Publicado el

Ránking | No hay problema...

10 series tapabaches de la tele ochentera

Volver a la home

Por: Victor Gueller

La repetición incesante de series no es una práctica novedosa y, como muestra, estos diez ejemplos.

Hace un par de años, Telefe decidió levantar Los Simpson de su grilla dominguera, desatando la ira de miles de fanáticos, quienes se hicieron oír a través de las redes sociales expresando su indignación de un modo tan divertido como acorde a la situación. Más allá de la casi inmediata resolución de este conflicto, nuestra televisión ha apelado innumerables veces a ciertas series para rellenar espacios disponibles en la programación y, en este informe, recordaremos diez de las producciones que solían repetirse una y otra vez en los inolvidables 80.

ACTUALIZADA EL 02/12/2018

  • 10
    Blanco y Negro
    Las aventuras cotidianas de una familia adinerada de Nueva York que acaba de adoptar a dos hermanos de color nos permitieron no sólo divertirnos con las ocurrencias de Arnold sino también tomar conciencia de los enormes contrastes de la sociedad norteamericana. De este modo, varios capítulos invitaban a la risa constante, mientras que otros exploraban temáticas más conflictivas desde diversas perspectivas. Se sabe que el destino de los protagonistas de la serie no fue el mejor una vez finalizadas las grabaciones, sin embargo, y más allá de cualquier maldición, Blanco y Negro supo ser repetida una y mil veces en las pantallas locales.
  • 9
    Los Autos Locos
    Hanna y Barbera decidieron, a fines de los 60, poner a competir sobre ruedas a una serie de personajes disparatados, entre los cuales se destacaban el Profesor Locovich, Penélope Glamour y, claro, Pierre Nodoyuna y su fiel mascota, Patán, quienes a bordo de bólidos tan particulares como ellos mismos, dieron vida a un dibujo animado que aún hoy en día perdura en la memoria de todos. Desde entonces, varias generaciones de niños crecieron acompañados por la inocencia de Los Autos Locos y, de más está decir, varios canales lucraron con su imperecedera propuesta.
  • 8
    MacGyver
    Richard Dean Anderson, la fantasía romántica de las hermanas de Marge Simpson, personificó a MacGyver, el hombre capaz de solucionar cualquier contratiempo con lo que sea que tuviese a mano en el momento. Haciendo de su inteligencia un arma y de su capacidad de adaptación, un modo de vida, la serie cautivó al público de los 80, y su magnetismo consiguió extenderse incluso mucho más allá, contando con sucesivas repeticiones en nuestros canales de aire y de cable. En 2016 la serie regresó con una remake aceptable, pero que no tiene una pizca del impacto de la original (no veo a unas Patti y Selma futuristas obsesionadas con su protagonista).
  • 7
    Brigada A
    Siendo probablemente la serie de acción por antonomasia, Brigada A cautivó a millones de espectadores alrededor del mundo en base a una propuesta concisa que no escatimaba en adrenalina y que nos presentaba a cuatro ex militares convertidos en mercenarios, quienes debían lidiar contra la injusta persecución de la justicia. Mario Baracus (Mr. T) alcanzó gracias a esta serie la categoría de mito, algo entendible considerando las múltiples repeticiones que nuestra televisión hizo de sus cinco intensas temporadas.
  • 6
    He-Man
    Más allá de contar con una animación torpe, He-Man y los Amos del Universo supo convertirse en la serie animada favorita de los 80, presentando a una serie de personajes icónicos que hoy son recordados con nostalgia y cariño por quienes ya superamos las tres décadas de vida. En aquel entonces, las meriendas no podían estar de ningún modo completas sin la presencia del hombre más fuerte del Universo en nuestras pantallas, algo que se vio astutamente complementado por una de las colecciones de juguetes más llamativas de todos los tiempos. Ninguna de las varias remakes lograron repetir su éxito.
  • 5
    Los Tres Chiflados
    La serie más antigua de este informe es, paradójicamente, una de las más vigentes. El humor muchas veces elemental de Larry, Curly y Moe sobrevivió al paso de los años, convirtiéndose en un favorito de todas las edades y, por supuesto, de nuestros canales de televisión, los cuales solían repetir los mejores capítulos de Los Tres Chiflados hasta el cansancio. Más allá de las lógicas limitaciones de aquella época, y de varios gags que serían inadmisibles hoy en día, la serie es un clásico absoluto y, como es sabido, a los clásicos no se los discute.
  • 4
    El Zorro
    El mayor mérito de El Zorro ha sido mantenerse vigente incluso varias décadas después de su estreno original, acaecido a fines de los 50. Don Diego de la Vega, Bernardo y el inefable Sargento García dieron vida a una serie que narraba de forma un tanto inocente la constante opresión sufrida por un pueblo y la heroica resistencia del protagonista y sus aliados. En 1992 se estrenó una versión remasterizada que agregaba color y una mejor definición visual, algo que consiguió atrapar irremediablemente a nuevas generaciones de espectadores. Aún hoy se puede ver en la mañana de Canal 13... tapando baches.
  • 3
    ALF
    El adorable extraterrestre proveniente de Melmac y la estereotípica familia Tanner cruzaron sus caminos allá por el año 1986 y, desde entonces, nos han divertido cientos de veces en base a un humor simple y efectivo y, claro, al irresistible carisma de su protagonista. Varias de las frases repetidas por ALF son hoy parte de nuestra cultura popular, y su legado alcanzó la inmortalidad definitiva al convertirse en uno de los productos más repetidos por nuestros canales de aire en caso de urgencias en su programación.
  • 2
    Superagente 86
    La inoxidable creación de Mel Brooks, protagonizada por el no menos genial Don Adams, se convirtió en un estandarte de nuestra televisión desde su ya lejano estreno, gracias a su inteligente y a la vez desopilante modo de parodiar el conflicto entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. El torpe Maxwell Smart y la brillante Agente 99 combatían la amenaza encarnada por KAOS, apelando a cuanto recurso estuviera disponible, desde el inquebrantable Cono del Silencio hasta el versátil Zapatófono, ganando en el proceso la incondicionalidad de millones de seguidores en todo el mundo.
  • 1
    El Chavo
    La inmortal creación del recientemente fallecido Roberto Gómez Bolaños, aún un comodín en esta época, supo alegrar las tardes de varias generaciones de televidentes, y ya desde los 80, diversos canales solían reproducir las aventuras que tenían lugar en la maravillosa vecindad del Chavo, alcanzando siempre números de rating más que notables, sobre todo considerando lo repetitiva que podía volverse la serie. Una señal de su repercusión es que cuando Netflix la osó sacar de su servicio en 2017 (por una disputa con Televisa) tuvo que publicar disculpas públicas en Twitter.

1. Blanco y Negro

Las aventuras cotidianas de una familia adinerada de Nueva York que acaba de adoptar a dos hermanos de color nos permitieron no sólo divertirnos con las ocurrencias de Arnold sino también tomar conciencia de los enormes contrastes de la sociedad norteamericana. De este modo, varios capítulos invitaban a la risa constante, mientras que otros exploraban temáticas más conflictivas desde diversas perspectivas. Se sabe que el destino de los protagonistas de la serie no fue el mejor una vez finalizadas las grabaciones, sin embargo, y más allá de cualquier maldición, Blanco y Negro supo ser repetida una y mil veces en las pantallas locales.
Anterior Siguiente < >