Publicado el

Ránking | Lo mejor y lo peor de la Distinguida Competencia

DE MENOR A MAYOR: DC/Vertigo en el cine - Parte 1

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Con el cruce entre Batman y Superman tenemos una buena excusa para rankear las producciones de DC.

Tenemos fresquito el estreno de “Batman Vs Superan: El Origen de la Justicia” como una excusa perfecta y gigantesca para seguir levantando polvareda con las adaptaciones cinematográficas de DC Comics, Vertigo y compañía.

Arrancamos con lo peorcito del catálogo, lo que quedó al fondo del tarro y todavía nos provoca alguna que otra pesadilla comiquera. Qué empiece el debate (y la pelea), nosotros miramos desde las gradas. 

  • 14
    Gatúbela (Catwoman, Pitof , 2004)
    La tímida y sensible Patience Phillips (Halle Berry) descubre una horrenda conspiración por parte de una compañía cosmética. Lamentablemente perece al tratar de escapar, pero es devuelta a la vida misteriosamente gracias a un gatito Mau, que suelen ser mensajeros de la diosa egipcia Bastet. A partir de ahí empieza a desarrollar un montón de características felinas y un gusto espantosos por la ropa de cuero y, armada con sus nuevos poderes sale por los tejados a portarse mal y a cazar criminales con el seudónimo de Catwoman.
  • 13
    The Return of Swamp Thing (Jim Wynorski, 1989)
    Ya sin Wes Craven al mando, el monstruo del pantano (Dick Durock) regresa con un tono más cómico y menos terrorífico que su antecesora para enfrentar, una vez más, al malvado y resucitado doctor Arcane que ahora tiene todo un laboratorio repleto de criaturas producto de mutaciones genéticas. Heather Locklear es Abigail Arcane, hijastra del científico loco que casi casi se convierte en su conejillo de Indias, de no ser por la criatura del título que llega para salvarla y, de paso, tener un metejón con la rubia.
  • 12
    Superman III (Richard Lester, 1983)
    Veníamos bien hasta esta debacle. El adinerado Ross Webster (Robert Vaughn) descubre los grandes talentos de uno de sus empleados, el genio de las computadoras Gus Gorman (Richard Pryor), y decide abusar de ellos para controlar la economía mundial. Claro que Superman interfiere con sus planes, pero la kryptonita sintética elaborada por Gorman no cumple el objetivo de matar al Hombre de Acero y, en cambio, lo transforma en una versión mucho más oscura y malvada de sí mismo. Al final, Clark deberá enfrentar a su maliciosos alter ego, claro que acá perdimos todos.
  • 11
    Superman and the Mole-Men (Lee Sholem, 1951)
    Con ustedes, el primer largometraje basado en personajes de DC Comics, básicamente un largo piloto cinematográfico que introdujo a George Reeves como el Hombre de Acero, tras dos seriales protagonizados por Kirk Alyn y Noel Neill. Esta aventura, súper independiente, narra las peripecias de los reporteros Clark Kent y Lois Lane (Phyllis Coates) que, tras arribar al pueblito de Silsby para cubrir el mayor hallazgo petrolero, son testigos del descubrimiento de un mundo subterráneo donde habita una raza de pequeñas criaturas que deciden salir a la superficie. Los miedosos pueblerinos intentan linchar a estos extraños, pero por suerte ahí está Superman para prevenir una tragedia.
  • 10
    Batman & Robin (Joel Schumacher, 1997)
    En un universo paralelo Batman es George Clooney y combate codo a codo junto a un insoportable Robin interpretado por Chris O'Donnell. Hay un villano que se asemeja a un ex gobernador de California, una nada seductora amante de las flores y un raro exponente de la lucha libre mexicana. El arma predilecta de nuestro héroe son los bati pezones que, curiosamente, resultan más llamativos que los de Batichica, y por si nos quedaba alguna duda de que es un tipo platudo, acá pela la bati tarjeta de crédito. Lamentablemente no ocurre en otra dimensión, esta fantasía kitsch homo erótica, pergeñada por Joel Schumacher, no es la peor película de superhéroes de la historia, pero se convirtió en la peor pesadilla del encapotado.
  • 9
    The Losers (Sylvain White, 2010)
    Adaptada de la novela gráfica homónima de Andy Diggle, esta aventura de súper acción protagonizada por Idris Elba, Jeffrey Dean Morgan, Chris Evans, Óscar Jaenada y Zoe Saldana, cuenta la historia de un grupo de elite de la CIA que es enviado a la selva boliviana para una misión de “encontrar y destruir” (si, search and destroy suena mejor). Los muchachos terminan siendo objetivo de una traición instigada desde adentro de la mismísima organización por un poderoso enemigo al que se conoce solamente por el nombre de Max. Creyéndolos muertos, el grupo deberá permanecer en el anonimato mientras encuentran al responsable y, por qué no, claman un poquito de venganza.
  • 8
    Linterna Verde (Green Lantern, Martin Campbell, 2011)
    Uno de los primeros intentos de WB para lanzar un universo comiquero compartido se dio de la mano de las fallidas aventuras de Hal Jordan, un Ryan Reynolds que por aquel entonces sólo servía para arruinar personajes superheroicos. Al director Martin Campbell le había ido muy bien con la crítica y el público reflotando la franquicia de James Bond con “Casino Royale” (2006), pero no logró repetir la hazaña con la historia de origen de este piloto temerario que es “elegido” por el anillo de Abin Sur para convertirse en un nuevo guardián de la galaxia (¡je!), o sea un Green Lantern, con todos los poderes y responsabilidades que eso conlleva. Todas sus dudas y habilidades de Jordan pronto se ponen a prueba cuando debe defender el planeta de la amenaza de Parallax, un ser poderoso que se alimenta del miedo.
  • 7
    Red 2 (Dean Parisot, 2013)
    Entusiasmados con el éxito de la primera entrega y la moda de los viejos piolas y patea traseros de “Los Indestructibles” (The Expendables), los productores se arriesgan a juntar una vez más a los RED (Retired Extremely Dangerous) con Frank Moses (Bruce Willis) a la cabeza. En esta oportunidad, el ex agente de la CIA deberá reunir a este peculiar grupo de elite para salir en misión alrededor del mundo y tratar de localizar un aparato nuclear que se perdió por ahí. La calidad de la segunda adaptación del cómic creado por Warren Ellis y Cully Hamner está bastante lejos de la primera entrega, pero a Bruce, John Malkovich, Mary-Louise Parker, Catherine Zeta-Jones, Lee Byung-hun, Anthony Hopkins y Helen Mirren se los banca fuerte.
  • 6
    Batman Eternamente (Batman Forever, Joel Schumacher, 1995)
    En retrospectiva, y si hubiéramos sabido lo que se traía entre manos Schumacher, la hubiéramos apreciado un poquitito más. Al fin y al cabo, no es taaaaaaannnnn desastrosa como su siguiente entrega. Michael Keaton se hace a un lado y Val Kilmer se pone en la piel del encapotado justiciero, sumando a Dick Grayson / Robin (Chris O'Donnell) a su equipo, y enfrentando a dos clásicos bativillanos: Two-Face (Tommy Lee Jones) y el Acertijo de Jim Carrey. El Kitsch explota por todas partes ocultando el grotesco y alma gótica de Burton, el resultado no le gusta a nadie más allá del éxito económico.
  • 5
    Constantine (Francis Lawrence, 2005)
    Bastante alejado del tono que Alan Moore le impregnó al personaje en su primera aparición, allá por 1985, y mucho más de la serie Hellblazer, nuestro querido Keanu Reeves se pone en la piel de John Constantine, el “detective paranormal” encargado de mandar a cualquier entidad maligna derechito hacia donde pertenecen. En esta oportunidad (y la última, por sí pensaban hacer una secuela), Juancito hace yunta con Angela Dodson (Rachel Weisz), detective de la policía de Los Ángeles que intenta probar que su hermana gemela no se suicido y algo muy oscuro se esconde detrás de su muerte.
  • 4
    Superman Regresa (Superman Returns, Bryan Singer, 2006)
    Con el reboot del Caballero Oscuro en marcha, WB quiso hacer lo propio con su Hombre de Acero. Bryan Singer abandona a los mutantes marvelianos por un rato para hacerse cargo de su superhéroe favorito y, admitámoslo, mea bastante fuera del tarro tratando de resucitar la figura y la nostalgia de Christopher Reeve. Al parecer, el mundo ya no necesita a Superman, pero el kryptoniano vuelve a aparecer tras una larga ausencia, justo a tiempo para intentar frenar los maquiavélicos planes de su mayor enemigo, Lex Luthor (Kevin Spacey). Nadie va a desacreditar la impronta de Brandon Routh como el último hijo de Krypton, lástima que la química entre los personajes (te estamos mirando a vos Kate Bosworth) hace agua por todos lados.
  • 3
    Supergirl (Jeannot Szwarc, 1984)
    Cuando el Omegahedron, una poderosa arma kryptoniana, va a parar sin querer a la Tierra, Kara Zor-El (Helen Slater) decide hacerse un viajecito a los pagos de su primo para tratar de recuperarla. La chica adquiere los mismos súper poderes que su famoso pariente, pero igual se las verá fulera cuando se cruce con Selena (Faye Dunaway), una mina bastante chapita que realiza extraños rituales y quiere usar el aparato para causar caos y destrucción entre los humanos. Sí, esta película es un despropósito, pero se hizo querer entre el culto comiquero (¿?).
  • 2
    Batman: The Movie (Leslie H. Martinson, 1966)
    Cuando se trata del Batman de Adam West, la nostalgia siempre le juega a su favor. Colgándose de las mechas de la primera temporada del éxito televisivo, los queridos personajes de DC saltan a la pantalla grande, totalmente alejados de su material original, pero dentro de ese universo a go-go con el que supieron conquistar a la audiencia a mediados de la década del sesenta. El dúo dinámico (West y Burt Ward como Robin) deben enfrentar a cuatro supervillanos que planean tomar el mundo por asalto con una poderosa invención que instantáneamente deshidrata a las personas. Que el camp no se acabe nunca.
  • 1
    El Monstruo del Pantano (Swamp Thing, Wes Craven, 1982)
    Nadie dudó jamás de las capacidades del genial Wes Craven. Tras romperla con “La Colina de los Ojos Malditos” (The Hills Have Eyes, 1977) y antes de “Pesadilla en lo Profundo de la Noche (A Nightmare on Elm Street, 1984), mantuvo el espíritu de terror independiente con esta película de ciencia ficción que toma como protagonista al personaje central del cómic homónimo creado por Len Wein y Bernie Wrightson. El científico Alec Holland (Ray Wise) está tratando de crear una nueva especie: una combinación de planta y animal capaz de adaptarse a las condiciones más duras. Desafortunadamente, termina convirtiéndose en su propia creación, la monstruosa criatura del pantano (Dick Durock), a causa de un sabotaje en su laboratorio, orquestado por el malévolo Anton Arcane (Louis Jourdan) desesperado por conseguir dicha fórmula. La promoción del film no fue suficiente para convertirlo en éxito, pero logró relanzar la serie comiquera que terminó en manos de Alan Moore, en una de sus etapas más celebradas.

1. Gatúbela (Catwoman, Pitof , 2004)

La tímida y sensible Patience Phillips (Halle Berry) descubre una horrenda conspiración por parte de una compañía cosmética. Lamentablemente perece al tratar de escapar, pero es devuelta a la vida misteriosamente gracias a un gatito Mau, que suelen ser mensajeros de la diosa egipcia Bastet. A partir de ahí empieza a desarrollar un montón de características felinas y un gusto espantosos por la ropa de cuero y, armada con sus nuevos poderes sale por los tejados a portarse mal y a cazar criminales con el seudónimo de Catwoman.
Anterior Siguiente < >