Publicado el

Ránking | Para el otaku

Japón en Netflix: 10 series, pelis, y animés

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: NetflixJAPON
Destacamos 10 producciones niponas en el servicio de streaming más popular

Japón pisa fuerte en occidente y Netflix lo sabe. Buceamos por el catálogo y te traemos una nota bien variada que destaca algunas de las producciones originales que Netflix ideó junto a alguna productora nipona. También recomendamos lo mejor de la animación y el cine nipón para que revisites algunos de tus anime favoritos y conozcas alguna que otra joya bizarra que solo Japón puede engendrar.

La verdad, en mi opinión hace falta que haya más contenido nipón en Netflix, pero, por ahora, nos conformamos con estas joyitas, que no son poca cosa. Ahora, la pregunta obligada: ¿Y Envangelion? ¿Para cuándo? 

  • 10
    Superior 8 Ultraman Brothers (Takeshi Yagi, 2008)
    Ultraman es todo un icono de los súper héroes nipones que tiene todo para atraer a los fans del super sentai y el género kaiju (monstruos de hule gigantes como Godzilla y Gamera) por igual. La película que recomendamos en cuestión es un crossover increíble dedicado especialmente a los fanáticos de la serie Ultra ya que reúne a todos los héroes de todas las etapas de Ultraman, incluyendo a Ultraman Ace y UltraSeven. Obviamente, los monstruos gigantes no faltan y la acción está a la orden del día, con una cuota excesiva de bizarreada y excentricismo. Una joya para los fanáticos, pero también la película ideal para "debutar" en la saga si sos de quienes no tienen idea de qué es Ultraman.
  • 9
    Kill la Kill (2013)
    Kill la Kill fue uno de los anime más populares de su temporada, tanto en Japón como por nuestros lares. La serie cuenta con la promesa de Hiroyuki Imaishi y Kazuki Nakashima, realizadores que anteriormente trabajaron en Gurren Lagann. La trama sigue a Ryuko, una rebelde joven de secundaria que busca al asesino de su padre. Muchas peleas, mucha espada y, obviamente, fanservice del bueno son los condimentos más sobresalientes de Kill la Kill, una serie que tiene la adrenalina de un shonen y el toque justo de mahou shoujo.
  • 8
    Knights of Sidonia (2014)
    Corre el año 3394 y la humanidad escapó de La Tierra para vivir en enormes naves-colonia que funcionan como ciudades. Sidonia es una de ellas. Lo que no les mencioné es que la estancia en nuestro planeta se hizo imposible por la invasión de Los Gauna, unos aliens gigantes y viscerales símil ángeles de Evangelion. Como anime de ciencia ficción, Sidonia rinde en muchos sentidos y representa un punto medio entre shonen y seinen que lo hace interesante para muchas audiencias. Las similitudes con Evangelion son obvias, pero lejos de ser una copia (esto no es Raxephon), encuentra su propia esencia y nos da dos temporadas cargadas de acción, drama y comedia.
  • 7
    The Birth of Sake (Erik Shirai, 2015)
    Los aficionados a Japón más acérrimos están más allá del gusto por el anime y el manga. El interés por la cultura nipona es un hecho y quienes tengan ganas de aprender más sobre el sake, una de las bebidas más características de Japón, pueden darle una oportunidad a The Birth of Sake. Se trata de un documental financiado a través de Kickstarter que retrata el día a día de Yoshida, una planta de destilación que trabaja con esta milenaria bebida alcohólica hace más de 144 años.
  • 6
    Terrace House: BOYS & GIRLS IN THE CITY (2015)
    Si siempre quisiste ver Gran Hermano versión nipona (o algo por el estilo), Terrace House es lo que buscas. Es un reality show que se hizo muy popular en Japón y que Fuji TV decidió exportar a occidente con una nueva temporada producida por Netflix. La acción se traslada a Tokyo, en una lujosa casa moderna donde habitan seis hombres y seis mujeres dispuestos a compartir techo y vida. ¿Querés ver Japón a través de un reality? Puede ser aburrido y extraño, pero también muy interesante.
  • 5
    Hara-Kiri: Death of a Samurai (Takashi Miike, 2011)
    Takashi Miike es un director con una filmografía gigante que suele ser destacada por sus producciones gore (Audition, Ichi The Killer), pero lo cierto es que el creativo nipón tiene buen talento para el drama y las películas históricas. Hara-Kiri es una muestra de ello. La trama se centra en Hanshiro, un samurái sin recursos dispuesto a morir con honor sacrificándose en el famoso ritual suicida que da nombre al film. El tipo solicita hacer el ritual en la residencia de un guerrero conocido, quien intenta convencerlo de que no se mate, contándole la historia de un joven ronin que llegó pidiendo lo mismo. Se trata de la remake 3D de Harakiri (Masaki Kobayashi, 1962) que, lastimosamente, no está en Netflix.
  • 4
    Gurren Lagann (2007)
    A falta de Evangelion, llega la otra joya de Gainax. ¿FLCL? No… Ya, en serio, Gurren Lagann nunca fue de mis animes favoritos. ¿Pecado? Tal vez. Pero lo cierto es que no puedo dejar de recomendar la serie porque es un anime que hay que mirar SI o SI. Una historia gigante sobre la valentía y aprender a no rendirse llena de personajes carismáticos y mechas. ¿A quién no le gustan los mechas? Acción vertiginosa, comedia y mucha adrenalina en 27 episodios que te van a pasar volando.
  • 3
    Atelier (2015)
    Un drama japonés muy prometedor. Atelier es una producción conjunta de Fuji TV y Netflix y también el primer dorama original de Netflix. Los 13 capítulos que componen la primera temporada siguen a Mayuko una joven que consigue un nuevo y exitoso trabajo en Tokyo. Claro que pronto descubre que el ambiente de trabajo no es tan amable como creía y que necesitará ayuda y perseverancia para sobrellevar las jornadas laborales en un ambiente tan competitivo. Si después de Atelier buscás un drama de corte similar en el servicio de streaming, Hibana Spark es la apuesta más segura.
  • 2
    Genius Party (2007) y Genius Party: Beyond (2008)
    A las películas antológicas es difícil encararlas a veces porque siempre hay algún corto que desentona o te tira un poco abajo al film. Pero no es el caso de Genius Party y su secuela, dos producciones muy homogéneas que destilan bizarreada nipona por todos sus poros. Visualmente, cada corto es impactante, con dirección de grandes maestros de la animación como Shinichiro Watanabe (Cowboy Beebop) y Shōji Kawamori (Macross, Escaflowne). El estudio detrás de las películas, Studio 4°C, es el mismo que nos trajo Animatrix alguna vez así que con eso pueden darse una idea de la calidad que manejan.
  • 1
    Rurouni Kenshin: Anime y películas
    Samurai X para los amigos que la miraban en el Cartoon, RuroKen es uno de mis shonen favoritos de siempre. Como muchos, le tome cariño al anime siendo chica, pero terminé fascinándome por la historia de Kenshin/Battosai cuando leí el manga completo. Por fortuna, el catálogo de Netflix nos permite revivir la nostalgia e incluye todos los capítulos del anime, que aunque tengan una porción intensa de capítulos de relleno (que podés esquivar sin ver la tercera temporada y listo) se deja apreciar y, en todo sentido, es un shonen de peleas muy competente. Claro que los que busquen algo más serio, del estilo del manga, tienen para ver también. La trilogía de películas live action está completa en Netflix y adapta más que bien el arco argumental de Shishio, uno de los villanos más icónicos de la serie.

1. Superior 8 Ultraman Brothers (Takeshi Yagi, 2008)

Ultraman es todo un icono de los súper héroes nipones que tiene todo para atraer a los fans del super sentai y el género kaiju (monstruos de hule gigantes como Godzilla y Gamera) por igual. La película que recomendamos en cuestión es un crossover increíble dedicado especialmente a los fanáticos de la serie Ultra ya que reúne a todos los héroes de todas las etapas de Ultraman, incluyendo a Ultraman Ace y UltraSeven. Obviamente, los monstruos gigantes no faltan y la acción está a la orden del día, con una cuota excesiva de bizarreada y excentricismo. Una joya para los fanáticos, pero también la película ideal para "debutar" en la saga si sos de quienes no tienen idea de qué es Ultraman.
Anterior Siguiente < >