Publicado el

Ránking | Más de sesenta años pateando traseros

FELIZ CUMPLE: lo mejor de Bruce Willis

Volver a la home

Por: Damián Silberstein

Este mutifacético actor cumple años mañana y aquí nos adelantamos al festejo.

Acción, comedia, terror, más acción. En fin. No hay género que le resulte esquivo ni papel que Bruce Willis no pueda llevar a cabo de manera magistral. 

Luego de su fuerte irrupción en los años ochenta, principalmente en televisión. Willis se convirtió en un verdadero ícono del cine estadounidense. Si bien muchos lo recordarán por sus papeles en películas de acción, también se metió sin hacer agua en muchísimos géneros.

Para empezar a celebrar el nuevo cumpleaños de Bruce Willis, que es mañana 19 de marzo, repasamos lo mejor de su carrera en esta nota.

  • 15
    Luz de luna (Moonlighting, ABC, 1985)
    Arrancamos por una de las series con las que Bruce Willis logró empezar a ganarse todo un nombre. Estamos hablando de Moonlighting, una suerte de mezcla entre comedia romántica y policial que protagonizó junto a Cybill Shepherd. La serie contaba la historia de Madelyn "Maddie" Hayes (Cybill Shepherd), una ex modelo que se encuentra en la ruina luego de ser engañada por su contador que le licuó todos sus ingresos. De lo poco que pudo rescatar se centra una agencia de detectives, que ella renombra como “Blue Moon” y está dirigida por un tipo bastante despreocupado, llamado David Addison (Bruce Willis). Esta pareja dispareja tratará de sacar adelante la agencia resolviendo distintos casos. En el medio de todo eso se empezará a gestar una tensión sexual muy fuerte entre ambos, que justamente fue uno de los puntales de la serie gracias a la gran química ente los dos actores.
  • 14
    Friends (Sexta temporada, episodios 21, 22 y 23, NBC 2000)
    Si hay algo que Bruce Willis sabe hacer y muy bien son roles cómicos, aunque sean papeles secundarios. Esto lo mostró muy bien en el trío de episodios de Friends en los que apareció. Allí encarna a Paul Stevens, el celoso y sobreprotector de su hija Elizabeth, estudiante universitaria que está teniendo un romance secreto con Ross. Este papel muestra lo mejor de Willis a nivel cómico, se lo ve irritado y molesto todo el tiempo, a pesar de encontrar el amor repentinamente en los brazos de Rachel. Sin dudas, fue una de las estrellas invitadas que más se destacó en Friends.
  • 13
    El ultimo Boy Scout (The last boy scout, Tony Scott, 1991)
    Joe Hallenbeck (Bruce Willis) es un detective privado quien no está pasando su mejor momento. Años atrás fue un prestigioso agente del servicio secreto estadounidense, pero todo eso terminó para él cuando se enfrentó con un político corrupto. En su camino se cruzará una gran estrella de fútbol americano, Jimmy Dix (Damon Wayans) cuya reputación se va por el inodoro cuando se lo involucra en un escándalo. Los dos se van a juntar para resolver un caso de asesinato que los involucra por diferentes motivos.
  • 12
    Armagedón (Armaggedon, Michael Bay, 1998)
    La NASA descubre que un enorme asteroide, del tamaño del estado de Texas, se encuentra en ruta de colisión con la Tierra. Para poder destruirlo, la entidad recurre a los servicios de un grupo de expertos en perforaciones, liderados por Harry Stamper (Bruce Willis). Stamper y su equipo más confiable de colegas, viajarán en dos trasbordadores espaciales hacia el asteroide para intentar perforarlo y partirlo antes que impacte con la Tierra y termine destruyendo el planeta por completo.
  • 11
    RED (RED, Robert Schwentke, 2010)
    Frank Moses (Bruce Willis) es un ex agente de elite de los black ops de la CIA quien se encuentra disfrutando de su retiro, pero no puede evitar sentirse solo y aburrido. Luego de desbaratar que un grupo de sicarios intenten asesinarlo, Frank reunirá a su antiguo grupo de colegas, entre los que se encuentra su mentor Joe Matheson (Morgan Freeman), Marvin (John Malkovich) y Victoria (Helen Mirren), para tratar de dar con los responsables de esto y frenar sus planes, a como dé lugar. Pero esto no será fácil porque el grupo de gente que los busca son muy poderosos y los quieren ver muertos, ya que conocen muchos secretos de la CIA que prefieren mantener guardados.
  • 10
    Looper: Asesinos del futuro (Looper, Rian Johnson, 2012)
    Este film de Rian Johnson nos lleva de viaje un par de décadas en el futuro, al año 2044. Allí conocemos a Joe (Joseph Gordon-Levitt), el integrante de una organización de criminales muy especial. Se hacen llamar “Loopers” y básicamente lo que hacen es ejecutar distintas personas que son enviadas desde 2074 a su era para que ellos los asesinen. El problema arranca cuando el próximo encargo para eliminar es la versión futura de él mismo, encarnado por Bruce. De ahí en adelante, la vida de los dos Joes, el jovencito y el jovato, se pone realmente patas para arriba. Rian Johnson nos regala en Looper una policial futurista muy pero muy imaginativo, con una gran vuelta de tuerca al uso de viajes en el tiempo.
  • 9
    Mi encuentro conmigo (The Kid, Jon Turteltaub, 2000)
    Russ Duritz (Bruce Willis) es un acaudalado asesor de imágenes pero no parece estar conforme con la vida que lleva. Cerca de llegar a sus cuarenta años, Russ se vuelve más sínico cada día que pasa y hasta se distanció de su padre. Una noche, un niño irrumpe en su casa y lo sorprende. Este jovenzuelo, llamado Rusty y de apenas 8 años, le resulta extremadamente familiar al señor Duritz, y es que se trata de él mismo cuando era joven. Gracias a la aparición de Rusty, Ross comenzará a hacer las paces con su pasado, etapa que tiene un poco reprimida, y tratará de mejorar como persona.
  • 8
    La muerte le sienta bien (Death Becomes Her, Robert Zemekis, 1992)
    La narcisista actriz Madeline Ashton (Meryl Streep) y la escritora Helen Sharp (Goldie Hawn) son dos mujeres que no se llevan para nada bien. El hecho que quizás desencadenó esta rivalidad sea que Ashton le robó el novio a Sharp, un cirujano llamado Ernest Menville (Bruce Willis) y se terminó casando con él. Años después de este episodio, el matrimonio de Ashton y Menville está casi terminado y ambos son invitados a una fiesta en la que Sharp presenta su novela “Por siempre joven”. Al ver la esbelta figura de su rival, Ashton buscará la manera de ver cómo verse igual de espléndida. Esto le hará dar con un particular salón de belleza, con el cual consigue una poción rejuvenecedora. La muerte le sienta bien es una genial comedia de humor negro sobre la obsesión de permanecer joven para siempre y el trío protagónico realmente se luce.
  • 7
    Sin City (Sin City, Robert Rodriguez, Frank Miller 2005)
    La genial adaptación cinematrográfica de Sin City, el legendario comic de Frank Miller, sobresale en muchos aspectos, y quizá sea uno de sus grandes logros haber dado con el actor perfecto para casi cada rol. Junto quizá con Mickey Roourke, quien se luce como el brutal Marv, Bruce Willis hace un trabajo realmente soberbio encarnando al veterano policía John Hartigan. Hartigan carga con el peso de haber hecho el bien al atrapar y dejar hospitalizado a un pedófilo, quien resulta ser el hijo de un senador y por eso Sin City era una suerte de “zona liberada” para él. El policía pasa años en la cárcel por este episodio y tras su liberación enfrenta al mencionado pedófilo, a quien la recuperación de sus lesiones lo convirtió en un repugnate ser de color amarillo. Para asistirlo en esta misión, Hartigan recibirá la ayuda de Nancy Callahan, una mujer quien siendo una nena rescató de las garras de este depravado ser amarillento.
  • 6
    12 Monos (Twelve Monkeys, Terry Gilliam, 1995)
    En 1996, un virus letal mató a millones y millones de personas. Para 2035 solo el 1% de la población mundial sobrevivió y se vio obligada a vivir bajo tierra. El convicto James Cole (Bruce Willis) se somete como voluntario a viajar en el tiempo al año del origen del virus para intentar detener la propagación del mismo, responsabilidad que cae sobre un grupo conocido como “el ejército de los 12 monos”. Desafortunadamente, los cálculos en el viaje en el tiempo son mal hechos y Cole cae en 1990, año en el que es arrestado y encerrado en un instituto psiquiátrico. Allí conocerá a la psiquiatra Kathryn Railly (Madeleine Stowe) y Jeffrey Goines (Brad Pitt), un interno del lugar quien es el hijo de un famoso científico y experto en virus.
  • 5
    El Quinto Elemento (The Fifth Element, Luc Besson, 1997)
    En el siglo 23, el destino del universo corre un gran riesgo. La única esperanza para la humanizada es la aparición de un “quinto elemento”, el cual aparece en la Tierra cada 5000 años para proteger a quienes habitan el planeta junto con 4 piedras que representan los otros cuatro elementos, fuego, agua, tierra y aire. Este quinto elemento, debido a un incidente recae en el cuerpo de una joven llamada Leeloo (Milla Jovovich). Koben Dallas (Bruce Willis), un militar retirado devenido en taxista, será quien se convierta de forma accidental en el protector de Leeloo y se encargue que pueda completar su misión de salvadora de todos.
  • 4
    El elegido (Unbreakable, M. Night Shaymalan, 2000)
    En la vida del pobre David Dunn (Bruce Willis), un oficial de seguridad cuarentón no parece haber nada destacable, de hecho está bastante distanciado de su mujer e hijo. La cosa cambia por completo luego que, extrañamente, se convierte en el único sobreviviente de una accidente de tren en el que viajaba, el cual tuvo muchísimas víctimas y el no recibió ni un solo raspón. Este film, el segundo dirigido por M. Night Shaymalan, se destaca por contarnos de una forma muy especial el contraste entre el bien y el mal, la función del héroe y villano que se necesitan constantemente para darle un significado al otro. Willis se luce por completo en este film al componer a Dunn, trasmitiéndonos de forma bien clara lo extraño que se siente al convertirse en una suerte de “salvador”.
  • 3
    Tiempos Violentos (Pulp Fiction, Quentin Tarantino, 1994)
    El maravilloso film de Quentin Tarantino está repleto de momentos memorables, principalmente quizá los que protagonizan Vincent Vega (John Travolta) y Jules Winnfield (Samuel L. Jackson). Pero una gran porción del film se la carga al hombro, y de gran manera, Bruce Willis. Aquí encarna a Butch Coolidge, un veterano boxeador a quien un gánster le pagó para que perdiera su más reciente pelea. Butch se mete en un verdadero lío e intenta huir de la ciudad antes que los hombres de Marcelus Wallace (Ving Rhames), el gánster con el que arregló su pelea, lo encuentren y lo liquiden. Este escape improvisado lo involucrará en una serie de episodios muy violentos y muy sangrientos.
  • 2
    Sexto Sentido (The Sixth Sense, M. Night Shaymalan, 1999)
    El doctor Malcolm Crowe (Bruce Willis) es un psicoanalista infantil quien se enfrenta a un verdadero desafío cuando comienza a analizar a su nuevo paciente. El chico en cuestión, Cole Sear (Haley Joel Osment), sufre de un mal muy particular, asegura ver gente muerta. Sexto Sentido, primer film de M. Night Shyamalan, es un relato verdaderamente sorprendente y aterrador, con un final maravilloso e inesperado que, a pesar que ya pasaron varios años de su estreno, no voy a spoilear. La dupla protagonista de Willis y Osment realmente se lucen al componer una relación especialista paciente que se siente muy contundente y realista, más allá del hecho sobrenatural que aqueja al pobre Cole.
  • 1
    Trilogía Duro de Matar (Die Hard Trilogy, John McTiernan, Renny Harlin, 1988, 1990, 1995)
    Si bien a lo largo de esta lista enumeramos una diferentes películas y programas de televisión en los que Bruce Willis se destaca, ese gran papel que todos le recordamos debe ser el policía John McClane, protagonista de la saga Duro de Matar (Die Hard). Lo que tienen de maravillosos estos films, al menos los tres primeros, es el hecho de plasmar muy bien la idea de un solo héroe que tiene que enfrentarse a una amenaza que parece demasiada para una sola persona. En la primera entregan, Duro de Matar (Die Hard, 1988), McClane se tiene que encargar de desbaratar el accionar de un grupo de terroristas, encabezados por Hans Gruber (Alan Rickman) que tomaron como rehenes a un grupo de personas, incluyendo su esposa Holly, en una lujosa torre de Los Ángeles. La secuela, Duro de Matar 2 (Die Hard 2, 1998), lo enfrenta a otro grupo de terroristas, liderados por el coronel Stuart (William Sadler) quienes toman control del aeropuerto internacional de Washington para rescatar a un narcotraficante que se encuentra detenido por las autoridades. Finalmente Duro de Matar: La venganza (Die Hard: With a Vengance, 1995), McClane se enfrenta en Nueva York al Simon Gruber (Jeremy Irons), hermano de Hans quien intenta asaltar el edificio de la Reserva Federal estadounidense. Sea cual sea el caso. Bruce Willis se destacó mucho componiendo este personaje, atormentado por varios aspectos de su vida, como la constante relación conflictiva con su esposa, quien a pesar de esos nubarrones emocionales se debe hacer cargo de enfrentar a distintos criminales a como de lugar. El resultado fueron tres grandiosas películas cargadas de acción que valen la pena ver una y otra vez.

1. Luz de luna (Moonlighting, ABC, 1985)

Arrancamos por una de las series con las que Bruce Willis logró empezar a ganarse todo un nombre. Estamos hablando de Moonlighting, una suerte de mezcla entre comedia romántica y policial que protagonizó junto a Cybill Shepherd. La serie contaba la historia de Madelyn "Maddie" Hayes (Cybill Shepherd), una ex modelo que se encuentra en la ruina luego de ser engañada por su contador que le licuó todos sus ingresos. De lo poco que pudo rescatar se centra una agencia de detectives, que ella renombra como “Blue Moon” y está dirigida por un tipo bastante despreocupado, llamado David Addison (Bruce Willis). Esta pareja dispareja tratará de sacar adelante la agencia resolviendo distintos casos. En el medio de todo eso se empezará a gestar una tensión sexual muy fuerte entre ambos, que justamente fue uno de los puntales de la serie gracias a la gran química ente los dos actores.
Anterior Siguiente < >