Publicado el

Ránking | La bola de cristal

PREDICCIONES E3 ¿qué anunciará Microsoft en su conferencia?

Volver a la home

Por: Leo Valle

Seguimos frotando la bola de cristal anticipando la E3. Ahora le toca a Microsoft.

Después de casi una década en la cima de la industria fichinera, Microsoft se encontró desde el comienzo de esta generación de consolas, en desventaja. De hecho, la batalla se sentía perdida antes de comenzar, en gran parte por las decisiones de Don Mattrick y compañía. Pero después de la llegada de Phil Spencer, la cosa comenzó a cambiar y Microsoft hoy, con mucho terreno perdido, está reacomodando fichas apuntando al futuro. 

El 2017 puede representar un nuevo comienzo, y por eso la E3 de este año es el momento para empezar a dar vuelta la historia.

  • 10
    Un mar de rarezas

    Después de muchos años de letargo, Rare abandonó las remeras para avatares, y empezó a hacer lo que mejor hizo siempre: juegos. Después de la excelente compilación de clásicos de la industria del año pasado que fue lanzada como “Rare Collection”, el estudio promete volver a ofrecer diversión sana con “Sea of Thieves”, un juego multijugador de piratas que aunque todavía no tiene fecha de lanzamiento, esperamos ver en formato jugable durante el evento.

    No hay demasiados detalles acerca del juego, pero a comienzos de año Microsoft ya empezó a dar indicios acerca de lo que podemos esperar de este proyecto, que será el más ambicioso del estudio hasta ahora. Aaron Greenberg dijo en una entrevista que la mecánica fundamental incluye “conocer un grupo de gente, juntarla encima de un barco y salir a recorrer islas”. Aparentemente gran parte del atractivo del juego radicará en la posibilidad de crear las propias naves, que también podrán ser abordadas y secuestradas por otros grupos de jugadores. Por lo que se ve, tiene algo de “DayZ”, pero con menos sufrimiento y más diversión. Y eso es algo a lo que me sumaría sin dudarlo.

    Y por supuesto, damos por hecho que va a ser cross-platform entre Windows 10 y Xbox One.

  • 9
    Fechas para los indies

    ”Cuphead”, el juego de plataformas que nos voló la cabeza desde la primera vez que lo vimos, “Inside”, el nuevo título de los creadores de “Limbo”, Playdead; y “Below” el bello juego de aventuras pixeladas de Capybara Games, vienen haciéndose desear desde hace años, tienen ya varios retrasos encima, y es hora de que confirmen sus fechas de lanzamiento.

    Los tres están programados para este año, y si Microsoft consiguiera que estos grandes independientes se juntaran en el último tercio del año, terminaría de cerrar un excelente catálogo de exclusividades para justificar la compra de la consola en estas fiestas. Además, eso permitiría que el predecible retraso para el 2017 de ReCore (el nuevo juego de Keiji Inafune del que esperamos ver un poco de jugabilidad) se sienta un poco menos.

    Es un poco más complicado, pero sería hora de que Dean Hall, creador de “DayZ”, muestre algo de Ion, su nuevo proyecto, que es un título isométrico en tercera persona, en la línea de la serie Diablo.

    ¿Y Ashen? Seguro pocos los recuerdan, pero es un juego con un diseño muy particular, que ofrecerá una experiencia de rol de acción en tercera persona en un mundo conectado en el que habrá que crear alianzas para sobrevivir.

  • 8
    Los muertos vienen marchando

    Las filtraciones mandan esta semana pre-E3, y según la información que salió a la luz en los últimos meses, Xbox One podría recibir en el próximo año secuelas de dos exclusividades muy bien recibidas: Dead Rising y State of Decay

    Por supuesto, no hay confirmación oficial de ninguno de ambos títulos aún, pero pudimos ver las primeras imágenes de Dead Rising 4 que, se rumorea, podría ser una remake del primero con un modo cooperativo para cuatro jugadores. Por el lado de State of Decay hay todavía menos info, pero el primero fue una verdadera sorpresa para los usuarios de Xbox 360, así que no quedan dudas de que una secuela se está gestando – y no sería raro que intentaran expandir la propuesta con un mundo conectado aplicando las mecánicas de supervivencia, para ofrecer una experiencia similar a la de títulos como DayZ, por ejemplo.

  • 7
    Abriendo la ventana

    No es novedad que Xbox es apenas una parte del negocio de entretenimiento de Microsoft. Phil Spencer sabe que la PC es una plataforma que trataron muy mal en el pasado, y durante los últimos dos años ha hecho lo posible por revertir la situación.

    El primer paso fue llevar los títulos exclusivos de la consola al nuevo sistema operativo (que encima tuvo mucha mejor repercusión que el anterior). Y mientras que al comienzo llegaron con retraso, lentamente las fechas de lanzamiento se van equiparando. Este año, “Quantum Break” y “Killer Instinct Season 3” (aún con algunos problemas de desempeño), y el anuncio de versiones limitadas de Forza Motorsport 6 (Apex) y Halo 5 (Forge), dan cuenta del regreso de Microsoft al terreno que mejor conoce, el de la PC.

    Esperaría que se anuncie que el resto de los juegos exclusivos de Xbox One, distribuidos por Microsoft, tengan también su versión en la tienda de Windows 10.

  • 6
    Las grandes exclusividades

    ¿Se acuerdan de los servidores de Microsoft? ¿Azure? ¿No? Bueno, esos servidores originalmente iban a controlar la legalidad de los juegos, pero que cuando el DRM fue dado de baja pasaron a hostear los Drivatars de Forza, administrar partidas de Titanfall y, lo último que escuchamos, ofrecer procesamiento externo para el modo multijugador de Crackdown 3. De hecho, poco hemos visto de la tercera parte de la tristemente célebre serie de acción, y la empresa nos debería dar un vistazo de algo del contenido de campaña.

    Además, Platinum Games nos debe algo más de “Scalebound”, su prometedor juego de acción y aventura fantástica que a comienzos de año se retrasó para el año que viene, y que en la E3 del año pasado nos dejó calientes con el final del video, en el que se veía a un grupo de cuatro jugadores (cada uno con sus dragones), listo para enfrentar a un descomunal dragón.

    El tercer no-olvidado es Halo Wars 2, la secuela que nadie pidió, pero que ahora que está en manos de Creative Assembly, todos queremos ver.

  • 5
    En los hombros de gigantes

    Con fecha de lanzamiento confirmada y una beta encima, podemos esperar un gran evento alrededor de Gears of War 4, la nueva entrega de la lucrativa serie de Epic Games, ahora en manos de The Coalition.

    Habiendo visto el modo multijugador, seguramente la compañía se enfocará en la campaña, que ya está confirmado incluirá un modo cooperativo para hasta tres jugadores. Es una de las grandes franquicias de la empresa, que le costó mucha plata y para la que armó un estudio nuevo (e incluso repatrió a Rod Ferguson), por lo que será uno de los puntos más destacados del evento.

    Además, podemos anticipar que Microsoft confirmará que el juego estará disponible en PC el mismo día, manteniendo la tendencia de los últimos lanzamientos exclusivos.

  • 4
    Las posibles sorpresas

    Nombramos ya la expectativa por un primer adelanto de Halo 6, pero no es la única posiblidad. Pensando en las franquicias a recuperar, todos soñamos con un nuevo Viva Piñata, pero también se viene tanteando el ambiente para el regreso de Battletoads, con la inclusión de uno de los personajes en la tercera temporada de Killer Instinct. Asimismo, Phantom Dust, el reboot del no-clásico de Xbox, también quedó en el olvido por el cierre del estudio que lo estaba desarrollando (aunque la empresa aseguró que el juego no estaba oficialmente cancelado), por lo que un resurgir es posible.

    Aunque no han tenido buenas experiencias (Titanfall, Ryse: Son of Rome, Dead Rising y Rise of the Tomb Raider no fueron los exitazos que esperaban), también sabemos que los casi infinitos bolsillos de la compañía le permiten, cada tanto, comprarse alguna exclusividad de terceros. Díficil sería que viniera de un estudio grande como Ubisoft o Activision (y ya aprendieron la lección con Electronic Arts), pero compañías como Capcom, Sega, y hasta Bandai Namco pueden estar abiertas a ofrecer una exclusividad temporal.

  • 3
    Windowscast

    La primera pieza de hardware que está rumoreada para este evento, es una que es más complementaria que otra cosa, pero que tiene sentido considerando la intención de la companía a crear un ecosistema: un máquina de streaming, para utilizar tanto con Xbox One como con Windows 10. Esto significa que, como si de un Steam Link que tratase, el usuario podría ejecutar juegos en una consola o PC.

    Difícilmente sea la máquina que muchos vienen anhelando (una Xbox One sin lector físico), pero puede ser un sistema que también resulte útil con la nueva consola. Aunque no ha partido la tierra al medio, la tecnología de los Steam Link tiene su aplicación y la multiplicidad de dispositivos que podrían utilizarlo cambiaría la suerte. Sin ir más lejos, la tecnología podría utilizarse con los olvidados Windows Phone, como si de un Chromecast se tratase, expandiendo aún más las posibilidades.

  • 2
    Xbox One half

    Ya vamos a tratar la posible presencia de “Scorpio”, pero de lo que sí podemos estar seguros es que Microsoft presentará la (ya clásica) versión “Slim” de la aparatosa Xbox One. Xbox 360, a lo largo de sus 8 años de vida recibió dos rediseños, por lo que ya es hora de que la Xbox One se renueve.

    Más allá de los rumores, que hablan de una consola 40% más pequeña y con un control rediseñado (seguramente a medio camino entre el original y el Elite de 150 dólares), los indicios están ahí: la baja de precio (a 299 dólares) del modelo actual, y la confirmación de que la consola perderá su función DVR (para grabar TV), lo que implica que la entrada de video quedará en el camino. Cortana elimina la necesidad de Kinect, por lo que ahí puede economizar en puertos y espacio.

    Los rumores dicen que este modelo estará disponible en agosto ¿a 299 dólares?

  • 1
    El escorpión

    Como sucedió con PlayStation Neo, también se filtró información de la posible sucesora de Xbox One. De nombre clave Scorpio, esta “Xbox One Dos” sería inclusive más potente que la nueva consola de Sony. Para no complicarla demasiado (y hablar en idioma “teraflops”), Scorpio apuntaría a una capacidad de procesamiento un 40% por encima de la de Neo.

    El resto de la información es escasa. Mientras que los documentos filtrados del lado de Sony hablaban de una total retrocompatibilidad y la unidad en los servidores, no tenemos data precisa de Scorpio, más allá de que, obviamente, apuntará a reproducir juegos y videos en 4K. Sin embargo, sí se reportó que el sistema incluiría compatibilidad con Oculus Rift (y presumiblemente HoloLens), metiendo a Microsoft de cabeza en la carrera de la realidad virtual.

    ¿Hay chances de ver la consola o por lo menos que se mencione en el evento? Creo que es más posible ver esta que Neo, porque con la estrategia comunicacional correcta, Microsoft puede vender ambas versiones como parte de la familia sin confundir al público (eso sin tener en cuenta que tiene muchos menos compradores que los putearían en el proceso).

1. Un mar de rarezas

Después de muchos años de letargo, Rare abandonó las remeras para avatares, y empezó a hacer lo que mejor hizo siempre: juegos. Después de la excelente compilación de clásicos de la industria del año pasado que fue lanzada como “Rare Collection”, el estudio promete volver a ofrecer diversión sana con “Sea of Thieves”, un juego multijugador de piratas que aunque todavía no tiene fecha de lanzamiento, esperamos ver en formato jugable durante el evento. No hay demasiados detalles acerca del juego, pero a comienzos de año Microsoft ya empezó a dar indicios acerca de lo que podemos esperar de este proyecto, que será el más ambicioso del estudio hasta ahora. Aaron Greenberg dijo en una entrevista que la mecánica fundamental incluye “conocer un grupo de gente, juntarla encima de un barco y salir a recorrer islas”. Aparentemente gran parte del atractivo del juego radicará en la posibilidad de crear las propias naves, que también podrán ser abordadas y secuestradas por otros grupos de jugadores. Por lo que se ve, tiene algo de “DayZ”, pero con menos sufrimiento y más diversión. Y eso es algo a lo que me sumaría sin dudarlo. Y por supuesto, damos por hecho que va a ser cross-platform entre Windows 10 y Xbox One.
Anterior Siguiente < >