Publicado el

Ránking | Los juegos del hambre

Jugá sin un mango: 10 juegos gratuitos para tu Play 4

Volver a la home

Por: Jeremias Curci

Diez opciones a tener en cuenta si te sobra PlayStation 4 pero te falta billetera.

Los juegos Free to Play ya no sólo son cosa de celulares, tabletas y PC: llegaron para quedarse a nuestras mismísimas consolas de sobremesa. Hoy por hoy es tanta la oferta que es posible dedicarle horas y horas a distintos juegos desde la comodidad del sofá sin oblar un solo billete. ¿Cómo? Sí, leíste bien. En este listado elegimos diez opciones variadas para que tengas en cuenta y te contamos sus pro y sus contras. Porque claro, está bueno que sea gratis pero tampoco está bueno perder el tiempo. 

  • 10
    Loadout (Edge of Reality, 2014)

    ¡Qué pena enorme! Loadout había logrado generar muchísima expectativa previa a su lanzamiento hace ya más de dos años. El fichín de Edge of Reality venía a suplir la demanda de los jugadores de PlayStation 4 que piden a gritos un juego táctico inspirado –por no decir calcado- de Team Fortress 2. Como siempre decimos, algunas cosas parecen fáciles de reproducir hasta que te encontrás con alguien que lo intenta y le sale mal. Este es el caso de Loadout, que si bien se juega bien y tiene una amplia gama de modos de juego, posee un sistema de micropagos horrendo y matchmaking roto que lavan la diversión.

    ¿Vale la pena? No. Loadout tiene cosas muy positivas pero la implementación de las microtransacciones es tan nefasta que hace de cada batalla algo sumamente frustrante, sin dejar de lado lo poco balanceado del combate merced de su pobre sistema de emparejamientos por habilidad. Seguro: es gratis, y si escarban lo suficiente tal vez encuentren algo que sea de su agrado. Su tiempo es su tiempo, pero después no digan que no avisamos.

  • 9
    Airmech Arena (Carbon Games, 2015)

    Se trata de un híbrido muy curioso: mezcla elementos de arcades tipo Twin Stick Shooter con un poco de MOBA y una pizca de juegos de estrategia en tiempo real. Controlamos a un robot que puede navegar distintos escenarios destruyéndolo todo, aunque también tenemos la posibilidad de invocar unidades extra que nos pueden asistir durante la batalla. A medida que peinamos los distintos niveles ganamos bases con las que obtenemos créditos, que nos sirven para progresar a través del juego.

    ¿Vale la pena? Aunque la propuesta es sólida y rebosante de contenido, como también la adaptación de las mecánicas del juego al pad, la interfaz de juego no acompaña y mucho menos sus numerosos problemas de conectividad que pueden cargarse nuestras mejores partidas. Es demasiado como para recomendarlo.

  • 8
    War Thunder (Gaijin Entertainment, 2014)

    En la tierra, en el cielo o ambos: esa es la premisa de War Thunder, un shooter inspirado en la Segunda Guerra Mundial que incluye más de 450 vehículos de distintas fuerzas armadas como la americana, la alemana nazi, británica, japonesa, rusa y mucho más. Lo bueno del fichín es que tiene algo para todo el mundo: si querés explotar cosas por los aires sin pensar demasiado tenés un modo arcade, si te apetece más el realismo hay un modo de simulación. Sea cual sea el caso, las batallas son de 16 contra 16 jugadores que pueden ser por tierra, por aire o ambas. Los modelos de los tanques, aviones y entornos tienen una calidad digna de ser destacada.

    ¿Vale la pena? Pocos juegos están tan bien pulidos y balanceados en cuanto a su modo de monetización como War Thunder: es justo y con juego y sacrificio podemos acceder a todo su contenido y modos de juego sin poner un peso. La acción que entrega está a la altura del más pintado de los juegos AAA, aunque no podemos decir lo mismo de la interfaz gráfica de los menús y de su interfaz de usuario en batalla: confusas por demás al punto de ahuyentar al jugador. Pese a esto, lo bancamos fuerte.

  • 7
    Planetside 2 (Daybreak Game Company, 2015)

    Planetside 2 es la continuación de un popularsimo juego de acción en primera persona famoso en PC por ser un shooter MMO de mundo abierto donde el foco no está puesto en las misiones y los objetivos pequeños, sino en cómo evoluciona el conflicto que plantea entre facciones de manera global. De ahí que resulte tan confuso cuando tomamos el primer contacto con él: no hay tutoriales ni nada que se le parezca, sino que somos arrojados a una leonera de cientos de jugadores batallando sin sentido aparente. La recompensa viene horas después de maldecir a los cuatro vientos y poner mucha paciencia: tomar parte de batallas épicas y apreciar la escala de las mismas a 30 sólidos cuadros por segundo es algo difícil de encontrar en otro lado.

    ¿Vale la pena? Sí, pero con reservas. Planetside 2 es un gran juego porque tiene algo que nadie puede alcanzar, que son sus batallas masivas, su estupendo modelo gratuito y su desenfrenada jugabilidad. Pero estos encantos están ocultos detrás de un proceso de aprendizaje críptico y frustrante, que termina por ofrecer más disgustos que otra cosa. Sólo para valientes, pacientes y voluntariosos.

  • 6
    Hustle Kings (VooFoo Studios, 2015)

    ¿Se acuerdan de Hustle Kings? Un fantástico juego de Pool editado por VooFoo Studios en PlayStation 3 –compatible con Move, para qué- y PlayStation Vita hace algunos años. Recientemente fue lanzado para PlayStation 4 en una versión free to play increíblemente entretenida. ¿Por qué? Y es que, aunque jugar con otros humanos online implica que tenemos que poner dinero de nuestra billetera, disponemos de todo el modo carrera, práctica y torneos offline contra una inteligencia artificial agudísima, que escala rápidamente a medida que jugamos mejor.

    ¿Vale la pena? Sí, sí, sé lo que van a decir y en un punto pienso lo mismo: ¿Para qué quiero jugar un juego de pool si no puedo atender a ninguno de mis amigos? Es innegable que le quita algo de sabor la falta del aspecto competitivo, pero el nivel de realización que tiene el juego tanto desde lo visual –las mesas y los entornos son increíbles- como desde lo jugable –la física es genial- es tan grande que resulta imposible no recomendarlo. La van a pasar de maravillas.

  • 5
    Smite (Hi-Rez Studios, 2016)

    Los dioses siguen su gira de la mano de Hi-Rez Studios y después de un paso triunfal por PC y Xbox One, este singular MOBA llega a PlayStation 4. ¿De qué se trata? Como decíamos, Smite es un MOBA: dos equipos en un nivel con distintas calles que deben abrirse paso a la base enemiga para ganar la partida. Lo que distingue a Smite del resto son dos cosas. Primero, su setting. Sus paladines están inspirados en dioses de distintos “panteones” religiosos o mitológicos. La segunda es cómo jugamos: lo hacemos desde una cámara en tercera persona.

    ¿Vale la pena? Smite como moba es excelente: tiene sistemas de juego y planteos tácticos muy profundos, gráficamente luce estupendo, se juega muy bien con joystick, los controles son intuitivos y la progresión es tan densa como satisfactoria. Depende qué tan afín seas al género: si te van los MOBAs dejá de perder el tiempo y descargalo ya. Pero si no sabes qué son o no te atraen demasiado, pásenlo de largo como a la peste, no tiene nada para ustedes.

  • 4
    World of Tanks (Wargaming, 2016)

    Después de haber arrasado en plataformas como Xbox 360, PC y Xbox One, World of Tanks desembarcó en PlayStation 4 a principios de este año y llegó para quedarse. El juego estrella de Wargaming es un shooter táctico donde manejamos tanques de guerra tomados directamente de planos y documentos históricos, puesto que abarcan épocas que van desde la primera Guerra Mundial hasta fines de la década del setenta. Tanques soviéticos, alemanes, ingleses, americanos, japoneses, chinos y de lo que se te ocurra dicen presente en un repertorio de más de 390 máquinas. Ideal para el fanático de la historia o para el que quiera experimentar lo que es la guerrilla de tanques y lo elaboradas que pueden ser las batallas.

    ¿Vale la pena? Se trata de un juego complejo. No al nivel de un simulador, pero sí requiere de mucho aprendizaje. La recompensa puede ser altísima al ganar una batalla épica donde tal vez seamos los únicos sobrevivientes de la escaramuza: el juego logra generar unos climas imposibles de replicar en otros fichines. Lo mejor que tiene es que es de esos casos perfectos donde el balance lo es todo y prevalece la habilidad por sobre el que pone la billetera. Si andan con ganas de aprender sus vericuetos –y bastante historia en el camino- World of Tanks es una fija.

  • 3
    Warframe (Digital Extremes, 2013)

    Podríamos definir a Warframe como si fuese la versión gratuita del modo multiplayer de Mass Effect. Lógicamente, carece de la pericia que tuvo BioWare en crear el universo y los personajes en la trilogía legendaria, aunque Warframe lo intenta de todos modos, contándonos una humilde historia de soldados y armaduras ante una amenaza desconocida que a duras penas sirve para darle inicio a la partida. Todo mejora cuando jugamos: hasta cuatro jugadores pueden encarar las diversas misiones que el juego nos tira por la cabeza ostentando una jugabilidad pulida, responsiva, rápida y espectacular, acompasada por gráficos dignos de mostrarle a ese familiar que no entiende nada de juegos lo grosa que es tu PlayStation 4.

    ¿Vale la pena? Sí. Es un juego ideal para disfrutar entre amigos jugando online con el party chat activado, quedándonos hasta después de hora comentando los pormenores del día mientras hacemos volar literalmente todo lo que tenemos en pantalla. Como ya tiene tiempo de maduración, el Warframe de hoy presenta misiones de mejor estructura y variedad, como también un sistema monetario más justo que recompensa al que se esfuerza.

  • 2
    DC Universe Online (Daybreak Game Company, 2013)

    ¿Superhéroes de DC, gratis? Bueno, sí, técnicamente aparecen en el juego pero no vas a jugar con ellos. DC Universe Online nos invita a crearnos nuestro propio paladín de la justicia eligiendo a uno de los icónicos héroes como mentores, lo cual define en cierto modo nuestra clase y habilidades. Es un MMORPG en tercera persona que nuclea una enorme cantidad de jugadores y que plantea misiones que se pueden jugar con un puñado de amigos que se copen. La versión de PlayStation 4 es casi la definitiva a nivel visual y a esta altura del partido, el juego se favoreció de una enorme cantidad de actualizaciones que agregaron sistemas de juego nuevos y eliminaron una buena cantidad de bugs.

    ¿Vale la pena? DC Universe Online es un juego muy robusto y muestra sus encantos cuando ya tenemos avance dentro del juego, cosa que puede llegar a tomarnos unas cuántas horas de gestas no muy entretenidas. Como buen MMORPG el grind es casi una constante, así que si son de aburrirse rápido o son ajenos al género directamente pasen de largo, caso contrario, es ultra recomendable.

  • 1
    Blacklight Retribution (Hardsuit Labs, 2013)

    ¿De qué se trata Blacklight Retribution? Aunque por su altísimo nivel de personalización de nuestros avatares pinta como algo rolero, lo cierto es que es un juego de carácter competitivo que bebe de las aguas de Call of Duty en cuanto a la propuesta de sus modos de juego y sobre todo, su jugabilidad. No sólo nos referimos a la respuesta de los controles –que resulta altamente satisfactoria- sino a detalles clave como por ejemplo, recompensas por cierta cantidad de bajas sin morir o por el contrario, cantidad seguida de muertes. Las constantes actualizaciones por parte de Hardsuit Labs han hecho de este un excelente juego en su lanzamiento que ha mejorado con el tiempo en todos los aspectos posibles: mecánicas, jugabilidad, mapas, contenidos y demás.

    ¿Vale la pena? En realidad la pregunta es: ¿Te gustan los buenos shooters en primera persona? Si la respuesta es sí, entonces Blacklight Retribution y vos están hechos el uno para el otro. Por momentos la curva de progreso se cae en una meseta un tanto tediosa, pero gracias a su balance entre factores no se siente un pay to win o un juego injusto: el éxito es para los habilidosos, como todo juego justo.

1. Loadout (Edge of Reality, 2014)

¡Qué pena enorme! Loadout había logrado generar muchísima expectativa previa a su lanzamiento hace ya más de dos años. El fichín de Edge of Reality venía a suplir la demanda de los jugadores de PlayStation 4 que piden a gritos un juego táctico inspirado –por no decir calcado- de Team Fortress 2. Como siempre decimos, algunas cosas parecen fáciles de reproducir hasta que te encontrás con alguien que lo intenta y le sale mal. Este es el caso de Loadout, que si bien se juega bien y tiene una amplia gama de modos de juego, posee un sistema de micropagos horrendo y matchmaking roto que lavan la diversión. ¿Vale la pena? No. Loadout tiene cosas muy positivas pero la implementación de las microtransacciones es tan nefasta que hace de cada batalla algo sumamente frustrante, sin dejar de lado lo poco balanceado del combate merced de su pobre sistema de emparejamientos por habilidad. Seguro: es gratis, y si escarban lo suficiente tal vez encuentren algo que sea de su agrado. Su tiempo es su tiempo, pero después no digan que no avisamos.
Anterior Siguiente < >