Publicado el

Ránking | Netflix and carcajadas

Las 10 mejores comedias ocultas en Netflix

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Le ponemos buena cara al verano, y listamos estas diez comedias escondidas para zafar del calorcito.

Se van terminando las vacaciones para algunos, hace calor y el verano no da tregua. Qué mejor que prender el aire acondicionado (a 24°, por favor), tirarse en el sillón y pasar un par de horas disfrutando de una chocolatada bien fría y estas extrañas comedias que suelen pasar por debajo del radar, que tiene para ofrecer el sistema de streaming. Seguimos rebuscando (y actualizando) en el catálogo de Netflix con ganas de diversión, y nos cruzamos con estos dignos ejemplos de sano entretenimiento y mucho humor.

ACTUALIZADA AL 14 DE FEBRERO DE 2018

  • 10
    Los Top Five (Top Five, Chris Rock, 2014)
    Una gran exponente del género que pasó sin pena ni gloria. Chris Rock escribe, dirige y protagoniza esta historia, junto con Rosario Dawson, Gabrielle Union y Kevin Hart, entre otros; las peripecias del comediante Andre Allen (Rock) que, tras triunfar con una serie de películas de dudosa calidad, intenta llevar su carrera por un sendero más serio evitando la controversia. Pero antes debe afrontar la prueba más difícil: pasar todo un día junto a la periodista Chelsea Brown (Dawson) para repasar los pormenores de su trayecto actoral, su pasado y los preparativos de su boda junto a su prometida Erica Long (Union), una estrella de reality.
  • 9
    Abajo el Amor (Down with Love, Peyton Reed, 2003)
    Antes de meterse de lleno con los superhéroes, Peyton Reed se despachó con esta comedia romántica que toma como punto de partida los apolillados estereotipos de los clásicos homónimos de las décadas del cincuenta y sesenta. Un homenaje a las comedias inocuas protagonizadas por Rock Hudson y Doris Day, acá, en la piel de Renée Zellweger y Ewan McGregor. Barbara Novak (Zellweger) es una exitosísima autora que toma a todos por sorpresa con sus ideas feministas y revolucionarias sobre el amor. Esto pone en jaque el trabajo y la reputación de Catcher Block (McGregor), un famoso reportero, más famosos por sus conquistas, que tratará de enamorar a Novak con el único fin de demostrar que es igual al resto de las mujeres en busca de amor y matrimonio.
  • 8
    Dos Tipos Peligrosos (The Nice Guys, Shane Black, 2016)
    Hay incontables ejemplos de “buddy cop movies” y, justamente, Shane Black hizo escuela en este subgénero de la mano de los guiones de la franquicia de “Arma Mortal” (Lethal Weapon). “Dos Tipos Peligrosos” es su tercera película como director, una comedia criminal de súper acción, cargada de gags extremos, un poco (bastante) de violencia explícita, momentos híper bizarros y un dúo (Russell Crowe y Ryan Gosling) que resulta la verdadera novedad de esta historia: una pareja bastante torpe y dispareja que, igual, le pone toda la onda para limar asperezas e intentar resolver algún que otro crimen. Es puro entretenimiento, una caja de sorpresas que no cae en convencionalismos y tiene de todo para todos los gustos.
  • 7
    Bernie (Richard Linklater, 2011)
    Basado en un artículo publicado en el Texas Monthly, Richard Linklater reconstruye con mucho humor y dramatismo los hechos reales de este caso ocurrido en 1996. Bernie Tiede (Jack Black) es el simpático subdirector de una funeraria en un pequeño pueblito de Texas. Las señoras lo adoran y, a la larga, entabla una relación especial con Marjorie Nugent (Shirley MacLaine), una viuda octogenaria y millonaria con la cual comparte un sinfín de actividades diarias y algunas vacaciones costosas. Con el tiempo, la señora se vuelve posesiva y Bernie hará lo impensado para sacársela de encima sin perder la libertad ni los beneficios de la buena vida que lleva. En tono documental, el director recopila testimonios de quienes conocen, o creen conocer, a Bernie. Una comedia criminal que pasó bastante desapercibida en su momento.
  • 6
    Tres Son Multitud (Rushmore, Wes Anderson, 1998)
    A sus 15 años, Max Fischer (Jason Schwartzman) no es el estudiante más brillante de la preparatoria Rushmore, pero sí uno de sus más aplicados y, aunque miembro fundador de varios clubes académicos, siempre está a un pacito de que lo rajen. El pibe ama a su escuela casi tanto como a la profesora Cross (Olivia Williams), y luchará contra viento y marea (y un amargado Bill Murray) para que el cariño le sea correspondido. Wes Anderson sabe cómo transformar una historia dramática en una maravillosa comedia plagada de personajes excéntricos, impasibles y conformistas, donde las metas son casi imposibles de alcanzar, pero no así las frustraciones.
  • 5
    Blockbuster (July Hygreck, 2017)
    Una comedia romántica bien para los tiempos que corren y los millennials que pasan sus días entre redes sociales y trabajos deformes. Tras descubrir que su romance está basado en una mentira, Lola decide abandonar a Jéremy. De esta manera, no sólo le pone fin al idilio, sino a una serie de simpáticos videos sobre su vida, sus actividades y sus amigos, convertidos en una entretenida “serie” (Blockbuster) que alegraban los días del postrado papá del muchacho. Dispuesto a recuperar el amor de la chica, Jéremy urde un plan bastante elaborado y extraño: junto a sus amigos “superhéroes” secuestrar a figuras famosas y pedirla a ella como rescate; una tarea complicada, pero no por ello menos encantadora y bizarra.
  • 4
    Casa de mi Padre (Matt Piedmont, 2012)
    Muy al estilo de la “mejor” telenovela mexicana, esta comedia, mezclada con un toque de western, cuenta la historia de Armando Álvarez (Will Ferrell), un hombre que ha pasado toda su vida trabajando en el rancho de su padre en México. Justo cuando las dificultades económicas apremian, se presenta su hermano Raúl (Diego Luna) junto con su nueva novia, Sonia (Génesis Rodríguez). Los exitosos negocios del joven pueden ayudar a salvar la hacienda familiar, pero todo se complica cuando Armando se enamora de Sonia y queda al descubierto que el negocio de Raúl no es tan legítimo como parece. Ahora, los Álvarez deberán hacerle frente a un poderoso y temido capo de la droga: el Onza (Gael García Bernal). Lugares comunes y estereotipos gastados que conscientemente juegan a favor del humor en este más que extraño híbrido.
  • 3
    Mientras Somos Jóvenes (While We're Young, Noah Baumbach, 2014)
    Noah Baumbach sigue balanceando drama y comedia con esta historia que, además, suma un poco de misterio. Josh Srebnick (Ben Stiller) y Cornelia (Naomi Watts) son un matrimonio asentado en Nueva York que empieza a sufrir cierta fricción, por un lado, debido a la falta de hijos; y por el otro, por la ausencia de motivación de él, estancado en el mismo trabajo (un documental inconcluso) por más de ocho años. Todo cambia cuando conocen a Jamie (Adam Driver) y Darby (Amanda Seyfried), una parejita mucho más joven y cool, inteligente y desinhibida, que pronto cautivan a estos “mayores” gracias a su estilo de vida tan diferente. Jamie y Darby podrían influir positivamente en el matrimonio y la carrera de sus nuevos amigos, claro que todo tiene un precio, ¿nocierto?
  • 2
    Escondidos en Brujas (In Bruges, Martin McDonagh, 2008)
    No hay nada más complicado para un asesino de profesión que tener conciencia. Cuando uno de sus trabajitos no sale tan bien como lo esperaban, Ray (Colin Farrell) junto a su compañero Ken (Brendan Gleeson), son obligados a esconderse por unos días en la hermosa ciudad belga hasta que las cosas se calmen. Supuestamente, la pareja debe esperar allí las órdenes de su inescrupuloso jefe Harry (Ralph Fiennes), pero estas ya fueron dadas de antemano marcando el destino del joven matón. Claro que la culpa que lo invade tiene sus propios planes, desencadenando una serie de situaciones inesperadas para los criminales, y aquellos que los rodean. De las mejores historias de McDonagh, que por estos días aspira a varias estatuillas doradas gracias a l no tan lograda “Tres Anuncios por un Crimen” (2017).
  • 1
    Educando a Arizona (Raising Arizona, Joel Coen, Ethan Coen, 1987)
    La película que catapultó a Nicolas Cage a la fama, hace ya más de tres décadas, es una comedia criminal con todo el sello de sus bizarros directores, cargada de simbolismos, extraños personajes y un humor altamente subversivo, como ya es su costumbre. H.I. McDunnough (Cage), un ex convicto, y su esposa ex policía (Holly Hunter) no pueden tener bebés y deciden secuestrar a uno de los quintillizos del millonario local para criarlo como propio. Patética, querible y por momentos muy emocional; el segundo largometraje de los Coen tiene, además, varias de las mejores escenas de comedia física que se hayan visto en las últimas décadas.

1. Los Top Five (Top Five, Chris Rock, 2014)

Una gran exponente del género que pasó sin pena ni gloria. Chris Rock escribe, dirige y protagoniza esta historia, junto con Rosario Dawson, Gabrielle Union y Kevin Hart, entre otros; las peripecias del comediante Andre Allen (Rock) que, tras triunfar con una serie de películas de dudosa calidad, intenta llevar su carrera por un sendero más serio evitando la controversia. Pero antes debe afrontar la prueba más difícil: pasar todo un día junto a la periodista Chelsea Brown (Dawson) para repasar los pormenores de su trayecto actoral, su pasado y los preparativos de su boda junto a su prometida Erica Long (Union), una estrella de reality.
Anterior Siguiente < >