaan) y en medio de una historia tan gris como imposible de seguir insertaron un ambicioso sistema de combate, de complejidad absolutamente “hardcore”, además de Rabanastre, una de las ciudades más impactantes de la historia del gaming. Injustamente olvidado, seguramente será resucitado en la estima de los gamers con su próxima remake en HD, “The Zodiac Age”.
  • 5
    Final Fantasy IV Complete Collection
    Después de tres títulos absolutamente dignos pero de una simpleza que hoy no puede sostenerse, las ambiciones cinematográficas de Hironobu Sakaguchi se manifestaron con su primera gran historia, y con Cecil, un protagonista que atraviesa una crisis de conciencia sorprendentemente compleja para un héroe de una era tan primitiva del fichín. La edición reciente de PSP es un homenaje a la calidad de los diseños 2D de Yoshitaka Amano, además de sumar una serie de secuelas inferiores pero disfrutables al juego, extendiendo su duración más allá de las 60 horas. El elenco justifica pasar ese tiempo, y mucho más.
  • 4
    Final Fantasy IX
    Encanto es una palabra que se aplica al más nostálgico Final Fantasy, con una estética casi infantil que sorprendió a los gamers que venían de los intensos séptimo y octavo juegos de la serie. Claro, esto fue antes de la revolución de Pixar y otros estudios de animación, que hacían básicamente lo mismo que FFIX: tomar los íconos de la infancia y llevarlos a una narrativa épica, inolvidable, con muchísimo afecto y delicadeza. La excelente reedición para PC y celulares es una gran oportunidad de revivir un clásico olvidado. Nunca lo había terminado en su versión original, y me arrepiento de haber tomado tanto tiempo en encontrarlo.
  • 3
    Final Fantasy VII
    Hace unos años estaba de moda hablar mal de la espadota de Cloud, de ESA muerte melodramática, de los infinitos flashbacks y de la escena de travestismo de este, si no el mejor Final Fantasy, sin duda el más importante de todos - el que convirtió al juego de rol en género popular en todo el mundo con ambición desmedida. Cada minuto de esta aventura busca sorprender al espectador, hacerlo llorar, reir, saltar de emoción, y en especial quedarse con la boca abierta, con momentos que parecían imposibles para la época y aún hoy pocos se entusiasmarían con realizar. El mundo de Final Fantasy VII y la imaginación de Hironobu Sakaguchi ensombrecen un poco a los personajes y a un sistema de combate bien balanceado pero todavía hundido en el “grind”. Pero que mundo... y qué imaginación.
  • 2
    Final Fantasy Tactics
    VII puede ser el más impactante de la serie, pero ninguno influenció tanto a diseñadores de Oriente y Occidente como Final Fantasy Tactics, obra maestra de Yasumi Matsuno que mezclaba rol y estrategia con precisión alquímica. Frente a los desbordes emocionales de la serie principal, Tactics es pura elegancia e intensidad contenida. Un juego perfecto, balanceado milimétricamente, y tan rejugable que casi (casi) nos hace olvidar una historia adulta, de sorprendente cinismo y profundo rencor hacia la iglesia y hacia Dios mismo. Una obra maestra que, notablemente, Square ha mantenido viva a lo largo de múltiples versiones, de las que destaca la llamada “War of the Lions” para iPad.
  • 1
    Final Fantasy VI
    ¿Se puede llegar más alto que esto en los límites del juego de rol japonés? El último de la serie para Super Nintendo hace todo bien. Intenso, sin ser “emo”. Complejo, sin ser rebuscado en su sistema de combate. Una mitología llena de materiales mágicos, dioses y razas antiguas narrada de manera magistral, donde los conceptos nunca confunden y todo tiene un sentido (algo que nunca fue el fuerte de una serie donde “el poder del amor”, la magia y la energía de la tierra parecen ser lo mismo). Extenso, pero dividido claramente en varias partes, cada una distinta a la otra. Todos se acuerdan de la Opera, o el tren fantasma, o el pueblo de ladrones, pero por cada uno de esos momentos, Final Fantasy VI tiene diez más igual de memorables. Y un elenco insuperable, que con economía de diálogos y expresiones narra una historia épica y 20, 30, 40 pequeños cuentos. El castillo que se hunde en la arena. El río envenenado. La soledad de Gau y Relm…

    Después de VI, Square perdió un encanto, una ligereza que es imposible de separar de sus profundos lazos con Nintendo. Las dos empresas parecían hechas la una para la otra, y el final natural de la relación con Sony fue la caída de Sakaguchi, que pasó de querer hacer películas dentro de juegos, a dirigir uno de los fracasos más grandes de la historia del cine: Final Fantasy The Spirits Within (que no es tan mala como su fama indica).

    A veces impresiona pensar que la mayoría de nosotros conocimos a Square cuando ya había superado su pico creativo. Con este título, Seiken Densetsu 3 y el inmortal Chrono Trigger, Square tocó el cielo. Final Fantasy VII y VIII tenían la fuerza de un meteoro (¿Meteo?), estrellándose en la tierra. Hoy Sakaguchi y Matsuno están lejos, y el matrimonio forzado con la competencia de Enix parece haber dejado sin aire a la que un día fue la empresa más vital de la industria nipona.

1. Final Fantasy X

En una edición anterior de este mismo conteo, esta entrega había quedado fuera, a pesar de ser la más popular de todas en Japón. Su reedición en alta definición para consolas y PC nos permitió redescubrir un modesto clásico, que en su lanzamiento había resultado una decepción no tanto por su calidad, sino por los titanes a los que debíamos compararlo. Espectaculares gráficos, una historia conmovedora y detalladas cinemáticas en tiempo real no compensaban su absoluta linealidad, su combate repetitivo y en especial, su intolerable protagonista Tidus. Sin embargo al volverlo a jugar sus aspectos positivos son los que se destacan sobre los negativos ¡y hasta el Blitzball resultá simpático!
Anterior Siguiente < >