Publicado el

Ránking | Humor negro

Netflix and Kill: 10 pelis que mezclan terror y comedia

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Para los nerds con humor retorcido

El terror y la comedia se llevan bien. ¿Hay algo más divertido que las muertes ridículas, lo escatológico, el humor negro y el mal gusto? Para los que tenemos un humor retorcido llega esta nota que rescata 10 comedias de terror que se pueden ver en el servicio de streaming más popular de todos.

Cuando no pinta para una de terror en serio, ¿qué mejor forma de romper el hielo que con una comedia negra? 

  • 10
    Zombieland (Ruben Fleischer, 2009)
    En pleno apocalipsis zombi, Columbus es un pibe hiper geek que se las ingenia día a día para sobrevivir. La película no necesita más premisa que eso, ya que Zombieland es una comedia que se vale por sus situaciones y los personajes que el protagonista irá conociendo por el camino, tan carismáticos como excéntricos: Tallahassee (Woody Harrelson), un supervivente particularmente violento y las hermanas Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin), inocentonas de apariencia, pero claramente rebeldes y atrevidas.
  • 9
    The Comedy of Terrors (Jacques Tourneur, 1963)
    Vincent Price, con su voz lúgubre y su apariencia siniestra, esta vez nos trae una interpretación cómica al ponerse en la piel del dueño de una funeraria que hará lo que sea para conseguir nuevos clientes. Cuando el dinero escasea y la gente no se muere tan rápido como deberías, ¿qué solución nos queda? Adivinaron: él y su ayudante se convierten en frívolos asesinos de ricachones. Es interesante notar que la película repite el elenco de Tales of Terror (Roger Corman, 1962), una de las tantas antologías espeluznantes protagonizadas por Price que funcionan como adaptaciones de cuentos de Edgar Allan Poe. The Comedy of Terrors mantiene la estética de ese tipo de películas de terror clásico.
  • 8
    Doghouse (Jake West, 2009)
    Un fin de semana entre hombres se ve arruinado por la inesperada presencia de mujeres. Muy típico, ¿no? Pues sí, pero como Doghouse es una comedia de terror le da un pequeño giro a la premisa: agrega zombis y ¡pum! Tenemos un film divertido. En esta comedia británica un grupo de amigotes decide aprovechar el fin de semana para alegrarle la vida a uno de ellos, quien se acaba de divorciar, y se van a un pequeño pueblo inglés, alejado de todo. Esperando encontrar tranquilidad, pubs y bellas mujeres se encuentran con que todas las chicas del pueblo han sido convertidas en zombis. ¿Buscaban señoritas comehombres? Nunca creyeron que su pedido se haría verdad de manera tan literal.
  • 7
    He Never Died (Jason Krawczyk, 2015)
    Jack no es un tipo común y corriente – tiene el privilegio (o la maldición, dependiendo de cómo lo mires) de ser inmortal. Aunque necesita carne humana para sobrevivir, se auto aísla y deja que la gente viva la vida sin su amenaza. Todo suena muy sobrenatural, pero la realidad es que Jack tiene su costado normalito: cuando recibe una llamada de su exnovia, quien le pibe que tiene que reunirse con su hija Andrea, la vida de Jack dará un vuelco y se desatará la violencia cuando un grupo de individuos intente meterse con él y su familia.
  • 6
    Las Brujas de Zugarramurdi (Álex de la Iglesia, 2013)
    Alex regresa al tipo comedia negra que tanto lo consagró con El día de la Bestia (1995). Las Brujas de Zugarramurdi se inspira en la inquisición española y en la matanza de brujas y nos presenta a dos ladrones que huyen de la policía y de la exesposa de uno de ellos para terminar involucrados con un aquelarre de brujas come carne. Muy costumbrista y bastante machista, (¿qué mal hay peor para un hombre que una suegra o una mujer insoportable y violenta?), la película es una comedia de ritmo vertiginoso y muchos sinsentidos que desemboca en un final increíblemente alocado. No falta el mal gusto y lo grotesco, por cierto.
  • 5
    Killer Klowns from Outer Space (Stephen Chiodo, 1988)
    Un clásico del cine de clase B ochentoso, esta comedia de terror nos presenta una invasión alienígena de un grupo de aliens que lucen como payasos y pilotan una nave en forma de carpa de circo. Todo muy irrisorio, pero también bastante turbio ya que los payasos –que, por cierto, tienen un look realmente aterrador– convierten a las personas en una papillas que luego disfrutan bebiendo en pajita. La única salvación es una pareja de jóvenes que debe convencer a la policía y a los lugareños de que el ataque de los payasos es real.
  • 4
    From Dusk Till Dawn (Robert Rodriguez, 1995)
    Irónica, sexi y única, la comedia de Robert Rodriguez protagonizada por George Clooney y Quentin Tarantino es una obligada que no podés dejar pasar. From Dusk Till Dawn sigue a los hermanos Gecko, quienes pasarían a ser íconos del cine, dos peligrosos criminales que huyen del FBI para terminar refugiados en un bar de Texas que esconde un mal más temible que sus crímenes: vampiros. Comienza como un thriller serio y termina incursionando en la comedia más pulp de todas, sin descuidar la violencia tan necesaria en el género vampírico.
  • 3
    Scary Movie (Keenen Ivory Wayans, 2000)
    Nunca está de más recomendar Scary Movie porque siempre existe la oportunidad para volverla a ver. Esta comedia abusa del humor estadounidense adolescente –picante, soez y escatológico– para parodiar dos de las películas slasher más significativas de fines de los años 90: Scream (1996) y Sé lo que Hicieron el Verano Pasado (1997). Si las secuelas no son tu problema (aceptemos que fueron decayendo en inteligencia y humor), en Netflix también se puede ver Scary Movie 2 y Scary Movie 3.
  • 2
    John Dies at the End (Don Coscarelli, 2012)
    Esta comedia comienza con un empuje enérgico increíble que te mantiene pegado durante un buen rato hasta que el viaje de los protagonistas comienza a tomar tintes surrealistas y lisérgicos, que la vuelven impredecible e ideal para los gustosos del terror cómico inteligente. Una comedia desquiciante, asquerosa y con buenas dosis de acción que nos presenta a un duo explosivo: John y David, quienes harán frente a una invasión silenciosa que está convirtiendo a la gente en seres repugnantes. La pregunta obligada: ¿John muere al final?
  • 1
    Evil Dead II (Sam Raimi, 1987)
    Ningún repaso del cine de terror cómico estaría completo sin Ash, ¿verdad? Evil Dead y su secuela (que es prácticamente igual, algo así como un “borrón y cuenta nueva” de la primera) son comedias de terror a las que es difícil encontrarles un género en la que calcen bien porque tienen todos los condimentos. Sam Raimi logra una comedia que es tan inteligente como sorpresiva y hasta encuentra lugar para el terror, ya que varias de las escenas de posesiones terminan siendo espeluznantes. Evil Dead II es una reversión mejorada de la primera película ¡Pero vamos! Lo ideal es que miren las dos.

1. Zombieland (Ruben Fleischer, 2009)

En pleno apocalipsis zombi, Columbus es un pibe hiper geek que se las ingenia día a día para sobrevivir. La película no necesita más premisa que eso, ya que Zombieland es una comedia que se vale por sus situaciones y los personajes que el protagonista irá conociendo por el camino, tan carismáticos como excéntricos: Tallahassee (Woody Harrelson), un supervivente particularmente violento y las hermanas Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin), inocentonas de apariencia, pero claramente rebeldes y atrevidas.
Anterior Siguiente < >